11 de julio, del trauma a la oportunidad

Por: Miguel Alfonso Sandelis

Mi bandera. Foto: Yusmilys Dubrosky

El 11 de julio fue un día traumático para nuestra sociedad. Los hechos que ocurrieron en varios lugares del país constituyeron un sacudión a nuestras conciencias. Entre sus causas se mezclan el escenario adverso con los errores acumulados y repetidos, lo coyuntural con los necesarios cambios que nunca se hicieron o se tardaron, el oportunismo del norte con nuestra obsolescencia y conservadurismo. Pero el 11 de julio es una gran oportunidad que no podemos dejar pasar.

El recrudecimiento del bloqueo en la pandemia, la incitación al odio, el vandalismo y el pedido de una invasión militar, son atrocidades capaces de generar el más grande rechazo de nuestro pueblo. Pero lo burdo de estas crueldades no nos puede conformar ante argumentos tan fuertes, desviándonos de la revolución interna que tenemos que hacer y estando en el mejor momento para ello, teniendo en cuenta además los cambios que ya venían ocurriendo en lo político, lo económico y lo social.

En estos días hemos visto señales de que la gran oportunidad que nos ha brindado el 11 de julio comienza a ser aprovechada. Los barrios más vulnerables de la capital han sido “asaltados”, llevándoles desde distintas instituciones y organizaciones un mar de soluciones a problemas añejados entre la falta de recursos, de iniciativas y de prioridades. Pero dos grandes retos se abren a esta “invasión”: que sus pobladores sean partícipes de las soluciones (no meros asistidos) y una de nuestras mayores carencias: la sistematicidad. Sumado a esto, hay que evitar que quienes vayan a los barrios lleven más expectativas que soluciones, cerrarles el espacio a los que van a buscar imagen porque es lo que está de moda, y pensar también en los tantos barrios vulnerables que hay en otras provincias.

Por otro parte, cada día nos informamos de nuevos encuentros de nuestro primer secretario y presidente con diferentes sectores de la sociedad. Pero como los retos se regalan por sí solos, con cada encuentro se abren grandes expectativas que deben ser encausadas. Esta manera de poner el oído en la tierra debe convertirse en un estilo de trabajo para todo el que tenga una responsabilidad de dirección.

En esta decisiva etapa también debe convertirse en una constante el enfrentamiento a todo lo que se interponga al correcto cauce de las cosas, a lo que frene las iniciativas, a lo que lleve al inmovilismo.

Ante una propuesta osada, ante la necesidad de un cambio, ¿habrá algún conservador o burócrata que nos pueda detener con el viejo argumento de los riesgos? ¿Habrá en estos momentos un riesgo mayor que no hacer? ¿Cuántas buenas ideas se han detenido? ¿Quién tendrá argumentos para detenerlas ahora?

¿Qué terremoto va a ocurrir en el Poder Popular y en las organizaciones que existen en los barrios para que estos estén a tono con las necesidades y aspiraciones de la gente que allí vive?

¿Qué convulsión van a vivir las organizaciones que existen en las empresas para actuar en correspondencia con las transformaciones que ya están ocurriendo y las que se vienen encima?

¿Por qué persisten “teatros” montados para encuentros con jefes, con sus participantes requete escogidos y las intervenciones delineadas?

¿Por qué existen ciertos niveles de dirección que llenan sus agendas con acciones que buscan contentar a los de arriba y con otras centradas en su propio nivel, pero muy pocas que impliquen bajar a los niveles inferiores?

¿Por qué hay lugares donde la atención a la base, es decir, zapatear con los de abajo, es solo una prioridad en los power-point, pero no en el actuar verdadero?

¿Por qué el discurso de algunas instituciones y organizaciones va por un lado, mientras lo que estas más controlan son otros temas que tributan mucho a las estadísticas y poco a las esencias?

¿Cuándo la atención a los planteamientos y a las quejas va a dejar de ser una estadística para convertirse en un ágil y efectivo proceso de solución?

En estos tiempos urgidos de acción, recuerdo dos bicicletadas suspendidas a impetuosos jóvenes, una de la CUJAE por Martí un 19 de mayo, y otra de la Universidad de la Habana por Mella un 10 de enero. ¿Acaso Fidel suspendió el acto en el Paraninfo de la Universidad de Panamá, a pesar de saber que se le preparaba un atentado? ¿Quién va a suspender una nueva y justa iniciativa juvenil cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan? ¿A nombre de qué temor?

Cambiemos todo lo que deba ser cambiado, para más socialismo, no para satisfacer los intereses mezquinos de quienes, allende los mares, incitaron a la violencia del 11 de julio, ni de aquellos que, con mucho oportunismo crítico, quisieron asegurar un puesto en el festín de los apátridas. Removamos lo obsoleto; impulsemos lo renovador. No nos permitamos convivir con la desidia. La Revolución espera por nosotros.

(Tomado de Bufa Subversiva)

#BrunoRodríguez: #EstadosUnidos alega preocupación por impacto de la #covid-19 en el mundo, mientras incrementa su #bloqueo contra #Cuba

En este artículo: Bruno Rodríguez ParrillaCoronavirusCOVID-19CubaEstados UnidosJoe BidenOrganización de las Naciones Unidas (ONU)PolíticaSaludSARS-CoV-2Virus21 septiembre 2021 | 6Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsAppCompartir en Telegram

Bruno Rodriguez, canciller cubano. Foto: Pool AP Photo/Ismael Francisco/Archivo

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció este martes que el gobierno de Estados Unidos alega preocupación por el impacto de la covid-19 en el mundo, mientras incrementa su bloqueo contra la isla.

El canciller cubano recordó en Twitter que la administración republicana de Donald Trump (2017-2021) identificó a la pandemia como aliada del despiadado cerco estadounidense, el cual incrementó con 60 nuevas sanciones durante la crisis sanitaria.

Asombra que el presidente Biden, que continúa la aplicación de esas medidas, alegue preocupación por el impacto de la covid-19 para todos los pueblos, apuntó al comentar el discurso pronunciado por el mandatario norteamericano este martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

El canciller cubano alegó que el “gobierno del presidente Biden comete un grave error, con consecuencias para todos, en su empeño por dividir al mundo entre quienes se le someten y quienes defienden con dignidad su derecho soberano a la autodeterminación”.

“La aplicación disimulada de la política exterior errada y peligrosa de Trump por parte del presidente Biden compromete al actual gobierno de EE.UU. con la misma responsabilidad por el daño a la paz y la estabilidad internacional, y sus graves consecuencias”.

“El presidente Biden -escribió Rodríguez- conoce bien que la mayor amenaza para EE.UU., en su ´traspatio´, es la de la polarizacion política y el extremismo que se expanden dentro de su propio territorio. Y que, para la región, es la imperialista Doctrina Monroe”.

Desde 2017, Estados Unidos recrudeció su bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba con la imposición de más de 240 medidas dirigidas a asfixiar la economía de esta nación antillana y provocar un cambio de régimen.

Simultáneamente, incrementó su hostilidad a través de la promoción de campañas de desestabilización interna aprovechando la compleja situación económica y social generada por la pandemia.

El pasado 23 de junio, la abrumadora mayoría de los estados miembros de ONU expresaron, por vigésimo novena ocasión desde 1992, su repudio al cerco estadounidense contra la isla.

(Con información de Prensa Latina)

#EstadosUnidos y sus peores cifras en décadas: 498 tiroteos y 14 516 víctimas mortales en lo que va del 2021

Varios tiroteos masivos ocurridos durante el fin de semana dejan al menos once muertos y 69 heridos en Estados Unidos.

En lo que va de 2021 los episodios de violencia armada en Estados Unidos ha subido un 9 por ciento con respecto al mismo periodo de tiempo del año anterior, con un total de 14 516 víctimas mortales hasta el momento, por lo que de continuar así la progresión este podría ser el peor año en varias décadas.

Según los datos recopilados por Gun Violence Archive, se han registrado 498 tiroteos desde el primero de enero al 15 de septiembre en los que al menos han resultado heridas o muertas cuatro personas, excluyendo al autor de los disparos.

Esto supone una media de 1,92 tiroteos al día, lo que representa un aumento del 15 por ciento con respecto al año anterior, cuando se informaron de un total anual de 611, con una tasa diaria de 1,67, recopila la cadena CNN.

Algunos analistas sostienen que este repentino aumento, en especial durante la primavera, puede estar motivado por varios factores, entre ellos las desigualdades derivadas de la crisis del coronavirus y el estallido social de las protestas raciales como consecuencia del asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd bajo la rodilla de un agente de la Policía de Mineápolis.

Richard Rosenfeld, profesor de Criminología de la Universidad de Misuri-St.Louis apunta que “inmediatamente” después de que Floyd fuera asesinado y estallasen protestas a lo largo y ancho de Estados Unidos por la violencia policial se produjo “un aumento muy, muy grande” en el número de homicidios.

De acuerdo con esta universidad, durante el primer trimestre de 2021 se produjo un aumento del 23 por ciento en el número de homicidios con respecto a 2020, mientras que en los segundos tres meses del año, la situación ha mejorado con una caída del 10 por ciento.

La situación, explica Rosenfeld, “es exactamente” igual a la vivida en agosto de 2014, cuando Michael Brown fue asesinado a tiros por un policía en Ferguson, en el estado de Misuri.

“Surgieron protestas en todo el país (…), vimos un considerable aumento en el número de homicidios en grandes ciudades, y ese aumento persistió, dependiendo de la ciudad, durante un año, a veces un poco más”, explica.

A medida que crece el número de homicidios y tiroteos también aumenta la venta de armas de fuego, con unos 8,4 millones de estadounidenses que compraron una de ellas por primera vez solo el año pasado, según la National Shooting Sports Foundation, mientras las promesas de la Administración del presidente, Joe Biden, de limitar su uso y acceso se han diluido en el escenario político actual.

La consultora Small Arms Analytics (SAAF) señala que en 2020 se alcanzó en Estados Unidos la cifra récord de 23 millones de armas de fuego vendidas, un 65 por ciento más que en 2019. A principios de 2021, las ventas siguieron aumentando, con 2,2 millones solo en enero. Si bien el número de compras cayó en los meses siguientes, todavía se mantiene en niveles superiores a los de años anteriores.

(Con información de Europa Press)

¿Qué se sabe de la llegada del jefe del Comando Sur de EE.UU. a Colombia?

La llegada de Faller coincide con la estadía del presidente colombiano, Iván Duque, en EE.UU., país al que arribó el pasado domingo. Foto: Archivo/Misión Verdad

El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EE.UU., anunció que se encuentra en Colombia, “un aliado vital y confiable en seguridad”, para reunirse con la cúpula militar de ese país, en medio de las tensiones con el Gobierno de Venezuela.

El Comando Sur informó mediante un tuit que Faller se reunirá con “líderes militares” en Colombia, país que visitó en junio pasado, “para discutir la cooperación en materia de seguridad”. La información fue ratificada por la Embajada de EE.UU. en Bogotá.

La llegada de Faller coincide con la estadía del presidente colombiano, Iván Duque, en EE.UU., país al que arribó el pasado domingo para tratar una “agenda focalizada en temas ambientales, migratorios y crediticios”, según informó en su cuenta de Twitter. Se prevé que el mandatario colombiano además participe en la Asamblea General de la ONU, que se llevará a cabo esta semana.

Antes de este viaje, Duque estuvo en España, de jueves a sábado. Allí se reunió con su homólogo Pedro Sánchez y autoridades de su gabinete; con el rey de ese país, Fernando IV; con los expresidentes Felipe González, José María Aznar y Mariano Rajoy; con sectores empresariales y de la banca, y con el opositor y prófugo de la justicia venezolana, Leopoldo López, entre otros.

El repudio de Bogotá a Caracas quedó recogido en un comunicado, emitido por la Cancillería colombiana, donde se rechaza la participación del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en la cita regional.

Colombia ratificó que desconoce “el poder de facto” de Maduro “como resultado de la elección presidencial del 20 de mayo de 2018, viciada por la ausencia de garantías a la oposición y por el fraude”. Esta postura ha sido mantenida por el país suramericano con el apoyo de EE.UU. y un grupo de países de América Latina, a pesar de que los observadores internacionales no encontraron pruebas de irregularidades en esos comicios.

Los mandatarios Mario Abdo Benítez, de Paraguay, y Luis Lacalle Pou, de Uruguay, que sí asistieron al encuentro, también expresaron su cuestionamiento a la legitimidad de Maduro, como ya lo habían demostrado ambos países en el Grupo de Lima, cónclave surgido en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) con la finalidad de proponer medidas y mecanismos regionales para deponer al mandatario venezolano.

Al respecto, el jefe de Estado venezolano le pidió a ambos presidentes que pusieran “la fecha, el lugar y la hora” para “debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución”.

Faller de nuevo en Colombia

Hace tres meses, cuando Faller estuvo en territorio colombiano, hubo un cruce de declaraciones entre Caracas y Bogotá, en el contexto de las tensiones entre ambos países y de las acusaciones mutuas de desestabilización a través de la acción de grupos armados ilegales y de organizaciones criminales.

En esa oportunidad, el mandatario colombiano publicó en su cuenta de Twitter que en el encuentro con Faller y con el embajador de EE.UU. en ese país, Philip S. Goldberg, ambos le expresaron “su interés por seguir profundizando cooperación entre las dos naciones”.

Duque también escribió que su país era para EE.UU. “uno de los aliados más importantes de la región para garantizar la seguridad y la lucha contra el narcotráfico, así como una democracia respetuosa de los derechos humanos”.

En respuesta, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANB) emitió un comunicado en el que expresó su preocupación por la llegada de Faller a Colombia, y afirmó que esta no respondía a “razones de cooperación bilateral en materia de seguridad, sino que era un acto de injerencismo y provocación.

Cinco días después de esa visita, el helicóptero en el que viajaba el presidente colombiano fue atacado con disparos de fusil, cuando aterrizaba en el aeropuerto de Cúcuta, procedente del municipio de Sardinata, al norte de Santander. Toda la tripulación resultó ilesa y la Casa de Nariño señaló como responsable a un miembro de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que supuestamente estaría en suelo venezolano, sin ofrecer mayores pruebas de esas acusaciones.

Esta nueva visita reaviva una vieja polémica surgida en el país hace un año por la presencia del Comando Sur en Colombia, que ha sido una constante durante el Gobierno de Duque.

Luego del anuncio hecho por el fallecido ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, de que una misión militar de EE.UU. operaría en Colombia para “combatir el narcotráfico”, un grupo de senadores expresó su repudio por considerar que esta decisión vulneraba la soberanía y Constitución del país y que podría fortalecer la actuación los grupos armados paramilitares, como ya ha sido señalado en otras oportunidad por el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso.

Tras esos señalamientos, el Tribunal Administrativo del departamento de Cundinamarca aprobó la suspensión de las actividades del Ejército estadounidense en territorio colombiano, a raíz de una tutela presentada por un grupo de congresistas, que manifestaron que la decisión había sido inconsulta e inconstitucional.

75 congresistas #demócratas instan a #Biden a cerrar la prisión de #Guantánamo

Foto: Ramón Espinosa/ AP.

Un grupo de 75 congresistas demócratas remitió una carta al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en la que le instan a cerrar “de una vez por todas” el centro de detención de Guantánamo.

“La prisión en Guantánamo representa una traición fundamental a nuestros valores y a nuestro compromiso como país con el estado de derecho. Tiene todo nuestro apoyo en sus esfuerzos por cerrar la prisión de una vez por todas”, asegura la misiva, divulgada por el portal Político.

Destacan entre quienes suscriben el texto 4 jefes de diferentes comités de la cámara baja del Congreso: Adam Shiff, presidente del Comité de Inteligencia; Gregory Meeks, presidente del Comité de Asuntos Exteriores; Adam Smith, jefe del Comité de Fuerzas Armadas y Jerrold Nadler, presidente del Comité sobre el Poder Judicial.

De acuerdo con la publicación, será difícil que la Casa Blanca haga la vista gorda ante esta petición, dada la relevancia de los firmantes.

 “Desde principios este año, la Administración Biden ha participado en una revisión interinstitucional de las detenciones en Guantánamo. Ahora la Administración está inmersa en un proceso deliberado y minucioso centrado en la reducción responsable de la población de detenidos y el cierre del centro de Guantánamo”, aseguró un alto funcionario bajo anonimato a Político.

No obstante, el posible cierre de Guantánamo podría verse obstaculizado por los republicanos.

En este sentido, Jim Inhofe, senador por Oklahoma, expresó que la liquidación de Guantánamo “pondría en grave peligro la seguridad nacional”, por lo que tachó de “equivocados” los esfuerzos de la Administración Biden.

Mientras, el Pentágono anunció el pasado 19 de julio la repatriación de un preso marroquí que desde 2002 había permanecido en la penitenciaria sin que hubiera sido acusado oficialmente de ningún delito. Se trata de la primera liberación de un recluso de la prisión de Guantánamo durante el mandato de Biden.

En Guantánamo todavía permanecen 39 reos, de los que 28 no han sido acusados de ningún delito durante las casi dos décadas que llevan detenidos con carácter indefinido.

(Con información de Rusia Today)

De la Generación del Centenario a los jóvenes en la hora actual. #MiMoncadaHoy

Una juventud de vanguardia, que está a la altura de su tiempo histórico, es consecuente con su historia y mantiene vivo el legado de los jóvenes del Centenario. La hora actual continúa siendo de definiciones; por eso seguimos construyendo el socialismo en Cuba, trabajamos por impulsar la economía del país y enfrentar la crisis global, luchamos contra el bloqueo genocida y la creciente hostilidad del imperialismo, y mantenemos viva la Revolución

Autor: Yusuam Palacios Ortega

Cartel tomado del periódico 5 de Septiembre Foto: Tomado del periódico 5 de Septiembre

Para una generación de jóvenes como la de 1953, José Martí tuvo un carácter especial, por cuanto significó la asunción de un pensamiento, de un ideario, de llevar en los corazones las doctrinas de un hombre que devino referente intelectual, ético y político imprescindible para la nueva etapa de lucha que se iniciaba tras el zarpazo del tirano Batista, el 10 de marzo de 1952, y que tuvo su gestación el 26 de julio de 1953.

«Parecía que el Apóstol iba a morir en el año de su centenario, que su memoria se extinguiría para siempre, ¡tanta era la afrenta! Pero vive, no ha muerto, su pueblo es rebelde, su pueblo es digno, su pueblo es fiel a su recuerdo; hay cubanos que han caído defendiendo sus doctrinas, hay jóvenes que en magnífico desagravio vinieron a morir junto a su tumba, a darle su sangre y su vida para que él siga viviendo en el alma de la patria. ¡Cuba, qué sería de ti si hubieras dejado morir a tu Apóstol!».

seguir leyendo …

El pueblo cubano rechazó y derrotó la intentona con la unidad y el consenso (+Video)

Excmo. Sr. Marcelo Ebrard Casaubon:

Estimados amigos:

No puede permitirse a una superpotencia destruir países pequeños para imponer su dominación.

De forma deliberada y cruel, el gobierno del presidente Donald Trump identificó la COVID-19 como una oportunidad para reforzar el bloqueo genocida y la agresión contra mi país. Esa política es aplicada hoy por el presidente Joseph Biden y amenaza la integridad del pueblo cubano.

La campaña de descrédito, financiada con fondos federales de los Estados Unidos y del gobierno de la Florida, utilizó una plataforma tóxica para, con mentiras y tergiversaciones, incitar desórdenes y violencia que justificaran una intervención. No hubo estallido social y el pueblo cubano, de forma contundente, rechazó y derrotó la intentona con la unidad y el consenso ampliamente mayoritario de los ciudadanos.

Agradezco las múltiples muestras de apoyo y solidaridad, y de condena al bloqueo. Reafirmo que el pueblo cubano y su Gobierno defenderán el Estado Socialista de Derecho y Justicia Social, y persistirán en la construcción de una Nación independiente, soberana, socialista, democrática, próspera y sostenible.

Luchemos todos por cambiar y democratizar el orden internacional.

Gracias, presidente Andrés Manuel López Obrador, por su trascendental discurso. Gracias, México, por su liderazgo y solidaridad. Ratificamos el compromiso invariable de Cuba con la integración regional, y con la condición de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Fieles al legado emancipador del Libertador Simón Bolívar, preservemos la unidad en la diversidad y aunemos esfuerzos para consolidar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Muchas gracias.

En video, Canciller cubano agradece solidaridad internacional con el Gobierno y el pueblo

(Cubaminrex)

#Biden, usted no conoce a #Cuba (+Video)

José Pertierra durante el acto en Parque Lafayette, señala en dirección a la Casa Blanca. Foto: Facebook/ Puentes de Amor.

A continuación las palabras del abogado cubano José Pertierra en la concentración solidaria con el pueblo cubano organizada por el Proyecto Puentes de Amor, en el Parque Lafayette, frente a La Casa Blanca, este domingo 25 de julio de 2021.

Gracias por estar aquí con Carlos (Lazo) y con nosotros. Gracias también a Code Pink, Acere y a las otras organizaciones que montaron este acto.

La Casa Blanca nos está enviando el mensaje de que la Revolución cubana está destruida. Que se acerca el final y que Cuba pronto tendrá un gobierno parecido al que tiene Miami.

Les tengo noticias. Miami y Washington han hecho predicciones del fin de la Revolución desde el 1ro de enero de 1959, y la Revolución sigue en pie.

Claro que hay problemas en la isla. Ahora hay una escasez de alimentos y de medicinas. También hubo apagones durante estos meses calientes del verano. Los cubanos están tratando de evitar contagiarse de la Covid que le ha dado la vuelta al mundo y el país ha tenido que cerrarle las fronteras a los turistas para proteger su población. El resultado ha sido una escasez de divisas y por eso hay una escasez de alimentos y de medicinas.

La mayoría de los cubanos saben que el regimen de Trump ha convertido la pandemia en arma de guerra contra Cuba. Por eso los Estados Unidos apretaron las tuercas del bloqueo con 243 sanciones nuevas durante los últimos cuatro años. A pesar del bloqueo y de la situación económica del país, unos científicos cubanos brillantes produjeron dos vacunas contra la covid: Soberana y Abdala. Hay otras en desarrollo. El único país en América Latina que produjo su propia vacuna.

Aquí en Washington se habla del “big lie”, la gran mentira, en relación con la propaganda trumpista sobre los resultados de la elección presidencial de noviembre del año pasado. Un corresponsal de Reuters comentó con ironía recientemente que ahora Joe Biden está regando la gran mentira de que Cuba es un país fallido para apaciguar a los cubanos de Miami (y eso que tenemos atrás de nosotros gritándonos e insultándonos), quienes se han tragado la gran mentira de que Biden no es el presidente legítimo de los Estados Unidos.

Es ilegal e inmoral utilizar el hambre y las enfermedades como armas de política exterior. Presidente Biden, usted dice ser diferente y más humano que Trump. Sin embargo, ha mantenido las 243 sanciones que Trump le impuso a Cuba para apretarle las tuercas al bloqueo. Usted, presidente Biden, parece ser un Trump-lite y no el vice-presidente que fue.

Biden, usted no puede y no debe entregarle el timonel de la política exterior de su país a los politiqueros mayamenses. Usted, Señor Presidente, es el presidente de los Estados Unidos. No Marco Rubio. No María Elvira Salazar. No el pinche senador de New Jersey con sus escándalos y esqueletos en un closet. Usted ganó la Casa Blanca. Ellos no.

El abogado, José Pertierra, fue uno de los oradores de la manifestación. Foto La Jornada

Ojalá que no esté escuchando al alcalde de Miami, a sus seguidores y a esos gritones que tengo detrás de mí gritando “Intervención, Intervención, Intervención”. Que no le haga caso a los que le piden que bombardee a nuestras familias en Cuba. Si un hay círculo más en el infierno de Dante está reservado para los cubanoestadounidenses que le piden una intervención militar al gobierno de Estados Unidos para masacrar a sus familiares en Cuba.

Si usted cree que la Revolución se cae con unas cuantas bombas, entonces no conoce a Cuba.

El bloqueo, sus sanciones y las amenazas de intervención militar, incluso un bombardeo aéreo no lograrán que el pueblo de Cuba se rebele. Servirán solamente para unir al pueblo contra el país que está tratando de asfixiarlo.

Presidente Biden: si, como nos has dicho, usted está defendiendo al pueblo de Cuba, quite su rodilla de nuestros cuellos. Deje que Cuba respire. Deje que Cuba viva. Let Cuba Live.

Y si usted lanza un ataque militar masivo que mate a los 12 millones de cubanos en la isla, entonces escuchará los versos de nuestro poeta Bonifacio Byrne quien el 5 de mayo de 1899 dijo:

Si deshecha en menudos pedazos
llega a ser mi bandera algún día…
¡nuestros muertos, alzando los brazos,
la sabrán defender todavía…!

¡Que Viva Cuba, coño!

Patrimonio de la #Humanidad, el título que propuso #LópezObrador para #Cuba

En el marco de la XXI Reunión de Cancilleres de la Celac, el mandatario mexicano, en una alocución en el Castillo de Chapultepec, donde se le rindió tributo al Libertador Simón Bolívar, propuso conferirle a Cuba el título de «Patrimonio de la Humanidad» y a su pueblo el Premio de la dignidad por el heroísmo de resistir 62 años de agresiones de Estados Unidos, incluido el bloqueo más largo de la historia

Autor: Lisset Chávez

López Obrador, presidente de México
Foto: Prensa Latina

«La campaña de descrédito, financiada con fondos federales de Estados Unidos y del gobierno de la Florida, utilizó una plataforma tóxica para, con mentiras y tergiversaciones, incitar desórdenes y violencia que justificaran una intervención», así lo denunció el miembro del Buró Político y ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, al intervenir, este sábado, en la XXI Reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En el encuentro, con sede en México, el Canciller cubano se refirió a los intentos de desestabilización impulsados desde el exterior contra la Mayor de las Antillas, a través de las redes sociales, hechos que provocaron los actos violentos del pasado 11 de julio.

En ese sentido, aclaró que en Cuba no hubo estallido social y «el pueblo cubano, de forma contundente, rechazó y derrotó la intentona con la unidad y el consenso ampliamente mayoritario de los ciudadanos».

Señaló, asimismo, que no puede permitirse a una superpotencia destruir países pequeños para imponer su dominación y que, de forma deliberada y cruel, el Gobierno del presidente Donald Trump identificó a la pandemia de la COVID-19 como una oportunidad para reforzar el bloqueo contra la isla. «Esa política es aplicada hoy por el presidente Joseph Biden y amenaza la integridad del pueblo cubano», declaró el diplomático.

Además, reconoció las múltiples muestras de apoyo, solidaridad, y de condena al bloqueo y reiteró el compromiso del país caribeño y de su Gobierno de defender el Estado socialista de derecho y justicia social, y de persistir en la construcción de una nación independiente, soberana, socialista, democrática, próspera y sostenible.

Por otra parte, ratificó el compromiso invariable de Cuba con la integración regional, y con la condición de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

En la cita, Rodríguez Parrilla también agradeció a México por su liderazgo y solidaridad, como presidente pro témpore de este mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política, que agrupa a los 33 países de América Latina y el Caribe, y al Presidente Manuel López Obrador por el trascendental discurso pronunciado en apoyo a la resistencia de la Isla frente a las agresiones de Estados Unidos.

En el marco de la XXI Reunión de Cancilleres de la Celac, el mandatario mexicano, en una alocución en el Castillo de Chapultepec, donde se le rindió tributo al Libertador Simón Bolívar, propuso conferirle a Cuba el título de «Patrimonio de la Humanidad» y a su pueblo el Premio de la dignidad por el heroísmo de resistir 62 años de agresiones de Estados Unidos, incluido el bloqueo más largo de la historia.

El mandatario mexicano sostuvo que ya es momento de una nueva convivencia porque el modelo impuesto por más de dos siglos por los gobiernos del norte está agotado y no beneficia a nadie.

López Obrador insistió en que la política injerencista de EE. UU. respecto a Cuba y a otros países tiene que buscar otra opción, «dialogar con ellos y persuadirlos de que una nueva relación entre los países de América es posible y hay condiciones para lograr el propósito de caminar juntos sin que nadie quede atrás».

En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, llamó a consolidar al mecanismo de integración (Celac) para hacer frente a los peligros comunes, e instó a sus miembros a asumir e ir a la acción para repolitizar con seriedad el camino a seguir.

Durante su intervención, Arreaza subrayó que esa organización nació como un foro de diálogo y concertación política. «Luego de tantas reflexiones aquí no puede haber temas tabúes ni temas no abordados», recalcó.

También destacó la vigencia del pensamiento integrador de Simón Bolívar, quien desde aquel momento organizó una confederación de países plenipotenciarios de América Latina y el Caribe.

Al cierre del encuentro, Argentina, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Paraguay suscribieron una declaración conjunta para la creación de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), de cara a la consolidación de un convenio constitutivo que permitirá su establecimiento formal.

No convocamos al #odio, sino al #amor

La resistencia ante las acciones de desestabilización maniobradas por el Gobierno de los Estados Unidos ha sido la respuesta más firme a quienes pretenden crear el caos

Autor: Laura Mercedes Giráldez

Autor: Madeleine Sautié

bandera cubana
Foto: Tomada de Internet

La defensa de la Revolución ha sido una de las convicciones que ha guiado a los cubanos durante más de seis décadas. La resistencia ante las acciones de desestabilización maniobradas por el Gobierno de los Estados Unidos ha sido la respuesta más firme a quienes pretenden crear el caos entre los nacidos en la Mayor de las Antillas. Al respecto, nuestros artistas e intelectuales han manifestado su posición.  

Pablo Menéndez, director del grupo Mezcla, dijo a Granma: «Hemos visto con asombro y tristeza escenas de odio y de vandalismo que me hicieron recordar la violencia contrarrevolucionaria como la de los fascistas chilenos, rompiéndole las manos al trovador Víctor Jara antes de asesinarlo. Cuba, lugar donde he vivido por más de cincuenta años, siempre ha sido para el mundo, un país de paz y entendimiento, libre de violencia. Yo continuaré luchando por una Cuba cada vez mejor, por la paz, por el amor y por el respeto a la vida».

El poeta y promotor cultural Karel Alexei Leyva sostiene que: «La bandera cubana, que no ha sido jamás mercenaria como no lo han sido los hijos dignos de esta patria mambisa, ondea hoy convocando a la defensa de la soberanía de la isla revolucionaria, en medio de una guerra asimétrica incrementada en la redes y medios de comunicación mundial. Seguimos edificando nuestra propuesta social. No convocamos al odio, sino al amor, sabiendo que morir por la patria es vivir. Los escritores y artistas cubanos continuaremos poniendo todo nuestro empeño para erigir un mejor país. Somos y seguiremos siendo un faro para el mundo, porque nos asiste la razón y la verdad».

En una publicación en la UNEAC, el investigador Froilán González calificó los hechos ocurridos el 11 de julio pasado, «a 60 años de la invasión mercenaria por Playa Girón», como «la moderna embestida llena de mentiras y calumnias, derrotada en menos de 24 horas».

«La agresión disfrazada de pacífica mostró su rostro con actos de violencia (…), vulgaridades y anexionismos. Los traidores, mercenarios y confundidos, salieron a las calles, a la misma hora, con las mismas consignas dictadas desde Miami por los organizadores de la agresión, entre ellos los senadores estadounidenses Marcos Rubio, María Elvira Salazar y los hermanos Díaz Balar (…) Para ese tipo de persona, es más importante el odio, las mentiras y la incapacidad de hacer cálculos sin medir las consecuencias, lo único claro es que están logrando que el actual presidente de Estados Unidos, actúe como un subordinado y que los asesores de Donald Trump, ahora son los que mandan en las cuestiones de Cuba». Además, recalcó que esos mismos patrocinadores de los disturbios no calcularon «que producto de esta agresión la Revolución Cubana amante del amor y la tranquilidad salió fortalecida, el sentido de Patria creció y la unidad en torno a sus actuales dirigentes sigue siendo invencible».

Al mismo tiempo, Modesto Caballero, vicepresidente de Ala Décima manifestó en su perfil de Facebook que el objetivo y los promotores de las maniobras injerencistas y de golpe blando contra Cuba desde 1959 en adelante «siguen siendo los mismos: destruir la tranquilidad social que disfruta nuestro pueblo y que tanto mortifica al enemigo de todos los tiempos: el denunciado desde el Siglo XIX por Bolívar y Martí, el imperialismo yanqui», e insistió en que quien agreda a la Patria «tiene que saber que siempre encontrará la firmeza de la mayoría de los cubanos, vivan dentro o fuera del país».

Desde el arte los creadores cubanos han expresado también su sentir en estos momentos de Revolución. Tal es el caso del poeta y periodista Víctor Casaus:

No resisto al cambiacasaca/ al figurín al trepa trepa / No resisto el basural de la esquina / ni la furnia en el asfalto / ni al burócrata esquinado y sonriente / No resisto al señor de los dobleces / ni a la vieja (o joven) dama indigna / No resisto al sinuoso al oportuno al complaciente / No resisto / Pero resisto / Todo lo que tengo / y lo que no tengo / lo tengo / y no lo tengo / de pie.

De igual forma, el escritor mayabequense Omar F. Mauri, recalcó: «La lección ha sido clara: se pone junto al enemigo quien atiza odio y violencia entre hermanos. La barbarie tuvo por guía el anexionismo, y ha merecido el rechazo unánime del pueblo. Nadie ignora las aviesas intenciones del imperio yanqui. Ni lluvia de supermercados ni humanidad: antes nos deparan destrucción y muerte. La Patria se une como un puño para defenderse, porque es de quienes la aman y construyen».

El artista de la plástica José Antonio Rodríguez, Fuster, «totalmente de acuerdo con todo lo que ha hecho nuestro gobierno para defender la Revolución», enfatizó en su conversación con periodistas del Granma: «Lo primero es que soy patriota, soy de Fidel, de Raúl y de Díaz Canel y de todo lo que sea Revolución. Ha sido un acto bochornoso de los yanquis de los cuales no se puede esperar nada bueno, han querido confundir a muchas personas. Ahora hay que luchar, hay que rescatar a los jóvenes. Estoy convencido de que el Gobierno estadounidense no tiene para nosotros ningún proyecto que no sea el de hacernos pedazos, desbaratarnos para volver a dominarnos. Con sabiduría vamos a vencer».

Israel Rojas: Mi corazón para los que construyen la paz y el entendimiento entre cubanos

A la par, el escritor Nelson Simón, presidente del Comité Provincial de la Uneac en Pinar del Río, advirtió en un encuentro entre artistas y personal médico de Vueltabajo, que «Cuba continúa siendo la posibilidad real de una utopía, de que otro orden es posible, de ahí que muchos se empeñan en hacernos desaparecer. Cuba no es un proyecto conveniente para aquellos que promueven un mundo desigual basado en el poder del dinero y que piensan desde el egoísmo. Cuba es una luz para esas mayorías desprotegidas y nuestros enemigos no cejarán en esfuerzos para apagarla.

«La Patria es lo primero, debe ser nuestro grito (…) La Patria se hace desde aquí, desde su suelo, día a día (…) para hacer la Patria no se puede poner por delante el dolor personal o el beneficio, la Patria es una construcción de cinco siglos de resistencia y de lucha (…) Habrá que saber separar el grano estéril del fecundo, habrá que oír a ese pueblo, empoderarlo para que no se deje confundir o arrebatar aquello que le pertenece. Son tiempos de unir, con fibras muy finas todas las partes sanas de este paño, frondoso y diverso que conforma Cuba. No podemos cansarnos. Las palabras siempre sanarán más que los puños».

A las continuas presiones económicas del Gobierno de los Estados Unidos se suma la compleja situación epidemiológica que vive la Mayor de las Antillas, al respecto, en declaraciones a este diario, el dramaturgo Alberto Curbelo señaló: «El enfrentamiento a la COVID-19 nos trajo pérdidas irreparables, lágrimas, sufrimientos hasta hoy no conocidos en el seno de las familias cubanas. También aunó voluntades políticas y científicas. Las vacunas, cuyos nombres son igualmente una reafirmación identitaria, además de la ansiada cura, tienden puentes de amor entre el personal de la salud, el pueblo y sus líderes. El prolongado aislamiento y las carencias, tanto materiales como anímicas, nos dejó ver, además, fortalezas y hasta flaquezas en nuestro tejido social: hay una sangre indómita, que enardece el corazón, y otra que se empantana en el resentimiento y en el extravío. Pero Cuba ha vivido, y vive, de su honra, imperecedera e irreductible. Honra que integra a todos, aun a los descomedidos y odiadores, porque siempre prevalecerán las ideas, los caminos del entendimiento».