Más jóvenes de #Colombia estudiarán #Medicina en #Cuba

#Cuba

#Medicina

#Ciencia

#Solidaridad

#Colombia

Un grupo de 17 jóvenes de distintas regiones de Colombia viajaron a Cuba a estudiar la carrera de Medicina en virtud de los aportes de la Isla caribeña al proceso de paz en este país.

Cargados de sueños, esperanzas y expectativas, se despidieron de sus familiares en el aeropuerto internacional El Dorado, en esta capital, donde también los acompañaron el embajador cubano, Javier Caamaño; el presidente del partido Comunes, Rodrigo Londoño y la senadora Sandra Ramírez.

Daniel Castiblanco, un joven de 18 años de Puerto Asís, municipio en el departamento del Putumayo, que limita con Perú y Ecuador, expresó a Prensa Latina que sus expectativas desde un comienzo fueron muy altas.

«Esa oportunidad no lo voy a desaprovechar porque vengo de un lugar donde hay muy pocos recursos (…) y cuando regrese con esa increíble profesión voy a servirle a mi comunidad, no solo a mi pueblo, sino a toda Colombia en lo posible», subrayó.

Su tía Carmen Quiroga dijo que Putumayo es un departamento olvidado en Colombia, pero su sobrino, tendrá la oportunidad de convertirse en un profesional.

Detalló que en la región en la cual viven, los hospitales son escasos y a los enfermos hay que remitirlos a las ciudades importantes más cercanas por lo que esta idea de formarse como profesionales en Cuba y luego retornar a trabajar en sus propias comunidades permitirá ayudar más a la población.

De igual forma, Adriana Carrillo, una jovencita indígena del departamento de La Guajira, departamento que colinda con el Caribe y Venezuela, aseguró que estudiar Medicina siempre fue un sueño para ella y agradece al Acuerdo de Paz por tener la posibilidad de lograrlo con esta beca en Cuba.

Su mamá, Adith López, también agradeció por esta oportunidad y dijo a Prensa Latina que, por lo menos tienen a una indígena que va a salir adelante en Cuba, y desea que venga con muchos éxitos.

Un poco nerviosa, por el cambio, por enfrentarse a una nueva cultura y separarse de su familia, Juliana Cañón, del departamento de Tolima, ubicado en el centro del país, aseguró que a la vez contenta, parte hacia el archipiélago antillano con el propósito de estudiar Medicina.

Afirmó que estudiará mucho, aprovechará la experticia de los maestros para formarse con el rigor necesario que exige la profesión de ser médico.

El embajador cubano explicó que con la partida de estos 17 jóvenes se completan los 200 del cuarto grupo de becarios colombianos que estudiarán Medicina en su país, y ya suman 800.

Recordó que estas becas son resultado «del ofrecimiento que hizo el General de Ejército, Raúl Castro, a los firmantes del Acuerdo de Paz, a las extintas FARC-EP y al Estado.»

«Esto fue un ofrecimiento modesto, pero muy sincero, fue la manera que encontramos nosotros para seguir contribuyendo a la paz en Colombia, aún después de culminado ese proceso en La Habana», manifestó.

Aseguró que es algo significativo porque son mil jóvenes que no tenían la posibilidad de estudiar una carrera universitaria, en este caso de Medicina.

Por su parte, el presidente de Comunes aseguró que esta salida es gracias a la disposición de Cuba para ayudar a Colombia en el proceso de paz.

«Al ver estos muchachos uno siente una profunda emoción porque cuando se firmó la Paz en 2016 tenían menos de 15 años y verlos aquí con la expectativa de viajar y formarse como médicos uno piensa que vendrán como profesionales a trabajar para su pueblo y seguir contribuyendo a la paz de Colombia”, dijo.

Señaló que, pesar de sus limitaciones económicas provocadas por un férreo bloqueo de Estados Unidos, Cuba hace un gran esfuerzo para garantizarle la formación cómo médicos a estos jóvenes, cumplir su compromiso, por lo que siente un profundo agradecimiento a la nación caribeña, a su revolución y pueblo.

Canciller cubano desarrolló intensa agenda en Uganda

#MINREX #Uganda #Intercambioeconomico #economia #solidaridad

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, sostuvo este domingo un encuentro con Anita Annet Among, presidenta del Parlamento de Uganda, como parte de una visita a ese país africano. Según informó el Canciller en su cuenta en Twitter, en la reunión se resaltaron  los históricos lazos de amistad y cooperación que unen las dos naciones, así como el interés común de fortalecer los vínculos parlamentarios.  Rodríguez Parrilla se reunió también con el secretario general del Movimiento Nacional de Resistencia de Uganda, Todwong Richard. Realizó, además, un fraterno encuentro con representantes de la solidaridad con la Isla en esa nación, y conversó con profesores cubanos que laboran en la Universidad de Mbarara.

Ángeles cubanos en tierra llanera

#internacionalismo

#solidaridad

#Cuba

#Venezuela

#salud

Treinta y ocho internacionalistas cubanos prestigian el nombre de un centro venezolano de Salud: Sol de Taguano

cubanos en Venezuela
Dania Céspedes, logofoniatra cubana, labora en esta demarcación de más de 110 000 habitantes. Foto: del autor

Cojedes, Venezuela.–Viéndolas así, a una articular despacio: «a, e, ahí…», y a la otra, que procura imitarla, alguien, despistado por el oído, hasta podría creer que se trata de un aula donde maestra y niña modelan fonemas en lengua de principiante.

En tal caso, entendería pronto que Dania no está en oficio de magisterio, ni Otilia en rol de aprendiz. Se conocieron hace pocas semanas y se encuentran a diario aquí, en el Sol de Taguano, centro de diagnóstico integral (CDI) del municipio de Tinaquillo, estado de Cojedes, localizado en una altiplanicie de la llanura venezolana serpenteada por el río Tamanaco.

Víctima de un accidente cerebrovascular, Otilia perdió el habla y algunas funciones motoras. De la mano de su hija llegó hace un mes al Sol de Taguano, y encontró a Dania Céspedes Guerra, logofoniatra cubana, quien labora en esta demarcación de más de 110 000 habitantes.

«Le enseño ejercicios prácticos para rescatar el lenguaje, que está muy dañado –refiere la especialista–. Es como si empezara a articular las primeras palabras; esta labor requiere de paciencia y dedicación».

«No sabemos cuál sería la palabra idónea para agradecer todo lo que hace la hermana Dania por nuestra madrecita», dice Yoleida Ramírez, hija de la octogenaria paciente; en tanto Eduardo, otro vástago de la anciana, asiente con la cabeza.

«Dania es toda preocupación, paciencia, cariño hacia nuestra madre», agrega Yoleida. «Le hace chistes, la anima, hace que sonría, pues hasta eso está aprendiendo de nuevo. Mi mamá no emitía sonidos, ya dice algunas palabras gracias a este ángel cubano que puso Dios en nuestro camino», concluye la cojedeña.

Ni Otilia ni Dania son excepciones en Sol de Taguano. Otros «ángeles cubanos» andan por esta tierra llanera; es lo hermoso de las historias que escriben aquí 38 colaboradores de la Salud de la Isla, liderados por un joven maisiense de 31 años, el doctor Ernesto Matos Gámez. Prestan 13 servicios médicos diferentes, y atienden más de centenar y medio de personas por día.

«Nuestra máxima es curar y satisfacer, con atención de máxima calidad, a todo el que viene en busca de ayuda», sostiene Matos, y recuerda que durante la etapa más cruda de la COVID-19, este CDI funcionó como zona roja, con 32 camas habilitadas, cinco de ellas destinadas a pacientes en estados crítico y grave.

«De incluir a #Cuba en alguna lista, sería la de la #democracia y la #solidaridad»: sindicato vasco #LAB denuncia el #bloqueo de #EE.UU como «criminal atentado contra los #DDHH»

En las imágenes, Isdalis Rodríguez Rodríguez, segunda secretaria de la CTC (Central de Trabajadores de Cuba), en su intervención en Hendaia, durante la Conferencia Internacional del 10º Congreso de LAB.

La Conferencia Internacional del 10º Congreso de LAB evidencia que el capitalismo es un sistema fracasado

LAB

En vísperas del X Congreso Nacional de Baiona-Miarritze, se organizó en Hendaia una Conferencia Internacional con representantes sindicales llegados de diferentes territorios de todo el mundo bajo el título «Los retos del sindicalismo de clase en la actual fase capitalista». Se acordaron diferentes resoluciones, entre ellas, una declaración general sobre la actual coyuntura.

País Valencià, Palestina, Galiza, Chipre, Portugal, Asturies, Cuba, Sahara, Austria, Canarias, Panamá, Argentina, Catalunya, Suiza, Brasil, Corsica, Martinica, Kanakia, Andalucía, Aragón, Francia, Nicaragua, Italia, Groenlandia, Irlanda, Guadalupe, Sardinia, Aosta Gaza-Palestina… Se han acercado de numerosos territorios en representación de diversos sindicatos.

La lista de delegaciones internacionales fue extensa: Intersindical Valenciana, National Union of Palestinian Workers, New Unions de Palestina, Condeferacion Intersindical Galega de Galiza, PEO de Chipre, CGTP IN de Portugal, Corriente Sindical de Izquierda de Asturies, Central de Trabajadores de Cuba, UGT Sario del Sáhara, Left Block Austrian Trade Union, Federation Intersindical Canaria, Federación Auténtica de Trabajadores de Panamá, CTA-Autonoma de Argentina, Intersindical Catalana, UNIA Ginebra de Suiza, Central dos Trabalhadores e Trabalhadoras do Brasil, STC de Corsica, UGTM de Martinica, USTKE de Kanakia, Intersindical Alternativa de Catalunya, Central Unitaria de Traballadoras de Galiza, Sindicato Andaluz de Trabajadores, Colectivo Unitario de Trabajadores de Aragón, Solidaires de Francia, Central Sandinistas de Trabajadores de Nicaragua, Unione Sindicale di Base de Italia, SIK de Groenlandia, UGTG de Gudalupe, CSS de Sardinia, SAVT de Aosta e ILCU de Gaza/Palestina. En total, 48 representantes de 31 sindicatos provenientes de 28 territorios de 4 continentes.

Igor Arroyo, secretario general adjunto del sindicato LAB, dio la bienvenida a las personas asistentes: «¡Qué mande el pueblo y qué no mande el capital!». Denunció que «el capitalismo es injusto porque se basa en la explotación, juzga pueblos, destruye culturas y ecosistemas y oprime a la mujer, pero no solo es injusto, también es inviable».

A continuación, Koldo Sáenz, responsable de Relaciones Internacionales de LAB declaró que “El capitalismo ha fracasado».

La jornada avanzó con intervenciones y reflexiones de las y los representantes reunidos en la conferencia, que se abordaron los retos a los que se enfrenta el sindicalismo combativo, desde la solidaridad de clase y el trabajo en común. Y es que la crisis económica, o la sucesión de crisis en los últimos años, es un elemento permanente del mundo capitalista actual y la necesidad de unirse y caminar acompañadas y acompañados es un imperativo para que el conjunto de la clase trabajadora mundial pueda hacer frente a los retos y ataques que soporta desde hace años.

Agradece #Cuba nuevo #donativo para trasplante hepático en niños

#Cuba agradece el donativo entregado este domingo, por la Plataforma #PuentesdeAmor, en alianza con la organización estadounidense CodePink, para el programa nacional de trasplante hepático en niños.

Se trata de la segunda entrega al Hospital William Soler, de un compuesto químico esencial en ese tipo de cirugías, que pueden salvar la vida de ocho pacientes pediátricos.

¡Nuestras leyes y los profesionales cubanos que las defienden con honestidad y valor son un escudo contra los intentos jamás abandonados por los enemigos de la Revolución de hacerla estallar

Discurso pronunciado por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, en la clausura del IX Congreso de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, en el Palacio de Convenciones, el 8 de junio de 2022, “Año 64 de la Revolución”

DC CON LOS JURISTAS
Foto: Ismael Batista

Compañeras y compañeros;

Queridos juristas:

Estamos concluyendo un excelente Congreso, yo diría que ya es un histórico Congreso.  

Es un honor acompañarlos en su Congreso y es una oportunidad. Hoy estamos aquí para aprender de ustedes y también para reconocerles su protagonismo, participación y apoyo a los procesos de perfeccionamiento de nuestra sociedad en los que estamos empeñados.

Antes que todo, por supuesto, quiero felicitar a las compañeras y compañeros elegidos para encabezar la dirección de la Unión Nacional de Juristas en una nueva etapa de trabajo, y a los juristas y colectivos reconocidos y distinguidos en esta sesión de clausura por sus aportes. ¡Felicidades!

Ustedes, mujeres y hombres del Derecho, nos recuerdan siempre la fuerte tradición libertaria de las profesiones relacionadas con el ejercicio de las leyes en Cuba, desde Carlos Manuel de Céspedes e Ignacio Agramonte hasta Fidel Castro, el líder político, estadista y jurista sin par, en cuyo extraordinario desempeño confluyen los legados de sus heroicos predecesores.

Fidel se hizo revolucionario en la Universidad de La Habana. Su devoción por el conocimiento le permitió asimilar con impresionante facilidad los textos, no solo de Derecho, sino también de Economía Política y de otras materias que muy pronto lo harían comprender la incapacidad de la sociedad capitalista para resolver los problemas sociales.

Según sus propias palabras y refiriéndose a la universidad, dijo: En esa universidad, adonde llegué simplemente con espíritu rebelde y algunas ideas elementales de la justicia, me hice revolucionario, me hice marxista-leninista y adquirí los valores que sostengo y por los cuales he luchado a lo largo de mi vida.

Muy tempranamente demostró el marxista revolucionario sus dotes para el ejercicio del Derecho al asumir su propia defensa en la Causa 543 de 1950 del Tribunal de Urgencias de Las Villas, que lo juzgó por su participación en un acto político de protesta contra las disposiciones emitidas por el ministro de Educación de entonces, Aureliano Sánchez Arango. Tras un contundente alegato, conocido como Yo acuso, en el que denunciaba la falta de garantías constitucionales y la política corrupta del Gobierno de Carlos Prío Socarrás, el aún muy joven acusado-defensor fue absuelto “por falta de pruebas”.

Trascendería también su defensa de los vecinos de tres barrios habaneros: La Pelusa, La Timba y La Corea, amenazados con el desalojo de sus humildes viviendas sin garantía alguna, y la representación de campesinos de Santa Cruz del Norte y del central Mercedita, en Melena del Sur, frente a otro intento de desalojo por parte de los terratenientes.

Esas tempranas señales de una concepción del Derecho al servicio de la justicia social distinguirán desde entonces al futuro líder revolucionario como defensor de la supremacía de la Constitución y de los valores humanos hasta llegar a un punto culminante: La historia me absolverá.

Fidel, defensor de la legalidad socialista, fue promotor del proceso de institucionalización del país, y dejó dicho que “Todos y cada uno de nosotros debemos ser firmes baluartes de la Constitución […] aplicadores y cumplidores de la ley revolucionaria, celosos y estrictos defensores de la legalidad socialista”.

Ya en el Informe del Comité Central del Partido Comunista de Cuba a su Primer Congreso, presentado por él, se afirma que «El papel de los juristas está llamado a crecer con el avance del perfeccionamiento de nuestro Estado y con los nuevos mecanismos del Sistema de Dirección de la Economía. Necesitaremos más juristas mejor preparados y especializados en las distintas ramas del Derecho. Aún nos falta crear la Asociación Nacional de Juristas, que deberá ser un puntal en la superación técnica y profesional de sus integrantes».

Dudo que alguno de ustedes desconozca esta historia que alcanza un hito, precisamente, el 8 de junio de 1977, día en que se constituyó la organización social de profesionales del Derecho hace exactamente 45 años. Así que debía haber comenzado por felicitarlos por este día.

Al revisar los datos que me hicieron llegar del trabajo de la Unión Nacional de Juristas de Cuba en los últimos cinco años sobre el crecimiento de la membresía, el funcionamiento de las once sociedades científicas y el fortalecimiento de la cultura jurídica de nuestro pueblo, les aseguro que Fidel reconocería los indiscutibles aportes de la organización a nuestra sociedad.

Es significativo el protagonismo creciente de los profesionales del Derecho en Cuba, particularmente en los años transcurridos desde el anterior Congreso, caracterizados por el complejo escenario en el que resaltan las más de 240 medidas dispuestas por el Gobierno de Trump y mantenidas por el de Biden, el incremento de la subversión político-ideológica contra Cuba, la crisis económica internacional, los efectos de la pandemia de la COVID-19 y nuestras propias dificultades internas.

En medio de esas difíciles condiciones, los juristas han participado de forma decisiva en los grupos de trabajo para la creación normativa, constituidos para la propuesta de políticas públicas, el estudio de las leyes y otras normativas jurídicas a partir de la promulgación de la Constitución de 2019, lo cual no tiene precedente en etapas anteriores. El propósito es que desde su concepción las políticas públicas, las leyes y las normativas de cualquier rango nazcan con robustez jurídica. Eso es resistencia creativa.

Apoyados en las ideas, conceptos y directrices emanados del Octavo Congreso del Partido, la Estrategia Económico-Social y la propia Constitución, el Partido y el Gobierno han encontrado en los juristas cubanos una fuerza organizada, capaz y comprometida con el destino de la nación.

Con ustedes hemos abordado sistemáticamente temas trascendentales para el perfeccionamiento de la sociedad, para la consolidación del Estado socialista de derecho, para promover y garantizar el respeto irrestricto a la Constitución, para ampliar y fortalecer la democracia socialista desde el fortalecimiento y la amplitud de la participación popular.

Estuve viendo algunos reportes periodísticos del Congreso y escuché voces muy autorizadas, como la del doctor Juan Mendoza, referirse a la importancia del vínculo cada vez más estrecho con nuestras universidades, y cuánto significa ese nexo, tanto para la Academia como para los profesionales del Derecho.

De este lado podría responderle a mi amigo Mendoza que los agradecidos somos nosotros, impresionados por la suma de talento, iniciativas y dedicación que hemos encontrado en el gremio de los juristas.

Como una fortaleza destaca la formación integral y rigurosa de los jóvenes juristas, la cual palpo a diario. Como ustedes conocen, uno de nuestros hijos, a cuya asesoría acudo sistemáticamente en el trabajo, es jurista, y piensa y actúa siempre como jurista, de manera que puedo decir que prácticamente todos los días en la casa y en la oficina tengo la visión crítica, pero también el apoyo decisivo de un joven formado como muchos otros jóvenes en la muy prestigiosa Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, a la que tanto hemos acudido en los últimos años en el afán constante de perfeccionar la labor jurídica y el Estado socialista de derecho. Así se forman y actúan los jóvenes graduados en todas las facultades de Derecho del país, a quienes encontramos asumiendo importantes responsabilidades en fiscalías, tribunales, bufetes, notarías y en diversos escenarios jurídicos.

La Unión Nacional de Juristas de Cuba, su directiva y sus miembros han dado un apoyo fundamental a la dirección de la Revolución en estos años de transformaciones sustanciales de nuestra Ley de Leyes y de creación y adecuación de normas jurídicas en respaldo al Estado socialista de derecho.

Gracias por estar siempre al servicio de la Patria enriqueciendo sus leyes y trabajando incansablemente por ajustarlas a la Constitución; es algo que quiero agradecer en este Congreso.

Mientras preparaba mis palabras repasé las anotaciones que hago normalmente en los encuentros que sostenemos y me impresionó la cantidad y trascendencia de los temas que hemos debatido en los últimos años y meses, fundamentalmente los referidos al papel del Derecho como expresión de la política y como facilitador y catalizador para encauzar positivamente los procesos, el contenido político-ideológico del Derecho, la permisión antes que la limitación, lo colectivo y lo individual.

Y entre muchos asuntos aflora una queja, he anotado: se ha invisibilizado a los juristas en el debate social.  Creo que ese sentimiento, justo en el momento en que se expresó, va disolviéndose en las intensas, profundas y muy seguidas presentaciones de los expertos del Derecho en las jornadas que antecedieron a la aprobación de la Constitución, primero, y a la elaboración de más de veinticinco versiones del Código de las Familias, después, por citar el ejemplo más inmediato y popular.

Valoramos mucho la honesta preocupación que han manifestado ustedes sobre la necesidad de una mayor y mejor divulgación de las nuevas normas jurídicas, su contenido, cómo se aplican y, sobre todo, cómo se controlan; la necesidad de la seguridad jurídica, la duración de las normas, el control previo y posterior, la credibilidad, la adecuada interpretación de los preceptos constitucionales, aun cuando no estén las normas.

También hemos tratado la comunicación social sobre el Derecho y las normas jurídicas, el Código Civil y la necesidad de resolver la dispersión de normas en función de la racionalidad del Derecho; la importancia de entender el proceso penal nuevo con una fase preparatoria a la que no estamos acostumbrados.

Se habla también de reconocer el papel del abogado, y se sugiere asumir el Derecho Público Internacional como una herramienta para la defensa de nuestra soberanía.

Hemos discutido sobre la importancia de la asesoría jurídica, el papel del contrato, el Derecho Económico Financiero y el Derecho Mercantil en los procesos económicos.

Otros temas referidos a la creación normativa, a la importancia de llegar a los municipios, de hacer más transparentes y participativos los procesos de creación y todo lo relacionado con el Derecho en la gestión de Gobierno hablan de una implicación profunda y aportadora en el mejoramiento de la sociedad que solo es posible en un Estado socialista de derecho.

No será sencillo responder a todas las preocupaciones de ustedes, pero nos empeñaremos en atender cada asunto.  Es la garantía de que todo lo que soñamos para el futuro inmediato, e incluso el presente, de la sociedad cubana se alcance. 

Por lo pronto, quedamos comprometidos con este Congreso, con sus sugerencias, sus alertas, sus proposiciones.  Nos interesa mucho responder con efectividad al llamado que ustedes hacen a ejercer el control desde los órganos superiores, a simplificar las normativas en el entendido de que más normas no significan más control, y a mejorar la divulgación jurídica con programas de radio, televisión y audiencias públicas sobre temas jurídicos. Contenidos que debemos compartir también en las redes sociales digitales.

Compañeras y compañeros:

Me satisface saber que el comportamiento ético de los juristas y el enfrentamiento a las manifestaciones de corrupción se mantienen entre los temas transversales al desempeño profesional desde la prevención, la formación y la evaluación crítica de los casos concretos.

Concedo especial importancia al trabajo con la juventud. La atención a jóvenes juristas y a estudiantes de Derecho debe mantenerse como tarea sistemática de primer orden, que garantice la formación ética de las nuevas generaciones de profesionales del Derecho en vínculo permanente con su organización.

En ese propósito es vital promover y garantizar la participación de los jóvenes en todo proceso relacionado con las leyes que se desarrolle.  El referendo y la consulta popular de la Constitución de la República, en 2018, es una prueba de cuánto pueden implicarse los nuevos profesionales del Derecho en el mejoramiento que buscamos de nuestra sociedad.

Recientemente ha sido ejemplar la participación de más de 12 000 juristas en el proceso de consulta popular del Código de las Familias como facilitadores de su contenido, en coordinación con el Consejo Electoral Nacional y sus estructuras subordinadas.

Conocemos que la organización y sus juristas han aportado sus experiencias y capacidades en todos los procesos sociales y económicos que enfrenta el país, así como en obras sociales y hasta en la producción de alimentos, donaciones de sangre y de bienes para damnificados, como se realizó a partir de la tragedia del hotel Saratoga.

Y, sin ser aún suficiente, la Unión Nacional de Juristas de Cuba se ha insertado en los medios de comunicación, lo que se ha fortalecido en los últimos mesestanto por los medios tradicionales como por las redes digitales.

Cuando nos reunimos en agosto de 2021 con una representación de ustedes definimos temas de especial preocupación en el ámbito del Derecho, incluyendo el papel que le corresponde desempeñar a la Unión Nacional de Juristas de Cuba en las actuales circunstancias, en cómo incentivar la formación de las nuevas generaciones con una profunda preparación ética y profesional, que los distinga a ustedes en su alta sensibilidad y capacidad creadora en el ejercicio profesional; en cómo trascender desde la ciencia y la innovación en el Derecho para aportar a las transformaciones legislativas y a la práctica jurídica que inciden en la solución de temas complejos de la sociedad cubana.

Estos temas fueron retomados en la reunión del Consejo Nacional de la Unión Nacional de Juristas de Cuba en diciembre de 2021, a la que me honré en asistir. No dudo ni por un instante que lograrán sus nobles propósitos con el comportamiento digno y la entrega a su compleja y respetable labor de juristas, confiamos hoy, como confiamos a lo largo de sus 45 años de existencia, en la Unión Nacional de Juristas de Cuba.

A todos nuestros juristas: asesores jurídicos, consultores, notarios, registradores, especialistas, académicos, profesores, abogados, profesionales del Derecho en las Fuerzas Armadas Revolucionarias y en el Ministerio del Interior y estudiantes de Derecho quisiera transmitirles el mayor de los reconocimientos por sus aportes y enseñanzas.

¡Nuestras leyes y los profesionales cubanos que las defienden con honestidad y valor son un escudo contra los intentos jamás abandonados por los enemigos de la Revolución de hacerla estallar y borrar las conquistas sociales acumuladas en 63 años de batallas en pro de la justicia y la dignidad plena de los individuos y la sociedad en su conjunto!

A ese enemigo que ahora mismo pretendiendo aislarnos ha vuelto a aislarse en su Cumbre sin las Américas le costará mucho entender, y quizás no entienda nunca, que en la Cuba revolucionaria de Martí, Fidel y Raúl la moral irá siempre por delante del vicio, la consagración por delante del acomodamiento, la solidaridad por delante del egoísmo, el compromiso por delante de la indiferencia, el patriotismo por delante del anexionismo.   

¡Nuestra respuesta: seguir creando y seguir avanzando!

¡Hasta la victoria siempre!

(Ovación.)

En la #CasaBlanca, el actor Matthew #McConaughey pidió ‘responsabilidad con las armas’.

El actor Matthew McConaughey hizo un fuerte llamado el martes en la Casa Blanca a la ‘responsabilidad con las armas’ tras la masacre en una escuela primaria en su ciudad natal de Uvalde, Texas.
 
‘Estamos en una ventana de oportunidad en este momento en la que no habíamos estado antes, una ventana en la que parece que un cambio real, un cambio real puede suceder’, dijo McConaughey, de 52 años, a los periodistas.
 
McConaughey, quien visitó Uvalde y se reunió con las familias de las víctimas después de que 19 niños y dos maestras fueran asesinados a tiros el 24 de mayo, habló de manera emotiva sobre algunos de los escolares que murieron.
 
Mostró un dibujo colorido hecho por Alithia Ramírez, una niña de 10 años que quería asistir a la escuela de arte en París algún día.
 
McConaughey también señaló un par de zapatillas Converse verdes que sostenía su esposa, la modelo brasileña Camila Alves, y que pertenecían a otra de las víctimas, Maite Rodríguez.
 
‘Unas Converse verdes con un corazón en el dedo del pie derecho’, dijo McConaughey. ‘Son las mismas Converse verdes en sus pies que resultaron ser la única evidencia clara que podría identificarla después del tiroteo’.
 
‘¿Qué me dicen de eso?’, se preguntó, golpeando el atril de la sala de prensa de la Casa Blanca.
 
McConaughey, quien se reunió con el presidente Joe Biden y miembros del Congreso antes de hablar con los periodistas acreditados en la Casa Blanca, dijo que las familias de las víctimas le dijeron que querían que ‘su pérdida importara’.
 
‘Quieren que los sueños de sus hijos sigan vivos’, afirmó.
 
‘Consolamos a mucha gente’, contó el actor. ‘¿Y saben lo que decían todos? 

‘Queremos escuelas seguras y fuera de peligro y queremos leyes sobre armas que no faciliten que los malos obtengan estas malditas armas».
 
‘Necesitamos invertir en atención de la salud mental. Necesitamos escuelas más seguras’, insistió McConaughey. ‘Necesitamos restaurar nuestros valores estadounidenses y necesitamos una posesión responsable de armas’.
 
‘Necesitamos verificaciones de antecedentes’, continuó. ‘Necesitamos aumentar a 21 años la edad mínima para comprar un rifle AR-15’.
 
McConaughey, quien ganó un Oscar al mejor actor en 2014 por la película ‘Dallas Buyers Club: El club de los desahuciados’, y ha coqueteado con la idea de postularse para gobernador de Texas, dijo que el tema de las armas debería ser un ‘asunto no partidista’.
 
‘Con lo dividido que está nuestro país, el tema de la responsabilidad de las armas es uno en el que estamos todos de acuerdo’, aseguró.
 
‘No hay algo demócrata o republicano en un solo acto de estos pistoleros’, dijo.
 
‘¿Pueden ambas partes ver más allá del problema político y admitir que tenemos un problema de preservación de la vida?’, enfatizó.
 
La violencia armada es común en Estados Unidos, pero la conmoción nacional por los recientes tiroteos masivos en la escuela en Uvalde y días antes en una tienda de comestibles en Buffalo, Nueva York, ha vuelto a generar llamados a la acción.
 
El senador demócrata Chris Murphy ha estado trabajando con un grupo bipartidista de senadores en una reforma sobre la posesión y uso de armas, algo complicado dado que muchos republicanos rechazan habitualmente la mayoría de las formas de control de armas.
 
Una encuesta reciente de CBS News/YouGov halló que el 62% de los estadounidenses respalda una prohibición a nivel nacional de los rifles semiautomáticos.
 
El apoyo es aún mayor para las verificaciones de antecedentes de todos los compradores de armas (81%).
 
La violencia con armas de fuego en Estados Unidos ha matado a más de 18.000 personas en lo que va de 2022, incluidos casi 10.300 suicidios, según la oenegé Gun Violence Archive.

Hermanos del alma

La frase de “hermanos del alma” la escuché por primera vez de Katiuska Blanco, al referirse a ese vínculo espiritual tan intenso existente entre Raúl y Fidel, una conexión que va más allá de la sangre común, el cariño, la admiración y el respeto, pues tiene que ver con la manera en que esos dos seres abrazaron la causa revolucionaria, compartieron juntos todos los peligros y sacrificios, enfrentaron y superaron todo tipo de obstáculos, y quedaron aun más unidos para siempre, no solo entre ellos, sino en el alma misma de la patria.

“Ser hermano de Fidel, es un privilegio—expresó Raúl en entrevista concedida al periodista Mario Vázquez Raña en 1993—. Siempre fue, desde la infancia, mi héroe; porque de todos los hermanos, yo soy el cuarto. Está una hermana, la mayor, después Ramón, un año después Fidel, cinco años después yo. O sea, que él, llevándome cinco años, era mi hermano inmediato superior. Y siempre fue mi héroe, mi más cercano compañero, pese a la diferencia de edad”.[i]

Existen numerosas anécdotas de cómo esa relación especial entre ellos germinó desde el seno familiar en Birán, en los colegios Hermanos de La Salle y Dolores en Santiago de Cuba y alcanzó su máximo esplendor a partir de la radicalización del pensamiento revolucionario de ambos y la decisión de unir su suerte por un destino verdaderamente luminoso para Cuba.

Siendo apenas un adolescente, ya Raúl se cuestionaba la realidad social que percibía en el entorno de Birán, rodeado de propiedades y empresas estadounidenses, ideas que compartía con los trabajadores de la zona y que de una u otra forma llegaban a oídos de su padre. Preocupado por esta situación, Ángel Castro decidió entonces confiar a Fidel la formación de Raúl y aceptó que lo llevara a La Habana bajo su responsabilidad. El resultado fue que Fidel se convirtió en el principal educador político de Raúl. El primer libro que le dio a leer fue El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, de Federico Engels, luego otros que estimularon las inquietudes políticas del joven Raúl, y aunque se hizo comunista por voluntad propia, no hay dudas de que la influencia de su hermano fue fundamental.

Mas Raúl no se ganó el lugar que hoy ocupa en la historia por ser hermano de Fidel, —de hecho, este último evitó siempre que hubiera favoritismos y condescendencias en ese sentido— sino por mérito propio, a partir de su determinación y firmeza al actuar en momentos cruciales. Así fue durante las acciones del 26 de julio de 1953 en el Palacio de Justicia en Santiago de Cuba, cuando en una acción de audacia extrema desarmó a un sargento que dirigía una patrulla de militares en el preciso momento que detenía a sus compañeros; así tomó el mando de la situación.

“En el caso del compañero Raúl—recordó Fidel en la clausura del primer congreso del Partido el 22 de diciembre de 1975—, en realidad es para mí un privilegio que, además de un extraordinario cuadro revolucionario, sea un hermano. Esos méritos los ganó en la lucha y desde los primeros tiempos.  La relación familiar sirvió para que lo enrolara en el proceso revolucionario, lo invitara al Moncada¡Ah!, pero cuando allí, en la Audiencia de Santiago de Cuba llega una patrulla y los hace prisioneros, si Raúl no hace lo que hizo en ese instante, hace mucho tiempo que no existiría Raúl, que fue quitarle la pistola al jefe de la patrulla y hacer prisionera a la patrulla que los había hecho prisioneros a ellos. Si no hace eso, a todos ellos los habrían asesinado algunas horas después en el Moncada. Y ese fue el comienzo. Y la prisión, y el exilio, y la expedición del «Granma», y los momentos difíciles, y el Segundo Frente, y el trabajo desplegado durante estos años”.[ii]

Después del asalto al Moncada, Raúl y Fidel volverían a verse en la entrada de la cárcel de Boniato. Aunque no pudieron intercambiar palabra alguna o darse el abrazo anhelado, el hecho de saber cada uno que el otro vivía, produjo en ambos inmensa alegría. Raúl no olvidaría jamás ese momento, pues Fidel no se veía para nada derrotado, todo lo contrario, “allí estaba él con una dignidad y una estampa de firmeza e hidalguía tremenda”.[iii] No sería el único momento en que tendría lugar una escena muy similar, el 18 de diciembre de 1956, al reencontrarse en Cinco Palmas luego del desembarco del Granma y la dispersión provocada en la tropa rebelde por la sorpresa de Alegría de Pío, el propio Raúl ha contado que pensó en sus adentros que Fidel se había vuelto loco al escucharlo exclamar: ¡ahora sí ganamos la guerra¡, por el hecho de haberse reunido 8 hombres y 7 fusiles en aquel lugar memorable.

Ya para ese momento ambos hermanos habían compartido la experiencia de la prisión y el exilio. En México había peligrado todo el esfuerzo realizado por organizar una expedición a Cuba al ser apresado Fidel y una significativa parte de la dirección del Movimiento 26 de Julio. Raúl se había destacado sobremanera al desplegar una enardecida e infatigable labor por lograr la excarcelación de Fidel y sus compañeros.

Durante la lucha en las montañas de la Sierra Maestra Fidel se preocupaba por la vida de su hermano más pequeño, pero no menor era el desvelo de Raúl por la de Fidel. Cuenta Guillermo García de un incidente ocurrido después del combate de La Plata, el 17 de enero de 1957, cuando uno de los combatientes se negó a entregar el fusil y las balas que se habían ocupado a los enemigos e incluso rastrilló su arma y apuntó en forma amenazante a Fidel; señalando: “Este Springfield y la canana con cien balas lo cogí yo…si quieres el fusil ven a cogerlo”. De inmediato -relata Guillermo- Raúl dio un salto y cayó delante del fusil: “Si quieres, dispárame a mí, pero a Fidel no”.[iv]

Raúl va a estar de manera inseparable junto a Fidel en las principales acciones de la guerrilla, se destacó y ganó prestigio ante la tropa rebelde por su valentía, disciplina y compañerismo. El hoy Comandante de la Revolución, Delio Gómez Ochoa, que integró la columna número uno en la Sierra Maestra sostiene que si Raúl no tuvo más participación en acciones de mayor peligro en esa etapa fue porque Fidel trataba de preservarlo, pues sostenía ya desde ese momento que “Raúl era la gran reserva de la Revolución”.[v]

No obstante, no era posible resistirse ante el ímpetu de lucha de Raúl, el 27 de febrero de 1958, Fidel lo asciende a Comandante y lo nombra Jefe de la Columna 6, con la misión de fundar el II Frente. Raúl, que había conocido de la decisión días antes, apuntó en su diario de campaña: “Caminando con Fidel por el patio de la casa, me informó que escogiera 50 hombres para realizar la misión que le pedí una vez. Me volví loco de contento y empecé a trabajar preparando la gente. Le puse por nombre “Operación Frank País García”, en honor al inolvidable combatiente”.

La apertura del Segundo Frente se convertiría en una de las hazañas militares más significativas de la guerra de liberación, en la zona de operaciones asignada crecería aún más el liderazgo de Raúl, que mostró sus dotes no solo como estratega militar, sino como organizador. El Segundo Frente en materia de organización puede considerarse la simiente de la futura institucionalidad de la Revolución, Fidel lo definiría como «modelo de organización, administración y orden».

Raúl también tendría una destacada participación, junto a Fidel y el Comandante Juan Almeida Bosque, en las operaciones que dieron cerco a la ciudad de Santiago de Cuba y a las contundentes victorias del Ejército Rebelde en el mes de diciembre de 1958, que constituyeron la antesala del triunfo revolucionario. Raúl había vuelto a encontrarse con Fidel el 18 de diciembre en La Rinconada, sede de la Comandancia del Ejército Rebelde. “Volvemos a La Rinconada —escribiría Almeida en sus memorias—, a una reunión para ultimar planes para la ofensiva final ante el tambaleo del régimen. Están presentes todos los representantes del Movimiento 26 de Julio en el país que pudieron asistir. Vemos a Raúl después de su largo abrazo con Fidel, tras nueve meses de su salida de La Pata de la Mesa. En su zona ha dejado un frente consolidado y realiza una ofensiva arrolladora. Viene acompañado de Vilma y Piñeiro”.[vi]

Llegada la hora del triunfo revolucionario Raúl se encargaría de tomar todas las medidas pertinentes para proteger la vida de Fidel en el trayecto de la Caravana de la Libertad por toda la Isla. Otra tarea que cumplió con gran amor y responsabilidad. Encargaría al frente de esa misión a uno de sus mejores hombres, al Comandante Antonio Enrique Lussón Battle.

Es así que cuando triunfa la Revolución, Raúl había acumulado méritos suficientes para constituir el segundo hombre en la dirección del Movimiento 26 de Julio, ratificado además en acto público por el pueblo en fecha tan temprana como el 21 de enero de 1959, al ser propuesto directamente por Fidel:

“Y para tomar las medidas de precaución, porque aquí hay que estar prevenidos contra todo, le voy a proponer a la Dirección del Movimiento 26 de Julio, que designe al compañero Raúl Castro, Segundo Jefe del Movimiento 26 de Julio (APLAUSOS).Lo hago, no porque sea mi hermano—que todo el mundo sabe cuánto odiamos el nepotismo— sino porque, honradamente, lo considero con cualidades suficientes para sustituirme en el caso de que yo tenga que morir en esta lucha; porque, además, es un compañero de muy firmes convicciones revolucionarias, que ha demostrado su capacidad en esta lucha, que fue de los que dirigió el ataque al Moncada, de los que estuvo dos años en la cárcel, de los que organizó el Segundo Frente “Frank País”, y de los que han dado relevantes pruebas de capacidad como organizador y como líder (APLAUSOS).

(…)

Y al plantear aquí la necesidad de que el pueblo esté alerta y esté prevenido contra cualquier agresión en la persona de uno de sus dirigentes, al plantear aquí esa necesidad, lo hago con una honrada convicción, de hombre que le preocupa no solo el presente sino también el futuro de la patria, de hombre que le preocupa la patria no solo mientras viva sino también cuando muera (APLAUSOS).  Y al plantear aquí que considero que el compañero Raúl Castro podría sustituirme en este caso, no es que yo decida unilateralmente, sino yo quiero consultar con el pueblo si está de acuerdo (EXCLAMACIONES DE: “¡Sí!”).[vii]

Tres años más tarde, en 1964, en entrevista que le ofreciera Ernesto Che Guevara a la periodista estadounidense Lisa Howard, al preguntarle esta última sobre quién podría sustituir a Fidel, el destacado Comandante respondió: ¿Quién lo reemplazaría?  Sería una cuestión a discutir posteriormente.  Nosotros no hacemos esa clase de análisis ahora, ni tenemos ninguna aspiración ninguno de nosotros; pero lógicamente su hermano Raúl, no por ser su hermano, sino por sus propios méritos, es el viceprimer ministro y es el más indicado entre nosotros para seguir el mismo rumbo de la Revolución Cubana”.[viii]

Otros momentos de la historia de la Revolución unirían indisolublemente a Fidel y Raúl, como fue aquel en que Raúl sufrió un accidente cuando sobrevolaba en avioneta la Ciénaga de Zapata y Fidel salió de inmediato a su rescate, o cuando Fidel en medio de un importante discurso el 6 de agosto de 1960 perdió transitoriamente la voz —afónico por un catarro— y Raúl en un gesto memorable tomó el micrófono y pronunció palabras que emocionaron profundamente a todo el auditorio, pero también habría que mencionar Girón; la Crisis de Octubre; la lucha contra Bandidos; la batalla contra el sectarismo, las conspiraciones y traiciones; las misiones internacionalistas; el enfrentamiento a la política agresiva de los distintos gobiernos estadounidenses; la Revolución en toda su dimensión tanto en el plano doméstico como internacional; el Período Especial; la lucha por el regreso de Elián y los Cinco Héroes; entre muchísimos otros. Para suerte de Cuba y los cubanos, durante décadas de lucha ambos líderes se complementaron las tareas de tal forma, que multiplicaron por diez la fuerza del impulso revolucionario.

Cuando llegó la hora de asumir las máximas responsabilidades del Estado y el gobierno en el año 2008, Raúl destacó: “Fidel es Fidel, todos lo sabemos bien, Fidel es insustituible y el pueblo continuará su obra cuando ya no esté físicamente. Aunque siempre lo estarán sus ideas, que han hecho posible levantar el bastión de dignidad y justicia que nuestro país representa”.[ix]

El 25 de noviembre de 2016 se produjo la partida física del Comandante en Jefe, pero en su lugar quedó su más fiel y experimentado discípulo, el más fidelista de todos los cubanos, que desde su singularidad —Fidel es Fidel, y Raúl es Raúl[x]— ha mantenido viva la fuerza de la Revolución, abriéndole paso con seguridad y confianza a la continuidad creadora que representa nuestro presidente Miguel Díaz Canel, que ha bebido de esos dos manantiales de sabiduría, ejemplos imperecederos de hermandad en la lucha contra todos los imposibles, que siguen demostrándonos cada día “que sí se pudo, sí se puede y se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba, o lo que es lo mismo, ¡garantizar la independencia y la soberanía de la patria!”.[xi]

Notas

[i] Entrevista concedida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz al señor Mario Vázquez Raña para el periódico El Sol de México, 21 de abril de 1993.

[ii] Discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Primer Ministro del gobierno revolucionario, en la clausura del Primer Congreso del Partido, celebrado en el teatro “Carlos Marx”, el 22 de diciembre de 1975, “Año del Primer Congreso”.  (Departamento de versiones taquigráficas del gobierno revolucionario).

[iii] Katiuska Blanco, Todo el tiempo de los cedros, Casa Editorial Abril, Ciudad de La Habana, p.319.

[iv] Guillermo García Frías, Encuentro con la verdad, Casa Editorial Verde Olivo, Ciudad de La Habana, 2010, p.93.

[v] Wilmer Rodríguez Fernández y Elier Ramírez Cañedo, entrevista al Comandante de la Revolución, Delio Gómez Ochoa, 2 de mayo de 2019.

[vi] Juan Almeida Bosque, La Sierra y más allá, Casa Editorial Verde Olivo, La Habana, 2008.

[vii] Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, en la magna concentración popular, en el palacio presidencial, el 21 de enero de 1959, “Año de la Liberación”. (Versión taquigráfica de las oficinas del Primer Ministro).

[viii] Entrevista a Ernesto Che Guevara, Ministro de Industrias, realizada por Lisa Howard, el 12 de febrero de 1964, véase en Elier Ramírez Cañedo, El Che y las relaciones Estados Unidos—Cuba en los años sesenta, Editorial Ocean Sur, p.169.

[ix] Discurso en las conclusiones de la sesión constitutiva de la VII legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Palacio de las Convenciones, La Habana, 24 de febrero de 2008, en periódico Granma, La Habana, 25 de febrero de 2008, p. 2

[x] Si durante los años como Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias durante casi 49 años, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y Ministros, Raúl dejó una huella trascendente en la historia del proceso revolucionario cubano después de 1959, no se puede contar la historia más reciente sin hablar de su papel como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y Primer Secretario del Partido en la conducción de los más importantes procesos de cambios para actualizar y perfeccionar el modelo socialista cubano de las últimas décadas, desde los Lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución, la nueva Ley Migratoria y la nueva Constitución de la República, por solo mencionar algunos ejemplos. Tampoco puede dejar de mencionarse su destacada labor en el escenario internacional desde la presidencia pro témpore de la CELAC, el proceso de paz en Colombia y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, hechos todos que marcan la época contemporánea. Raúl siempre ha rehuido las menciones y homenajes, pero su historia de vida y lucha merece ser más divulgada y conocida entre las nuevas generaciones de cubanos.

[xi] Discurso del General de Ejército, Raúl Castro Ruz, en homenaje póstumo al Comandante en Jefe, el 3 de diciembre de 2016.

Donativo de Pakistán para el sistema de Salud cubano

#Solidaridad #Pakistán #Donativo #Cuba #Salud #Covid19

Como expresión de los lazos de solidaridad y de amistad entre Cuba y la República Islámica de Pakistán, esa nación donó a la Mayor de las Antillas medios de protección y equipos médicos que contribuirán a las acciones de enfrentamiento a la COVID-19.  El donativo, con un valor estimado en 65 500 euros, incluye 40 ventiladores pulmonares, máscaras faciales, batas quirúrgicas y de protección.  En el acto de agradecimiento, la viceministra del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Déborah Rivas Saavedra, significó el actual contexto, agravado por el recrudecimiento sin precedentes del bloqueo de EE. UU. 

Brigadas médicas #HenryReeve que enfrentaron la #COVID-19 en #Italia reciben placa de reconocimiento

#Italia #Turin #covid19 #HenryReeve #Brigadamédicacubana

Con profunda gratitud recibimos de manos de Angelo Sollazzo, presidente de la Confederación de Italianos en el Mundo, una placa en reconocimiento a la labor de las brigadas médicas Henry Reeve que enfrentaron en ciudades italianas la COVID-19, durante los momentos más complejos de la pandemia.

Ese gesto, que nos llena de orgullo y es muestra de cuánto significó en las regiones de Lombardía y Piamonte la presencia de nuestros colaboradores, tuvo lugar este martes, durante la inauguración del XIII Congreso de la Confederación de Italianos en el Mundo (CIM), efectuada en el Hotel Nacional.

“En el momento más dramático de la pandemia del COVID que había golpeado a Italia con miles de muertos, los médicos cubanos, con gran espíritu de sacrificio mostraron al mundo qué significan solidaridad y amistad”, se lee en la placa del premio a nuestros colaboradores.

Será imposible olvidar cuánto hicieron allí nuestros profesionales, en hospitales instalados a toda prisa en las ciudades de Crema y Turín, donde enfrentaron sin descanso y de manera excepcional la pandemia.

El doctor cubano Julio Guerra Izquierdo recibió este martes la Orden de la Estrella de Italia en el Grado de Caballero, por la labor desempeñada al frente de la brigada médica del Contingente Henry Reeve que asistió a la población de la localidad de Turín, en ese país europeo, afectado por la pandemia de la COVID-19.