“Yanquis, váyanse a casa”: Turcos protestan contra Armada de #EEUU

Los manifestantes turcos intentan poner una capucha sobre la cabeza de un empleado de la Marina estadounidense, 2 de noviembre de 2021.

Al menos 17 manifestantes han sido detenidos en la ciudad de Estambul durante una protesta contra la presencia de la Armada de Estados Unidos en Turquía.

Las autoridades turcas detuvieron el miércoles a las personas involucradas en poner una capucha sobre la cabeza de un empleado de la Marina estadounidense durante una protesta contra la presencia y la política de Washington en Asia Occidental.

El grupo que llevó a cabo la manifestación es la Unión de Jóvenes de Turquía (TGB, por sus siglas en turco) que compartió el martes imágenes del incidente en la red social Twitter, en las que se ve a sus miembros coreando consignas contra el país norteamericano.

EE.UU. es nuestro enemigo y no lo quieren aquí. No permitiremos que sus soldados deambulen libremente por nuestras tierras. Yanquis, váyanse a casa”, expresaron los manifestantes que también rechazaron el apoyo de Washington a los milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG, en kurdo), un grupo considerado terrorista por Ankara.

El soldado estadounidense que fue objeto de la ira de los manifestantes turcos es tripulante del buque de guerra USS Mount Whitney que cruzó el estrecho de Bósforo (noroeste de Turquía) para unirse a las maniobras de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el mar Negro.

De acuerdo a agencia británica de noticias Reuters, el capitán del barco estadounidense expresó el lunes que su tripulación estaba deseando visitar Turquía y fortalecer los lazos de Washington con Ankara.

El domingo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, arremetió contra EE.UU. por respaldar a formaciones que Ankara considera terroristas, entre ellas YPG, y advirtió que tal postura estadounidense  “dañaría” los lazos entre los dos países.

De hecho, el apoyo militar que brinda Washington a los kurdos en Siria ha desatado mucha tensión en las relaciones de EE.UU. y Turquía. Washington alega que su plan para armar a las milicias kurdas está dirigido solamente a combatir al grupo terrorista Daesh, aunque en múltiples ocasiones ha utilizado estas fuerzas para ralentizar el avance de las tropas del Ejército sirio hacia las posiciones terroristas.

#Turquía ordena la expulsión de embajadores movilizados por liberación de opositor, incluido el embajador de #EEUU  

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció este sábado que ordenó la expulsión «lo antes posible» de los embajadores de diez países, entre ellos los de Estados Unidos, Alemania y Francia, que pidieron que el opositor Osman Kavala fuera liberado.

«Ordené a nuestro ministro de Relaciones Exteriores que prepare lo antes posible la declaración de esos diez embajadores como persona non grata», afirmó el jefe de Estado turco durante un desplazamiento al centro de Turquía, aunque no precisó ninguna fecha.

«Deberían conocer y comprender a Turquía», martilló Erdogan respecto a estos embajadores a quienes acusó de «indecencia».

«Tienen que irse de aquí desde el día que dejaron de conocer Turquía», añadió.

El hecho de declarar «persona non grata» es una medida poco habitual en las relaciones diplomáticas y esta abre la puerta a la expulsión o la llamada a consultas del embajador.

«Durante todo el día, (los diplomáticos) repiten: Kavala, Kavala… Pero aquel del que hablan, Kavala, es un agente de Soros en Turquía», afirmó el presidente turco en un acto público, en que se refirió al multimillonario estadounidense George Soros.

En prisión preventiva desde hace cuatro años, Kavala, de 64 años y una figura importante de la oposición, es acusado desde 2013 por las autoridades turcas de querer desestabilizar a su país.

– «Un arreglo rápido del caso» –

En un comunicado publicado el lunes de noche, Canadá, Francia, Finlandia, Dinamarca, Alemania, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia y Estados Unidos instaron a «un arreglo justo y rápido del caso» Kavala, hombre de negocios y mecenas turco convertido en una bestia negra para el régimen.