En la #Universidad de #LaHabana se ha formado parte de la vanguardia de la nación

#Cuba #Educación #MES #UH

Organizaciones e instituciones indisolublemente vinculadas con la labor de la UH, como el Partido en La Habana, la Central de Trabajadores de Cuba y el Ministerio de Educación Superior, entregaron reconocimientos a la casa de altos estudios en esta conmemoración

La Universidad de La Habana (UH), la misma en la que el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz se hizo revolucionario, celebró ayer sus «295 años de historia fecunda», durante los cuales «ha formado la vanguardia educacional, científica y cultural de la nación cubana», expresó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República.

En el acto por el nuevo aniversario de la Alma Máter, el Jefe de Estado destacó la inserción de la uh en la sociedad cubana en todas las épocas, desde su fundación, así como su capacidad de renovación y autosuperación, al tiempo que significó la formación humanista e integral de profesionales útiles y capaces.

Ponderó que es una de las universidades que más ha apoyado la gestión del Gobierno basada en la ciencia e innovación, al igual que en el enfrentamiento a la COVID-19. De este último elemento, resaltó los modelos matemáticos del comportamiento de la enfermedad, aportados por la Facultad de Matemática; las acciones conjuntas con científicos y empresas de BioCubaFarma para la creación de las vacunas y otras soluciones en el combate contra la pandemia, así como la presencia de estudiantes y profesores en las zonas rojas.

En el acto –en el que estuvo presente el Comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura, además de miembros del Buró Político y del Secretariado del Comité Central del Partido, y otros dirigentes e invitados nacionales e internacionales– por medio de la Resolución Rectoral No. 1 de 2023, se le otorgó al Presidente Miguel Díaz-Canel la Placa Aniversario 295 de la Universidad de La Habana, por su destacado desempeño intelectual y de gestión política y gubernamental.

Asimismo, organizaciones e instituciones indisolublemente vinculadas con la labor de la UH, como el Partido en La Habana, la Central de Trabajadores de Cuba y el Ministerio de Educación Superior, entregaron reconocimientos a la casa de altos estudios en esta conmemoración.

La doctora en Ciencias Miriam Nicado García, rectora de la UH, consideró que la Universidad «se ha construido sobre tres pilares: su historia, ligada estrechamente a la trayectoria de la nación, su prestigio en la formación de profesionales, y su responsabilidad ante la sociedad».

Rememoró que esta institución docente ha sido escenario de grandes acontecimientos, y que en sus aulas estudiaron patriotas de la talla de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, o el Mayor Ignacio Agramonte; Julio Antonio Mella, fundador de la FEU; hombres invencibles como Fidel Castro Ruz; científicos; intelectuales, entre otros jóvenes valiosos que han dejado una huella memorable en nuestra Universidad, en su época, y en el corazón de la nación cubana.

Exaltó Nicado García que, gracias a su claustro, conformado por más de 2 000 profesores y científicos, 800 doctores en Ciencias, y el espíritu permanente de crear, son múltiples las investigaciones que han llegado a convertirse en productos que hoy sustituyen importaciones para la economía cubana.

La dirección del país, agregó, desarrolla un sistema de gestión basado en la ciencia y la tecnología, en el cual se han insertado nuestros académicos, técnicos y trabajadores de apoyo. «Juntos, Gobierno y Universidad, avanzan en la consolidación de importantes proyectos en diferentes macroprogramas de alcance nacional», afirmó.

La máxima autoridad de la institución se refirió, a su vez, a cinco hitos que avalan hoy el prestigio de la uh, como son la creación de un modelo de laboratorio conjunto con los centros científicos del polo biofarmacéutico cubano; la participación en la creación de una de las cinco vacunas que lograron controlar la COVID-19; el surgimiento de una nueva interfaz para el desarrollo y la innovación en la Universidad y en el país; la presencia en el campus de un centro de estudios para la sostenibilidad del Caribe; y la aprobación reciente de un laboratorio conjunto internacional, con el Gobierno de Shangái, de diagnóstico de tumores y tratamiento energético.

#Cuba y #Kenya, con interés en estrechar cooperación en diversas áreas

#Nairobi #LaHabana #MINREX #Educación #Salud

La Habana y Nairobi establecieron relaciones diplomáticas en 1995 y la cooperación bilateral se desarrolla fundamentalmente en los sectores educativo y sanitario.

#Díaz-Canel: “El #2023 tiene que ser un mejor año”

#Cuba #Economía #Comercio #Desarrollo #VamosPorMás #RevoluciónCubana

“El 2023 tiene que ser un mejor año; tenemos todas las bases, además de la convicción, de que puede ser un año mejor”, así lo consideró el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al intervenir en la más reciente reunión del Consejo de Ministros, en la que fueron presentados los principales aspectos del Plan de la Economía Nacional y del Presupuesto del Estado para el próximo año.

Lo que hemos vivido en estos tres últimos años y lo que hemos sobrepasado en estos tres años, subrayó el Jefe de Estado, es una “hombrada que ha hecho la Revolución Cubana por el pueblo heroico que tiene”.

En la reunión del máximo órgano de Gobierno cubano –dirigida por el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz–, el presidente Díaz-Canel recordó cómo, en medio de las circunstancias de recrudecimiento del bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos y sus campañas de descrédito, “haber vencido la pandemia ha dado posibilidad de regresar a la normalidad”, en momentos en que muchos países en el mundo no han podido hacerlo.

De manera particular sobre el año en curso, comentó que “ha sido intenso” y si bien se han aplicado varias medidas económicas, “no todas tendrán un impacto inmediato, porque son complejas y, además, porque necesitan sobrepasar la inercia de los procesos”.

El próximo año tiene que ser mejor, evaluó el dignatario, a partir de que “todos trabajemos intensamente, y todos logremos que el pueblo se sume a ese trabajo con el ejemplo de los cuadros”. Tiene que ser un año –subrayó– de trabajo intenso e inteligente, que aplaste la burocracia, que aplaste las trabas, que aplaste el inmovilismo, que aplaste la espera y, por supuesto, que continúe la lucha contra la corrupción y las ilegalidades a partir de las medidas adoptadas.

De igual modo, insistió en la importancia de que 2023 sea también un año en el cual “la innovación esté presente en todo lo que hagamos, y que genere resultados”. En tal sentido, destacó prioridades de trabajo como la producción de alimentos con más eficiencia, aplicando la agroecología y la ciencia en todo lo posible. “Hay que sembrar más y hay que producir más comida para importar menos, porque los precios de los alimentos en el mundo están muy altos”, enfatizó.

Asimismo, llamó la atención respecto a la necesidad de “lograr la estabilidad del Sistema Electroenergético Nacional”, para lo cual se han buscado financiamientos que permitan lograr reparaciones y mantenimientos y concluir el mes de diciembre en una mejor situación, para seguir luego avanzando en un grupo de inversiones que están planteadas.

Imprescindible consideró el incremento de las exportaciones en diversos ámbitos; el fomento de la inversión extranjera directa, sobre todo, en aspectos que “nos produzcan crecimientos, exportaciones y mejorar las condiciones de vida de la población”, así como potenciar el turismo y el desarrollo local.

El presidente de la República insistió, además, en que se debe trabajar en 2023 para disminuir el déficit presupuestario y mejorar la aplicación de nuestro sistema tributario; continuar atenuando las desigualdades sociales y avanzar en el ejercicio legislativo que se ha propuesto el país.

Hay mucho que trabajar, y tenemos potencialidades y posibilidades para hacerlo; hay que trabajar de una manera inteligente, comprometida y ágil, buscando mucha eficacia, efectividad y eficiencia en todo lo que hagamos, significó el mandatario cubano.

2023: Un año de despegue para la economía

La primera meta que nos hemos planteado para el Plan de la Economía de 2023 es acercarnos lo más posible a las condiciones que tenía la economía en 2019, momento en el que no existía la pandemia ni se había arreciado el bloqueo del Gobierno de Estados Unidos, refirió el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, al presentar ante el máximo órgano de Gobierno los principales aspectos que caracterizan el Plan de la Economía para el próximo año.

De acuerdo con la explicación ofrecida por el también vice primer ministro cubano, en el Plan de 2023 se priorizan, entre otros objetivos: avanzar en la estabilización macroeconómica del país; seguir recuperando capacidades del Sistema Electroenergético Nacional y acelerar la introducción de las Fuentes Renovables de Energía; avanzar en la reducción de desigualdades; consolidar el proceso de descentralización de competencias a los territorios, y lograr la transformación integral de la empresa estatal socialista.

En materia de números comentó el énfasis con que se debe trabajar lo asociado a la exportación de servicios, que constituye “la principal fuente de ingresos del país”. Ámbitos como el turismo, los servicios de salud y las telecomunicaciones, dijo, marcan la pauta en ese sentido.

Al referirse a las inversiones, detalló que la proyección de crecimiento se ha diseñado en función del Plan Nacional de Desarrollo, fundamentalmente en el turismo, la vivienda, la producción de alimentos, la energía, la industria y las construcciones.

Asociado al desarrollo social y territorial ratificó que se “prevén los recursos que respaldan las principales actividades de los servicios sociales básicos como son la Salud Pública, la Educación, el Deporte, la Cultura, la Radio y la Televisión”.

No podemos renunciar a una proyección de crecimiento económico para el próximo año, valoró Gil Fernández, y enumeró algunos elementos que permiten al país estar en mejores condiciones para avanzar que en el año precedente. En tal sentido, comentó acerca de la estabilidad epidemiológica asociada a la pandemia, la proyección de un nivel de turismo por encima de tres millones de visitantes, así como la estabilidad que se prevé en el precio del níquel, y la que se ha logrado en el país en varias producciones como el tabaco.

Consideramos que existen potencialidades para avanzar más en el crecimiento de la economía, destacó Gil Fernández. Tenemos potencialidades para incrementar los ingresos y “no podemos renunciar a que 2023 sea un año de despegue desde el punto de vista de las posibilidades que tiene la economía”.

La clave, aseveró, está en “seguir trabajando fuerte en todas las potencialidades de ingresos que tiene el país en temas como la salud, el turismo, el níquel, y los rubros de exportación de servicios, para aspirar a un crecimiento superior y tenemos las posibilidades de hacerlo”.

“Es un Plan muy retador, un Plan con muchos desafíos, en el que tenemos que combinar acciones desde el punto de vista del incremento de los ingresos con una utilización más eficiente de los recursos, pero estamos en condiciones de cumplirlo”, concluyó.

Seguidamente, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, explicó los aspectos esenciales que distinguen el Presupuesto del Estado diseñado para el próximo año, cuya premisa esencial es el respaldo al principio de justicia social.

Al intervenir en este punto, el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, llamó la atención sobre el próximo periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Popular, en el cual se va a presentar la propuesta de Plan de la Economía y Presupuesto del Estado para 2023 a los diputados y se debe hablar con “toda claridad sobre las dificultades que tenemos”.

Estamos obligados –consideró– a que en 2023 se perciba el despunte de la economía, y lo “podemos lograr, que no nos quepa la menor duda”. Hay un grupo de cuestiones, de decisiones, aseguró el Primer Ministro, que están en proceso de implementación y deben tener un impacto el próximo año.

No obstante, valoró, no basta con proponernos crecer y quedarnos tranquilos, “tenemos que dedicarle tiempo a ver cómo y qué vamos a hacer diferente para garantizar que de verdad arranquemos 2023 con acciones distintas y que garanticemos ese cumplimiento del Plan de la Economía”.

Cuestiones objetivas que nos impiden avanzar no pueden convertirse en excusas –insistió Marrero Cruz–, es una realidad que ya conocemos y ante la cual tenemos que definir qué vamos a hacer diferente, cómo multiplicamos los esfuerzos, cómo aprovechamos esa inteligencia colectiva de nuestros trabajadores y ponerla en función de buscar soluciones. “El 2023 no puede ser un año igual, y ahí está un pueblo esperando por nosotros”, subrayó.

En materia de planificación, destacó, 2023, “sin lugar a dudas va a ser un año mejor: el día primero de enero cada municipio amanece con un Presupuesto y un Plan de la Economía ya aprobado oficialmente”. A partir de ahí, reflexionó, el sistema empresarial tiene que elaborar sus planes y hacer los desgloses, y cada presidente de asamblea municipal tiene que tener, a más tardar el día 20 de enero, el Plan de la Economía de todo lo que va a suceder en su municipio.

Por ejemplo, los delegados que acabamos de elegir, y los que serán electos el próximo domingo, precisó, cuando llegue el primero de enero tienen que tener un dominio de cuál es el presupuesto que le corresponde a su circunscripción, a su comunidad y a su área.

Los cambios tiene que percibirlos el pueblo, no basta con hacer cambios estructurales, aseveró.

Finalmente, los miembros del Consejo de Ministros aprobaron que ambos documentos fueran presentados a los diputados en el próximo periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional.

Enfrentar las ilegalidades con firmeza 

Como parte de la amplia agenda de la jornada, también fue presentada una actualización sobre el estado de la implementación de las Directivas Generales dirigidas a la prevención y el enfrentamiento del delito, la corrupción, las ilegalidades e indisciplinas sociales que fueron aprobadas durante la sesión de trabajo del Consejo de Ministros del pasado mes de octubre.

De acuerdo con la explicación ofrecida en la reunión –en la cual participaron mediante videoconferencia las máximas autoridades de las 15 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud– las 45 directivas aprobadas están encaminadas, entre otros propósitos, a lograr que las metas de desarrollo económico y social y la prosperidad en el país se logren en un ambiente de orden, exigencia y disciplina.

Las acciones diseñadas –que pretenden fortalecer y ganar en efectividad en el control de los recursos de todo tipo– no pueden darse por acabadas, se destacó en el encuentro, pues estarán en constante perfeccionamiento, teniendo en cuenta la evolución de los hechos y las características propias de cada territorio o entidad.

Al intervenir en este punto, el Primer Ministro insistió en que se ha trabajado para que, desde el primer momento, cada acción o medida que se implemente tenga definido los responsables de su seguimiento y control a cada nivel, desde el Gobierno central hasta los organismos rectores de las actividades en provincias y municipios.

“Donde se implementa todo es en el municipio, es decir que el enfrentamiento directo está en el municipio”, reflexionó.

Con especial énfasis llamó la atención acerca de la necesidad de apoyar a los órganos del Ministerio del Interior, especialmente a la Policía, que desempeña un rol importante en este asunto. Recordó que el enfrentamiento es un problema que nos compete a todos, y al igual que la Policía ejecuta operativos contra las ilegalidades, el sistema empresarial tiene que hacer sus propios operativos donde quiera que existan problemas, porque, insistió el Primer Ministro, “nada puede ir en contra de nuestro pueblo”.

De ahí su reafirmación de enfrentar el delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales “con justicia, pero con firmeza”, y de manera sostenida, porque es lo que “el pueblo nos está pidiendo”.

Presidente cubano asiste a inicio del curso escolar en escuela primaria afectada por el huracán Ian en #PinardelRío

#Educación #CursoEscolar #MiguelDíazCanel

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, asistió este lunes al inicio del curso escolar en la escuela primaria “Pepito Tey”, uno de los centros que sufrió severos daños durante el ciclón Ian en Pinar del Río.

El día de hoy es día de alegría, de victoria y de felicidad, dijo el presidente cubano y añadió: “Felicitaciones a todos los que han participado en el trabajo de la recuperación y han hecho posible esto”.

Estuvieron presentes en el emotivo acto, el viceministro primero de las FAR, general de cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, el viceprimer ministro Jorge Luis Perdomo, la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella y la primera secretaria del Partido en Pinar del Río, Yamilé Ramos Cordero.

En la recuperación de esta escuela participó la Brigada Marta Machado, que dirige el artista de la plástica  Alexis Leyva (Kcho), una brigada del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, una mipyme que aportó recursos para la reconstrucción, y la Empresa de Construcción de la Provincia.

Esta es una de las 477 instituciones de la Educación afectadas por el paso del huracán Ian en la provincia. De estas 447, ya hay 100 recuperadas totalmente y se trabaja en otras 50.

Alegría en las aulas

#Educación #Cuba

La Escuela Primaria Nicolás Guillén, en el barrio La Veterinaria, en la ciudad de Holguín abre sus puertas para dar inicio al curso escolar 2022-2023

La Escuela Primaria Nicolás Guillén, en el barrio La Veterinaria, en la ciudad de Holguín, es una de las 10 931 instituciones de enseñanza general que en Cuba abren hoy sus puertas para dar inicio al curso escolar 2022-2023, que concluirá en el mes de julio del próximo año. Este centro tiene una matrícula de 110 alumnos de preescolar a 6to. grado.

Los derechos del pueblo no se privatizan

#Cuba #Educación #Salud #RevoluciónCubana #FidelCastro

En Cuba, desde 1959 hasta la fecha, varias generaciones de cubanas y cubanos no conocen otra realidad que el derecho a recibir educación y servicios de salud gratuitos de manera universal (para todos sin condición), gratuita (sin costos) e inalienable (bien público que no puede ser objeto de comercio)

Recorrido por escuelas de la capital para contatar el uso de las tecnològias en bien del proceso educativo, Escuela Primaria Alfredo Sosa, del Cerro
En Cuba, la salud y la educación no serán jamás un renglón de lucro. Foto: José Manuel Correa

«El estado es ineficiente y la iniciativa privada garantiza más eficiencia y calidad». Una de las matrices de opinión ampliamente difundidas en las naciones donde se han llevado a cabo reformas estructurales de corte neoliberal, ha consistido en la demonización del sector público. Mientras van reduciendo considerablemente el gasto público para pauperizar el sector, los neoliberales defienden la privatización a gran escala como la única alternativa. El objetivo es replegar, lo más posible, el estado hasta convertirlo en un mero celador de los intereses privados (muchas veces transnacionales), para que el mercado pueda operar sin cortapisas, incluso en el campo de la salud y la educación.

En Cuba, desde 1959 hasta la fecha, varias generaciones de cubanas y cubanos no conocen otra realidad que el derecho a recibir educación y servicios de salud gratuitos de manera universal (para todos sin condición), gratuita (sin costos) e inalienable (bien público que no puede ser objeto de comercio).

La costumbre ha hecho que lo que hoy constituye un privilegio en muchas partes del mundo subdesarrollado, en Cuba se considere algo natural. Sin embargo, la educación gratuita no es un derecho natural. Estos derechos, que se han disfrutado en los últimos 60 años, no están garantizados para siempre y la realidad es que fuera de la isla hay 774 millones de adultos analfabetos en pleno siglo XXI, según datos de la Unesco. Incluso, dentro de países desarrollados, 160 millones de adultos cuentan como analfabetos funcionales. Las cifras de nuestra región son aún más duras.

Antes de 1959, más de la mitad de la población cubana no sabía ni leer ni escribir. Se trata de un derecho conquistado y ganado en medio de una lucha de clases violenta. Se ha mantenido por la voluntad política de que así sea. 

Nadie que no haya pasado por la experiencia de tener un problema de salud grave o un familiar cercano enfermo de muerte y no poder atenderlo si no se tiene el dinero, puede calibrar el dolor desgarrador que eso provoca. Sentir que el cuerpo es tratado como una mercancía. Tener acceso a un servicio de salud dependiendo del seguro que pueda pagarse o del tipo de empleo que se tenga, en un mundo donde cada vez es más difícil tener un empleo formal, son todas experiencias devastadoras. 

Esa es la realidad de muchas personas. Según informa la Organización Mundial de la Salud, cerca de la mitad de la población mundial carece de acceso integral a los servicios de salud básicos, mientras 100 millones de personas han caído en la pobreza extrema por tener que pagar, de su bolsillo, atención médica.

En Cuba, el entusiasmo con el emprendimiento privado no va a representar que la salud o la educación se conviertan en un renglón más de lucro. En ningún plano los cubanos se verán divididos entre los que pueden pagar y los que no, una escuela o un médico. Ese sería el retroceso más vergonzoso en nuestra historia. Nuestro pueblo no perderá el derecho a la mejor educación y salud que el país pueda brindar. La Constitución lo respalda. Es responsabilidad de nuestro estado y ese compromiso es innegociable, porque los derechos del pueblo no se privatizan.

Cumple 55 años la primera universidad creada por la #Revolución (+ Video)

#Cuba

El reto más inmediato, y complejo por su envergadura, es alcanzar la categoría de Universidad de Excelencia

La universidad de Camaguey ha graduado a más de 74 000 ingenieros y licenciados.
La universidad de Camagüey ha graduado a más de 74 000 ingenieros y licenciados. Foto: Miguel Febles Hernández

Camagüey.–La Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz arribó, este 6 de noviembre, a los 55 años de existencia, acostumbrado su colectivo a enfrentar, y vencer, todo tipo de retos y obstáculos sin perder la perspectiva de su principal encomienda: la formación de profesionales altamente calificados.

Santiago Lajes Choy, rector de la casa de altos estudios, insiste en una cuestión de esencia: la institución fue la primera creada tras el triunfo revolucionario y también en incorporar, desde su surgimiento, nuevos valores relacionados con el acceso abierto de los hijos del pueblo trabajador a las aulas.

«Este centro, comenta, hizo realidad el llamado del Che, en fecha tan temprana como el 28 de diciembre de 1959, de pintar las universidades de negro, de mulato, de obrero, de campesino, es decir, del pueblo y para el pueblo, independientemente del color de la piel o del dinero que se lleve en el bolsillo».

Bajo ese principio inviolable, por su profundo sentido de la justicia y la igualdad de oportunidades, en estos 55 años egresaron más de 110 000 estudiantes, buena parte de los cuales han desempeñado un papel protagónico en el desarrollo económico y social de Cuba y de varios países del mundo.

La más reciente hornada, conformada por una cifra que supera los 2 200 nuevos profesionales en diversas ramas del conocimiento, saldrá de las aulas a finales de año, tras dejar atrás no pocos desafíos que parecían erigirse en verdaderos valladares para la buena marcha del proceso docente-educativo.

En medio de circunstancias nada favorables, que obligaron a multiplicar esfuerzos y voluntades, la casa agramontina de altos estudios asumió, en 2014, el proceso de integración de las tres sedes universitarias y, desde ese mismo año, ostenta la categoría de Certificada, que concede la Junta de Acreditación Nacional.

El reto más inmediato, y complejo por su envergadura, es alcanzar la categoría de Universidad de Excelencia, sustentada en la calidad integral del claustro, los resultados docentes y académicos, el quehacer investigativo y los conocimientos demostrados por los estudiantes en el momento de la evaluación.

En ese sentido, destacan los avances en la formación doctoral de 320 profesionales que se desempeñan en las diez facultades y 53 carreras del centro; 15 de ellos recibieron el título de Doctores en Ciencias en la jornada conmemorativa por el aniversario 55.

Ese potencial académico le ha permitido ejecutar 113 proyectos que tributan a 14 líneas de investigación, entre estas las tecnologías de la información y la comunicación, la biotecnología, la agroindustria, el medioambiente, la energía, el turismo y la conservación del patrimonio.

Son reconocidos, a su vez, los aportes de la institución, de conjunto con organismos y entidades del territorio, en programas decisivos para el país, como la informatización de la sociedad, la soberanía alimentaria, y la recuperación y estabilidad del sistema eléctrico nacional.

«Tienen miedo a una #Cuba sin bloqueo»: estudiantes de la Universidad de La Habana (UH) celebran victoria en la #ONU (Videos)

#EEUU #MejorsinBloqueo #Educación #FEU

Los universitarios cubanos y los millones de ciudadanos apoyaron la votación obtenida en esta jornada en las Naciones Unidas, donde Cuba alcanzó una victoria moral en su resolución que exige fin del bloqueo de EE.UU. contra la Isla.

¿Fallido? ..Eso creen los jóvenes q abandonan la isla después que adquirieron toda su educación gratuitamente , así es muy fácil estar en contra de la Revolución (FOTOS)

Dice #ElNecio:

……Sabes bien que lo que estudiaste en #Cuba difícilmente pudiste haberlo estudiado en otro país. Es muy fácil decir lo contrario ahora: graduado, instruido, capacitado, sacándole provecho a tus años de estudios gratuitos, cosa que no pueden hacer los demás emigrantes

Esta es nuestra Revolución cubana :