Gracias, #Pupy, por la #música (+ Video)

#Cuba #Homenaje #Duelo #Cultura

Ofrendas florales de Raúl y Díaz-Canel acompañaron la despedida del popular músico

despedida de César «Pupy» Pedroso
Foto: Ariel Cecilio Lemus

Un funeral con son y timba en vivo pudiera parecer descabellado. Sin embargo, para los presentes ayer en el Teatro Nacional, no había mejor forma para expresar su sentir ante la pérdida de César «Pupy» Pedroso, quien falleciera en La Habana, el pasado 17 de julio.

Ofrendas florares del General de Ejército Raúl Castro Ruz y del Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, acompañaron el sepelio del artista, junto a homenajes del Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Música, la Uneac y Artex.

Foto: Ariel Cecilio Lemus
Foto: Ariel Cecilio Lemus

En una pequeña tarima, algunos de sus amigos cantaron piezas emblemáticas e improvisaron versos para el maestro, hasta que la emoción les rompió la voz. Mayito Rivera, Pedrito Calvo, Osdalgia, Maikel Blanco, El Noro, Pancho Amat, Giraldo Piloto, por mencionar algunos, le agasajaron acompañados de piano y violín.

Las palmadas a ritmo de clave cubana no se detuvieron durante todo el emotivo recital, repitiendo coros como «Donde Pupy va a tocar», «Ese no se murió», y «Gracias, Pupy, por la música». Darle flores no bastaba, por eso le dieron canciones al cofundador de Los Van Van y director, por más de 20 años, de la orquesta Los que Son Son.

Para cerrar, llegó la melodía de Seis Semanas, interpretada entre El Noro y Mayito, y que el público recibió de pie, con un aplauso. Sin que se detuviera la ovación, los invitados pasaron frente al ataúd, hicieron una reverencia y le dieron al genio del piano un último adiós. Los gritos de «bravo» hicieron eco en el teatro durante varios minutos.

Foto: Ariel Cecilio Lemus

Para hombres como Pupy, quien se unió a Formell, Adalberto, El Tosco, y otros tantos grandes músicos cubanos que se han convertido en leyenda, no hay un «adiós», solo un «hasta luego», pues se va y regresa, y se reinventa como menos lo esperamos. Así lo expresó, en la despedida de duelo, el periodista y vicepresidente de la Uneac, Pedro de la Hoz.

Pupy en la cima del son (+Video)

#Música #Cuba #Arte

«#Cuba lamenta el fallecimiento de César #PupyPedroso, uno de los músicos más grandes que ha dado esta tierra sonera. En este momento de dolor envío un abrazo a sus familiares y amigos. Nos queda su obra y toda la felicidad que con ella nos trajo», escribió Díaz-Canel en Twitter

Edición XXXV del Festival Internacional Jazz Plaza 2020 en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional
Cesar (Pupy) Pedroso en el Festival Jazz Plaza 2020. Foto: Ariel Cecilio Lemus

Cuando en 2001 fundó la orquesta Pupy y Los que Son Son, hubo quien pensó que luego de su largo y fecundo paso por Los Van Van, a César Pedroso le sería difícil remontar lo hasta entonces logrado. Dos décadas después el tiempo no solo ha dado razón a la tenacidad, el empuje y la capacidad creativa de Pupy, sino que lo confirmó entre los imprescindibles del son cubano, esos que marcan pauta permanente y ocupan la cima en la evolución del complejo musical que mejor define nuestro modo de ser.

Tal irrefutable certeza es el legado que nos deja Pupy al marcharse este domingo, 17 de julio, a los 75 años de edad, debido a complicaciones sufridas tras una reciente intervención quirúrgica.

Pianista, compositor, arreglista y líder indiscutible de su agrupación, nacido en el barrio de La Timba y criado en Pogolotti, enclaves habaneros de linaje popular cantados por él en un disco editado en 2003, los sonidos de la infancia y el ejemplo familiar favorecieron su vocación.

Su abuelo Julio dirigió la orquesta Cuba, y a su padre, Nene Pedroso, se le recuerda como uno de los pianistas más seguros de la época de los conjuntos hacia la medianía del siglo pasado. Nene le enseñó los secretos de los tumbao´s soneros en el piano, pero lo incitó a que bebiera de la academia, estudiara en el conservatorio Amadeo Roldán, y absorbiera a la vez el magisterio de Odilio Urfé y de Jesús López, pianista de Arcaño y sus Maravillas.

Un muy joven Pupy se fogueó, profesionalmente, sustituyendo a su padre en el conjunto Chapottin y la orquesta Sensación, en las nóminas de Cuba Nueva, que acompañó al bolerista Fernando Álvarez, y Fascinación, hasta ser llamado por Elio Revé Matos para integrar el charangón, peldaño definitorio, pues allí fue donde se identificó con las propuestas novedosas de Juan Formell, quien lo fichó para Los Van Van. 

Allí creció y despegó, como horcón del estilo formelliano y de la revolución timbera. Pupy, el compositor, hizo época. ¿Quién no ha bailado y gozado con Seis semanas, Después que te casaste, Tranquilo Mota, Azúcar, El buena gente, El bate de aluminio, El negro está cocinando y tantos otros sones de pura raza? ¿Quién, desde el estreno de Los que Son Son hasta nuestros días, no ha advertido el sabor, la distinción y la fuerza de cada una de sus entregas discográficas, desde Timba, la nueva generación de la música latina (2001) hasta Re-percusión (2021)?

Reconocido con el Premio Nacional de la Música 2013 y el Premio Uneac por la obra de la vida en 2020, y la condición de Maestro de Juventudes por la Asociación Hermanos Saíz, César Pedroso fue fiel a sus raíces, a su pueblo, a la Patria. A los jóvenes les pidió: «La cubanía va por dentro, solo hay que cultivarla, eso está en sus manos, en la creación que les toca, en la conciencia y el corazón». 

#CarildaOliver Labra y el legado de unos versos irreverentes

La Habana, 6 jul (Prensa Latina) Erotismo, libertad, frescura…. emergen hoy como vocablos recurrentes para calificar la obra de Carilda Oliver Labra, escritora cubana capaz de arrancar pasiones, desordenar hasta al más cuerdo de los lectores y legar versos transgresores.

Un siglo transcurrió desde que llegó al mundo la mujer irreverente (6 de julio de 1922), autora de títulos memorables como Al sur de mi garganta (1949), Memoria de la fiebre (1958), Versos de amor (1963), La ceiba me dijo tú (1979), Desaparece el polvo (1983), Calzada de Tirry 81 (1987), Se me ha perdido un hombre (1993) y Libreta de la recién casada (1998).

Considerada una de las más sobresalientes poetisas de hispanoamérica, Oliver Labra cultivó una lírica distintiva, que navegó –según los expertos- entre el romance de la cotidianidad, una tendencia erótica al recrear los placeres de la carne y una obra elegíaca, incluso con tintes dramáticos y feministas.

Premio Nacional de Literatura (1997), la escritora dejó como herencia un caudal de versos impresos en la memoria colectiva del pueblo de esta isla caribeña, entre los cuales sobresale el más afortunado de sus textos, –como lo calificó la autora-, Me desordeno, amor, me desordeno.

Laureada con el Premio Nacional de Poesía (1950), supo articular coherentemente los desenfrenos amorosos descritos en sus líneas con el contexto político y social de la época que le tocó vivir, evidenciando altas dosis de reflexión y fascinación por su ciudad natal: Matanzas.

De acuerdo con el poeta y ensayista Virgilio López Lemus, ella no puede dejar de escuchar y expresar el clamor social, de modo que su poesía amorosa estuvo signada por un marco civil, por una participación múltiple en la vida.

Por su parte, el bardo Israel Domínguez calificó a la también doctora en derecho como una mujer longeva, atrevida, sabia, con mucha fuerza en sus textos, que “mostró desenfado y valentía”, de tal manera que su obra literaria sedujo y escandalizó, a partes iguales, a la sociedad de la segunda mitad del siglo XX.

Profesora de pintura, dibujo y escultura, además de promotora cultural, Carilda Oliver rubricó su talento atrevido y desprejuiciado en volúmenes como Desaparece el polvo, uno de los predilectos de la autora “por su audacia y transgresión de determinados conceptos y normas sociales”, mientras los sonetos hicieron las delicias de los lectores.

El ingenio de la miembro de la Academia Cubana de la Lengua (2005) destacó a la par de producciones épicas como Canto a Fidel (Castro), dedicado al líder histórico de la Revolución cubana, el Canto a Martí (1953) y otras piezas inspiradas en mártires de la isla como Frank País, José Antonio Echeverría, Abel Santamaría, suscritos en el libro Los huesos alumbrados.

Pese a su muerte el 29 de agosto de 2018, su poética vive como ese “recuerdo para soportar la fatiga” y desde el silencio sus palabras vibran y desordenan como un himno de emancipación o un desafío a la cordura.

Falleció a los 99 años la destacada poeta Fina García Marruz

#Cultura

#Literatura

#Cuba

La destacada intelectual cubana Fina García Marruz falleció en horas de la tarde de este lunes 27 de junio, a sus 99 años de edad, en La Habana, según informaron autoridades del sector de la Cultura en la isla.


Josefina C. García-Marruz Badía, conocida artísticamente como Fina García Marruz, fue poetisa, ensayista, investigadora y crítica literaria cubana. Compañera de vida de Cintio Vitier.

La Casa de las Américas lamentó la pérdida de la prestigiosa intelectual, una de las más extraordinarias voces poéticas de la literatura latinoamericana, señaló la institución en su perfil de Twitter.

Integrante del grupo Orígenes, fue también una lúcida ensayista a quien dedicamos en 2014 nuestra Semana de Autor(a), refirió Casa de las Américas.

Nacida en 1923 es considerada una de las más altas voces de la poesía hispanoamericana. Su vida y obra merecieron los más altos reconocimientos en su patria, entre ellas la Orden José Martí, el Premio Nacional de Literatura así como las medallas Alejo Carpentier y la Orden Félix Varela. 

Su reconocida obra, de una belleza extraordinaria, alcanzó además los Premios Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, entre muchos otros.

En las próximas horas se ofrecerán detalles del homenaje que le tributará la cultura y el pueblo de Cuba.

#PabloMilanés tradujo versos en hechizos desde #Cuba (+Fotos).

La Habana, 22 jun (Prensa Latina) Envuelto en un halo de luces, sonidos y colores, Pablo Milanés conjuró versos del pasado, presente y futuro para conformar el embrujo que hipnotizó a miles de espectadores, hace unas horas, en esta capital.

Desde un escenario atípico, el coliseo de la Ciudad Deportiva, el cantautor cubano agradeció el aforo masivo que colmó las graderías de la institución, en tanto calificó al público de la isla como el mejor de su carrera, independientemente de giras y presentaciones en diversas latitudes.

Sentado en el centro del escenario, en aparente postura inmutable, Milanés conmocionó el auditorio con más de una veintena de canciones, las cuales retumbaron como un eco en las voces de los asistentes a la cita, quienes reverenciaron el toque divino de un artista que niega “ser dios”.

Acompañado por Miguel Núñez (piano) y Caridad Varona (chelo), el compositor interpretó las notas de títulos icónicos de su repertorio, compuesto por cerca de 400 temas, como Comienzo y final de una verde mañana, Los males del silencio, El tiempo pasa, La soledad, Flores del futuro, El breve espacio o Yolanda.

De igual forma, llevó a escena la pieza Cuando tú no estás, adelanto de un nuevo fonograma, el cual compila una selección de 10 sencillos marcados por la melodía de Núñez y la letra del propio Milanés, Premio Nacional de Música (2005).

Sin intermedios y pausas de solo segndos para hidratar la garganta, el fundador del Movimiento de la Nueva Trova junto a Silvio Rodríguez y otros artistas, evocó los “Días de gloria” en la nación caribeña, al tiempo que recordó con “nostagia los años transcurridos».

Considerado como uno de los principales exponentes de la canción de autor en español, Milanés conjuga en su trayectoria una mixtura de géneros de la música cubana y americana, que oscilan entre la tradición y la modernidad, el filin, el jazz, la rumba, el son o el bolero, lo cual evidencia su amplia versatilidad interpretativa.

Concebido como parte de la gira internacional Días de Luz, el recital devino viaje en el tiempo para generaciones entretejidas en el auditorio, que durante aproximadamente dos horas pusieron los relojes en pausa y profesaron su cariño a quien al cierre de la presentación pidió entre melodías “Ámame como soy”.

#Concierto de #PabloMilanés, un viaje en el tiempo desde #Cuba

La Habana, 21 jun (Prensa Latina) Con más de seis décadas dentro de la música cubana, Pablo Milanés convida hoy a viajar en el tiempo en un concierto marcado por temas icónicos de su repertorio y otros de reciente producción.

El capitalino coliseo de la Ciudad Deportiva acogerá el recital, que se presagia de magnitudes legendarias, teniendo en cuenta la gran cantidad de entradas vendidas en las últimas horas en las taquillas del Teatro Nacional de Cuba.

Según informó el Instituto Cubano de la Música (ICM), la presentación del Premio Nacional de la Música (2005), forma parte de la gira Días de Luz, que contó previamente con actuaciones en territorios como Estados Unidos y España.

Previsto para las 20:30 hora local, el concierto aproximará al catálogo del artista, fundador del movimiento de la Nueva Trova, con temas compuestos en los últimos meses, como Día de luz; Islas, cuerpos y algo más; Vestida de mar; entre varios.

Asimismo, evocará las notas de piezas antológicas de su carrera como El breve espacio en que no está, Yolanda, Ya ves o Para vivir, convertidas en banda sonora de varias generaciones en la mayor de las Antillas.

Considerado como uno de los principales exponentes de la canción de autor en español, Milanés conjuga en su trayectoria una mixtura de géneros de la música cubana y americana, que oscilan entre la tradición y la modernidad, el filin, el jazz, la rumba, el son o el bolero, lo cual evidencia su amplia versatilidad interpretativa.

El trovador de 78 años posee un repertorio superior a las 400 canciones, recibió dos Grammy Latinos en 2006, y un Grammy a la Excelencia Musical en 2015, en tanto prosigue su trabajo como compositor y pretende producir un álbum con temas de su repertorio en salsa, reseña su página web oficial.

Ministro de #Cultura de #Cuba felicitó a cineasta de #EE.UU #EstelaBravo

#cultura #EEUU #EstelaBravo #Cuba

Estela Bravo

La Habana, 8 jun (Prensa Latina) El Ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, felicitó hoy en Twitter a la cineasta estadounidense Estela Bravo por su cumpleaños 89, y destacó su trabajo audiovisual centrado en acontecimientos sociopolíticos del mundo.

Su reconocida obra ha conquistado un espacio en el cine y la cultura cubana. Mi felicitación, con mucho cariño, para esta gran realizadora, tan admirada y querida por nuestro pueblo, escribió el titular.

Desde sus perfiles en la red social, llegó también la felicitación de Casa de las Américas, el Ministerio de Cultura y La Jiribilla, instituciones que reconocieron su loable labor en el universo de la cinematografía.

La entidad regional la valoró como una amiga entrañable de Cuba y de la Casa, quien ha escrito páginas hermosas para la historia documental latinoamericana, cuya participación fue decisiva en la génesis y realización del I Encuentro de la Canción Protesta.

En la edición del principal evento de la industria discográfica Feria Internacional Cubadisco 2022, el comité organizador reconoció su quehacer con un Premio de Honor que recayó también en sus coterráneos Harry Belafonte y Bárbara Dane.

Antes de este gesto, en 2021 la editorial del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos lanzó el libro Estela, homenaje a una mujer que «representa lo más fresco y original en eso de hacer documentales llenos de vida, humor y valentía», según expresara el poeta cubano Nicolás Guillén.

Bravo sostiene una extensa y multipremiada trayectoria en el panorama audiovisual que ha llegado a festivales y televisoras de ciudades como Madrid, Huesca, Estambul, La Habana y Londres.

Su filmografía contempla el largometraje Los marielitos (1984), los documentales Niños desaparecidos de Argentina (1986), Los excluibles cubanos (1994), Fidel. La historia no contada (2001), Operación Peter Pan (2010), Gema de Cuba (2006), entre otros.

Asimismo, es autora de obras literarias, entre las que destaca Más allá de la leyenda, que enfoca la figura del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, desde la visión de 60 personalidades del mundo.

La realizadora obtuvo numerosos reconocimientos en Cuba como la Medalla Haydée Santamaría y la Distinción por la Cultura Nacional, que otorgó la Casa de las Américas y el Ministerio de Cultura, respectivamente, por su relevante contribución al patrimonio de la isla caribeña.

Un necio en tierra azteca

#México #SilvioRodríguez #Elnecio #Cuba #culturacubana

Silvio protagonizó un espectáculo largamente ovacionado ante un público conocedor de sus canciones y de su trayectoria artística

SILVIO EN MÉXICO
Foto: Cubadebate

El Zócalo, ese sitio donde en 2014 Silvio Rodríguez consiguió reunir a unas 80 000 personas, acogerá nuevamente al cantautor cubano el próximo viernes, para actuar de manera gratuita, como parte de la gira La espera terminó.

Con dos presentaciones anteriores, una ayer, y otra acaecida en la noche del lunes, ambas en el Auditorio Nacional, Silvio protagonizó un espectáculo largamente ovacionado ante un público conocedor de sus canciones y de su trayectoria artística. En este escenario, el cantautor dedicó El Necio al presidente Andrés Manuel López Obrador.

«El intérprete de 75 años de edad abrió con un «¡Viva México!», y comenzó su repertorio poético, de amor, de historias profundas y reconocidos himnos, de la mano de ritmos diversos que sedujeron a los 10 000 asistentes», refiere La Jornada.

Ente los temas, cantó: Sueño con serpientes, Te amaré, Óleo de una mujer con sombrero, La maza, Unicornio Balada para dos poemas, de Rubén Martínez Villena, América y Viene la cosa. La ocasión fue propicia para recordar al trovador Vicente Feliú, recientemente fallecido.

Desde el auditorio se pudo escuchar: «¡Viva Cuba!, ¡Viva el Che!, ¡Viva Fidel!», destacó el rotativo.

El #arte de enseñar el arte: motor impulsor de la #Culturacubana

La Habana, 7 jun (Prensa Latina) Cuando un día como hoy en 1962 Fidel Castro creó una institución para la enseñanza artística en Cuba, los hijos más humildes de este suelo tendrían muevas oportunidades y la cultura su principal impulsor.

   El arte de enseñar el arte tomaría forma en la creación de la Escuela Nacional de Arte (#ENA) y en su seno crecerían maestros y estudiantes durante el complejo y rico proceso que es el magisterio en sí mismo.

    La idea de encontrar el talento en lugares insospechados rompería con los vestigios de una sociedad que favorecía a la clase con altos recursos económicos y ahora mostraba un proyecto social para repartir el arte entre todos y por igual.

   A 60 años del hecho, la formación de artistas en Cuba mantiene intactos sus principios históricos e ideológicos y rediseña objetivos en función del perfeccionamiento y el crecimiento profesional de los estudiantes.

   El Programa de Desarrollo de la Enseñanza Artística 2019-2030 trazado en Cuba establece la instrumentación de la política cultural, que busca elevar la estabilidad y la preparación política, artística, científica y pedagógica del claustro.

   Sus bases contemplan, además, una estrategia de Relaciones Internacionales que genera mecanismos de cooperación e intercambio académico para la preparación política, científica, humanista y ética de los estudiantes, profesores y trabajadores no docentes.

   La calidad, sensibilidad, entrega, los valores éticos y el potencial de los maestros cubanos y egresados del sistema de enseñanza artística es innegable en cada uno de los eventos donde Cuba se hace presente.

   En palabras del Ministro de Cultura, Alpidio Alonso, las realizaciones que podemos exhibir en el terreno artístico y cultural nos enorgullecen y son el fruto del trabajo y del rigor de ese sistema extendido a todo lo largo y ancho del país.

   La fundación de la ENA, incorporada al sistema de educación gratuita que traería la Revolución Cubana de 1959, trazó el camino para impulsar también la Revolución Cultural.

   El gobierno crearía así las bases de la fortaleza artística que constituyen hoy los ocho mil 657 estudiantes de las seis escuelas nacionales, cuatro regionales y 27 provinciales de la nación.

    Por tales razones, este 7 de junio es motivo de festejos y agradecimiento a quienes ponen conocimientos y alma a disposición de las nuevas generaciones de creadores y, en consecuencia, en defensa de la identidad cultural cubana.

#Uneac felicitó a bailarín cubano #CarlosAcosta en su #cumpleaños 48

#BNC #cumpleaños #CarlosAcosta #UNEAC #Cuba

Carlos-Acosta

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) felicitó ayer 2 de Junio, por su cumpleaños 48 a Carlos Acosta, Premio Nacional de Danza y una de las figuras más prominentes del ballet de la mayor de las Antillas.

La organización del país caribeño significó los disímiles galardones otorgados al reconocido coreógrafo a nivel internacional, entre ellos, el título de comendador de la Orden del Imperio Británico y su intervención en las compañías más prestigiosas del mundo.

Acosta, egresado de la Escuela Nacional de Ballet y alumno de la pedagoga Ramona de Saa, resulta el primer bailarín negro en asumir papeles de príncipe en obras interpretadas por The Royal Ballet de Londres, en Reino Unido, grupo al que perteneció desde 1998 a 2003.

Recientemente, aludió desde su perfil en la red social Twitter a la creación de Yuli, un filme sobre su vida dirigido por Icíar Bollaín, la calificó como una de las experiencias más emotivas y gratificantes dentro de su carrera profesional y agradeció los hermosos comentarios sobre la película.

El primer bailarín cubano dirige, asimismo, la compañía Acosta Danza cuyos integrantes concluyeron el 29 de mayo último su nueva temporada Juventud, acontecida en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional y acompañada por la música de Leo Brouwer.

La agrupación trasciende como un espacio renovado, diverso y de experimentación para noveles artistas de la isla y recibe continuamente en sus espectáculos a coreógrafos, músicos, diseñadores, realizadores audiovisuales y pintores foráneos.