#FiscalíaGeneral de la República informó sobre procesos penales derivados de los disturbios del #11dejulio de 2021 (+ Video)

Transcurrido el término para que los acusados o el Fiscal establecieran los recursos contra las sentencias dictadas, en ejercicio del derecho que les asiste legalmente, o por haber sido resueltos estos, informamos que, hasta el momento, la Fiscalía ha sido notificada por los Tribunales Populares de 76 sentencias que han adquirido firmeza

Fiscalía General de la República
Fiscalía General de la República Foto: Tomada de Internet

La Fiscalía General de la República continúa informando al pueblo sobre la respuesta legal a los hechos del 11 de julio de 2021, que atentaron contra el orden constitucional y la estabilidad de nuestro Estado socialista.

Transcurrido el término para que los acusados o el Fiscal establecieran los recursos contra las sentencias dictadas, en ejercicio del derecho que les asiste legalmente, o por haber sido resueltos estos, informamos que, hasta el momento, la Fiscalía ha sido notificada por los Tribunales Populares de 76 sentencias que han adquirido firmeza.

Resultaron sancionadas 381 personas, incluyendo 16 jóvenes con edad entre 16 y 18 años, fundamentalmente por delitos de sedición; sabotaje; robo con fuerza y violencia; atentado; desacato y desórdenes públicos.

A 297 acusados se les impuso sanciones de privación de libertad, atendiendo a la gravedad y circunstancias en que ocurrieron los hechos y a la conducta personal. Por el delito de sedición los sancionados fueron 36, a los que se les impuso penas entre cinco y 25 años de privación de libertad.

A 84 acusados se les subsidió la sanción de privación de libertad, por otras penas alternativas que no implican –en principio, bajo condición de buena conducta– su ingreso a prisión, disponiéndose para ellos las de trabajo correccional con y sin internamiento, y limitación de libertad; en esta decisión se encuentran incluidos 15 de los jóvenes con edades entre 16 y 18 años.

Es importante señalar que el quebrantamiento de las obligaciones impuestas por el Tribunal en sus sentencias o la comisión de un nuevo hecho delictivo, trae como consecuencia la revocación de la sanción subsidiaria y el cumplimiento del resto de la pena originalmente fijada, en privación de libertad.

En las sentencias dictadas, los Tribunales Populares se pronunciaron, en cada caso, por la responsabilidad civil de indemnizar a las personas que resultaron lesionadas, como consecuencia de los hechos cometidos, y la reparación de los daños ocasionados a las entidades.

En estos momentos corresponde el inicio del proceso de ejecución de las sanciones firmes impuestas, y durante su cumplimiento velar porque se alcancen los fines educativos, coercitivos y preventivos de estas, el reforzamiento de los valores, la rectificación de la conducta de los sancionados y su reinserción social.

#EE.UU. admite haber ayudado a mantener 46 #laboratoriosbiológicos en #Ucrania

#guerrabiológica #Ucrania #EEUU #guerra

Estados Unidos ha brindado apoyo a 46 laboratorios biológicos en Ucrania para mejorar la seguridad biológica y monitorear enfermedades, informó el Departamento de Defensa.

«Estados Unidos también ha trabajado en colaboración para mejorar la seguridad biológica, la seguridad y la vigilancia de enfermedades de Ucrania tanto para la salud humana como animal, brindando apoyo a 46 laboratorios, instalaciones de salud y sitios de diagnóstico de enfermedades pacíficos de Ucrania durante las últimas dos décadas», dijo la cartera en un comunicado de prensa.

Además, el Departamento de Defensa enfatizó que Ucrania no tiene programas de armas nucleares, químicas o biológicas.

Sin embargo, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, dijo a principios de este mes que los laboratorios biológicos estadounidenses en Ucrania experimentaron con enfermedades mortales.

Las actividades llevaron a Rusia a adoptar medidas adicionales para defender a sus connacionales, así como a los ciudadanos de los estados vecinos, contra las amenazas biológicas.

En febrero, el Ministerio de Defensa ruso dijo que descubrió la existencia de 30 laboratorios biológicos militares financiados por Estados Unidos en Ucrania.

Esa oficina añadió que Estados Unidos ha gastado más de 200 millones de dólares para desarrollar armas biológicas en las instalaciones de Ucrania.

Las autoridades rusas también han dicho que los laboratorios biológicos en Ucrania constituyen una pequeña parte de la red global estadounidense de más de 300 instalaciones similares en todo el mundo.

Alberto Fernández: En nuestro continente un país lleva seis décadas bloqueado, tendríamos que estar avergonzados (video)

El presidente de Argentina, Alberto Fernández

Durante una reunión regional de ministros de Educación, el presidente argentino, Alberto Fernández, denunció este jueves la persistencia de la desigualdad entre Norte y Sur en un mundo globalizado y la necesidad de “unir voces”, contexto en el que recordó que “en nuestro continente tenemos un país que lleva seis décadas bloqueado” y añadió que “tendríamos que estar avergonzados de que eso pase”.

Fernández intervino en la apertura de la Tercera Reunión Regional de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe, en Buenos Aires.

“Yo me pregunto si, en verdad, no deberíamos unir voces para decirle al Norte ‘paren, es nuestro continente’. Tenemos un país que lleva seis décadas, seis décadas bloqueado económicamente y sobrevive como puede. Tendríamos que estar muy avergonzados de que eso pase en nuestro continente”, afirmó.

Recordó, además, que “en nuestro continente, un país está bloqueado hace cinco años por una disputa política, y en plena pandemia lo bloquearon, cuando la solidaridad era más necesaria que nunca”.

A continuación, preguntó: “¿Cuánto tiempo más vamos a mirar esto como si no nos pasara?”, y recalcó: “Esto nos pasa”.

En otro momento de su intervención, abordó la actual situación internacional y dijo “no me callo más. Le marqué a los líderes europeos que la guerra está trayendo hambre al Sur. Sería maravilloso que se sumen a mi voz los países que sufren esa realidad”.

El mandatario sostuvo que “la educación es un servicio público que debe garantizar el Estado, porque tenemos condiciones desiguales para aprender. Debe ser causa rectora de todos los Gobiernos”.

Denuncian campañas de odio en #EE.UU contra #solidaridad con víctimas de Hotel #Saratoga

Grupos de odio contra Cuba y su pueblo tratan de sabotear la ola de solidaridad que surgió fuera de la isla para apoyar las labores humanitarias luego del accidente del hotel Saratoga, denuncio hoy Puentes de Amor.

Una declaración del grupo firmada por su creador y organizador, Carlos Lazo, denunció que cuando aún se desarrollan en La Habana labores de rescate en el hotel Saratoga, cuando aún se recuperan cuerpos sin vida bajo los escombros y se trabaja infatigablemente con la esperanza de encontrar sobrevivientes, grupos de odio empeñan esfuerzos en causar dolor al pueblo.

Esas personas inescrupulosas tratan de aprovechar este momento de infortunio nacional para arreciar en su guerra contra el pueblo cubano, subraya el activista.

En el colmo de la maldad y el cinismo, dijo, intentan torpedear las campañas de donaciones a la Isla organizadas por emigrados cubanos. Algunos de los que urden estos sabotajes lo hacen camuflados detrás de fotos de Fidel Castro. ¡Inaudito! ¡Para confundir, usan fotos del líder histórico de la revolución cubana como trasfondo, mientras, al mismo tiempo, desde Miami, incitan a sus seguidores a delatar y denunciar las iniciativas solidarias de donaciones que se hacen a través de PayPal!, aseveró.

¡Cuánta perversidad! Cubanos solidarios crean campañas para recoger fondos y comprar insumos médicos y las plataformas de odio, puntualizó, azuzan a sus hordas para que contacten a PayPal y se inhabiliten las cuentas con que se comprarán los insumos médicos’.

Denunció Lazo que eso es criminal y no es la primera vez que pasa. En el pasado, esas mismas plataformas de odio trataron de sembrar dudas acerca de los envíos de jeringuillas y de leche en polvo para Cuba. Estas acciones tienen lugar mientras miles de cubanos juntan sus hombros para socorrer y apoyar a las víctimas del accidente, agregó.

También en la emigración, cientos de emigrados se movilizan para aportar su granito de arena y enviar medicinas y alimentos a sus hermanos en la Isla, aseveró Lazo. Se han creado iniciativas para recoger fondos y comprar sutura de cirugía. Estas donaciones que están bajo ataque hoy, se usarán para llevar algodón, guantes y material sanitario a la Isla, indicó. Incluso algunos cubanos, desde Miami y otras partes del mundo, viajaron a Cuba y entregaron material sanitario en hospitales y vecindarios.

Por un lado, los que aman y fundan tienden la mano, por otro lado, lo que odian y deshacen tratan de seguir causando sufrimiento y dolor, denunció el dirigente de Puentes de Amor, la iniciativa que busca internacionalizar entre los pueblos la demanda del fin del bloqueo de Estados Unidos a Cuba.

¡No nos confundirán! ¡Nadie detendrá este tsunami de amor! ¡Seguiremos ayudando a nuestros hermanos en la Isla! ¡Seguiremos participando en cada iniciativa para auxiliar a las víctimas de este desastre! ¡Seguiremos alzando la voz para que se levanten las sanciones que castigan al pueblo cubano!, remarcó el comunicado.

Mercenario británico: “Dijeron que nos pagarían, pero no pagaron”

#EEUU

#FASCISMO #INGLATERRA

Un mercenario británico capturado en Ucrania por las Fuerzas rusas revela que le comprometieron pagar a él por luchar contra Rusia pero no lo hicieron.

El Ministerio de Defensa de Rusia publicó el viernes un vídeo del interrogatorio a un mercenario llamado Andrew Hill, de la ciudad de Plymouth, en el sur del Reino Unido, capturado en Ucrania por las fuerzas rusas.

De acuerdo con la Defensa rusa, Hill junto con un comando, de momento no identificado, fueron capturados en la ciudad de Nikoláyev, situada en el sur de Ucrania. El británico resultó herido y se rindió a los militares rusos.

El mercenario contó que había llegado a la frontera entre Polonia y Ucrania para ayudar a los refugiados por su propia voluntad, cuando alguien le propuso que podría ayudar dentro de Ucrania a través de incorporar a las fuerzas ucranianas para luchar directamente contra el Ejército ruso. “Dijeron que nos pagarían, pero no pagaron a ninguno”, afirmó al respecto.

Hill que estaba en un grupo de siete personas desconocidas, reveló que portaba un fusil checo CZ y no tenía mucha información de su misión.

Al responder a una pregunta sobre otras personas que quieren viajar a Ucrania para luchar contra Rusia, el combatiente dijo que hay que pensar más,  puesto que “esta guerra no es nuestro asunto”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido no ha respondido hasta el momento a los comentarios de este soldado británico sobre pagar dinero para luchar a favor del Gobierno ucraniano, Volodimir Zelenski.

Es más, la Defensa rusa confirmó el 17 de abril que casi 7000 mercenarios extranjeros procedentes de más de 60 países luchan contra Rusia en apoyo del Ejército de Ucrania y la mayoría de ellos son originarios de Polonia, EE.UU., Canadá y Rumanía.

Desde el inicio de la operación militar especial rusa en Ucrania, el 24 de febrero, bajo los órdenes del presidente ruso, Vladimir Putin, el Gobierno ruso ha dejado claro en reiteradas ocasiones que no busca ocupar el país vecino, y su misión en Ucrania es la “desmilitarización” y “desnazificación” de Ucrania y evitar que EE.UU. y otros Estados conviertan a Ucrania en una base antirrusa.

Las palabras y los actos: sobre «izquierdosos amigos del #Imperialismo»

Enciendes el intermitente que indica que tomarás el carril de la izquierda, y doblas a la derecha. El truco es viejo. Ni las luces, ni las palabras, son definitorias: lo son las acciones. Cuando quieres destruir una Revolución victoriosa porque dices que no es perfecta, cuando colaboras en ese empeño con el imperialismo y después, intentas impedir que aquella se defienda, cuando obstaculizas cualquier proceso de corte nacionalista (necesariamente antimperialista, en países neocolonizados) en contubernio con la derecha o te alías a la OTAN en sus intentos para conservar o recuperar la hegemonía imperialista, militas en la derecha.

Da igual si te autodenominas libertario o te crees trotskista. No es posible asociar el nombre del revolucionario León Trotsky, quien llegó a decir desde su exilio mexicano que, si los nazis invadían la URSS, él iría a defenderla, con estos parásitos de la doctrina. No basta con que nos declaremos contrarios al bloqueo, si nuestras acciones han sido diseñadas para justificar su recrudecimiento o incluso, para justificar una invasión armada.

Conozco a algunos de esa calaña: aprobaron las intervenciones de la OTAN (del imperialismo estadounidense) en el Medio Oriente en nombre de la democracia, y ahora firman condenas a la Revolución cubana —que los acogió, cuando sus vidas flotaban en el limbo exclusivo de las palabras—, porque, caramba, se defiende y no se deja intimidar.

En la sala de mi casa, y ante mi observación de que entonces, según su concepto, la OTAN debería intervenir en su país de origen (miembro activo de la OTAN), donde las masas indignadas ocupaban de forma indefinida el centro de la capital, uno de esos firmantes respondió sin asomo de vergüenza: no, porque mi país es una democracia. Esa y otras “democracias” análogas, apalean a los manifestantes en las calles, los balean y los enjuician duramente. En los Estados Unidos, cuyo gobierno se arroga el derecho de definir quién es y quién no es democrático, como recuerda nuestro canciller Bruno Rodríguez, “1009 personas fueron asesinadas a tiros por la policía en 2021”.

También los hay en el patio: utilizan el lenguaje de la izquierda, hablan desde un centro supuestamente equidistante de todas las militancias, y actúan según el guión imperialista. Estos “izquierdistas” que se indignan con la justicia revolucionaria que responde a los actos de violencia, al intento planificado de subvertir el socialismo libremente elegido por el pueblo —algunos firmaron la primera versión de un documento que los delataba, porque no mencionaba siquiera la existencia del bloqueo, y después se unieron al que una mente más sinuosa elaborara, con las variables adecuadas: hay bloqueo, pandemia, pero la Revolución tiene la culpa—, son recibidos con entusiasmo en los palacetes de la derecha, donde anarquistas e imperialistas, socialdemócratas y neoliberales, bailan tomados dulcemente de la mano para, aseguran, construir una Cuba “inclusiva”. Digámoslo como es: con sus errores, virtudes y defectos, hemos sorteado y rebasado en lo posible el bloqueo y la pandemia, gracias a que existe una Revolución.

Pero la puesta en escena distribuye papeles. Una activista contrarrevolucionaria de las artes visuales (artivista le gusta llamarse) interpreta un personaje rico en matices: se une a la declaración (es la acción que la define) y después dice no estar de acuerdo con los términos utilizados por los firmantes “de izquierda” (su tarea es hacerlos creíbles, pero son solo palabras).

Ante una acción y unas palabras, me quedo con la acción. Pero es interesante saber que para ella el bloqueo no existe, que en cualquier caso debe llamarse embargo, como le dijo que dijera el Departamento de Estado de los Estados Unidos. El truco, ya lo dije, es viejo.

“La Agencia llevaba tiempo dándole a una idea —escribe Frances Stonor Saunders en su documentado libro La CIA y la Guerra Fría Cultural—: ¿Quiénes mejor que los ex comunistas para luchar contra los comunistas? (…) Por supuesto, para la CIA, la estrategia de promover a la izquierda no comunista habría de ser el ‘fundamento teórico de las operaciones de la Agencia contra el comunismo durante las siguientes dos décadas’”.

Pero estos izquierdosos amigos del imperialismo —los juzgo por sus actos, no por sus palabras—, no ejercen la democracia que predican. Están molestos con la emergencia de una nueva generación de jóvenes revolucionarios, audaces e inteligentes, que tiene su propio lenguaje, sus códigos de conducta, que asume la continuidad no de las formas, ni de las metas alcanzadas; sino del esfuerzo colectivo por conquistar nuevos cotos de justicia y dignidad, que son los principios básicos que sostienen la Revolución. Jóvenes que saben que sin la Revolución en el poder nada podría hacerse.

Los vi en la ciudad de Matanzas, cuando la pandemia azotó esa provincia como huracán de máxima intensidad; eran directores de hospitales y de centros de aislamiento, ingenieros ocupados en hacer más funcional y rápida la distribución de camas, estudiantes universitarios convertidos en ayudantes de limpieza y de cocina en zona roja, boteros que ofrecían sus almendrones para el traslado de los sospechosos de estar enfermos, soldados y oficiales que transportaban balones de oxígeno.

Eran también los científicos que trabajaban codo a codo con otros más veteranos en la concepción y producción de vacunas, o de respiradores artificiales hechos en casa. Todo el odio se centraba en esos muchachos que destruyen el relato de una juventud cubana apática y descreída, y vencen el bloqueo, no con palabras, sino con actos.

Uno de esos jóvenes, irónico y sagaz, que hace valer el nombre de su programa de televisión Con Filo, ha sido invitado a participar en un evento sobre Cuba organizado por la Universidad de Nottingham, en el Reino Unido. Los odiadores han escrito cartas para impedirlo. La democracia que defienden se siente amenazada ante sus verdades simples y rotundas. Algunas firmas se repiten —sin principios rectores, cualquier documento es bueno para canalizar el odio—, pero no quiero citar nombres. Un conocido escritor y cineasta fue lapidario en su comentario a la carta:

“El programa podrá ser mejor o peor, pero impedir al locutor asistir a un evento solo por eso es oscurantismo y fascismo”.

No puedo dejar de sonreír, al pensar con pena en los burgueses destronados y sus viejos y nuevos ideólogos que durante seis décadas han pedido, cada 31 de diciembre, la reconquista de sus antiguos privilegios en Cuba.

Sus libros anuncian “la hora final” de Castro, sus blogs prometen que estos serán nuestros “penúltimos días”, sus canciones proclaman la llegada del día final. Preparan para luego deshacer, ante cada fiasco, las maletas del regreso, así sea la invasión mercenaria de Playa Girón, la caída del Muro de Berlín, o la partida física de Fidel. Tratan de engañarnos y se autoengañan. El afiche de Ares, “Cuba postcastro”, provoca en ellos la mayor de las pesadillas: el rostro de Fidel aparece multiplicado, convertido en pueblo.