La foto de Bolsonaro comiendo pizza en una calle de Nueva York por no haberse vacunado contra la covid-19

La cena obligada de Jair Bolsonaro y su delegación en Nueva York.

Jean George, Le Bernadin, Eleven Madison Park o Marea son algunos de los restaurantes de Nueva York que cuentan con estrellas Michellin y suelen tener un hueco en la agenda de muchos de los mandatarios y dignatarios que asisten a la Asamblea General de la ONU que empieza este martes en la ciudad estadounidense. Pero para el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, estos exclusivos centros gastronómicas están vetados.

Este lunes, en su primera noche en la Gran Manzana, Bolsonaro tuvo que contentarse con comer pizza en la calle —como cualquier turista en plan económico— por no estar vacunado contra la covid-19.

Y es que todos los restaurantes de Nueva York exigen a sus comensales la prueba de haber recibido la doble vacuna antes de poder servirles.

Y no es que el mandatario brasileño no estuviera advertido. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, exhortó a los líderes mundiales —y al brasileño en particular— que se vacunaran antes de la reunión de la ONU, que se extenderá hasta el 27 de este mes.

Si no quieren vacunarse, no se molesten en venir, declaró de Blasio en una rueda de prensa.

Pero el presidente de Brasil es un escéptico de la vacuna contra el virus que ha afectado a más de 21 millones y cobrado casi 600 000 vidas hasta la fecha en su país. Es más, Bolsonaro se jacta de no estar vacunado, señalando que su sistema inmune es suficientemente fuerte como para resistir el coronavirus.

Cuando se reunió el lunes con el primer ministro británico Boris Johnson, este públicamente lo invitó a que se inoculara con AstraZeneca, la vacuna de mayor uso en Reino Unido. Aún no, le contestó Bolsonaro ante las cámaras, meneando el índice en señal de reprobación y rechazo.

De todos los líderes del G20 que se encuentran en Nueva York, el mandatario brasileño es el único que declaró no estar vacunado.

Hubo mucha discusión sobre si los dirigentes y sus delegaciones diplomáticas tendrían que presentar sus certificados de vacunación para ingresar a Nueva York, sin embargo, en aras de la diplomacia, la ONU informó que habría una excepción y aplicaría un sistema de honor entre sus miembros, confiando en que se inmunizarían antes de viajar.

No obstante, la ciudad requiere la prueba de vacunación para acceder a espacios públicos cerrados, incluyendo restaurantes.

Por eso Jair Bolsonaro y su séquito, incluidos dos ministros de su gabinete, se vieron forzados a comer pizza parados en la acera cerca del hotel donde se están hospedando.

La delegación publicó en Instagram la cena improvisada y algunos simpatizantes le elogiaron al presidente la “sencillez” demostrada, al mostrarse contento de consumir comida rápida en las calles de Manhattan.

#AntonioGuterres suena alarma en #NuevaYork: El mundo está al borde del abismo

Por: David Brooks

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pronuncia el discurso inaugural de la 76 Asamblea General el 20 de septiembre de 2021. Foto: Reuters

Nueva York. El jefe de la diplomacia mundial no fue muy diplomático en su mensaje: “estoy aquí para sonar la alarma: el mundo tiene que despertarse. Estamos al borde del abismo -y procediendo en el sentido equivocado. El mundo nunca ha estado tan amenazado. O tan dividido”.

Antonio Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) inauguró este martes el debate anual de alto nivel de la Asamblea General afirmando que “enfrentamos la cascada de crisis más grande de nuestras vidas”, entre ellas la del cambio climático, la pandemia global, amenazas a la paz y los derechos humanos y crecientes brechas, mientras que “la solidaridad está ausente en la acción -justo cuando más la necesitamos”.

Condenó como “obsceno” y como una “acusación moral del estado de nuestro mundo” que una mayoría del mundo más rico ya está vacunada cuando más del 90 por ciento de los africanos siguen esperando por su primera dosis.

Denunció también el incremento la desconfianza, producto de promesas incumplidas, derechos violados, corrupción y advirtió que ante “multimillonarios dándose un paseo de placer al espacio mientras millones padecen hambre en la tierra… y los jóvenes no ven un futuro… los pueblos a los que servimos y representamos pueden perder fe” en sus gobiernos e instituciones.

Llamó por una renovación del “contrato social” y que para eso se requiere superar seis “brechas”: la de la paz, incluyendo no sólo entre países, sino dentro de ellos, y advirtió que “los golpes de Estado” han regresado; la del clima; la brecha entre ricos y pobres -y eso empieza, dijo, poniendo fin a la pandemia para todos en todas partes; la brecha entre géneros; la de la confianza; y la brecha entre generaciones.

En torno a ésta última, afirmó que una investigación reciente en 10 países registró que la mayoría de los jóvenes sufren altos niveles de ansiedad y angustia por el estado del planeta y advirtió a los mandatarios: “un 60 por ciento de sus futuros votantes se sienten traicionados por sus gobiernos”.

Concluyó que “la mejor manera de avanzar los intereses de sus propios ciudadanos es por avanzar los intereses en nuestro futuro común”. [https://estatements.unmeetings.org/estatements/10.0010/20210921/AT2JoAvm71nq/evrRTWsE4dxD_es.pdf].

El desfile

Guterres, y varios de los oradores que lo siguieron en el desfile interminable de discursos de mandatarios o sus representantes ante la máxima organización multilateral, reconocieron la gravedad de la crisis del cambio climático, la pandemia y los mismos temas y desafíos de todos los años en discursos que, en gran medida, son elaborados para consumo interno en cada uno de sus países.

El presidente de China, Xi Jinping, resaltó la necesidad de la solidaridad internacional para enfrentar la pandemia y ampliar los esfuerzos a fin de apoyar el desarrollo internacional sobre todo de países más pobres. En un discurso por video (a los gobiernos seles ofreció la opción de ofrecer discursos presenciales o por video este año), afirmó que “es preciso hacer de las vacunas bienes públicos globales” para garantizar sus acceso universal, sobre todo a los países más pobres.

En obvia respuesta a Estados Unidos (sin mencionarlo su nombre) sobre la “competencia”, declaró que “el éxito de un país no tiene que implicar el fracaso de otros país, y el mundo es suficientemente grande para acomodar el desarrollo en común y el progreso de todos los países”.

Y aparentemente reprobando el papel de Washington como juez internacional de la democracia, el líder chino señaló que “un mundo de paz y desarrollo debe abarcar a civilizaciones de diversas formas, y debe acomodar rutas diversas a la modernización. La democracia no es un derecho especial reservado para un país individual, sino un derecho que los pueblos de todos los países deben gozar”.

Condenó toda intervención militar externa para “las llamadas transformaciones democráticas” y recordó que “China nunca ha invadido o atropellado a otros ni buscado la hegemonía en el pasado, tampoco lo hará en el futuro”.

Un nuevo actor en el escenario internacional este año fue el presidente Pedro Castillo Terrones de Perú, quien llegó al podio con su gran sombrero emblemático y recordó que él marca la “primera vez que un maestro rural ha asumido el poder” como resultado de un voto por el cambio social sustentable en su país. Aseguró que su gobierno está en contra de la exclusión y por la justicia social, “no sólo consolidar el imperio de la ley, sino hacer valer los derechos del pueblo”. Enfatizó, como maestro, la educación como clave para el futuro, afirmando que “un pueblo educado nunca será engañado”.

Jair Bolsonaro de Brasil se destacó por no respetar los requisitos de vacunación dentro de la ONU y en Nueva York y al ofrecer uno de los discursos más llenos de falsedades -competencia a veces intensa aquí- al esencialmente proclamar a Brasil como un milagro económico, social y político y hasta ecológico, sugiriendo que un 84 por ciento del Amazonas está intacto y que un 66 por ciento de su país está cubierto de la vegetación nativa de “cuando el país fue descubierto”. Eso sí, afirmó que Brasil “tiene a un presidente que cree en Dios, respeta a los militares, valora la familia es leal a su pueblo… es mucho, una base sólida, si consideramos que estábamos al borde del socialismo”.

El nuevo presidente de Irán, Ebrahim Raisi, en un mensaje de video, denunció a Estados Unidos declarando que “al mundo no le importa sobre ‘America primero’ o ‘America está de vuelta’ -repudiando consignas de Trump y Biden- al condenar que “las sanciones son la nueva manera de guerra de Estados Unidos” contra otras naciones. No dio indicaciones de progreso en las negociaciones para rescatar el acuerdo nuclear abandonado por Trump.

También hablaron este primer día -apenas el inicio de una semana de discursos- los mandatarios de Colombia, Chile y Turquía entre otros.

No hay datos de cuánta gente alrededor del mundo está viendo este “debate”, pero sí se sabe que lo más visto en la ONU no incluyó a ningún mandatario o figura política: más de 6 millones vieron el video de un grupo de pop coreano BTS invitado a la ONU el lunes para promover las vacunas y la esperanza juvenil y donde presentó su nuevo video “Permiso para bailar” grabado en la sede mundial [https://youtu.be/9SmQOZWNyWE].

El cambio climático y la pandemia -que algunos señalaron está relacionado a la crisis ecológica planetaria- fueron el marco de la mayoría de los discursos en este primer día. Pero aunque la retórica podía llegar a ser extraordinaria, las palabras están lejos de ser traducidas en acciones. La ONU presentó un informe la semana pasada que demuestra que los países no están cumpliendo con sus compromisos bajo el Acuerdo de París, donde se requiere una reducción del 45 por ciento en emisiones para 2030, pero en lugar de eso, bajo los compromisos actuales en colectivo, en lugar de reducir las emisiones éstas se elevarán un 16 por ciento para 2030.

“Es bastante fácil entender por qué los emisores más grandes de carbono del mundo y los mayores productores de combustibles fósiles quieren que parezca que están tomando suficiente acción climática con sus discursos elegantes. El hecho de que aun se salen con la suya es otro asunto”, comentó este martes Greta Thunberg, la joven activista ecológica más famosa del mundo.

(Tomado de La Jornada)

#Lula superaría a #Bolsonaro en comicios de 2022 en #Brasil, según encuestas

Varios sondeos revelan que las intenciones de voto favorecen a Lula da Silva. Foto: Jornal do Comércio.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, por el Partido de los Trabajadores (PT), aventajaría a Jair Bolsonaro en las elecciones de 2022, de acuerdo con una encuesta. El sondeo mostró un avance en las intenciones de voto a favor de Lula, mientras que hay un retroceso en las que favorecen al actual presidente de ultraderecha.

Según los resultados de la encuesta, divulgados por el Instituto Paraná Pesquisas, Lula ganaría las elecciones de 2022 con el 43.3% de los votos, frente al 38.2% de Bolsonaro.

Sigue leyendo

#Brasil: Partido de los Trabajadores pretende reforzar seguridad de #Lula en campaña electoral

Díaz-Canel reconoció el tiempo de vida dedicado por Lula a la lucha incansable en favor de la igualdad y la justicia social para el pueblo de Brasil y América Latina. Foto: Presidencia Cuba.

Expresidente brasileño Lula da Silva. Foto: Presidencia Cuba.

El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil analiza hoy varios sistemas de refuerzo de la seguridad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva durante la campaña electoral de 2022.

Según el portal Brasil 247, el intercambio de opiniones se desarrolla discretamente dentro de la organización política, al tenerse en cuenta ‘la radicalización del entorno político y la agresividad de los bolsonaristas (partidarios del mandatario Jair Bolsonaro) que se perciben como riesgo para la seguridad personal de Lula’.

El sitio cita un reportaje del diario Folha de Sao Paulo, publicado este lunes, el cual alerta que ‘no es un secreto que una parte importante de la base bolsonarista es entusiasta de las armas’ y ese grupo, como el exmilitar, ‘defiende el uso de la violencia’.

Alude a que son notorias las relaciones del bolsonarismo con los milicianos y los sectores más radicales de la policía estadual.

Recientemente, el periodista estadounidense Brian Mier, en un contacto con TV 247, advirtió que el Gobierno de Estados Unidos prepara una arremetida contra Brasil, posiblemente para impedir el regreso al poder de Lula, quien lidera las encuestas de opinión rumbo a las justas comiciales.

Mier hizo referencia a declaraciones del embajador de Washington en Brasil, Todd Chapman, acerca de la preocupación de su país con la corrupción en el gigante sudamericano, y no con la democracia.

‘Fue honesto(Chapman). A Estados Unidos no le preocupa la democracia, sino el petróleo. Esa fue exactamente la razón principal del golpe de 2016, privatizar el presal (grandes reservas de carburante y gas natural)’, apuntó Mier sobre el discurso del diplomático.

Llamó a mantenerse alerta ante una nueva embestida de Estados Unidos y recomendó montar una defensa contra lo que se avecina.

‘Prepárense para otro golpe el año que viene, prepárense para un bombardeo en las redes sociales contra el PT y Lula, porque esta es la nueva herramienta de la guerra de espectro completo, originada en Estados Unidos’, advirtió.

Insistió en que ‘hay otro intento de golpe electoral, el cual se monta con ayuda de Estados Unidos, la CIA (Agencia Central de Inteligencia) que, probablemente, estaba allí visitando a Bolsonaro, y me preocupa un poco’, añadió.

También el gobernador Flavio Dino, del estado de Maranhão (noreste), alertó a Lula sobre un posible atentado en la campaña electoral de 2022.

Dino, quien avisó sobre ese riesgo en la última reunión en Sao Paulo con el fundador del PT, no fue el único líder político que lo hizo.

La autoridad estadual afirmó estar convencido de que la próxima será una campaña marcada por actos de violencia ante la posibilidad de que Bolsonaro sea derrotado en las urnas.

(Con información de Prensa Latina)

Expresidenta brasileña Rousseff defiende Cuba ejemplo de solidaridad

Brasilia, 12 jul (Prensa Latina) La expresidenta brasileña Dilma Rousseff reafirmó hoy su apoyo al pueblo cubano y a Miguel Díaz-Canel, mandatario del país que ofrece a la humanidad profesionales de la salud en medio de un bloqueo de Estados Unidos.
Rousseff denunció en la red social Twitter que ese cerco económico y financiero, impuesto hace más de 60 años, somete al pueblo cubano a enormes sacrificios, que se acentuaron desde el inicio de la pandemia de Covid-19.

‘El bloqueo de Estados Unidos, que ha sido condenado 29 veces por la ONU, impone graves dificultades a un pequeño país que ha sido ejemplo de solidaridad, repartiendo médicos por todo el mundo para ayudar a combatir la crisis sanitaria’, señaló la exgobernante (2011-2016).

Recalcó su respaldo al pueblo cubano y a Díaz-Canel e insistió en que ‘mientras Cuba ofrece a la humanidad profesionales de la salud, recibe a cambio, por parte de Estados Unidos, en medio de la pandemia, un bloqueo cobarde, repudiado por casi todos los países del mundo’.

Partidos políticos y organizaciones solidarias brasileñas condenaron los disturbios protagonizados el domingo en localidades de Cuba, golpeada por la crisis económica derivada del cerco de Washington y por el aumento de casos de Covid-19.

Policía Federal abre investigación formal contra #JairBolsonaro

Brasil suma actualmente más de 19 millones de contagios y más de 530.000 decesos por la Covid-19.

Jair Bolsonaro será investigado por prevaricación frente a actos de corrupción con el fármaco Covaxim.

En medio de la crisis sanitaria que se vive en Brasil, la Policía Federal inició una investigación formal ante los actos de omisión del presidente Jair Bolsonaro frente a una compra irregular de la vacuna anticovid de India, Covaxin.

La acción que emprenderán las autoridades brasileñas, tienen el objetivo de identificar en 90 días cómo se desarrolló el proceso de compra de unas 20 millones de dosis de la vacuna Covaxin, valorada en más de 300 millones de dólares y que no llegaron al país por ser cancelada su negociación.

La investigación se debe a una denuncia realizada por tres senadores a principios de este mes de julio, al asegurar que realizaron una denuncia directa al presidente Bolsonaro para informar sobre las irregularidades en la negociación, la cual no procedió por parte del mandatario.

La denuncia fue acompañada por una misiva emitida por la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) de la Pandemia, dirigida al Palacio de Planalto, para exigir al presidente, declaraciones sobre las acusaciones presentadas por el diputado federal Luis Miranda.

Miranda, diputado oficialista, afirmó que el presidente ignoró las alertas de corrupción que se notificaron durante el proceso de adquisición del inmunizante desarrollado por el laboratorio indio, Bharat Biotech.

Por su parte el presidente Bolsonaro, en recientes declaraciones públicas, señaló que él no tiene “cómo saber lo que ocurre en los ministerios”. Sin embargo, aseguró que confía plenamente en sus ministros.

Entre los escándalos por corrupción generados en medio de la crisis sanitaria que enfrenta el país motivo de la Covid-19, el encargado de logística del Ministerio de Salud de Brasil, Roberto Ferreira Dias, fue recientemente cesado de su cargo por ejercer presiones a los funcionarios de la cartera para acelerar la importación de la vacuna india Covaxin, pese a las advertencias de irregularidades en el contrato.

Encuesta revela amplia ventaja de #Lula sobre #Bolsonaro

Bravooooo!!!!!!!!

Lula ha avanzado en los sondeos desde que recuperó sus derechos políticos en marzo, cuando un juez anuló sus condenas.

Lula lidera las intenciones de voto con un 27,8 por ciento frente al actual mandatario que cuenta con 21,6. 

Una encuesta realizada en Brasil por las empresas Genial Inversiones y Quaest Consultoría e Investigaciones indica que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva aventaja al actual presidente Jair Bolsonaro en intención de voto de cara a los comicios de 2022, según anunció la encuestadora en su canal de You Tube y cuenta oficial de Twitter.

El sondeo arroja que expresidente podría ganar en la primera vuelta de los comicios con un 41,3 por ciento frente al 42,3 por ciento que suman en total los demás candidatos. Mientras que en el enfrentamiento con Bolsonaro las cifras también son favorables a Lula, quien aventaja con un 27,8 por ciento al actual mandatario que cuenta con el 21,6 por ciento.  

La encuesta pone en tercer lugar en cuanto a intención de voto para la presidencia de Brasil, a los políticos Ciro Gomes del Partido Democrático Laborista y al candidato sin partido Sergio Moro, quienes comparten un 5,9 por ciento.

A estos le siguen el actual gobernador de Sao Puolo por el Partido de la Social Democracia Brasileña, João Doria, con 2,1 por ciento y el exministro de Salud del actual Gobierno Luiz Henrique Mandetta del Partido Demócratas con 1,8 por ciento.

El sondeo reveló además que los votos en blanco y nulos contabilizarían un 8,6 por ciento mientras que los indecisos el 7,8 por ciento. El mismo estudio da como vencedor a Lula en una posible segunda vuelta electoral frente a Bolsonaro, con un 52;6 por ciento frente al 33 por ciento del actual gobernante. En este escenario, se pronostica un 11,5 por ciento de votos blancos o nulos.

En la pesquisa se empleó un nuevo método desarrollado a partir de herramientas de corrección de los sustratos encuestados, el cual tendrá carácter mensual hasta la celebración de las elecciones presidenciales en 2022. Fueron consultadas más de 1.500 de personas mayores de 16 años en un total de 95 ciudades de Brasil, entre las que se cuentan 27 capitales estaduales.

Los resultados de la encuesta hacen patente el rechazo masivo entre el electorado brasileño al presidente Jair Bolsonaro, quien recibió un 67 por ciento de desaprobación, lo cual, se indica, supera a la cifra manifestada hacia el Gobierno federal, de un 57 por ciento.

La caída de popularidad de Bolsonaro se explica, según la encuesta, por la mala gestión gubernamental frente a la pandemia de Covid-19, la cual es investigada por una comisión senatorial, así como por las sospechas de corrupción de su administración. En este contexto, las previsiones favorables a Lula han avanzado desde que el exlíder sindicalista recuperara sus derechos políticos el pasado mes de marzo, cuando un juez federal anuló sus condenas.

Pretenden en #Brasil llevar a #Bolsonaro a cortes internacionales

El presidente del Grupo Tortura Nunca Más, Ariel de Castro Alves, afirmó hoy que respaldan todas las acciones encaminadas a la destitución del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, así como de llevarlo ante tribunales internacionales.

Debemos apoyar las iniciativas que pretendan, además del impeachment (juicio político), llevar al presidente al banquillo de los acusados de la Corte Penal Internacional (CPI), afirmó De Castro Alves al portal Rede Brasil Atual.

Según el abogado el exmilitar debe ser juzgado en la CPI, pues el genocidio es un crimen de lesa humanidad. ‘Ha promovido el genocidio de los brasileños, especialmente de los ancianos y los pobres, con expedientes como la corrupción y el negacionismo’, argumentó el jurista conocido por su trabajo en movimientos de derechos humanos, de niños de la calle y en la defensa de pequeños y adolescentes.

Para el profesional, la gestión del Gobierno de Bolsonaro en la pandemia de la Covid-19 fue premeditada y se preocupó más por las ‘cuentas públicas’ que por la vida de los brasileños que hasta fecha superan las 525 mil perdidas por el virus SARS-CoV-2.

Especialmente, agregó, ‘los ancianos, las personas con discapacidad, los beneficiarios de la seguridad social y los pobres’.

De Castro lamentó que Brasil experimente importantes retrocesos en relación con logros democráticos alcanzados tras la Constitución de 1988 y, especialmente, durante los gobiernos de Fernando Henrique Cardoso, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Aseguró que en Brasil existe un ejecutivo dominado por militares, ‘sin ninguna transparencia y que no respeta la libertad de prensa’.

Consideró que Bolsonaro ‘ofende y persigue a los periodistas y medios de comunicación. El Gobierno difunde el odio y las noticias falsas a gran escala’, remarcó.

Sin olvidar que, según el abogado, el gobernante apoya e instiga a grupos golpistas, que abogan por la intervención militar, el cierre del Congreso y del Supremo Tribunal Federal.

Ante tal escenario, el letrado no descartó el riesgo de un golpe de Estado si Bolsonaro es derrotado en las elecciones de 2022.

‘Ha orquestado esto con las Fuerzas Armadas federales y la Policía Militar. Por lo tanto, las instituciones, los partidos y las entidades de la sociedad civil deben organizarse y actuar en un frente en defensa de la democracia y la civilización’, alertó.

El Grupo Tortura Nunca Más de Sao Paulo fue creado en 1976, con el objetivo de luchar por la democracia, enfrentar y denunciar la dictadura cívico-militar.

La iniciativa fue de antiguos presos políticos y perseguidos, además de familiares de asesinados y desaparecidos durante el régimen castrense (1964-1985).

#Bolsonaro en caída libre (+Video)

Las mayores manifestaciones de este fin de semana tuvieron lugar en Sao Paulo –la ciudad más poblada del país y la más golpeada por la pandemia–, Río de Janeiro, Recife, Belo Horizonte y también en Brasilia, donde la protesta se concentró ante la sede del Congreso, para reforzar la presión por un juicio político contra Bolsonaro

La famosa actriz brasileña Camila Pitanga, una de las protagonistas de la telenovela Mujeres Ambiciosas, que transmite la televisión cubana, manifestó su repudio contra Bolsonaro, mientras era inmunizada.
La famosa actriz brasileña Camila Pitanga, una de las protagonistas de la telenovela Mujeres Ambiciosas, que transmite la televisión cubana, manifestó su repudio contra Bolsonaro, mientras era inmunizada. Foto: TVFAMOSOS

El clamor popular de ¡Fuera Bolsonaro! se escucha desde las gargantas de cientos de miles de brasileños, en las calles de ciudades y pueblos, para pedir la dimisión del gobernante ultraderechista, involucrado en escándalos de corrupción, responsables de un pésimo manejo de la pandemia de la COVID-19, que ya ha costado a su país la muerte de 520 000 personas y, últimamente, fue denunciado por un diputado oficialista sobre irregularidades en una supuesta compra de vacunas por las cuales el país pagaría 320 millones de dólares a una empresa que no aparecía en el contrato.

Las mayores manifestaciones de este fin de semana tuvieron lugar en Sao Paulo –la ciudad más poblada del país y la más golpeada por la pandemia–, Río de Janeiro, Recife, Belo Horizonte y también en Brasilia, donde la protesta se concentró ante la sede del Congreso, para reforzar la presión por un juicio político contra Bolsonaro, según un reporte de EFE.

En medio de tan crítica situación, la Corte Suprema autorizó a la Fiscalía General a abrir una investigación penal contra el gobernante.

En relación con el escándalo por la supuesta compra de vacunas, se ha hecho pública la confesión del cabo de la policía Luiz Dominguetti, un admirador de Bolsonaro, que dijo haber intentado venderle al Gobierno 400 millones de dosis de la vacuna de Astrazeneca, pero que finalmente suspendió el negocio cuando un director del Ministerio de Salud le pidió comisiones equivalentes a un dólar por unidad.

Un escenario tan comprometido ética y políticamente, donde la corrupción se hace cada vez más presente, ha hecho que el nivel de aceptación de Bolsonaro esté en caída libre, y el pedido de destitución aumente por día.

Como respuesta trumpista a su declive, el mandatario ha calificado las encuestas de «mentiras», y hasta ha llegado a «alertar» a sus seguidores de que está en marcha un «fraude» para alejarlo del poder en las elecciones de 2022.

#Bolsonaro es “facho y genocida”, Lula

“Nunca imaginé que Brasil fuera a elegir como presidente a un genocida, a un facho al que no le gustan los negros o los LGBTI, es más, que no le gustan los sindicatos, los trabajadores, los indios, no quiere preservar nuestra selva amazónica”, afirmó el exmandatario de ese país Lula de Silva.
   
Lo dijo en una entrevista exclusiva que hoy publica el periódico Página 12, que se edita en Buenos Aires, y en la que subrayó la necesidad de una América latina “unida”.
   
Y en ese sentido remarcó que el presidente de Estados Unidos, “Joe Biden, tiene que entender que América Latina tiene que tener el derecho de crecer”.
   
“No hay que rendirse jamás. Es necesario luchar para darle al pueblo el derecho de votar con conciencia”, amplió Lula y sostuvo que “el retroceso que nosotros vivimos en América del Sur empieza a ser recuperado con la victoria de Alberto Fernández en Argentina, con el regreso de Luis Arce al Gobierno de Bolivia, con la victoria de Pedro Castillo, en Perú”, aunque este último aún no fue confirmado en el cargo oficialmente.
   
Lula dio por hecho que en su país actualmente no existe democracia con Bolsonaro como presidente y mostró su empeño en llevar al mandatario a juicio político.
   
“Tenemos un presidente que no estimula el amor, ni la fraternidad, ni la solidaridad. Lo de él es odio, convocó paramilitares y ahora mismo circula en la CPI (comisión parlamentaria de investigación, NDR) un proceso por el genocidio que él ha practicado en la cuestión del Covid-19”, dijo el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) a Página 12.
   
“Aparecen denuncias de corrupción todos los días. Estamos impulsando en el Congreso Nacional con un peso enorme -con muchas entidades- el impeachment del presidente Bolsonaro. Vamos a ver si la Cámara lo vota porque han dejado de votar 120 pedidos de impeachment contra él”, deslizó.
   
“La sociedad empieza a moverse, a manifestarse, empieza también a participar de actos públicos contra el gobierno.
   
Estamos caminando rápidamente para consolidar el proceso democrático en Brasil y hacer que la democracia sea recuperada.
   
La esperanza es lo que nos mueve”, amplió Lula.
   
“Lamentablemente en Brasil la prensa no se ha preocupado en informar lo sucedido. Se ha preocupado en mentir contra el PT y contra Lula, un manantial de mentiras durante mucho tiempo. Y eso han conseguido: un fascista en la Presidencia de la República”, señaló luego.
   
Lula también se mostró agradecido por el apoyo que recibió del presidente argentino Alberto Fernández y de la vicepresidenta Cristina Kirchner mientras estuvo detenido.
   
“Quiero visitar la Argentina este año y agradecerle al pueblo”, completó.