“Basta de acoso a #Cuba”: firma esta petición en Change

Esta iniciativa, impulsada desde Italia por la emigración cubana en dicho país, pretende reunir firmas a través de la plataforma Change. Su texto contiene propuestas como la de apoyar “al pueblo de Cuba en su derecho a elegir libremente, defender y desarrollar su sistema político, económico y social, en correspondencia con lo establecido en la Constitución cubana, aprobada democráticamente por amplia mayoría de la población en referendo, en el año 2019”.

BASTA DE ACOSO A CUBA

Entendiendo que es un derecho de cada nación decidir sus estructuras y formas de gobierno y propiciar su desarrollo económico, social y cultural, sin tutela o coerción extranjera, sin presiones ni injerencias externas en sus asuntos internos, nosotros, los abajo firmantes:

1.    Apoyamos al pueblo de Cuba en su derecho a elegir libremente, defender y desarrollar su sistema político, económico y social, en correspondencia con lo establecido en la Constitución cubana, aprobada democráticamente por amplia mayoría de la población en referendo, en el año 2019.

2.    Condenamos cualquier acción contra Cuba que atente contra la dignidad de esa nación, su autodeterminación o que persiga la desestabilización de su sociedad, ya sea mediante el uso de la fuerza o mediante la organización y financiamiento, desde el exterior, de campañas políticas y comunicacionales, sustentadas en falsas informaciones y manipulación, que se despliegan mediante las redes oligopólicas de prensa y las redes sociales de Internet, con el uso  abusivo y doloso de tecnologías avanzadas, pretendiendo dividir y sembrar el odio entre los cubanos, generar conflictos internos y mancillar la imagen de Cuba en el mundo.

3.    Repudiamos los llamados e instigaciones a que se quebrante el orden social constitucional y soberanamente establecido en Cuba.

4.    Consideramos injustificables las políticas inhumanas e injerencistas, sean gubernamentales o sostenidas por otros actores adversarios a Cuba, que instigan y contribuyen al reforzamiento del bloqueo económico, comercial y financiero que por más de seis décadas los Estados Unidos de América mantienen contra el pueblo cubano.

5.    Remarcamos que la política de guerra económica estadounidense contra los cubanos se ha convertido en el principal obstáculo al desarrollo económico y social de Cuba. Es una afrenta para el mundo y para todos los que defendemos la justicia en el mundo, que Cuba deba gestionar su economía en condiciones de asedio externo que le son extremadamente adversas, incluyendo la afectación a normales vínculos económicos con terceros países, debido al carácter extraterritorial de las medidas de bloqueo de EE.UU.  El bloqueo estadounidense, además de afectar cotidianamente a las familias cubanas, daña tanto a las empresas estatales, como a las cooperativas o a las pequeñas y medianas empresas privadas cubanas, así como a las de terceros países.

6.    Consideramos inmoral que el gobierno de los Estados Unidos de América, tanto bajo la administración de Trump, como la de Biden, se haya aprovechado malsanamente de las difíciles condiciones socioeconómicas provocadas por los efectos de la pandemia de la COVID-19, para mantener y reforzar el acoso económico y político contra Cuba. Resulta igualmente vergonzoso el contubernio que brindan a ese propósito fuerzas políticas y sujetos que en distintas partes del mundo son afines o serviles a la vocación hegemónica estadounidense.

7.    Respaldamos los llamados realizados por numerosas personalidades internacionales y del sistema de Naciones Unidas para poner fin en el contexto de la pandemia a las sanciones económicas contra países. Solicitamos que se cumpla la voluntad de la inmensa mayoría de los países del mundo expresada en la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante veintiocho resoluciones que piden claramente el fin incondicional del bloqueo estadounidense a Cuba.

8.    Expresamos nuestro respeto al solidario pueblo cubano. Apoyamos sus esfuerzos por avanzar en el progreso de su modelo socioeconómico en consonancia con la estrategia de desarrollo hasta el 2030 que impulsa el gobierno cubano, preservando las importantes conquistas sociales y de Derechos Humanos que distinguen positivamente a Cuba a nivel mundial, y a la vez empeñado en construir una sociedad cada vez más justa, democrática, próspera y sostenible.

9.    Instamos a los gobiernos de todo el mundo a que refuercen los mecanismos permanentes y amplíen la cooperación bilateral o multilateral con Cuba; a la propia vez a que se empeñen con acciones concretas y sostenibles que induzcan y favorezcan crear mayores y más profundos vínculos sociales, culturales y económicos con Cuba.

10.Apreciamos y agradecemos la cooperación que Cuba ofrece a otros pueblos en diversos sectores, entre ellos la contribución sanitaria para combatir la pandemia de la COVID 19 y otras enfermedades, brindada por el gobierno cubano a otros países, incluidos algunos desarrollados. Esa práctica internacional de Cuba evidencia la vocación pacífica, de cooperación y solidaria que caracteriza a ese país, y a la vez los logros de la salud pública cubana, su desarrollo científico y el extraordinario avance de la industria biotecnológica, que ha sido capaz de desarrollar varias vacunas propias contra la COVID-19.

11.Consideramos firmemente que los logros de Cuba son un valor para toda la humanidad y por lo tanto nos corresponde también defenderlos.

12.#PoniéndoleCorazónACuba, exigimos que de una vez por todas cesen todos los acosos contra las autoridades y el digno pueblo cubano, que merece vivir y desarrollar su sociedad en paz.

Milán, 22 de octubre de 2021

COSA DE LOCOS, los terroristas de Miami junto al gobierno de turno, bien alimentaditos y forrados en dinero tratan y sueñan con enfrentar cubanos a cubanos como si estuviéramos en el Coliseo Romano para que ellos se diviertan y disfruten de nuestras necesidades creadas por ellos, pa su madre…., Mejor burlense de su ingnorancia extrema, está revolución no la tumba nadie.

#ConCubaNoTeMetas

#Cuba es libre, independiente y soberana

Radio Miami

Por: Lázaro Fariñasoctubre 23, 2021

En realidad no veo nada raro ni extraño en el que las autoridades cubanas hayan denegado el permiso para una manifestación que algunas personas solicitaron. Cualquier gobierno del mundo puede y de hecho lo hace. Cuba está bajo un estado de guerra declarada por parte del gobierno norteamericano y en un estado de guerra, es muy entendible y aconsejable el que se restrinjan algunos derechos.

En este caso en particular, nadie es tonto, por lo tanto, todos sabemos quiénes están detrás de esas peticiones. El mismo gobierno que le tiene el pie puesto en el cuello al pueblo cubano es el que paga, auspicia y dirige esos pedidos.No estoy de acuerdo en que se prohíban las manifestaciones pacíficas, pero en Cuba, para que estas puedan existir, lo primero que tiene que pasar es que el gobierno de los Estados Unidos deje de inmiscuirse en sus asuntos internos, levantar todas las sanciones que le tiene impuestas a aquel país y acabar de aceptar que Cuba es libre, independiente y soberana, sin eso, es imposible que exista una manifestación en que no esté metida la mano del gobierno agresor.

Lo siento por el que le duela, por aquellos que rasgan las vestiduras hablando de derechos democráticos pero esa es la verdad, todo lo otros es paisaje.

Convocatoria a marcha en #Cuba busca justificar agresiones de #EEUU

La convocatoria a una marcha anticonstitucional en noviembre y otras acciones diseñadas desde Estados Unidos solo buscan crear el caos para justificar e incrementar las agresiones de Washington contra Cuba, afirmó hoy una activista.

Al intervenir en el encuentro virtual internacional ‘La razón es nuestro escudo’, Gloria La Riva señaló que las iniciativas subversivas en los últimos meses contra el Gobierno antillano forman parte de un complot diseñado desde hace años por agencias y organizaciones norteamericanas para el fin de la Revolución.

La coordinadora del comité de solidaridad Cuba-Venezuela enfatizó en que esas acciones no aspiran a democracia o libertad, pues eso ya existe en la isla, sino crear la confrontación entre el pueblo y la policía.

Todo ello, para poder fabricar la imagen que justifique una intervención de Estados Unidos en el territorio caribeño y el reforzamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace casi seis décadas por esa potencia, dijo.

La Riva recordó que los líderes de los disturbios de julio pasado fueron financiados, desarrollados, entrenados y apoyados por Washington, y aprovecharon para actuar en un complejo escenario marcado por el peor rebrote de la pandemia de Covid-19 y dificultades económicas.

Ahora estas organizaciones convocan a realizar una marcha, inicialmente prevista para el 20 de noviembre, ahora el día 15 de ese mes, pero ‘no tienen como objetivo mejorar la situación del pueblo cubano, carecen de un programa, un plan; su único objetivo es crear el caos’, enfatizó la activista.

En ese contexto, la luchadora remarcó que el papel del movimiento de solidaridad es pedirle a la Casa Blanca que saque sus manos de Cuba, ponga fin al bloqueo, y deje de aprovecharse de la pandemia.

El evento virtual, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, analizó los antecedentes y motivos de la supuesta manifestación pacífica, calificada por autoridades aquí como ilegal y una provocación.

Juristas y expertos de la isla consideraron anticonstitucional esta acción porque viola los artículos cuatro y 45 de la actual Constitución, refrendada en 2019 por más del 86 por ciento de los ciudadanos.

Recientemente, gobiernos en varios municipios denegaron la realización de la marcha, decisión respaldada por varios sectores de la sociedad civil cubana que reafirmaron su apoyo al proceso revolucionario.