Defensa de #Rusia anuncia medida para facilitar salida de trigo de #Ucrania

Moscú, 30 jun (Prensa Latina) Como un gesto de buena voluntad para facilitar el transporte de trigo ucraniano, el Ministerio ruso de Defensa (Mindef) anunció hoy la evacuación de su guarnición en la isla Zmeini, enclavada cerca de la ciudad de Odesa.

La decisión del Mindef de extraer a sus militares de ese territorio, motivo de disputa bélica en los últimos meses tras caer bajo control ruso, busca demostrar que Moscú de ninguna forma impide la transportación marítima en la zona, incluida el paso de buques con trigo ucraniano.

Al sacar a la guarnición de la isla Zmeini demostramos que de ninguna forma obstaculizamos los esfuerzos de la ONU de organizar un corredor humanitario para la salida de productos agroindustriales desde Ucrania, indica un comunicado del referido ministerio.

El Mindef consideró que, con ese paso, elimina las posibilidades de una especulación por Kiev sobre la existencia de una crisis alimentaria, al pretextar que es imposible la salida de trigo por un supuesto control ejercido por tropas rusas.

Para el restablecimiento de los suministros de cereales Ucrania deberá ahora desminar sus costas en el mar Negro, incluidas las áreas portuarias como Odesa, destacó el ministerio.

El control de la referida isla, un estratégico punto en el mar Negro frente a las costas ucranianas, motivo fuertes enfrentamientos entre fuerzas de Rusia y Ucrania, con intentos fallidos de esta última por recuperar su posición en esa diminuta porción de territorio.

La ONU se refirió en varias ocasiones a una amenaza de una crisis alimentaria a causa de un déficit de cereales en el orbe, en medio del conflicto en Ucrania y las sanciones de Occidente a Rusia, que le dificultan la venta de ese producto en el mercado internacional.

Rusia y Ucrania se encuentran entre los países con mayor cuota de las exportaciones de trigo en el planeta, señaló la prensa capitalina.

El pasado 24 de febrero el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció el inicio de una operación militar en Ucrania para proteger la población de la región rebelde del Donbass, así como para desmilitarizar y desnazificar a ese país.

Occidente reforzó entonces su guerra económica contra este país que ya suma más de 10 mil medidas punitivas, incluidas la congelación de 300 mil millones de dólares de su Banco Central, limitaciones al acceso del sistema Swift y un embargo petrolero, entre otras.

Militantes ucranianos, al retirarse de Severodonetsk, dejaron una gran cantidad de armas y municiones occidentales

#Ucrania

En el centro de entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Ucrania en el aeropuerto de Severodonetsk, se encontraron muchas armas enviadas desde el extranjero, incluido un depósito completo de cartuchos de la República Checa y contenedores de la OTAN.
/corr. iz.ru Dmitri Zimenkin/

Las Fuerzas Armadas de #Ucrania no pueden usar armas occidentales, según The Economic Times

Las Fuerzas Armadas de Ucrania se encontraron en una situación difícil en el Donbas debido a su incapacidad para utilizar equipos militares occidentales, escribe el periódico.

Cada vez es más difícil para las Fuerzas Armadas aplicar diseños avanzados. El ejército ucraniano tiene un número limitado de personal militar calificado para manejarlo. Los autores del artículo señalan que debido a la falta de personal capacitado, parte del equipo es destruido o capturado por las tropas rusas🇷🇺. En particular, Kiev está perdiendo una gran cantidad de obuses remolcados estadounidenses🇺🇸 M777 de 155 mm.

👉Lo que venimos diciendo hace tiempo, Occidente ya sabe el resultado de este conflicto y poco a poco comienzan a preparar la derrota mediática.

Utilizar el hambre como arma de #guerra es una táctica occidental

#Rusia

#Ucrania

Rusia no es responsable de la crisis alimentaria 

Como hemos constatado con los datos compartidos por Clara Sánchez, los granos que Ucrania deja de entregar debido a las hostilidades no son determinantes para el mercado mundial, por lo que el retraso en las exportaciones difícilmente puede calificarse de «catastrófico» para la seguridad alimentaria, mucho menos cuando una buena parte se destina a otros fines que no son el del consumo humano.

Moscú no impide la exportación de cereales de Ucrania y, por el contrario, está intentando contribuir a la seguridad alimentaria en los territorios ucranianos ocupados por las tropas rusas, al igual que lo hace en la región del Dombás. Por ejemplo, se están proporcionando ayudas a los agricultores, se está restaurando la infraestructura y se están suministrando semillas.

¿De qué manera sí está involucrada Rusia en la crisis alimentaria? Por las sanciones indirectas contra el sector agrícola ruso. Las instituciones bancarias, de seguros y comerciales occidentales, intimidadas por las restricciones, se niegan a cooperar con el país euroasiáticos y esto repercute en países vulnerables que dependen de la exportación de alimentos y fertilizantes producidos en Rusia. 

Occidente, y su modelo agroindustrial, es el gran culpable de que la situación alimentaria en el mundo pueda agravarse, y lo único que está haciendo es evadir su responsabilidad culpando a Rusia.

Una grave crisis alimentaria se avecina, especialmente en el Sur Global. Esta es la advertencia que desde distintos organismos y foros internacionales se ha hecho en los últimos meses. Asimismo lo han dicho los líderes de la Unión Europea y Estados Unidos. 

La vez más reciente que se habló de tal situación fue en la Conferencia Ministerial «Unidos por la Seguridad Alimentaria Global», llevada a cabo el 24 de junio en Berlín, Alemania. Según el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (ONU), la cantidad de personas en el mundo que experimentan inseguridad alimentaria aguda se ha más que duplicado a 276 millones de personas. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo en su mensaje de video a los participantes de la conferencia que «existe un riesgo real de que en 2022 se declare una hambruna en muchos lugares. Y 2023 podría ser aún peor».

Aunque en principio la preocupación parezca legítima, al indagar en lo que se señala como causa de la crisis, aparecen los motivos de tanto interés por abordar el tema: Occidente quiere dejar a Rusia como el culpable de la crisis alimentaria global. Así lo hicieron los ministros de Relaciones Exteriores occidentales durante la conferencia en Berlín. 

  • La ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, dijo en su discurso de apertura que el lanzamiento de una operación militar especial de Rusia en Ucrania ha afectado negativamente la situación alimentaria en el mundo. «Rusia está utilizando el hambre como arma y está utilizando deliberadamente el hambre como arma de guerra y está convirtiendo al mundo entero en rehén», dijo Baerbock.
  • La canciller francesa, Catherine Colonna, añadió que el problema también radica en que Rusia destruyó la infraestructura de almacenamiento y suministro de granos durante el conflicto, y «debido al bloqueo de puertos, se esperan nuevos daños».
  • El Secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, dijo que era la «guerra de Rusia contra Ucrania», no las medidas coercitivas unilaterales, la que añadirá otras 40 ó 50 millones de personas más a las filas del hambre en el mundo. «No hay otra razón que el bloqueo de Rusia a Ucrania y la negativa de Rusia en muchos casos a exportar su propio grano por razones políticas”, dijo Blinken.

Rusia se ha encargado de desmentir las acusaciones en varias oportunidades. El Gobierno del país sostiene que la crisis alimentaria en el mundo ocurrió mucho antes del inicio de la operación militar especial en Ucrania, y entre los factores que han exacerbado el problema están las «sanciones» occidentales, que han interrumpido el suministro de alimentos.

El enfoque ruso sobre la situación de hambre en el mundo coincide con lo que la investigadora Clara Sánchez ha venido diciendo en sus trabajos de investigación y que hemos publicado aquí. Ella también destaca el factor de la crisis energética, otro desencadenante del alza en los precios internacionales de los alimentos.

Por ejemplo, en 2021 el precio del petróleo tuvo un incremento del 68 %, esto se tradujo en el aumento de costos de combustibles, fertilizantes y otros insumos que son necesarios para la producción agrícola mundial, que está basada en un modelo altamente dependiente de los hidrocarburos.

Hace poco Sánchez escribió un artículo en el que demuestra que se está utilizando la crisis alimentaria como un instrumento de presión en contra de Rusia, para dar mayor libertad a las acciones de la OTAN en el marco de los acontecimientos en Ucrania y la región del Dombás.

Las sanciones sí afectan 

Un dato importante que señala Clara Sánchez al principio de su investigación es que el 75% de las medidas coercitivas de Estados Unidos contra Rusia fueron impuestas luego de que inició la operación militar en Ucrania.

El relato occidental niega que bloquear a Moscú en el ámbito económico, comercial y financiero influya en el agravamiento de la crisis alimentaria. Sánchez cita a Josep Borrell, representante diplomático de la Unión Europea, quien dice que las medidas tomadas por los países europeos «no prohíben la exportación de alimentos y fertilizantes», por lo tanto, no concibe que «millones de toneladas de trigo sigan bloqueadas en Ucrania mientras en el resto del mundo la gente pasa hambre. Un verdadero crimen de guerra». 

Las declaraciones de Borrell contrastan con las del secretario general de la ONU, quien advierte que «no habrá solución efectiva sin reintegrar la producción de Ucrania así como, los alimentos y fertilizantes de Rusia». ¿Por qué menciona a Rusia, si supuestamente las «sanciones» no afectan al sector alimentario? La respuesta, escribe Sánchez, la revela Linda Thomas-Greenfield, embajadora de EE.UU. ante la ONU. Dice que aunque los granos y fertilizantes no estén bajo las sanciones de Estados Unidos, las empresas se sienten «un poco nerviosas» ante las posibles represalias por exportar los insumos rusos, así que el gobierno estadounidense está elaborando «cartas de seguridad» para alentarlas a seguir comerciando.

«En otras palabras, se reconoce que las ‘sanciones’ están afectando la exportación de alimentos y fertilizantes desde Rusia, impactando en varios países», escribe Sánchez. 

importancia de Rusia en la seguridad alimentaria global 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Rusia es el mayor exportador de trigo del mundo, mientras que Ucrania ocupa el quinto lugar. En conjunto, representan el 14% del suministro mundial de trigo en el mundo y aportan una producción significativa en otros cereales, como la cebada y el maíz. También destaca que Kiev sea el principal exportador de aceite de girasol y Rusia de fertilizantes.  

Estos hechos funcionan muy bien para alimentar el relato que responsabiliza exclusivamente a Moscú de la crisis de los alimentos, en el marco del conflicto bélico. Clara Sánchez explica que, para poder desarmar las falsedades que acompañan la narrativa occidental, es preciso examinar por separado los datos sobre producciones de los países y también ver hacia dónde se dirigen las exportaciones.

La primera diferenciación que hace Clara Sánchez es respecto a tierras cultivadas. «Rusia cultiva cada año más de 121 millones de hectáreas, un setenta por ciento más que Ucrania, donde se siembran 32 millones de hectáreas anuales», dice y añade que el principal rubro de Rusia es el trigo. El 68% de la producción de este alimento es destinado para el consumo humano, lo que evidencia su importancia en la seguridad alimentaria en el mundo.

Como se mencionó anteriormente, Moscú y Ucrania producen juntos el 14% del trigo en el mundo, pero la participación del primero (10%) es mucho más que el doble que la del segundo (4%). 

Otros datos atestiguan el peso de Rusia sobre Ucrania en lo concerniente al trigo:

  • Rusia ocupa el tercer lugar en producción mundial de trigo, detrás de China e India, pero es el primero en volúmenes de exportación.
  • En 2021 se exportaron 192 millones de toneladas métricas de trigo, de las cuales 33 millones eran de producción rusa. Por su parte, Ucrania produjo en total 32 millones de toneladas de trigo y solo exportó la mitad.
  • La FAO dice que el 27% del comercio de trigo proviene de Rusia y Ucrania, pero alrededor del 18% corresponde solo a Rusia.

Con respecto a otros cereales que producen ambos países, destaca el cultivo de maíz. Ucrania produce 53 millones de toneladas métricas de cereales, que incluye la cebada, el sorgo, la avena, el mijo y el centeno, pero el maíz ocupa el 78% de la producción. Por su parte, Rusia produce 40 millones de toneladas de cereales y el 37% corresponde al maíz.

El aporte en conjunto de los dos países es menor que el de trigo. Ambos suponen el 5% de la producción total de maíz en el mundo, sin embargo, Ucrania destina mucha más cantidad de su producción a la exportación que Rusia. Kiev exporta la mitad de su producción y Rusia solo el 2%.

El asunto aquí es que, a diferencia del trigo, el maíz no es un alimento que se produzca principalmente para el consumo humano, aunque suene paradójico. Solo el 15% de la producción de este rubro tiene la finalidad de alimentar a las personas. El resto se divide en forraje animal (58%) y usos industriales (27%), como la elaboración de biocombustibles.

Si bien el maíz que alimenta a animales se traduce en proteína para la gente, no toda la población mundial tiene acceso a la carne, mucho menos los estratos en situación de pobreza. China, con la mayor concentración de población, demanda el 26% del consumo total de carne, Estados Unidos y la Unión Europea ocupan el segundo y tercer lugar, y juntos demandan el 22%, Brasil ocupa el cuarto lugar con el 6% de la demanda y le sigue Rusia con el 3%. Ninguno de los países con situaciones alimentarias críticas (Afganistán, Yemen, Haití, Irak, Siria, etc) aparecen en los primeros puestos de la lista.

Con respecto a los biocombustibles, Sánchez dice que Estados Unidos produce el 48% del etanol a nivel global y lo hace en su mayoría en base al procesamiento del maíz, mientras que la Unión Europea es el primer importador de etanol en el mundo, con el 16% seguido por Canadá (14%) y Estados Unidos (13%). Los países de la Unión Europea también lideran la producción de biodiésel, combustible que se elabora a partir de aceites vegetales. Las materias primas que se utilizan para este fin, la semilla de girasol y colza, son suministradas en su mayoría por Ucrania. Así que mientras ocurre una escasez y racionamiento de aceite comestible, millones de toneladas se queman en los vehículos.

En base a los datos expuestos, Sánchez indica que «Rusia y Ucrania sí son importantes productores y exportadores de alimentos, más no está en puerta la crisis alimentaria más grave del mundo solo porque falte la producción de Ucrania». 

Caso contrario es el embargo contra Rusia, pues ademas de cultivar un alimento fundamental para el consumo humano en muchos de los países del Sur Global, produce el «11% del amoníaco del mundo, el 7% de la roca fosfática y el 20% del potasio mundial», escribe Sánchez. Así que Rusia también es, junto a la sancionada Bielorrusia, responsable de la elaboración de la mayoría de los fertilizantes que son necesarios para la producción vegetal de consumo humano.

Aviación y tropas de misiles y artillería rusas atacaron más de 380 objetivos de #Ucrania

La aviación y las fuerzas de misiles y artillería de Rusia alcanzaron más de 380 objetivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania en un día, declaró este martes el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov. «La aviación operativa y táctica, la aviación del Ejército, las tropas de misiles y la artillería alcanzaron 24 puestos de control y unidades de artillería y mortero en 58 zonas, así como a personal y equipo militar en 304 zonas», comunicó este vocero.

Ejército ucraniano bombardeó Perevalsk desde complejos estadounidenses HIMARS – RPL

#Ucrania

Fuerzas de seguridad ucranianas atacaron la ciudad de Perevalsk en la República Popular de Lugansk (RPL) con el sistema de lanzacohetes múltiple HIMARS, de fabricación estadounidense, informó este martes la representación de esa república ante el Centro Conjunto de Control y Coordinación del Régimen de Alto el Fuego. «Se registraron bombardeos por parte de las formaciones armadas ucranianas: a las 07:20 desde la dirección del asentamiento de Artemovsk (Bajmut) sobre la localidad de Perevalsk utilizando M142 HIMARS (1 misil)», establece el comunicado.

Cinco civiles muertos y 24 heridos por bombardeos de Ejército ucraniano en un día – RPD

#Ucrania

#Rusia

Al menos cinco civiles murieron y 24 resultaron heridos en la República Popular de Donetsk (RPD) en las últimas 24 horas como resultado de los bombardeos de las fuerzas de seguridad ucranianas, informó este martes la representación de la RPD ante el Centro Conjunto de Control y Coordinación del Régimen de Alto el Fuego.

«En las últimas 24 horas se ha informado de la muerte de cinco civiles en Makéyevka y Yasinovátaya, entre ellos dos del territorio previamente liberado, de Svetlodarsk. Además, 24 civiles, entre ellos dos niños nacidos en 2007, resultaron heridos de diversa gravedad», establece el mensaje. Las fuerzas de seguridad ucranianas abrieron fuego contra la república 26 veces, utilizando artillería de cohetes y cañones, así como morteros, disparando 162 proyectiles. Bajo los bombardeos quedaron nueve localidades de la RPD. Resultaron dañadas 28 casas y 12 instalaciones de infraestructura civil.

El embajador ruso acusa a #EEUU de provocar matanzas de civiles en #Ucrania

#Rusia

El embajador ruso en Washington, Anatoli Antónov, acusó al Gobierno de Joe Biden de provocar las matanzas de civiles en Ucrania con su ayuda militar a Kiev.

«La Administración [de Biden] va aumentando las entregas de material bélico a Kiev. Del suministro de sistemas portátiles de misiles tierra-aire y sistemas de misiles antitanque han pasado al de artillería pesada, lanzacohetes múltiples y, por lo visto, sistemas de defensa antiaérea. Es más, los estadounidenses comparten inteligencia con las Fuerzas Armadas de Ucrania y les asesoran sobre operaciones de combate. De hecho, Washington empuja al régimen en Kiev hacia matanzas masivas de civiles con esas provocaciones», denunció Antónov.

El diplomático, citado por la Embajada en Telegram, calificó ese comportamiento de «irresponsable», alegando que contribuye a enconar el conflicto en curso y aumenta el riesgo de una escalada de consecuencias impredecibles. «Semejante política crea riesgos adicionales en la relación entre las principales potencias nucleares», alertó.

Occidente transformaría conflicto en #Ucrania en guerra mundial

El apoyo militar de Occidente, en particular EE.UU., a Ucrania podría transformar el conflicto en una guerra continental o quizá mundial, opina un analista.

“Es probable que el conflicto no termine en Ucrania, sino que se transforme en un conflicto probablemente continental o quizá incluso mundial, […] por un 70 % de posibilidades”, ha recalcado el director del grupo de consultoría español Ekai Center, Adrian Zelaia, en una entrevista concedida este martes a la cadena HispanTV.

El Occidente sigue enviando equipo militar a Ucrania en pleno conflicto de este país con Rusia. En efecto, el Ejército de Ucrania recibió el 23 de junio, los misiles HIMARS de Estados Unidos. 

Washington envió a Ucrania estos sistemas avanzados, capaces de alcanzar objetivos a una distancia de hasta 50 millas, pese a advertencias de Rusia sobre suministro de armas a Ucrania, que, a juicio de Moscú, son “no solo un movimiento peligroso, sino acciones que convierten a los convoyes pertinentes en objetivos legítimos”.

#Ucrania: ¡A morir por la #OTAN !

Los pueblos que luchan por su independencia siempre lo hacen reflejando la propia identidad, pero a veces las naciones son lanzadas a conflictos que no son suyos.

La presentación de un proyecto de ley a la Verkhovna Rada de Ucrania que propone reclutar a las personas discapacitadas “con su consentimiento” en el Ejército, se une a la criminal obligación de enlistar a todos los ciudadanos entre 18 y 60 años independiente de su estado físico o militar (junto con el llamado a las mujeres también), so pena de ser sentenciados a prisión por traición a la patria. Retornar y prohibir salir del país endurecen esta criminal idea del presidente, Volodímir Zelenski, provocando un holocausto sin decir que es una guerra ajena, de la OTAN-EE.UU., y donde han involucrado a una nación sin tener razones objetivas excepto eliminar su población realmente.

En este sentido, los pueblos que han luchado por su independencia siempre lo han hecho reflejando la propia identidad y necesidad de autodeterminación, lo cual es legítimo. Sin embargo, ser objeto o carne de cañón también se ha visto numerosas veces donde naciones enteras son lanzadas a conflictos que no son suyos sino, especialmente, de una hegemonía dictatorial que campea en el mundo.

Este es el caso real de Ucrania donde su neutralidad como país le permitía mantener una estabilidad junto al desarrollo de dos nacionalidades en una, imbricadas por una cultura, lenguaje, parentesco, afinidad, comercio, entre otros elementos de integración.

Sin embargo, el feroz deseo de dominio, explotación y guerra como esencia del régimen anglo-estadounidense sionista ha conducido también a este país a una confrontación que no es suya, aunque utilizando a títeres inescrupulosos que con odio y codicia han puesto el exterminio de su juventud, adultos y mujeres en la primera línea de muerte.

Por ello, hoy a cuatro meses de la Operación Militar Especial desarrollada por Rusia con el fin de defender a las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, a partir del golpe de estado en 2014 dado por fuerzas nazi-fascistas y el ataque inmisericorde desde esa fecha a estos territorios, la realidad actual es la siguiente:

  1. Esta intervención permitió por primera vez en la historia demostrar que el mundo multipolar puede hacerse realidad beneficiando a la Humanidad y que los imperios no poseen la razón para agredir basados en el principio de que enemigo es todo aquel que no obedece las órdenes.
  2. El pueblo ucraniano ha sido utilizado por la OTAN, agresiva herramienta financiero militar que atenta contra el mundo, para desestabilizar a Rusia con el fin de que no proponga un modelo de relaciones más justas en el manejo de la vida política, comercial e incluso humana en nuestra especie.

La coalición armamentística de cerca de 40 naciones demuestra que ni siquiera importa la posibilidad de provocar un conflicto nuclear que destruiría la vida por siempre.

  1. Pese a las afirmaciones mediáticas y de organismos de inteligencia prospectando una derrota en la defensa de estas repúblicas, augurando deserción, baja moral, inmensas pérdidas, etc., la realidad es que ha ocurrido lo contrario: el territorio recuperado ha superado las expectativas: hoy están en su gran parte liberados y el número de prisioneros de guerra ucranianos se acerca a diez mil.
  2. Europa ha jugado el papel que le ha ordenado el gobierno estadounidense y sus visitas simbólicas no tienen ningún efecto, ya que son sumisos con obediencia casi total. Zelenski, el ariete de USA, ha insultado a dignatarios europeos sin tener una respuesta digna de estos.
  3. Serguei Lavrov ha definido la situación expresando claramente que ahora, después de 8 años buscando la paz, esta se definirá en el terreno, es decir, acorde con los resultados militares. Además, manifestando que desde la orilla “occidental” no hay ningún canal de diálogo abierto.
  4. Al ser destruidas las armas enviadas a Ucrania, muchas de ellas ya en el mercado negro producto de la corrupción del gobierno Zelenski, apabullados militarmente, con anuncios de contraofensiva que no se producen, con presos que no desean ser intercambiados, pues temen ser asesinados a su regreso, lo único exitoso es ser candidato a la Unión Europea, cuya fecha de admisión puede ser en tiempo indefinido.
  5. La crisis global de alimentos no es tal, sino que la inflación en los países que castigaron ilegalmente a Rusia y a quienes deseen comerciar con ella, se agravó producto de sus propias iniciativas basadas en una política macroeconómica irresponsable desde años y el odio ideológico, lo que ha confirmado la debilidad de los modelos neoliberales. Ya comienza la propia población afectada a cuestionar a sus autoridades por preferir una guerra a la paz y no pensar en resolver su problemática nacional primero. Los castigos a Macron, Scholz, Johnson, son pruebas de su proceder erróneo.
  6. Tal como lo prospectamos al inicio de la Operación Especial, las fuerzas de la RPD, RPL y Rusia, lograrán la liberación completa del territorio de las Repúblicas, de Jerson y factiblemente el Mar Negro (Odessa), además de Azov, los que comprenderán el nuevo espacio de libertad ante el imperio hegemónico euro-estadounidense.

Así, los Medios Masivos de Desinformación ya publican muchísimo menos noticias de la confrontación en la medida que no existen batallas ganadas y temas incluso banales se convierten en portadas, acentuando la derrota. Bastaría tomar en cuenta la posición objetiva de un estadounidense, el teniente coronel Daniel Davis, quien en Fox News manifestó que Rusia tiene una ventaja «abrumadora» en la guerra en Ucrania.

Finalmente, con la clara determinación de China llamando a la OTAN para que detenga sus intereses militaristas, ideologizados, información falsa o declaraciones provocativas, intentando crear una nueva guerra fría, llegó la hora de preguntarse sobre la coherencia de los valores democráticos expuestos por USA-OTAN-UE. Una prueba reina es la persecución a Julián Assange e intentar justificarlo es evidencia de total hipocresía, como lo expuso el presidente mexicano Manuel López Obrador. La otra es cómo un presidente senil puede dirigir un país cuando se descubre las indicaciones para manejarse correctamente a una persona que representa a una potencia mundial y lo peligroso de su proceder en determinado momento de inconsciencia1.

La oportunidad histórica de la paz y el mundo multipolar está en las manos de los gobiernos y pueblos soberanos.

Por Carlos Santa María