Desenmascarar el fascismo para defender la izquierda

#Fascismo #CasadeLasAméricas #Cuba #AméricaLatina #Neofascismo

La Casa de las Américas «convoca a sus amigos del continente, a todas las personas honestas de los más disímiles signos políticos, a unir sus voces para denunciar esta nueva ofensiva fascista, por nuestros más elementales derechos, nuestra dignidad y nuestras vidas»

Como respuesta al contraataque que emprendiera la derecha «ante el triunfo en la América Latina de gobiernos progresistas aupados por la fe en cambios reales y el descontento hacia políticas devastadoras impulsadas por sus contrincantes», la Casa de las Américas emitió una declaración titulada Una cumbre neofascista en Nuestra América.

Para llevar a vías de hecho el propósito, «los días 18 y 19 de noviembre –convocada por la Conferencia Política Acción Conservadora (cpac)– tendrá lugar, en México, una cumbre de derrotados en la que brillarán Mauricio Macri, José Antonio Kast, Keiko Fujimori y Eduardo Bolsonaro (hijo del destronado Jair), y en la que no desentonarán personajes como Luis Fernando Camacho, Steve Bannon y Lech Walesa», refiere el documento.

«La derecha en Latinoamérica y el Caribe (…) es celosa guardiana de la democracia cuando las reglas del juego la favorecen. Pero si teme perder más que unas elecciones y algunos privilegios, echa mano, sin pudor, al más amplio espectro de la violencia, incluidos golpes de Estado (…) y, llegado el caso, también a torturas, desapariciones y masacres. Solo una vez consolidado su poder, vuelve a mostrar un rostro, en apariencia, más amable, hasta tanto las circunstancias no la lleven a apelar de nuevo a su costado feroz», denuncia el texto.

Consciente de que «las esperanzadoras victorias de la izquierda en los últimos años en nuestra región deben ser defendidas», la declaración asegura que «nos corresponde desenmascarar todas las trampas y conjuras que amenazan los esfuerzos por expandir la justicia social y la reivindicación de los pobres de la tierra».

La Casa de las Américas «convoca a sus amigos del continente, a todas las personas honestas de los más disímiles signos políticos, a unir sus voces para denunciar esta nueva ofensiva fascista, por nuestros más elementales derechos, nuestra dignidad y nuestras vidas». 

18 exmandatarios de #AméricaLatina piden a #JoeBiden mediante una carta levantar el #BloqueoaCuba

#MejorSinBloqueo

Dilma Rousseff y Juan Manuel Santos, dos de las firmas. 

La Habana. Dieciocho ex gobernantes latinoamericanos y caribeños han firmado una carta dirigida al presidente estadunidense Joe Biden para pedirle que su país levante el embargo contra Cuba debido a la devastación causada por el huracán Ian.

En la misiva, compartida con The Associated Press antes de su difusión el miércoles, los signatarios también solicitan a Biden que retire a Cuba de una lista de Estados patrocinadores del terrorismo por refugiar a dirigentes de un grupo guerrillero que está por reanudar conversaciones de paz con Colombia, aliada de Washington.

La carta fue enviada en momentos en que Cuba atraviesa su peor crisis económica, política y energética del siglo, lo que ha causado un éxodo migratorio en la isla. La salida de cubanos aumentó tras el paso del huracán Ian, que el mes pasado azotó el oeste de Cuba.

“Le solicitamos, señor presidente, que tome en cuenta esta dramática situación que miles de cubanos están experimentando y haga todo lo necesario para levantar las restricciones que afectan a los más vulnerables”, según la carta.

Entre los firmantes se cuentan la ex presidenta brasileña Dilma Rousseff, los expresidentes colombianos Juan Manuel Santos y Ernesto Samper, así como ex gobernantes de Bolivia y Belice.

Todos ellos son de izquierda o de centro. Destaca la ausencia de firmas de políticos de derecha, lo que pone de relieve las profundas divisiones que la isla del Caribe sigue causando en la región.

La Asamblea General de Naciones Unidas tiene programado votar esta semana una resolución de condena contra el embargo que ha estado vigente desde hace seis décadas, y se prevé que sea aprobada nuevamente por 30mo año consecutivo.

El embargo comercial fue impuesto en 1962 cuando la revolución cubana viró hacia el socialismo. Como tal ha restringido el acceso de Cuba a diversos productos, así como a asistencia internacional y recursos financieros.

Funcionarios de la isla afirman que las restricciones dificultan al país recuperarse del huracán, que destruyó 14 mil viviendas y causó daños a la red eléctrica nacional.

Aunque el gobierno de Obama redujo muchas sanciones, el gobierno del presidente Donald Trump las reimpuso tras designar nuevamente a Cuba como un Estado patrocinador del terrorismo por su negativa a extraditar a 10 dirigentes del grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional.

Pero esa orden fue levantada cuando el primer mandatario izquierdista de Colombia asumió el cargo en agosto y anunció nuevas conversaciones de paz con esa guerrilla. Los dirigentes rebeldes salieron de Cuba en fecha reciente para sostener negociaciones en Venezuela.

Biden ha relajado algunas sanciones, pero también ha criticado el trato del gobierno cubano a los participantes de las protestas del año pasado, lo que también endureció la opinión en contra de que se hagan concesiones a La Habana entre los cubano-estadounidenses, un bloque electoral clave en Florida.

Sin embargo, el gobierno de Biden hizo hace poco gestos amistosos y ofreció 2 millones de dólares como ayuda para la recuperación tras el paso del huracán.

La cancelación total del embargo necesitaría la autorización del Congreso en un momento de profundas divisiones políticas en Estados Unidos, y la proximidad de las elecciones de mitad de periodo —donde Florida es un estado donde ningún partido tiene asegurada la victoria— sólo complica el panorama.

Destacan en México carta de exgobernantes a Biden por bloqueo a Cuba

Ciudad de México, 1 nov (Prensa Latina) El diario La Jornada de México destaca hoy una carta al presidente Joe Biden firmada por 18 exgobernantes de la región en la cual le piden que levante el bloqueo económico a Cuba.

En la carta, compartida con la agencia noticiosa estadounidense The Associated Press antes de su difusión, los signatarios también solicitan a Biden que retire a Cuba de una lista de estados patrocinadores del terrorismo por refugiar a dirigentes de un grupo guerrillero que está por reanudar conversaciones de paz con Colombia, aliada de Washington, agrega el diario.

Señala que la misiva fue enviada en momentos en que Cuba atraviesa su peor crisis económica, política y energética del siglo, lo que ha causado un éxodo migratorio en la isla.

“Le solicitamos, señor presidente, que tome en cuenta esta dramática situación que miles de cubanos están experimentando y haga todo lo necesario para levantar las restricciones que afectan a los más vulnerables”, según la carta.

Entre los firmantes se cuentan la expresidenta brasileña Dilma Rousseff, los expresidentes colombianos Juan Manuel Santos y Ernesto Samper, así como exgobernantes de Bolivia y Belice.

La Asamblea General de Naciones Unidas tiene programado iniciar mañana el debate sobre la resolución Necesidad de ponerle fin al bloqueo la cual se debe de votar el día 3 luego de un informe de la misión cubana sobre los daños de esa guerra económica al pueblo cubano, recuerda la nota.

La Jornada expresa que se trata de una resolución de condena contra el bloqueo que ha estado vigente desde hace seis décadas, y se prevé que sea aprobada nuevamente por 30 años consecutivos pues se está presentando en la ONU desde 1992 y siempre ha sido aprobada pero no ejecutada por Estados Unidos.

El diario recuerda que el bloqueo económico, comercial y financiero, fue impuesto en 1962, con lo cual Estados Unidos ha restringido el acceso de Cuba a diversos productos, así como a asistencia internacional y recursos financieros.

Aunque el gobierno de Barack Obama redujo muchas sanciones, el gobierno del presidente Donald Trump las reimpuso tras designar nuevamente a Cuba como un Estado patrocinador del terrorismo por su negativa a extraditar a 10 dirigentes del grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional que hoy negocia la paz en Colombia.

Los dirigentes rebeldes salieron de Cuba en fecha reciente para sostener negociaciones en Venezuela, señala La Jornada.

#Celac defiende la unidad y bienestar de los pueblos

#ONU #Cuba #Argentina #Paz #Unidad #AméricaLatina

Buenos Aires (Prensa Latina) A finales de octubre, cancilleres y autoridades de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) ratificaron en Argentina su voluntad de alcanzar la unidad, el bienestar, la paz y la seguridad de los pueblos.

Por Glenda Arcia Corresponsal en Argentina

Representantes de más de 30 países asistieron en Buenos Aires a la XXIII Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de ese organismo y aseguraron que la agenda común apuesta por la eliminación de la pobreza y las desigualdades a través de la integración social, económica, productiva, cultural y ambiental.

En una declaración conjunta, subrayaron que Latinoamérica es una zona de paz -proclamada formalmente en enero de 2014, en La Habana, Cuba- y está libre de armas nucleares.

En ese sentido, propugnamos un sistema basado en las relaciones de amistad y cooperación entre nosotros y con otras regiones y países con el fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del empleo de la fuerza, apunta el texto emitido al final de la cita.

Los cancilleres ratificaron su compromiso con la construcción de un orden internacional más justo, inclusivo, equitativo y armónico, basado en el respeto al Derecho Internacional, el multilateralismo y los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, insistieron en la necesidad de garantizar la igualdad soberana de los Estados, la cooperación para el desarrollo, la integridad territorial y la no intervención en los asuntos internos.

Por otra parte, abogaron por fortalecer la cooperación sur-sur y triangular como vehículos de las políticas exteriores para la movilización de conocimientos, buenas prácticas y el fomento de alianzas que permitan hacer efectiva la reactivación y preparación con vistas a futuras situaciones de crisis global.

Los titulares destacaron que Argentina, como presidenta pro tempore de la Celac, retomó la práctica de intervenir y presentar iniciativas conjuntas y consensuadas en diversos foros.

También expresaron su satisfacción por la ampliación de los vínculos con otros bloques y ratificaron a ese organismo como un importante portavoz de América Latina y el Caribe.

UNA REGIÓN INDEPENDIENTE, SOBERANA E INTEGRADA

Durante una importante jornada de reencuentro, los ministros demandaron el cese del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace más de seis décadas y exigieron la exclusión de la isla de una lista de supuestos patrocinadores del terrorismo, elaborada por Washington.

Los cancilleres respaldaron el llamado de la Asamblea General de la ONU a poner fin a ese cerco que, además de ser contrario al derecho internacional, causa graves daños al bienestar de ese pueblo.

Renovamos nuestro compromiso con la consolidación de la democracia, el respeto de los derechos humanos y la defensa de la soberanía, libre de amenazas, agresiones y medidas coercitivas contrarias a las leyes internacionales, indica el texto.

En declaraciones a Prensa Latina, el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, calificó la cita de productiva y aseguró que la Celac avanza en un camino de integración y de análisis de los principales desafíos que enfrenta la región.

La reunión se desarrolló en un ambiente de superación de diferencias que afectaron la vida del organismo en los últimos años y estuvo centrada en los temas fundamentales que tienen que ver con Latinoamérica, sin intentos de politización, señaló.

Rodríguez calificó de espurio y arbitrario el listado unilateral del Gobierno estadounidense y destacó la importancia de que la Celac retome la denuncia de agresiones de ese tipo.

Indicó que en enero de 2023 tendrá lugar la VII Cumbre de ese bloque, la cual se espera sea un momento de encuentro y consolidación.

La Celac tiene la necesidad de superar un período en el que prevalecieron intentos de manipulación política contra algunas naciones. El evento anterior de jefes de Estado, celebrado en México, fue muy positivo, al igual que la presidencia pro tempore de ese país. El liderazgo argentino también cosechó frutos, afirmó.

Estoy convencido de que la cumbre marcará una etapa favorable y establecerá una hoja de ruta para los próximos años como parte del proyecto de integración y de unidad en la diversidad que es tan importante para Cuba y Nuestra América, añadió.

Como parte de su visita a Buenos Aires, el canciller participó en un encuentro con cubanos residentes, integrantes del Movimiento Argentino de Solidaridad, graduados en la isla e integrantes de organizaciones políticas, sociales y sindicales de este país sudamericano.

Durante el intercambio, indicó que la Celac atraviesa un momento de renovación tras una etapa turbulenta, en la que gobiernos de derecha, al servicio de Estados Unidos, trataron de dividirla, fueron cómplices del golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia, intentaron aislar a Venezuela y Nicaragua, e impidieron la celebración de reuniones.

Sin embargo, aseguró que hoy se respira un ambiente nuevo, optimista y de cooperación.

En la reciente reunión de cancilleres se mencionó mucho la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, un verdadero manifiesto político y uno de los documentos más avanzados de la historia regional, apuntó.

También expresó la aspiración de que la cita de enero sea un evento progresista, donde se defiendan los verdaderos intereses de los pueblos y tribute al objetivo de construir una Patria Grande, independiente, fraterna, integrada, que ejerza la soberanía, alce su voz en los foros internacionales para decir la verdad y reclame su lugar en el mundo.

Esperamos que sea muy diferente a la fallida Cumbre de Las Américas, realizada este año en Los Ángeles, Estados Unidos, donde hubo una ausencia estremecedora de líderes de la región en protesta por las exclusiones y manipulación del evento, afirmó.

DIÁLOGO Y RESPETO

Las autoridades del mecanismo regional también expresaron su apoyo a los legítimos derechos de Argentina a la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Manifestaron su solidaridad con el pueblo haitiano y coincidieron en la necesidad de brindar ayuda a ese país por las implicaciones de la situación existente para la paz y seguridad en la región.

Además, participaron en su tercera cumbre con la Unión Europea, donde abogaron por reactivar el diálogo e incrementar la cooperación sobre la base del respeto y la igualdad.

La Celac es un proyecto de integración genuino y no permitió que se manipulara interesadamente la cita con la UE, que hacía cuatro años que no se producía debido a las acciones de Estados Unidos, la politización de todos los procesos y la subordinación al imperialismo norteamericano, indicó Rodríguez.

A pesar de las circunstancias agitadas y el interés de algunos de politizarlo todo, fue una reunión de expresión respetuosa de las diferencias y hubo discursos de representantes latinoamericanos y caribeños de suprema dignidad, donde se llamaron las cosas por su nombre y se colocaron en su verdadero lugar. Fue una jornada provechosa, apuntó.

Durante su intervención en ese evento, el ministro cubano aseguró que los vínculos entre ambas regiones deben estar basados en el respeto, la igualdad y las leyes internacionales. Igualmente, denunció los efectos desgarradores del imperialismo en Latinoamérica y defendió el derecho de cada nación a definir su sistema político, económico y social.

Estados Unidos, en su afán expansionista e intervencionista, sustentado en la Doctrina Monroe, trató siempre de convertir a nuestros países en su patio trasero, señaló y recordó la larga historia de expoliación de riquezas y saqueos de recursos naturales en el área.

Alertó que, “cuando se habla de un multilateralismo y orden internacional basados en reglas, parece aludirse a la imposición de nuevos paradigmas dudosos, a conveniencia de países ricos, sin procesos de negociación intergubernamentales democráticos”.

Hay un problema de coherencia, de consistencia. No son admisibles los dobles raseros. Deben respetarse, en toda circunstancia, la igualdad soberana, la no injerencia y el derecho inalienable de cada Estado a decidir su propio sistema sin imposiciones de pretendidos paradigmas culturales, de democracia y derechos humanos, añadió.

Rodríguez aseguró que Cuba continuará contribuyendo en todo lo posible a fortalecer el diálogo y la cooperación entre la Celac y la UE, para beneficio de los pueblos de ambas regiones y del mundo.

A su vez, el presidente argentino, Alberto Fernández, aseguró que el fin de la injusticia del sistema internacional y la lucha contra la desigualdad deben ser prioridades de Latinoamérica y Europa.

Para poder trabajar juntos, debemos entender primero que vivimos realidades muy distintas. Debemos construir puentes, no muros; entender que todos estamos en la misma balsa y nadie se salvará solo. Hay que recuperar la solidaridad, aseveró.

#Venezuela, #Nicaragua y #Cuba condenan #Bloqueos de #EE.UU.

#AbajoelBloqueo

También calificaron de ilegales las medidas coercitivas unilaterales que se han venido acumulando en los últimos años.

Venezuela, Nicaragua y Cuba, denunciaron este miércoles en la 39 sesión de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que tiene lugar en Buenos Aires, Argentina los bloqueos, sanciones y medidas ilegales que sufren a instancias del Gobierno de Estados Unidos, presente como invitado en la reunión.

El canciller venezolano, Carlos Farías, denunció y condenó lo que llamó las  “terribles consecuencias que generan las medidas coercitivas unilaterales en contra de nuestros países”.

No obstante esa política de Estados Unidos contra Caracas, Faría remarcó que, pese a las «sanciones coercitivas, unilaterales e ilegales», Venezuela «va a mostrar un importante crecimiento en la economía, que apuntala cerca del 10 por ciento de acuerdo a algunas apreciaciones», aunque «de acuerdo a otras incluso un poco más»

Por su parte, el canciller de Nicaragua Denis Moncada, dijo en su intervención que su país “históricamente ha resistido agresiones imperiales que se manifiestan en las llamadas sanciones que son ilegales, arbitrarias, unilaterales y que, como sucede con otros hermanos países, tienen el objetivo de ahogarnos económicamente, todo lo contrario de lo que se ha hablado en este periodo de sesiones».

Entretanto, el ministro de Comercio Exterior de Cuba, Rodrigo Malmierca, además de también denunciar las medidas «coercitivas unilaterales de algunos Estados que violan la soberanía de otros países», se dirigió directamente a EE. UU.

Malmierca puntualizó que “específicamente reclamamos el cese del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos contra nuestro país por más de 60 años, en flagrante violación del derecho internacional y la carta de Naciones Unidas».

El responsable de comercio exterior cubano denunció “el recrudecimiento sin precedentes en esta política en el contexto de la pandemia de la Covid-19 entorpeciendo los esfuerzos por preservar la vida de los ciudadanos y su bienestar».

Las denuncias de Caracas, Managua y La Habana tuvieron lugar en el contexto del llamado Diálogo de cancilleres y altas autoridades, celebrado en Buenos Aires en el marco del 39 período de sesiones de la Cepal, el cual ha contado, además de la presencia de los países miembros, de invitados de la Unión Europea y los propios Estados Unidos.

“Para buscar la paz definitiva en #Colombia, es importante contar con el apoyo de los pueblos de #AméricaLatina y del mundo”: Pablo Beltrán, jefe de Diálogos del ELN

El jefe de diálogos de paz del ELN, Pablo Beltrán pregunta al gobierno de Estados Unidos si ellos, ¿van a seguir saboteando los esfuerzos de paz de Colombia?

En el Seminario Internacional del Partido del Trabajo de México, el jefe de diálogos de paz del ELN, Pablo Beltrán, habló del impacto geopolítico del futuro proceso de paz en Colombia, y de la importancia del apoyo de los pueblos de Latinoamérica para consolidar una paz definitiva, no solo en su país, sino en la región.

Beltrán hizo referencia a las dos doctrinas propuestas a los pueblos, la de los norteamericanos quienes promueven una “doctrina de guerra perpetua que está enfocada a desarrollar una nueva etapa de guerra fría” siendo este, “el mayor oponente de los pueblos”. Del otro lado, está la propuesta de la Celac, de convertir a América Latina y el Caribe en una zona de paz.

Reflexiona que con la llegada del presidente Gustavo Petro, el pueblo colombiano dio un mandato de cambio, y el principal mandato es “que haya paz y se pase la página de la guerra; en ese esfuerzo estamos la sociedad colombiana”, y asegura estar de acuerdo con la decisión de Petro en trabajar por una paz duradera y definitiva.

“En ese sentido, para nosotros es muy importante contar con el apoyo del resto de los pueblos de América Latina y del mundo; porque el adversario que tenemos es el imperialismo norteamericano no va a cambiar su doctrina de guerra perpetua a las buenas, hay que presionarlo, hay que arrinconarlo para que se vea la inutilidad y la tragedia que le lleva a la humanidad esa doctrina”, expresó Beltrán

Para el delegado de Paz, hay varios obstáculos en el proceso de diálogos e hizo mención a tres. El primero es la doctrina de Seguridad Nacional impuesta por Estados Unidos que trae el genocidio continuado “al considerar que todo él que se opone al modelo económico neoliberal, el enemigo interno”.

El segundo sería, la fracasada guerra contra las drogas que solo produce adicciones y muertes, utilizando los carteles del narcotráfico como instrumento contrainsurgente. Beltrán puntualizó que, tras la unión del narcotraficante Pablo Escobar y los Estados Unidos, se cometió el genocidio contra la Unión Patriótica, y por ello, es importante contar con el apoyo de los pueblos para buscar alternativas a la política antidrogas. Y, el tercero es “ese capítulo de usar las trompas colombianas como peón en las guerras de la Otan, es uno de los obstáculos más grandes que hay para la paz”, asegura Beltrán.

Finalmente, ante el contexto de unos posibles diálogos de paz y la decisión del pueblo colombiano de buscar una paz definitiva, el comandante Beltrán, le pregunta al gobierno de Estados Unidos, en este caso, Joe Bien, dé si ellos ¿van a seguir saboteando los esfuerzos de paz de Colombia?

#Colombia – #Venezuela : el triunfo de la razón sobre el odio

Con el intercambio de embajadores entre Caracas y Bogotá, cuyo primer paso ocurrió el lunes 29 de agosto, se inicia la ardua reconstrucción de los puentes humanos y políticos rotos.

El restablecimiento de relaciones entre la República de Colombia y la República Bolivariana de Venezuela es el triunfo de la razón y la hermandad sobre el odio y la bestialidad.

Sólo un gobierno signado por el humanismo como el del presidente Gustavo Petro podía asumir la decisión desde el primer momento, sin ambages ni cálculos.

El régimen de Iván Duque dinamitó los caminos históricos entre los dos pueblos, obnubilado por su sesgo de ultraderecha y desaforado por arrodillarse ante los intereses imperiales.

Reconoció a un títere ladrón impuesto por Donald Trump e hizo parte del cerco económico, militar, político y de toda índole contra el vecino hermano, con un afán injerencista atroz.

Convirtió a Colombia en la cueva de la conspiración contra Nicolás Maduro, el presidente constitucional de Venezuela, y participó en andanadas mercenarias desde el país.

Contribuyó a la diáspora de miles de venezolanos víctimas de la estrategia criminal gringa de generar el éxodo masivo como arma política para defenestrar a un Jefe de Estado.

Con una sarta de avivatos, ayudó a someter a millones de colombianos y venezolanos de la extensa frontera a una pavorosa crisis económica y a la violencia durante casi cuatros años.

Entregó la población a las bandas de criminales, traficantes de la peor especie, transgresores de los derechos humanos, e hizo invivible la región, sin pudor alguno.

Nueva política internacional

Con el intercambio de embajadores entre Caracas y Bogotá, cuyo primer paso ocurrió el lunes 29 de agosto, se inicia la ardua reconstrucción de los puentes humanos y políticos rotos.

Es la nueva política exterior de Colombia instalada por el presidente Petro, respetuosa de la autodeterminación de los pueblos, integradora y de respeto al derecho internacional.

Dos hechos reflejan el nuevo momento histórico, muy lejos de la oscura época de Duque, quien participó en el montaje del tristemente célebre grupo de Lima, ya abolido.

Mientras el presidente Maduro recibía a Armando Benedetti, embajador de Colombia en Caracas, el presidente Petro llamaba en Lima a la repotenciación de la CAN.

Y decía en la reunión de presidentes de la Comunidad Andina de Naciones que ésta se debe fortalecer con el retorno de Venezuela y el ingreso de Chile e, incluso, de Argentina.

¿Los fines? Enfrentar unidos los efectos del cambio climático devastador, crear una red de energías limpias y promover una cumbre latinoamericana de nueva política antidrogas.

Liderazgo del presidente Petro

Con el presidente Petro nace un nuevo liderazgo latinoamericano, que convoca a retejer los lazos de amistad, destruidos por regímenes oligárquicos en la región.

Colombia cambia su política hacia los hermanos, muy bien interpretada por el canciller Álvaro Leyva, contra quien se dirigen ahora los dardos venenosos de las élites conservadoras.

¿Por qué? Porque no se sumó en la pútrida OEA a una declaración contra el gobierno de Nicaragua, el nuevo blanco de las derechas ante el fracaso de su cerco a Venezuela.

En su tarea propagandística, los medios arremeten contra la política internacional del gobierno Petro, mientras que en el régimen de Duque fueron verdaderas celestinas.

Ni esas oligarquías que ahora piden censura contra Leyva en el Congreso, ni esa prensa abyecta dijeron nada por la represión brutal de Duque contra el pueblo en 2021.

En el levantamiento popular del año pasado, los que ahora se escandalizan con Nicaragua callaron ante más de cien asesinatos de jóvenes que protestaban en las calles colombianas.

Y justificaron, cobardemente, las violaciones masivas de derechos humanos cometidas por Duque y sus represores contra los reclamos del pueblo. Hipócritas. Fariseos.

Así, pues, el cambio ha llegado a la política internacional colombiana, de la mano de un gobierno progresista que rompe con más de 20 años de sumisión absoluta al imperio.

Ojalá se pueda reconfigurar un bloque de solidaridad latinoamericana, como el que existió en la primera década de 2000, con el trascendental aporte del presidente Petro.

La razón reemplaza al odio no solo para volver al comercio masivo, los consulados y el libre tránsito en los puentes de frontera, sino para que los vecinos se puedan volver a abrazar.

Como dijo el presidente Petro al posesionar a Benedetti el miércoles 24 de agosto: “Que nunca más a nadie se le ocurra que entre Venezuela y Colombia tiene que haber un conflicto”.

Marcharán este sábado en diferentes puntos de #Argentina y el mundo en respaldo a Cristina Fernández

Las muestras de solidaridad con la vicepresidenta argentina incluyen una vigilia frente a su vivienda en el barrio de Recoleta y movilizaciones en todo el país y el exterior.

Liderados por distintas expresiones del partido Frente de Todos (FDT) este sábado se realizarán encuentros y movilizaciones en distintas plazas del de Argentina y otros países del mundo, como respaldo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, para quien el fiscal de la causa Vialidad pidiera el pasado lunes 12 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Se trata de movilizaciones de apoyo a la exmandataria, y de condena a la persecución judicial y Lawfare de las cuales está siendo víctima; las cuales se suman a la vigilia que sostienen desde el propio lunes frente al domicilio de Fernández de Kirchner, en el barrio porteño de Recoleta miembros del FDT y representantes de otros sectores sociales.

#México tacha de injerencista la política exterior de #EEUU

El presidente de México critica a Estados Unidos por seguir financiando a una ONG en el país azteca en el marco de una política exterior que tildó de injerencista.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que Estados Unidos sigue financiando a oenegés que realizan “campañas contra nuestro Gobierno, que se constituyó de manera democrática, por voluntad de nuestro pueblo. Es un Gobierno legal, legítimamente constituido”, calificó.

En concreto, se refirió a la falta de respuesta de una nota diplomática que México envió a EE.UU. el año pasado en la que pide la congelación de fondos a ‘Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad’ (MCCI), una ONG que bajo la supuesta intención de mejorar el Estado de derecho y combatir la corrupción, prepara el terreno para la insurrección, según el mandatario.

Es algo en lo que no coincidimos con el Gobierno de EE.UU. aunque llevamos buena relación. Hay prácticas políticas que consideramos inapropiadas. Pensamos que son actos intervencionistas. Ningún gobierno tiene el derecho de intervenir en asuntos de otras naciones, no existe un gobierno mundial, cada país tiene su gobierno que debe ser libre e independiente, soberano”, subrayó el presidente mexicano.

El líder izquierdista remarcó que, así como su Gobierno respeta la autodeterminación de todas las naciones independientes y soberanas, rechaza la intervención en los asuntos que solo competen a los mexicanos.

La denuncia de AMLO llega tras divulgarse un reportaje que documentó que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID, por sus siglas en inglés) donó un total de 25, millones de pesos a MCCI de 2018 a 2020.

En su momento, López Obrador calificó esta acción de Estados Unidos como “un acto de intervencionismo que viola nuestra soberanía, entonces por eso estamos pidiendo que nos aclaren por qué un Gobierno extranjero no puede entregar dinero a grupos políticos de otro país, la Constitución nuestra lo prohíbe”.