#PabloMilanés tradujo versos en hechizos desde #Cuba (+Fotos).

La Habana, 22 jun (Prensa Latina) Envuelto en un halo de luces, sonidos y colores, Pablo Milanés conjuró versos del pasado, presente y futuro para conformar el embrujo que hipnotizó a miles de espectadores, hace unas horas, en esta capital.

Desde un escenario atípico, el coliseo de la Ciudad Deportiva, el cantautor cubano agradeció el aforo masivo que colmó las graderías de la institución, en tanto calificó al público de la isla como el mejor de su carrera, independientemente de giras y presentaciones en diversas latitudes.

Sentado en el centro del escenario, en aparente postura inmutable, Milanés conmocionó el auditorio con más de una veintena de canciones, las cuales retumbaron como un eco en las voces de los asistentes a la cita, quienes reverenciaron el toque divino de un artista que niega “ser dios”.

Acompañado por Miguel Núñez (piano) y Caridad Varona (chelo), el compositor interpretó las notas de títulos icónicos de su repertorio, compuesto por cerca de 400 temas, como Comienzo y final de una verde mañana, Los males del silencio, El tiempo pasa, La soledad, Flores del futuro, El breve espacio o Yolanda.

De igual forma, llevó a escena la pieza Cuando tú no estás, adelanto de un nuevo fonograma, el cual compila una selección de 10 sencillos marcados por la melodía de Núñez y la letra del propio Milanés, Premio Nacional de Música (2005).

Sin intermedios y pausas de solo segndos para hidratar la garganta, el fundador del Movimiento de la Nueva Trova junto a Silvio Rodríguez y otros artistas, evocó los “Días de gloria” en la nación caribeña, al tiempo que recordó con “nostagia los años transcurridos».

Considerado como uno de los principales exponentes de la canción de autor en español, Milanés conjuga en su trayectoria una mixtura de géneros de la música cubana y americana, que oscilan entre la tradición y la modernidad, el filin, el jazz, la rumba, el son o el bolero, lo cual evidencia su amplia versatilidad interpretativa.

Concebido como parte de la gira internacional Días de Luz, el recital devino viaje en el tiempo para generaciones entretejidas en el auditorio, que durante aproximadamente dos horas pusieron los relojes en pausa y profesaron su cariño a quien al cierre de la presentación pidió entre melodías “Ámame como soy”.

#IsraelRojas: La #Revolución se defiende haciéndola todos los días

Polo Montañez llevó a #BuenaFe hasta Las Terrazas hace apenas unos días. La popular agrupación no se resistió a la convocatoria de la EGREM y Musicuba al tradicional Jolgorio, entre los verdes parajes donde nacieron las canciones del Guajiro Natural.

Y allá les esperaba un público entusiasta que coreó sus temas, especialmente No juegues con mi soledadCatalejoSer de SolVolar sin tiValientesPatakí de libertadPi 3,14 y Nacimos ángeles.

Amparado en la magia de sus letras y la efervescencia que despiertan en quienes las seguimos, del paisaje circundante y el espíritu de Polo, le pedí a Israel Rojas una pequeña entrevista… y tampoco quiso negarse.  

“Nosotros tuvimos la inmensa fortuna de conocer a Polo en vida, de tener una bonita relación, de guajiro a guajiro, cuando ninguno éramos artistas conocidos. Disfrutamos su extraordinario éxito y vivimos su pérdida física.

“Siempre lo recuerdo como el tipo que conocí, muy natural, muy alegre, con una positividad envidiable y contagiosa ante la vida y las adversidades. Y en cuanto me invitaron dije que sí, encantadísimo”.

¿Qué le dice hoy, en la segunda década del siglo XXI, que el mensaje de dos personas humildes trascienda a través de la música, en tiempos tan duros?

“La música no escapa al resto de los fenómenos de la sociedad cubana, la emigración, la escasez, la falta de insumos, los equipos que también se rompen, la falta de giras internacionales como consecuencia de estar aún recuperándonos de la pandemia, y los cambios económicos y generacionales que están ocurriendo.

“Polo fue un hombre de su tiempo. Cantó lo que vivió. Nunca le dio la espalda a las causas a que fue convocado. Todos recuerdan su hermosísima canción Volveré, a partir del poema de Antonio Guerrero. 

“Recordamos aquello de ‘siempre voy a regresar’. Era un tipo así, con ese compromiso. Y nosotros no somos ajenos a eso: venimos del pueblo y al pueblo vamos.

“Nuestro trabajo es fiel a la conciencia de saber de dónde salimos y hacia quién trabajamos. Por supuesto, la economía no está ajena a esa ecuación; hay que vivir también, y el dinero hace falta a todos, pero no puede ser lo esencial. 

“Lo fundamental ha de ser que nuestro trabajo y nuestra obra acompañe a la gente y le aporte un poquito de felicidad, ni siquiera a todos, a quienes les guste lo que hacemos. Igual que Polo y la mayoría de los creadores, los de ahora y los del mañana”.

Creo en la existencia de una sociedad más justa, más solidaria, más democrática, más socialista. Foto: Otoniel Márquez

El de Buena Fe es un mensaje honesto, sobre todo en estos tiempos de definiciones. Pero entre algunos de sus fans y de sus odiadores ha emergido un criterio común de que el odio actual los ha llevado a radicalizarse.

“Nosotros siempre hemos sido los mismos. Hemos criticado lo criticable, lo que está muy mal o creemos que es necesario superar. También hemos tenido en las canciones un discurso de pertenencia, de participación y de militancia en la sociedad cubana. 

“¿Qué sucede? Cuando poníamos esas cosas en los versos, alguno lo vería como un resguardo, una manera subrepticia de decir las otras cosas duras que queríamos cantar. 

“Lo veían como duro. Para mí era solo lo honesto: hablar sin hipocresía, como decía Martí. Es la voz del intelectual, de quien tiene un micrófono en la mano. 

“Desde luego, no todo está mal; hay muchas cosas que vale la pena salvar, insistir. Soy de los que creen en la existencia de una sociedad más equitativa, más justa, más solidaria, más democrática, más socialista. 

“El arte es polisémico. Respeto el derecho de tener ese criterio a quien lo vio de esa manera, pero nos está midiendo con una vara moral propia. 

“Yo tengo mi propia brújula ética. Sé lo que he dicho y lo que voy a decir mañana. No hay una canción ni un pasaje de mi vida que me abochorne o me haga decir que antes pensaba de otro modo.

“Respeto a quien cambie de opinión; mas, si de algo me precio es que, desde que salimos Yoel y yo de Guantánamo, hemos sido los mismos, bajo el riesgo de ser lo que somos. Hubo un momento en que éramos sospechosos para algunos, gente que nos temía por decir cosas que estaban mal y ellos eran los responsables. 

“Yo vivo muy contento de que nuestro paso por la vida se parezca al tiempo que nos tocó vivir. Ahora parece que somos confiables. Tampoco le recomiendo a nadie creer que por eso vamos a callar lo que pensamos está mal. Ya lo decíamos en una canción, no hay mejor guarida que la luz que quema: que nos busquen allí”.

Persisto en los contextos, porque la obra de ustedes no solo es hermosa sino también rezuma compromiso. Justo cuando quieren imponernos la desideologización, el irrespeto a los símbolos y el desarraigo, ¿qué opinión le merece el hecho de que tantos cubanos hayamos hecho nuestros, cual himnos o símbolos, canciones de Buena Fe como Valientes y La fuerza de un país? 

“Estamos en medio de una verdadera guerra cultural que toma como plataforma el propio cambio cultural de la humanidad, impactado por el desarrollo de la informática y las telecomunicaciones. 

“Así como la llegada de la imprenta resultó un poderoso cambio cultural en su época, hoy Internet y estas maneras nuevas en que nos relacionamos los seres humanos, conducen a cambios hasta en las concepciones éticas. 

“El enemigo histórico de la nación cubana, que son las apetencias imperiales del Norte, pudiendo ser un buen vecino, ser solidario y ganarse el favor y el cariño de los demás, ha decidido recurrir a la posición de la arrogancia y la ley del garrote. Y, por supuesto, ve en este cambio tecnológico una oportunidad de lograr sus objetivos.

“Desgraciadamente, aún estamos aprendiendo cómo funciona este nuevo escenario, donde muchas de las plataformas pasan por servidores que no son cubanos. Como otros países del Tercer Mundo, no tenemos la soberanía tecnológica para enfrentar esta situación. Y eso le da ventaja al enemigo en la búsqueda de sus propósitos de dominación.

“Uno de los documentos sobre la guerra cultural proclama la estrategia de hacer sentir al otro que no vale nada y echar su autoestima por el piso, promover que la vulgarización tiene swing y la traición tiene premio. Se trata de que el comportamiento del otro sea lo contrario a cuanto quisieras para tus conciudadanos, y entonces poder someterlos.

“Es lo que estamos viviendo. Pero a mí no me preocupa tanto el diagnóstico de cuanto hace el enemigo, sino nuestra propia evaluación del asunto y cómo nos articulamos para enfrentarlo. Todavía hay mucho que hacer. 

“A mi juicio, tenemos estructuras muy lentas; quizás se han puesto viejas, y debemos dinamizar este proceso. En una realidad que cambia tan rápido, en un ataque tan veloz, hay cosas que son para ayer y no para mañana.

“Veo con muy buenos ojos que algunas canciones nuestras o de otros creadores se hayan vuelto un canto de muchos para homenajear a gente valiosa y trabajadora. 

“En la sociedad cubana contemporánea quedan muchos yacimientos de amor, de solidaridad, del ideario martiano, de lo inculcado por lo mejor del pensamiento revolucionario de los últimos años, de Fidel, el Che, Armando Hart, Carlos Rafael Rodríguez e intelectuales de alta valía como Titón, Silvio Rodríguez, Fernández Retamar… 

“Pero no basta: hay que continuar trabajando con esos yacimientos, revitalizar lo mejor del pensamiento cubano, sobre todo alistarlo para el tipo de guerra que se nos hace, y eso no puede seguir esperando.

“Todo lo que sirva para el objetivo de la desmovilización, de la desunión, de que vivamos cada día detrás de polémicas banales y pasajeras; todo cuanto apunte a la exaltación y al enfado perpetuo, le conviene al enemigo. 

“Lo terrible es que no hayamos sido capaces de generar una ofensiva desde el amor, desde las buenas prácticas, desde la muchísima gente que en este país hace cosas extraordinarias. 

“Si no lo visibilizamos, nos ganará la espectacularización de la desgracia, lo que hoy abunda en las redes sociales, mediante plataformas movidas por dinero, por algoritmos e incluso por estrategias que ni siquiera conocemos bien, pero tienen impacto en la sociedad.

“Por eso no voy a parar de decir que no hacemos nada abriendo emisoras y modernizando periódicos, si la línea editorial y la manera de hacer las cosas sigue siendo la misma y obedece a una época que ya se fue. Si de verdad somos revolucionarios, la Revolución se defiende haciéndola todos los días, conforme a la sociedad que tenemos, no a la que nos gustaría tener”.

En video, La fuerza de un país

Reportajes de viajes y el laberinto de una #Cuba indescifrable +(video)

Vaya a la sección de viajes de un periódico. De “El País”, por ejemplo (1). Descubrirá las “playas caribeñas, gastronomía y patrimonio” de Yucatán (2). El “Puerto Rico más musical” (3). El “hervidero cultural y étnico” de Trebisonda, Turquía (4). Las “ocho razones por las que Chicago merece un viaje”, entre ellas ver “la cárcel más curiosa”, porque tiene “las ventanas tan estrechas que no necesitan barrotes” (5). Cárcel “curiosa” excepto para los presos que habitan en ella, imaginamos. Y sobre Colombia, descubriremos Cali, “la capital de la salsa”, entre muchos otros materiales (6).

No encontraremos un solo comentario sobre la situación social o política en dichos lugares. Ni una sola referencia a las protestas sociales en Puerto Rico (7); a la violencia con armas de fuego en Chicago, ciudad de EEUU con el mayor número de homicidios (8); o a las 145 personas asesinadas en Colombia por su defensa de los derechos humanos, el pasado año (9). Nada de política. El tono debe ser neutro, amable para viajeros y viajeras.

Ahora entren, en esa misma sección y medio, a un reportaje de viajes… a Cuba. Y verán cómo cambia el cuento. La periodista Maruxa Ruiz Del Árbol narraba en “El País” su última visita a la Isla, con un título sugerente: “Regreso a una Habana siempre indescifrable” (10). Tan indescifrable que dedicaba casi un tercio de un reportaje sobre turismo a la situación política y social y a las “protestas civiles (…) contra el Gobierno” cubano de julio de 2021. Eso sí, sin mencionar ni una sola vez el bloqueo económico o las doscientas sanciones impuestas por EEUU al país en los últimos años, 50 de ellas en pandemia, causa de la situación de desabastecimiento que generó aquellas protestas (11).

El texto incluía, además, un entresacado para ensalzar al “Movimiento San Isidro”, que –leemos- “agrupa a jóvenes artistas” y “periodistas independientes” opuestos a las “medidas represivas del Gobierno de la isla”. ¿Hablar sobre sus conexiones probadas con la embajada de EEUU (12) (13)? ¿Mencionar que uno de sus líderes, Maykel Osorbo, pidió a Donald Trump el bloqueo naval y la invasión a Cuba (14)? Ni palabra.

Pero sí nos asegura que en Cuba hay “persecución ideológica” y una “fortísima cultura del chivatismo”, que “ha hecho que los cubanos sean (…) reacios a hablar en confianza fuera de sus círculos estrechos”.

¿Reacios a hablar las cubanas y cubanos? ¿A expresarse, a quejarse, a disentir (15)? Si quieren saber algo de Cuba antes de visitar, por primera vez, a ese país, por favor, no se dejen guiar jamás por “reportajes para viajeros” como los del diario “El País”. O seguirán sin salir del laberinto de su “Cuba indescifrable”.

#Concierto de #PabloMilanés, un viaje en el tiempo desde #Cuba

La Habana, 21 jun (Prensa Latina) Con más de seis décadas dentro de la música cubana, Pablo Milanés convida hoy a viajar en el tiempo en un concierto marcado por temas icónicos de su repertorio y otros de reciente producción.

El capitalino coliseo de la Ciudad Deportiva acogerá el recital, que se presagia de magnitudes legendarias, teniendo en cuenta la gran cantidad de entradas vendidas en las últimas horas en las taquillas del Teatro Nacional de Cuba.

Según informó el Instituto Cubano de la Música (ICM), la presentación del Premio Nacional de la Música (2005), forma parte de la gira Días de Luz, que contó previamente con actuaciones en territorios como Estados Unidos y España.

Previsto para las 20:30 hora local, el concierto aproximará al catálogo del artista, fundador del movimiento de la Nueva Trova, con temas compuestos en los últimos meses, como Día de luz; Islas, cuerpos y algo más; Vestida de mar; entre varios.

Asimismo, evocará las notas de piezas antológicas de su carrera como El breve espacio en que no está, Yolanda, Ya ves o Para vivir, convertidas en banda sonora de varias generaciones en la mayor de las Antillas.

Considerado como uno de los principales exponentes de la canción de autor en español, Milanés conjuga en su trayectoria una mixtura de géneros de la música cubana y americana, que oscilan entre la tradición y la modernidad, el filin, el jazz, la rumba, el son o el bolero, lo cual evidencia su amplia versatilidad interpretativa.

El trovador de 78 años posee un repertorio superior a las 400 canciones, recibió dos Grammy Latinos en 2006, y un Grammy a la Excelencia Musical en 2015, en tanto prosigue su trabajo como compositor y pretende producir un álbum con temas de su repertorio en salsa, reseña su página web oficial.

En su 80 cumpleaños, #PaulMcCartney es ayer y hoy

Foto: tomada de elpais.com

Solo con haber compuesto antes de cumplir 23 años “Yesterday”(ayer) , una de las canciones más versionadas e interpretadas en el siglo XX, Paul McCartney podía darse por satisfecho con lo que le tocó y aportó a la vida, pero aun hoy, cuando cumple 80, el exBeatle continúa conmoviendo multitudes con sus conciertos.

“Si alguien me preguntara qué hice en la vida, le diría que compuse canciones con John Lennon. Ese fue mi gran logro. Y no creo que sea poca cosa”. Así resumía no hace mucho su existencia, luego de reconsiderar algunas de sus posiciones y pronunciamientos. 


Junto a John Lennon y Yoko Ono. Foto: Getty Images

Considerado entre los más grandes músicos de la pasada centuria, este hijo de una madre partera y un padre músico de jazz, junto a John Lennon, George Harrison y Ringo Starr, se ganó un lugar para siempre en la historia de la música y en el recuerdo de generaciones enteras por su papel de bajista y uno de los cantantes de The Beatles, la banda más popular e influyente en la historia de la música moderna.


Foto: tomada de latercera.com

Decir que acumula sesenta discos de oro, veintiún Premios Grammy (ganados tanto individualmente como con The Beatles) y que sobrepasa los 100 millones de álbumes vendidos, nunca podrá realmente retratar su huella en el mundo de la música, que no solo se concreta a lo alcanzado junto a Los chicos de Liverpool, también incluye su carrera en solitario o con otras bandas e intérpretes.

McCartney en Cuba

El 14 de enero del 2000  el controlador de vuelo del aeropuerto internacional Atono Maceo, en Santiago de cuba, solicitó identificación al piloto del vuelo privado que pedía permiso para aterrizar y luego de escuchar la respuesta, hay quien asegura que repitió la pregunta porque le parecía demasiado increíble lo que las ondas de radio habían llevado a sus audífonos:

– “Es Paul McCartney con dos de sus hijos”.

-¿Quién?

– “McCartney, el de los Beatles”.

Comenzaba así la visita no anunciada y casi clandestina del famoso músico a Santiago de Cuba. Tanto fue así, que apenas quedan testimonios del suceso, ocurrido cuando la tecnología digital apenas se había hecho espacio en la Isla. 

No obstante, los propios trabajadores del aeropuerto difundieron la gran noticia y recibieron al famoso británico, semioculto tras sus gafas para el sol y una gorra de visera.
 

McCartney al centro, con gafas y gorra. Foto: tomada de ontherocknews.com

 
Junto a su novia de aquel momento, la ex modelo Heather Mills, recorrió el centro histórico de la ciudad y otros sitios relevantes como el antiguo Cuartel Moncada y el Árbol de la Paz, donde España firmara en 1899 su capitulación ante Estados Unidos.

No faltó en ese sorprendente paseo la Casa de la Trova “Pepe Sánchez”. Allí por cerca de una hora disfrutó de la música cubana tradicional e intercambió con los trovadores René Urquijo y José Aquiles. Se comenta  que dijo conocer las claves y algunos aventuran que hasta las tocó.

Al partir de esa antológica instalación enclavada en la calle Heredia, llevaba consigo discos de Compay Segundo, Eliades Ochoa y Benny Moré, mientras sus hijos completaban la adquisición con fonogramas de los Van Van, la orquesta Aragón, Adalberto Álvarez y su Son, y NG la banda.

El último punto de su recorrido fue el Castillo de San Pedro de la Roca, conocido como el Morro de Santiago de Cuba y declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO. 

En el restaurante colindante al lugar y según los testimonios de la dependienta que los atendió, Reina Reyes, y del cocinero del lugar,  Santiago Téllez, almorzaron tortillas con vegetales, coctel Piña Delicias, cerveza Mayabe y helado de chocolate.

Los platos y cubiertos usados por Paul, tiempo después pasaron a formar parte del patrimonio del restaurante y a engrosar sus atractivos. Foto: tripadvisor

Sobre aquel cliente tan especial, Reina Reyes evocó su preferencia por los vegetales y comentó que “Se comportó como cualquier otro comensal y defendió su privacidad, lo cual fue respetado por los trabajadores presentes”.

En enero de 2018, coincidiendo con el aniversario 18 de la visita del músico a tierra santiaguera, fue inaugurada la escultura a tamaño natural que le dedicara Mariano Frómeta Stivens, justo en el  lugar escogido por el exBeatle para su almuerzo. La mesa y el taburete son los que entonces usara.


Foto: tomada de Facebook

De su estancia en ese sitio junto al mar Caribe quedó una de las escasas pruebas que ratifican que la vista de McCartney a Cuba no fue solo una leyenda echada a rodar por admiradores fantasiosos -una fake news de antes que el término ganara la resonancia de hoy.

La prueba la dejó de su puño y letra el propio músico cuando escribió en el libro de visitantes: “Muchas gracias, señores, señoras y señoritas, Paul McCartney en Cuba.” 
 

Foto:tripadvisor

Instantes antes de partir, ya en aeropuerto santiaguero, dicen que prometió regresar a Cuba. Va y Paul McCartney cumple su promesa.

#AntonioMaceo y #CheGuevara, más presente que historia

antonio-maceo-y-che-guevara-mas-presente-que-historia

La Habana, 14 jun (Prensa Latina) Los cubanos recuerdan hoy los aniversarios de los natalicios de Antonio Maceo (Santiago de Cuba, 1845) y de Ernesto Che Guevara (Rosario, Argentina, 1928) figuras que jugaron papeles decisivos en momentos de la historia de la isla.

El primero fue uno de los patriotas más venerados de las gestas independentistas del siglo XIX junto a José Martí y Máximo Gómez, mientras que el Che, como quedó identificado sencillamente en el argot popular, resultó uno de los líderes claves de la Revolución encabezada por Fidel Castro, al punto de llegar a ser considerado un cubano más.

Más allá de hazañas militares que atesora la historia, el pensamiento político de ambos mantiene plena vigencia en la Cuba actual e incluso trasciende los límites de la isla.

No por gusto Martí, ideólogo de la gesta libertaria de 1895 al referirse a quien también es conocido como el Titán de Bronce, aseguró que “hay que poner asunto a lo que dice, porque Maceo tiene tanta fuerza en la mente como en el brazo”.

Como muestra de esa valía vale solo tener presente que ante la debacle que representó para la Cuba insurrecta la claudicación del Pacto del Zanjón, Maceo protagonizó la Protesta de Baraguá, que ratificó la intención de continuar la lucha y el rechazo a una paz sin independencia.

Y al igual que Martí, supo medir el peligro que para Cuba representaban Estados Unidos, la potencia imperial emergente que ya ponía en práctica la Doctrina Monroe y la política de la fruta madura.

Sobre ello aseguraba en 1896: “De España jamás esperé nada; siempre nos ha despreciado, (…) Tampoco espero nada de lo americanos; todo debemos fiarlo a nuestros esfuerzos; mejor es subir o caer sin su ayuda que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso”.

Del Che, más cercano en el tiempo, no solo queda la impronta de un guerrero que buscó esparcir la lucha revolucionaria y crear “dos, tres, muchos Vietnam”, y el ejemplo de un hombre que fue fiel a sus actos hasta las últimas consecuencias, sino un profundo legado político e ideológico con plena vigencia en la Cuba de hoy.

Vale la pena releer con detenimiento un texto antológico como “El socialismo y el hombre en Cuba”, carta enviada en marzo de 1965 a Carlos Quijano, entonces director del semanario uruguayo Marcha.

En ella el Ché reflexionó sobre lo insólito de hacer una revolución a 90 millas de Estados Unidos, sobre los desafíos de edificar una sociedad socialista en Cuba, las vías para superar el capitalismo no solo con un cambio de sistema, sino, sobre todo, con una profunda transformación ideológica para crear ese hombre “hombre nuevo”, aún en ciernes.

En ese sentido, insiste en el papel de la juventud como “arcilla fundamental” de ese nuevo mundo y la importancia de la educación no solo como fuente de conocimientos, sino como gestora de sentimientos y comportamientos que conduzcan a una nueva mentalidad más centrada en la convivencia colectiva que en el enriquecimiento personal como base de cualquier éxito.

No dejó tampoco fuera de sus reflexiones en ese texto, el lugar de los dirigentes y del líder en su condición de vanguardia y su interconexión imprescindible con el pueblo; el papel de la cultura y el arte, e incluso de los medios informativos.

Y aunque desde entonces ha transcurrido más de medio siglo y el mundo ha cambiado vertiginosamente, en muchos aspectos el pensamiento del Che resumido en El socialismo y el hombre en Cuba parece tener más vigencia hoy que entonces, como premonición de un mundo mejor que todavía puede ser posible.

Vale entonces, en días de aniversarios como hoy, rebuscar en la vigencia de ambos héroes en este presente cargado de retos, más allá de apologías y ofrendas en pedestales.

#Cuba inicia actividades por temporada de #verano tras dos años de pandemia

Las actividades del verano 2022 en Cuba se iniciaron oficialmente este sábado, y se extenderán hasta el 28 de agosto.

El programa incluye variadas opciones recreativas, culturales, deportivas y de ofertas gastronómicas.

Homenaje a músico #AdalbertoÁlvarez en #SemanaCubana en #Francia

Foto: Internet

La Semana Cubana en la ciudad francesa de Enghien-les-Bains rindió hoy homenaje al reconocido músico y cantautor Adalberto Álvarez (1948-2021), durante un concierto de Alexis El Mura y su Timbre Latino.

La agrupación cerró la tercera jornada del evento en el Centro de las Artes de la pintoresca localidad de la Región Parisina, donde el público repletó el teatro de la instalación y se sumó al tributo al llamado Caballero del Son, en una edición de la semana dedicada precisamente a ese género músico-danzario que identifica a la isla.

Temas compuestos por Álvarez como A Bayamo en coche, Fin de semana es la cita, Tal vez vuelvas a llamarme y El Son de la madrugada formaron parte de la aplaudida actuación, la cual no dejó a casi nadie sentado en el auditorio.

Alexis Donatien también dedicó la presentación a otras figuras de la cultura cubana fallecidas en los últimos años, en particular a Juan Formell (2014) y a José Luis Cortés (2022).

Asimismo, celebró con su música la riqueza y la diversidad de América Latina y el Caribe y los lazos de amistad con Francia.

El concierto terminó con una descarga para resaltar el virtuosismo con los instrumentos de los miembros de Alexis El Mura y su Timbre Latino y de artistas invitados, entre ellos de la orquesta El Niño y la Verdad, que tendrá a su cargo la clausura el sábado de la Semana Cubana en Enghien-les-Bains.

Antes de la esperada presentación, el director del Centro de las Artes de la ciudad, Dominique Roland, compartió en una conferencia ilustrada detalles de sus estudios e investigaciones sobre el Son Cubano.

La disertación estuvo acompañada por demostraciones de baile y del uso de instrumentos como el tres, las maracas y el bongó, videos y fragmentos de interpretaciones de artistas que dieron impulso y notoriedad al género, de la talla del Trío Matamoros, la orquesta Aragón, Benny Moré y el Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro.

El Son es el protagonista de la semana, por lo que fue aprovechado el contexto por la embajadora de Cuba ante la Unesco, Yahima Esquivel, para anunciar el martes que la isla presentará en marzo del 2023 el expediente de la candidatura a incorporarlo a la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Un tren indetenible (+ Video)

#culturacubana #Cuba #Vanvan #EltrendeCuba #cultura #música

Los Van Van, tras su gira por diversos países de América, continuará sus actuaciones en Europa

van van
Suena Cuba donde esté Van Van. Foto: Sitio web del artista

El Tren de la música cubana, como se le reconoce a la emblemática orquesta Los Van Van, realizará en julio un concierto en Lima, Perú, junto a la agrupación cubana Havana D’Primera para emprender después una gira por Europa con 20 conciertos

En el presente mes, en la Plaza de Bolívar en Bogotá, la reconocida orquesta cautivó a miles de colombianos durante su concierto en el Festival Salsa al Parque. Esa festividad estuvo aplazada durante dos años a causa de la pandemia de la COVID-19, pero su retorno confirmó el gusto de los colombianos por este ritmo y en particular por la agrupación cubana fundada en 1969 por Juan Formell, que cuenta hoy con una renovada presencia de músicos, sin perder el sello inconfundible que los caracteriza, informó Prensa Latina.

Samuel Formell, director de la orquesta, expresó en entrevista a esta agencia su alegría por la cantidad de público que asistió y bailó al son de sus propuestas. «Estamos acostumbrados a que el público colombiano nos reciba de esa forma, pero creo que hoy había una energía increíble», aseguró.

Los Van Van hicieron hace pocos días un tour de 11 conciertos por Estados Unidos, y participaron en el Festival de Salsa de Veracruz, México, uno de los más grandes en toda América.

#Cultura cubana en ciudad francesa

El programa incluye la presentación de las orquestas El Niño y la Verdad y Alexis El Mura y su Timbre Latino

Semana de la cultura cubana en Francia
Foto: Tomada de Prensa Latina

La segunda edición de la Semana Cubana, con diversas expresiones culturales en cartelera y el son como protagonista, se desarrolla en la ciudad francesa de Enghien-les-Bains, situada en la Región Parisina.
El programa previsto hasta el sábado incluye la actuación de las orquestas El Niño y la Verdad y Alexis El Mura y su Timbre Latino, así como de alumnos de la Escuela Nacional de Música de La Habana, la exposición Del son cubano a la salsa y la conferencia La semilla del son, informó Prensa Latina.

El público asistente al Centro de las Artes de la pintoresca localidad, situada a menos de 20 kilómetros de esta capital, podrá disfrutar de la película El Benny, que aborda la vida del cantautor Benny Moré, y de clases de danza de estilos de la nación antillana, en particular el son y la rumba.

El director del Centro de las Artes de Enghien-les-Bains, Dominique Roland, expresó en entrevista con Prensa Latina las expectativas sobre el evento, que dará continuidad a 30 años de colaboración con Cuba, y en particular a dos décadas de los lazos entre la Isla y la ciudad sede.

El protagonismo del son en esta nueva incursión artística no es casual, afirmó Roland.

Advirtió que es un género musical y danzario muy ligado a la identidad cubana y a su aporte de las culturas africana y española, un estilo que aspira a formar parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.