#FidelCastro en la #ONU: “Vamos a hablar claro

#NuevaYork #EEUU #RevolucionCubana

 Aunque hace hoy 62 años que el entonces Primer Ministro de Cuba hablo por primera vez en una Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, sus palabras parecen haber sido dichas ahora mismo.

Porque la mayoría de los problemas expuestos por el líder de una Revolución que había llegado al poder apenas un año y nueve meses antes siguen marcando la cotidianidad del planeta.

En estos días, cuando los conflictos entre países parecen multiplicarse y el futuro de la humanidad pende de un delgado hilo que puede romperse definitivamente en cualquier momento, su defensa a la paz mundial, a los más desfavorecidos del planeta y al derecho de Cuba a disfrutar de su total soberanía recién conquistada, mantiene total vigencia.

Fidel Castro inició su discurso -de cuatro horas y media, uno de los más extensos que se recuerda todavía en los anales de la ONU-, asegurando que “nosotros vamos a hablar claro”, y de manera transparente expuso las líneas políticas de la Revolución cubana, mantenidas hasta hoy.

Sobre el tema de la paz, ampliamente expuesto por los mandatarios que lo precedieron en la tribuna, aseguró que “las guerras, desde el principio de la humanidad, han surgido, fundamentalmente, por una razón: el deseo de unos de despojar a otros de sus riquezas”.

Y subrayó: “¡Desaparezca la filosofía del despojo, y habrá desaparecido la filosofía de la guerra! ¡Desaparezcan las colonias, desaparezca la explotación de los países por los monopolios, y entonces la humanidad habrá alcanzado una verdadera etapa de progreso!”.

Llamó a “desenmascarar a los que negocian con la guerra, a los que se enriquecen con la guerra. Hay que abrirle los ojos al mundo, y enseñarle quiénes son los que negocian con el destino de la humanidad, los que negocian con el peligro de la guerra, sobre todo cuando la guerra puede ser tan espantosa que no queden esperanzas de liberación, de salvarse, al mundo.”

Al respecto aseguró que “los interesados en estar armados hasta los dientes son los que quieren mantener las colonias, los que quieren mantener sus monopolios, los que quieren conservar en sus manos el petróleo del Medio Oriente, los recursos naturales de América Latina, de Asia, de África; y que, para defenderlos, necesitan la fuerza”.

Su presencia en la ONU era el momento más oportuno para esclarecer al mundo sobre la realidad de la joven Revolución triunfante ante las campañas -que no han cesado hasta hoy- para desacreditarla, así como la denuncia de las constantes agresiones de Estados Unidos en su afán por mantener su dominio sobre la isla.

Buena parte de la intervención fue dedicada por al líder cubano a reseñar los históricos intereses de dominación de Washington así como las constantes agresiones a la isla desde el mismo momento del triunfo de la insurrección contra la tiranía de Fulgencio Batista (1952-1958) y las maniobras que luego resultarían en el bloqueo económico, comercial y financiero más largo de la historia.

En tal sentido Fidel Castro, vestido con el uniforme verde olivo que lo caracterizó, señaló que “se habla del deseo universal de paz, que es el deseo de todos los pueblos y, por tanto, el deseo también de nuestro pueblo, pero esa paz, que el mundo desea preservar, es la paz con que nosotros los cubanos no contamos desde hace rato”.

Y dijo más adelante : …“el gobierno de Estados Unidos se considera con el derecho de promover la subversión en nuestro país; el gobierno de Estados Unidos está promoviendo la organización de movimientos subversivos contra el gobierno revolucionario de Cuba y nosotros lo denunciamos aquí en esta Asamblea General”.

Palabras que suenan proféticas 62 años después, cuando el bloqueo llega a situaciones extremas y Washington busca cualquier vía para subvertir el modelo social cubano, a despecho de los reclamos de la comunidad internacional, que como cada año, en los próximos días se pronunciará contra esa política que viola los derechos humanos de toda una nación.

Crisis en #Cuba: “La pobreza pasa: lo que no pasa es la deshonra”

Es muy dura la situación económica que está sufriendo el pueblo de Cuba. Por ejemplo, con los apagones eléctricos.

Ninguna gestión pública es perfecta, menos aquella que se realiza, como en la Isla, bajo una guerra sin cuartel contra todas sus fuentes de ingresos.

Pero cuando, desde campañas perfectamente dirigidas en las redes sociales, se ataca al Gobierno cubano porque –nos dicen- “no reparó las centrales termoeléctricas en el año 2021”, es conveniente recordar ciertas cosas.

Hace un año, sin ingresos por turismo y remesas, prohibidas estas por orden de Donald Trump, con más de doscientas sanciones añadidas al bloqueo, Cuba debió invertir sus poquísimos recursos -insuficientes para comprarlas en el mercado- en crear vacunas propias contra la Covid.

La prioridad fue salvar la vida de la gente. Manteniendo, a la vez, millones de salarios sin producción y todos los servicios básicos.

¿Los resultados? Por un lado, una tasa de letalidad por Covid-19 que es, hoy, la mitad de la del continente; por otro, un enorme déficit fiscal, inflación y la desaparición de las inversiones imprescindibles para el mantenimiento del parque industrial, incluyendo las centrales eléctricas.

Los próximos meses serán cruciales, de resistencia. Y también de clarificación: servirán para retratar a cada quien. Porque, como dijo José Martí, “La pobreza pasa: lo que no pasa es la deshonra”.

Confiesa #Otaola haber sido confiable y que trabajó en tareas de Fidel Castro en #Cuba

#Contrarrevolución #Miami #Odiadores

#GuerreroCubano con su verdad al desnudo.- «Confiesa Otaola haber sido muy confiable en Cuba y trabajado directamente en tareas de Fidel» No mi gente, no estoy jugando, es bien serio y una vez más se demuestra la doble moral de estas lacras odiadoras.

Reconforta mucho ver que el sueño de #Fidel ha germinado

#RevoluciónCubana #Cuba #PCC #MiguelDíaz-Canel #Socialismo

Foto: Estudios Revolución

Estremecedor, estimulante, aleccionador y de gran utilidad resultó el encuentro que sostuvo en la tarde de este miércoles el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con jóvenes trabajadores sociales que desbordaron pasión y compromiso con el quehacer que día a día realizan en las comunidades.

De responsabilidades, historias de vida únicas, entrega y también incomprensiones se habló por espacio de más de dos horas en el emblemático salón Portocarrero del Palacio de la Revolución. Cada palabra compartida allí tuvo el propósito común de rescatar las esencias fundacionales de este Programa, de profundo sentido humanista, creado por Fidel hace 22 años.

A eso justamente los había convocado en los primeros minutos de intercambio el Presidente cubano, porque según les dijo, en sus experiencias y propuestas es posible encontrar las respuestas sobre qué «hacer para perfeccionar, para mejorar, para avanzar» en lo relacionado con el trabajo social.

Todo el proceso de transformación que estamos haciendo hoy en los barrios —reflexionó— tiene como eje central el trabajo social. Muchas veces las personas las ven solo como transformaciones físicas, materiales o de infraestructura, y nosotros estamos en contra de eso; aquí lo fundamental es cómo trabajamos la espiritualidad, lo sentimental, las emociones, y a la par avanzar en elementos que tienen que ver con la vida económica y material, enfatizó.

Son ustedes, reconoció, quienes más saben del barrio, porque llevan años trabajando con las familias y cerca de sus problemas, por eso son fundamentales para acompañar esas acciones. Yo siempre estoy defendiendo —precisó — en que la base tiene que ser el trabajo social y a partir de ahí hacemos todo lo demás.

Acompañar y educar fueron conceptos que se convirtieron en hilo conductor de varias ideas compartidas por los jóvenes, quienes insistieron en la necesidad de que se deje de ver el trabajo que realizan como puro “asistencialismo”. No fue esa la idea soñada por el Comandante en Jefe más de dos décadas atrás.

Hubo un momento, a partir del 2011 —consideró Letsy Montalvo—, en que «empezamos a perder un poquitico el sentido que teníamos los trabajadores sociales, llegando a esta condición del “asistencialismo”; las personas nos ven hoy y ven un colchón, ven una cama, ven un pomo de agua, ven una prestación monetaria… y no puede ser así, porque lo primero que está mal ese “asistencialismo”».

«Es educar a las familias lo primero que tenemos que hacer, tenemos que educarla para que sea capaz de resolver por sí misma sus problemas», valoró.

Es enseñarles a las personas cómo resolver sus problemas, respaldó Merlys Gort. Y para ello, consideró, el trabajo tiene que ser continuo y sistemático, tiene que ser visto desde diferentes aristas, y quienes lo hacemos tenemos el reto de prepararnos constantemente.

La prevención, como verdadero instrumento para influir sobre las causas que provocan muchos de los problemas sociales que existen en los barrios fue otra acción ampliamente defendida por la treintena de jóvenes, quienes en sus palabras transmitieron el sentir de la gran mayoría de sus compañeros a lo largo y ancho del país.

Porque el trabajador social también es un formador, un orientador, que acompaña a las familias y a la comunidad, respaldó Reynaldo Vera. La clave está en el accionar a diario —consideró Rafael Laguna—, porque la esencia de nuestro trabajo no es: paso por tu casa porque tienes un problema; no; paso por tu casa porque es una manera de conocer cómo viven las familias en el día a día y en verdad acompañarlas.

En el encuentro —de mucha utilidad para perfeccionar maneras de hacer en el camino de la formación de los trabajadores sociales— acompañaron al Presidente Díaz-Canel el viceprimer ministro Jorge Luis Perdomo Di-Lella; el miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista y jefe su Departamento Económico Productivo, Joel Queipo Ruiz; la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Martha Elena Feitó Cabrera, así como otros representantes de ese organismo y profesores.

El diálogo también tocó aspectos como cuánto camino queda por andar en pos de preparar y capacitar cada vez más a quienes realicen estas labores; sobre planes de estudio que deben ser reevaluados; sobre aprovechar mejor, en beneficio de las familias, las investigaciones sociales que se realizan, así como otros temas que también definen las esencias del hacer de quienes el Comandante en Jefe definió como “médicos del alma”.

TRABAJAR LA ESPIRITUALIDAD

«Al reunirnos con ustedes nos damos cuenta de que lo que forjó Fidel no fue en vano», reconoció casi al término del encuentro el mandatario cubano, quien ratificó a los jóvenes la utilidad de las ideas compartidas.

Que ustedes lo defiendan con pasión, madurez, entrega y compromiso —valoró— demuestra que eso sedimentó, que se consolidó.

Reconforta mucho ver que lo soñado por Fidel ha germinado, que hay personas que han hecho del centro de su vida este trabajo y que además hay un reconocimiento social hacia ustedes en el país, independientemente de las etapas por las que hayamos pasado,  consideró.

Eso da la seguridad de que podemos lograr lo que nos proponemos ahora y hay cuestiones que en muy poco tiempo podemos restablecer, perfeccionar o llevar a lo que estos tiempos necesitan, aseguró.

El socialismo en concreto, aseveró, se construye en el barrio, con la participación de la gente, y lo que pretendemos es que sea con trabajo social, comunitario y profesional. «Ustedes son fundamentales en el actual momento histórico».

Su aporte puede ser grandísimo, reconoció el Jefe de Estado, quien comentó sobre un hecho trascendental como ha sido la construcción del nuevo Código de las Familias en Cuba, un documento que desde el punto de vista legislativo contiene elementos fundamentales para apoyar el trabajo social .

De solidaridad y valores, de espiritualidad y trabajo incansable, habló a los jóvenes Díaz-Canel, porque también las labores que ellos realizan en las comunidades es piedra angular para mover sentimientos y emociones en la familia, allí donde se forman los primero cimientos de la sociedad.

Confío en el pueblo: no solo vamos a resistir, sino a vencer

«(…) No van a desmoralizarnos, no nos van a amedrentar. ¡No le vamos a dar garantías a la contrarrevolución, que es lo que quieren! Que aquí se pueda conspirar abiertamente, se pueda traicionar abiertamente a la Patria, se le pueda hacer el juego a los potenciales invasores de nuestro país. ¿Hacerle el juego a los que están dispuestos aquí a hacer correr la sangre de millones de personas? No tenemos por qué tolerarlo. Y no lo vamos a tolerar. Ni tendrán aquí ninguna prerrogativa, eso sí se lo dije muy claro a todo el mundo. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ninguna tribuna. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ningún derecho a hacer campañas contra la Revolución. ¡Se acabó!

«Todavía andan molestando al pueblo. Y el pueblo reacciona con razón cuando ve un grupúsculo, que saben que están conspirando, que saben que están provocando. Señores, ¿por qué va a tener que estar el pueblo todos los días en una batalla callejera contra estos provocadores descarados? Vamos a aplicar las leyes y ser más capaces que nunca y tendremos que trabajar más que nunca y tendremos que ser más eficientes que nunca.

«Ese es un terreno importante donde se libra ahora la batalla. Y tendremos que ser tan buenos soldados como no los haya habido nunca, y tan buenos patriotas como no los haya habido nunca. Tenemos que dejar pequeñitas a Sagunto y a Numancia si nos agreden, y entonces van a ver lo que es un pueblo dispuesto a luchar. No tienen ningún derecho a subestimarnos y no tienen ningún derecho a despreciarnos. No tienen tampoco ningún derecho a equivocarse, y debemos hacer lo posible para que no se equivoquen».

Fidel Castro Ruz

#Cuba evoca a Fidel Castro, líder de la Revolución de talla mundial

#FidelCastro

Considerada como una de las figuras determinantes en el siglo XX, Fidel Castro y la Revolución que lideró en Cuba sobrepasaron las fronteras de la isla caribeña, que hoy lo homenajea en su aniversario 96.

El movimiento antimperialista y de liberación nacional que llevó a la victoria el 1 de enero de 1959 se convirtió en el escenario para que desplegara su genio como estratega y estadista cuando el mundo atravesaba las tensiones de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética.

La Habana se convirtió en un referente exitoso para los movimientos de liberación del Tercer Mundo, del cual Fidel Castro se convertiría en un defensor y pensador, aportando una nueva visión a los conceptos de la izquierda mundial.

Su niñez en la finca familiar en Birán, en el nororiente de Cuba, resultaría decisiva en la forja de su carácter y la decisión de colocarse al lado de los desposeídos, razón por la cual decidió formarse como abogado.

En la Universidad de La Habana despuntó como líder y abanderado de una nueva generación en la que confluirían el ideario de José Martí y las nuevas ideas progresistas asentadas en el marxismo-leninismo, el antimperialismo y la integración latinoamericana.

El golpe de Estado orquestado por Fulgencio Batista y la demostración de la bancarrota de los partidos tradicionales radicalizaron sus ideas y acciones que lo conducirían al asalto al cuartel Moncada, en el oriente de Cuba, el exilio en México y el desembarco en Cuba para desarrollar una lucha guerrillera.

Con el triunfo del movimiento armado emprendió la construcción de un nuevo tipo de sociedad que hiciera concreta la idea de Martí de erigir una república en la que la ley primera fuera el culto a la dignidad plena del hombre.

Fueron muchas las pruebas: Crisis de los Misiles, invasión por Playa Girón, lucha contra bandas contrarrevolucionarias, Campaña de Alfabetización, industrialización del país, Reforma Agraria y la defensa de una postura independiente y soberana a nivel internacional en foros como los No Alineados y los esfuerzos para la integración latinoamericana y caribeña.

En los años de 1990, cuando cayó el bloque socialista de Europa y se proclamó el fin de la Historia, Cuba persistió ante los intentos de asfixiarla económicamente y aislarla internacionalmente por parte de los sucesivos gobiernos de Estados Unidos. En esa épica fue crucial su figura.

No bastaron los más de 600 intentos de asesinato por la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y grupos terroristas, las campañas difamatorias a nivel internacional o la persecución económica, Fidel Castro, la revolución y Cuba persistieron.

Para muchos el 25 de noviembre de 2016, fecha de su fallecimiento, no murió, sino que sobrevivió al éxito de su propia obra: la Revolución cubana. Antes solicitó que no se le erigiera ningún monumento ni se nombrara calle o lugar en su honor.

En ese entonces varios líderes y estadistas valoraron su trascendencia de la siguiente forma:

Abdelaziz Bouteflika, expresidente de la República Argelina Democrática y Popular: Él estuvo en el centro de todos los acontecimientos que le dieron forma al siglo XX y un testigo de una perspicacia sin igual de las evoluciones de este siglo y de sus tumultos.

Xi Jinping, presidente de la República Popular China: De todos los rincones del planeta brotan muestras de reconocimiento a la vida y obra revolucionaria de uno de los grandes líderes del siglo XX y lo que va del XXI, el guerrillero de la Sierra Maestra y el estadista de talla global que cambió para siempre la historia de América Latina y de varios pueblos del mundo: Fidel Castro.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua: En cualquier país, ciudad o región del mundo Fidel Castro es un hombre presente en la vida cotidiana de millones de seres humanos.

Vladimir Putin, presidente de la Federación de Rusia: Fidel Castro era “el símbolo de una era en la historia mundial contemporánea” y “un amigo sincero y fiable de Rusia.

Pepe Mujica, expresidente de Uruguay: Hay en Fidel (…) una estatura de Quijote porque le tocó vivir en un largo período de su historia desafiando a la primera potencia mundial” para lo cual tuvo “coraje, decisión y capacidad de resistencia”.

Raúl Castro, líder de la Revolución cubana: Fidel es Fidel, todos lo sabemos bien, Fidel es insustituible y el pueblo continuará su obra cuando ya no esté físicamente. Aunque siempre lo estarán sus ideas, que han hecho posible levantar el bastión de dignidad y justicia que nuestro país representa.

Aun cuando un día formalmente mejoraran las relaciones entre #Cuba socialista y el imperio, no por ello cejaría ese imperio en su idea de aplastar a la Revolución Cubana

«Aun cuando un día formalmente mejoraran las relaciones entre Cuba socialista y el imperio, no por ello cejaría ese imperio en su idea de aplastar a la Revolución Cubana, y no lo oculta, lo explican sus teóricos, lo explican los defensores de la filosofía del imperio. Hay algunos que afirman que es mejor realizar determinados cambios en la política hacia Cuba para penetrarla, para debilitarla, para destruirla, si es posible, incluso, pacíficamente; (…) De modo que algo debe ser esencia del pensamiento revolucionario cubano, algo debe estar totalmente claro en la conciencia de nuestro pueblo, que ha tenido el privilegio de ser el primero en estos caminos, y es la conciencia de que nunca podremos, mientras exista el imperio, bajar la guardia, (…)»

Comandante en Jefe #Fidel Castro Ruz, XXXII aniversario del desembarco del Granma, 5 de diciembre de 1988.

En #Moscú se inaugurará un monumento a Fidel Castro

#FidelCastro

El histórico líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, cumpliría este 13 de agosto 96 años, una fecha recordada por los innumerables admiradores de la figura de este hombre universal. Rusia también recuerda con mucho cariño al Comandante, gran ‘motor’ de las excelentes relaciones de la isla caribeña con la antigua Unión Soviética.

De hecho, a lo largo de sus más de cuatro décadas al mando de Cuba, Fidel Castro visitó el gigante euroasiático más de una decena de veces, donde siempre fue recibido con admiración y calidez. Su primer viaje a la URSS tuvo lugar en la primavera boreal de 1963, una histórica visita en la que se reforzaron las relaciones políticas y comerciales y la URSS se convirtió de modo definitivo en el socio estratégico de Cuba.

Las relaciones bilaterales entre ambas naciones siguen desarrollándose. En particular, Rusia está ayudando a Cuba a superar su difícil situación energética, donde el genocidio estadounidense contra la isla, conocido bajo el eufemismo de «embargo», se traslada en los fallos en sus centrales termoeléctricas y la escasez de combustibles, donde el incendio petrolero de la ciudad de Matanzas hizo agravar el problema.

Por ejemplo, entre 2006 y 2019, el Gobierno ruso prestó a La Habana 2.3 millones de dólares para financiar importantes proyectos de energía, industria metalúrgica y transporte, de los que la mayor parte, 1.36 millones, estaban destinados para
construir la infraestructura de una planta energética.

Este año se tiene previsto inaugurar en Moscú un monumento dedicado a Fidel Castro.

Fidel Castro, líder de talla mundial y defensor de los movimientos de liberación del Tercer Mundo

No bastaron los más de 600 intentos de asesinato por la CIA y grupos terroristas, las campañas difamatorias a nivel internacional o la persecución económica, #FidelCastro, la revolución y Cuba persistieron.

Damasco, 13 ago (SANA) Considerada como una de las figuras determinantes en el siglo XX, Fidel Castro y la Revolución que lideró en Cuba sobrepasaron las fronteras de la isla caribeña, que hoy lo homenajea en su aniversario 96.

El movimiento antimperialista y de liberación nacional que llevó a la victoria el 1 de enero de 1959 se convirtió en el escenario para que desplegara su genio como estratega y estadista cuando el mundo atravesaba las tensiones de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética.

La Habana se convirtió en un referente exitoso para los movimientos de liberación del Tercer Mundo, del cual Fidel Castro se convertiría en un defensor y pensador, aportando una nueva visión a los conceptos de la izquierda mundial.

Su niñez en la finca familiar en Birán, en el nororiente de Cuba, resultaría decisiva en la forja de su carácter y la decisión de colocarse al lado de los desposeídos, razón por la cual decidió formarse como abogado.

En la Universidad de La Habana despuntó como líder y abanderado de una nueva generación en la que confluirían el ideario de José Martí y las nuevas ideas progresistas asentadas en el marxismo-leninismo, el antimperialismo y la integración latinoamericana.

El golpe de Estado orquestado por Fulgencio Batista y la demostración de la bancarrota de los partidos tradicionales radicalizaron sus ideas y acciones que lo conducirían al asalto al cuartel Moncada, en el oriente de Cuba, el exilio en México y el desembarco en Cuba para desarrollar una lucha guerrillera.

Con el triunfo del movimiento armado emprendió la construcción de un nuevo tipo de sociedad que hiciera concreta la idea de Martí de erigir una república en la que la ley primera fuera el culto a la dignidad plena del hombre.

Fueron muchas las pruebas: Crisis de los Misiles, invasión por Playa Girón, lucha contra bandas contrarrevolucionarias, Campaña de Alfabetización, industrialización del país, Reforma Agraria y la defensa de una postura independiente y soberana a nivel internacional en foros como los No Alineados y los esfuerzos para la integración latinoamericana y caribeña.

En los años de 1990, cuando cayó el bloque socialista de Europa y se proclamó el fin de la Historia, Cuba persistió ante los intentos de asfixiarla económicamente y aislarla internacionalmente por parte de los sucesivos gobiernos de Estados Unidos. En esa épica fue crucial su figura.

No bastaron los más de 600 intentos de asesinato por la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y grupos terroristas, las campañas difamatorias a nivel internacional o la persecución económica, Fidel Castro, la revolución y Cuba persistieron.

Para muchos el 25 de noviembre de 2016, fecha de su fallecimiento, no murió, sino que sobrevivió al éxito de su propia obra: la Revolución cubana. Antes solicitó que no se le erigiera ningún monumento ni se nombrara calle o lugar en su honor.

Espirituanos rinden homenaje a #Fidel en su cumpleaños 96

Los días 12 y 13 de agosto estarán dedicados a recordar la figura del invicto Comandante en Jefe Fidel en su cumpleaños 96 y al Día Internacional de la Juventud, solo que en esta ocasión y atendiendo a la compleja situación por la que atraviesa la hermana provincia de Matanzas, los espirituanos dedicarán estas fechas a realizar actividades no festivas y en su lugar, habrá otras con un perfil productivo, de intercambio, de solidaridad, unidad y humanismo.

Así trascendió en la reunión de recreación que contó con la presencia de autoridades del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas y el Gobierno en Sancti Spíritus, y donde se informó que a propósito de ambas efemérides habrá un trabajo voluntario este viernes 12 en cada uno de los territorios, mientras que el propio día 13 estará dedicado a los niños y jóvenes con el predominio de actividades histórico-educativas.

Osvel Lorenzo, miembro del Buró Provincial del Partido, dijo que se trata de una cuestión de sensibilidad porque en estos momentos toda Cuba está pendiente de lo que está ocurriendo en Matanzas y Sancti Spíritus se une a ese dolor, no obstante, aclaró que hay un grupo de iniciativas que se pondrán en práctica a propósito de la conmemoración y mencionó la importancia de destacar en cualquier escenario la vida y obra de Fidel, su pensamiento, la dimensión humanista y otras virtudes que lo caracterizaron, utilizando para ello las redes sociales y los medios de comunicación.

En este contexto Lorenzo llamó a encontrar y promocionar historias de vidas de personas que conocieron al Comandante, además de resaltar el pensamiento visionario de él a favor del bienestar del pueblo.

 “El momento no es de fiesta _ dijo Osvel_ por lo que estamos llamados a explicar sobre la situación energética, la necesidad de trabajar en la producción de bienes y servicios, y en el enfrentamiento a la situación epidemiológica que atravesamos, así como a la guerra mediática, pero a su vez, vamos a destacar el legado humanista de Fidel expresado en el Código de las Familias y, sobre todo, la confianza que él siempre les tuvo a las nuevas generaciones. Ese será nuestro mejor homenaje en su cumpleaños”.

Por último, el Miembro del Buró Provincial del Partido explicó que el propio día 13 habrá un tuitazo con el lema FidelEnmiCorazón, así como jornadas de donaciones voluntarias de sangre, entre otras actividades.

Tomado de Escambray