¡Ay mamá! Se rompió el corral de las garrapatas, #Otaola y Saily lo vomitan todo (video)

#GuerreroCubano con su verdad al desnudo.- Calentadera dura esta noche, el titulo: «Ay mamá se rompió el corral de las garrapatas, Otaola y Saily lo vomitan todo» Les digo más, ahora mismo no se sabe cual de los dos es el que trabaja para mi, me han dado la razón en todas las denuncias que he hecho sobre el descaro y la infamia del mercenarismo contra Cuba

#FiscalíaGeneral de la República informó sobre procesos penales derivados de los disturbios del #11dejulio de 2021 (+ Video)

Transcurrido el término para que los acusados o el Fiscal establecieran los recursos contra las sentencias dictadas, en ejercicio del derecho que les asiste legalmente, o por haber sido resueltos estos, informamos que, hasta el momento, la Fiscalía ha sido notificada por los Tribunales Populares de 76 sentencias que han adquirido firmeza

Fiscalía General de la República
Fiscalía General de la República Foto: Tomada de Internet

La Fiscalía General de la República continúa informando al pueblo sobre la respuesta legal a los hechos del 11 de julio de 2021, que atentaron contra el orden constitucional y la estabilidad de nuestro Estado socialista.

Transcurrido el término para que los acusados o el Fiscal establecieran los recursos contra las sentencias dictadas, en ejercicio del derecho que les asiste legalmente, o por haber sido resueltos estos, informamos que, hasta el momento, la Fiscalía ha sido notificada por los Tribunales Populares de 76 sentencias que han adquirido firmeza.

Resultaron sancionadas 381 personas, incluyendo 16 jóvenes con edad entre 16 y 18 años, fundamentalmente por delitos de sedición; sabotaje; robo con fuerza y violencia; atentado; desacato y desórdenes públicos.

A 297 acusados se les impuso sanciones de privación de libertad, atendiendo a la gravedad y circunstancias en que ocurrieron los hechos y a la conducta personal. Por el delito de sedición los sancionados fueron 36, a los que se les impuso penas entre cinco y 25 años de privación de libertad.

A 84 acusados se les subsidió la sanción de privación de libertad, por otras penas alternativas que no implican –en principio, bajo condición de buena conducta– su ingreso a prisión, disponiéndose para ellos las de trabajo correccional con y sin internamiento, y limitación de libertad; en esta decisión se encuentran incluidos 15 de los jóvenes con edades entre 16 y 18 años.

Es importante señalar que el quebrantamiento de las obligaciones impuestas por el Tribunal en sus sentencias o la comisión de un nuevo hecho delictivo, trae como consecuencia la revocación de la sanción subsidiaria y el cumplimiento del resto de la pena originalmente fijada, en privación de libertad.

En las sentencias dictadas, los Tribunales Populares se pronunciaron, en cada caso, por la responsabilidad civil de indemnizar a las personas que resultaron lesionadas, como consecuencia de los hechos cometidos, y la reparación de los daños ocasionados a las entidades.

En estos momentos corresponde el inicio del proceso de ejecución de las sanciones firmes impuestas, y durante su cumplimiento velar porque se alcancen los fines educativos, coercitivos y preventivos de estas, el reforzamiento de los valores, la rectificación de la conducta de los sancionados y su reinserción social.

#LosVanVan y #HavanaD’Primera en #Miami y #Orlando, “un éxito total a casa llena”

“La orquesta Los Van Van hizo bailar al trompo en su primera gira por #EE.UU. Los odiadores no pudieron impedirlo y en Miami la música de Juan Formell no hay quién la derrote”, escribió Triana.

Los Van Van y Havana D’ Primera tuvieron en las ciudades estadounidenses de Miami y Orlando “un éxito total a casa llena”. Así se refleja en las imágenes publicadas por usuarios en redes sociales sobre los conciertos de las reconocidas agrupaciones cubanas en Estados Unidos, donde se evidenció una vez más que “solo la música puede salvar al mundo”.

Miami se hizo, se lee en la página oficial en Facebook de Havana D’ Primera.

Alexis Triana, director de Comunicación del Ministerio de Cultura (Mincult), compartió en Twitter una imagen donde se ve un pequeño grupo de personas que se reunió a las afueras del concierto para protestar contra la presentación en Pembroke Pines de las populares orquestas, el pasado 20 de mayo. Mientras, otra imagen muestra un auditorio lleno en el Charles D. Dodge City Center que bailó con la música cubana.

“La orquesta Los Van Van hizo bailar al trompo en su primera gira por EE.UU. Los odiadores no pudieron impedirlo y en Miami la música de Juan Formell no hay quién la derrote”, escribió Triana.

El #trendelamúsica cubana venció y convenció

Audiencias fieles y nuevos adeptos repletaron los espacios. Públicos de varias generaciones y diversos orígenes que reconocen en el vecino país los signos vitales de una cultura resistente e indetenible

Mega Concierto por el Festival Internacional de la Timba por siempre Formell, en la calle 23 e Infanta, Los Van Van
Los Van Van, genuina vanguardia de la música popular bailable cubana de estos tiempos. Foto: Ariel Cecilio Lemus

Del domingo 1ro. al pasado sábado 21 de mayo, del Jacob Park de San Diego al Hard Rock Café de Orlando, de costa a costa, cada uno de los conciertos de Los #VanVan y HavanaD’Primera en territorio estadounidense, contando además con el bien sonado espectáculo que preludió el periplo en el San Juan puertorriqueño, confirmó la pegada de la genuina vanguardia de la música popular bailable cubana de estos tiempos.

Audiencias fieles y nuevos adeptos repletaron los espacios. Los vasos comunicantes entre la agrupación liderada desde 2007 por el compositor, trompetista y cantante Alexander Abreu, y la icónica banda con la que Juan Formell, a partir de 1969, revolucionó el son, fluyeron raigales y convincentes ante públicos de varias generaciones y diversos orígenes que reconocen en el vecino país los signos vitales de una cultura resistente e indetenible.

En Florida, último tramo de la gira, como era de esperar, hubo intentos ridículos de torpedear la presentación pactada para el viernes 20 de mayo, en el Charles Dodge City Center, de la localidad de Pembroke Pines, perteneciente al condado de Broward, muy cerca de Miami.

El núcleo duro de la industria anticubana –el mismo que arropa a connotados terroristas y que dedica tiempo y recursos a torpedear los más mínimos indicios que puedan conducir a la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba– recogió firmas y convocó a una movilización para sabotear el concierto.

Basta echar una ojeada a las imágenes subidas a las redes para comprobar la enorme distancia entre el público que asistió al concierto y los que en una esquina del centro cultural se congregaron. Adentro, el público que colmó el recinto coreaba los temas de Havana D’ Primera y, con particular énfasis, los de Los Van Van. La temperatura del goce a más no poder, a medida que los clásicos vanvaneros llegaban en las voces de Robertón, Abdel, Mandy y Vanessa. Muchísimos latinos, y por supuesto, cubanos que residen en el sur del estado.

Afuera, apenas unas decenas de vociferantes odiadores. Raquítica respuesta a los llamados de la extrema derecha. Palabras soeces a granel, groseros desplantes esquinados por agentes policiales que por nada del mundo iban a permitir que un acto de cultura derivara en una manifestación de barbarie.

«Son más los que nos quieren que los que no nos quieren», posteó Vanessa al terminar el concierto. Antes, dirigiéndose a los promotores del bloqueo, una cubana comentó en una de las publicaciones anticubanas más agresivas: «Yo sí voy al concierto porque mi dinero es mío y me encanta Van Van de siempre, y no me importan ninguna de sus razones (las de los boicoteadores); yo las respeto pero como a mí me gustan, voy y estaré en primera fila; al que no le guste, que no vaya y ya».

Como ella fueron muchos, quienes ahora es muy posible que sean blanco de ataques. A un reguetonero que se subió a compartir escena con Alexander le han dicho hasta del mal del que se va a morir. Es más, a uno de los que se montó a última en el carro de la maquinaria anticubana, se le ocurrió publicar en la cuenta oficial de Los Van Van: «Mi tren no falla». Y ya lo quieren arrastrar.

Ante la pobreza de espíritu, una realidad contundente: la música, la más auténtica, la que tiende puentes, la de los trenes de la música cubana, arriba y adelante.

Yotuel Estefan o el negocio de “paralizar Cuba” un 20 de mayo

#Contrarrevolución

 Cinco millones de personas, en toda Cuba, desfilando el Primero de Mayo, en apoyo a la Revolución, apenas generaron noticias internacionales.

Pero sí leemos decenas de notas que difunden el lanzamiento, el próximo 20 de mayo, de una nueva canción contra la Revolución, producida por Emilio Estefan.

Titulares exultantes aseguran que Yotuel Romero, intérprete del tema, “va a paralizar Cuba completa».

Y para conseguir el apoyo de la Mafia política y mediática de Miami, un elemento simbólico importante: la elección del día 20 de mayo, el aniversario de la independencia formal de la República de Cuba, que solo se celebra allí… en Miami.

No así en Cuba. Recordemos que aquel día de 1902, la Isla pasó, de ser colonia de España, a ser una neocolonia sometida –algo escrito incluso en su propia Constitución- al Gobierno de EEUU.

Celebrar el 20 de mayo es, sencillamente, celebrar la sumisión de Cuba a EEUU.
Pero regresemos al 1 de mayo. Muchos pensaron que, tras dos años de penurias provocadas por la pandemia y más de doscientas sanciones, el pueblo cubano no llenaría las plazas.

Y se volvieron a equivocar. Porque en Cuba, con discrepancias, con cansancio, con errores y con carencias, hay un alto consenso social en torno a la Revolución socialista. Que para la mayoría significa, por encima de todo, Soberanía.

Por eso, la Casa Blanca y sus colaboracionistas “artísticos” disparan para destruir ese consenso en la diversidad. Que en Cuba llaman… unidad.

Mensaje desde #CUBA… No. Estas no son fotos del Saratoga, por Pedro Jorge Velázquez

#FuerzaCuba

#ContraElTerrorismoMediatico

Gracias al colega cubano Pedro Jorge Velázquez, por sus atinado análisis, hay  momentos que las comparaciones son necesarias

«No nos viste deseándole mal al pueblo norteamericano o a la comunidad de Miami. No dijimos que Estados Unidos no era un país seguro. No hicimos directas para, desde lejos y sin poder aportar, criticarlos. No lo hicimos. No era el momento»

No. Estas no son fotos del Saratoga.

El año pasado un lamentable accidente destruía completamente, en un condominio de Miami, 55 apartamentos del ala de un edificio. Murieron 98 personas de 12 países distintos, entre ellos 4 cubanos. También murieron 5 niños.

Los resultados concluyeron que el edificio era muy antiguo, más de 40 años sin repararse y algunos inspectores ya lo habían dado como peligroso. Se hundía dos milímetros por año y una firma de ingenieros había declarado: «si no se reemplaza la impermeabilización en un futuro próximo, la extensión del deterioro del concreto se expandirá exponencialmente». Todo esto se comprobó el propio año cuando las autoridades decidieron demoler el resto del edificio por peligro de derrumbe.

Sin embargo, no viste a ningún cubano en aquel momento aprovecharse de esa situación para decir que era “culpa del capitalismo”. No nos viste deseándole mal al pueblo norteamericano o a la comunidad de Miami. No dijimos que Estados Unidos no era un país seguro. No hicimos directas para, desde lejos y sin poder aportar, criticarlos. No lo hicimos. No era el momento. Hasta las autoridades cubanos mostraron sensibilidad y se solidarizaron con varios tweets. Sin embargo las autoridades de Estados Unidos no han tenido la decencia y el coraje de hacerlo en este momento para con Cuba. He aquí muchas diferencias.

Leo y escucho a muchos influencers anticubanos

decir que la culpa es del comunismo. Duele que ni siquiera convoquen a hacer donaciones, o a ayudar del algún modo. Molesta que estén al borde del camino, criticándonos, sin implicarse, sin embarrarse con nosotros para hacerle frente a la adversidad.

Al parecer tienen la memoria muy corta y no se acuerdan de que el año pasado, en su propia ciudad, pasó algo peor y ellos nunca dijeron que fue culpa del sistema político. ¿Por qué ahora sí? Porque son unos oportunistas, porque no sirven, porque así pasarán a la historia, demolidos por la verdad y la hidalguía de un pueblo heroico.

✍️ Pedro Jorge Velázquez

No fue una bomba en el Saratoga

A los odiadores y enemigos no le interesan las vidas humanas ni los daños económicos, solo satisfacer su ego e intentar desvirtuar la atención ante constantes derrotas como consecuencia del empuje de la revolución y su reconocimiento internacional.

#Cuba

#FuerzaCuba

#HotelSaratoga

No suele ver Cuba sucesos de este tipo. No está acostumbrado el pueblo cubano a atestiguar incidentes nefastos como este que ha derribado al Hotel Saratoga, debido a un accidente

Autor: Madeleine Sautié | madeleine@granma.cu

6 de mayo de 2022 15:05:57

Explosión en el Hotel Saratoga Foto: José Manuel Correa

La noticia voló. ¿Qué suceso no vuela en estos tiempos? «¡Se derrumbó el Saratoga!». «¡Explotó un hotel en La Habana!», se escribe, se dice, se escucha. Por experiencia propia, y por ser testigo del pensamiento de varias personas que estábamos juntas al saberlo, podemos dar fe de que no hay modo de que el supuesto primero en venirnos a la mente no haya sido: ¿Será una bomba?

No es casual que sea esta la idea que, antes que todas las posibles, se nos presente. Tampoco que periodistas que llegaron al sitio del siniestro informaran por diversas vías y con prontitud que no fue una bomba, sino un accidente.

No suele ver Cuba sucesos de este tipo. No está acostumbrado el pueblo cubano a atestiguar incidentes nefastos como este que ha derribado al hotel Saratoga, debido a un accidente. Hotel más derrumbe remiten al cubano, conocedor de su historia, a pensar en otros desastres, tristísimos, pero no accidentales, sino bien calculados y, posteriormente, perpetrados por Estados Unidos, detrás del mercenario capaz de ejecutarlos.

Cuba ha llorado un sinnúmero de actos terroristas venidos de su vecino del Norte, empeñado en frustrarle los avances, aniquilar su prosperidad, aislarla del mundo, opacarle el esplendor de su paz y su turismo.  El pueblo cubano ha sufrido por pérdidas materiales y humanas provocadas por estos actos, para los que muchas veces han seleccionado justamente estos recintos.

En julio de 1997 se colocaron explosivos en los hoteles Capri y Nacional. En ambos se produjeron daños materiales y en este último tres heridos. Los hoteles Chateau Miramar, Copacabana y el complejo hotelero Neptuno-Tritón fueron víctimas de detonaciones en septiembre del propio año. El explosivo del Copacabana le arrancó la vida al joven italiano Fabio di Celmo. En la noche del 4 de septiembre, fecha en que ocurrieron los hechos, el restaurante La Bodeguita del Medio fue también escenario de una explosión.

Fue este un accidente, y ante el dolor, no llora ni reacciona solo una porción habanera, donde ha acaecido este infortunio. Cuba, presta a la solidaridad y a esa maña lejanamente aprendida de querer poner su corazón cuando puede contribuir a paliar de algún modo el daño, se ofrece completa para lo que haga falta, para acompañar, para donar sangre, para poner su hombro.

Pronto sobraron compatriotas para trasladar a los niños de la escuela contigua hasta la Asamblea Nacional, ubicada frente al escenario del desastre. Ágiles fueron los brazos que pusieron a salvo a todos los pioneros, defendidos por seres que no conocen, pero que en ese momento habrían dado la vida por proteger sus pequeños cuerpos.

El pueblo estuvo allí, presto a ayudar, para lo que hiciera falta. Díaz- Canel y otros directivos en el lugar tampoco es cosa que asombra. Formados por la escuela de Fidel, sus rostros ven con ojos propios lo mismo cada obra que cada contingencia. Citar ejemplos sería redundar. Esa es Cuba, la que actúa según sus latidos. La que puede lo mismo aplaudir acompasadamente ante un hecho feliz, que disponerse, tras enjugar su rostro, a condolerse, rescatar y rehacer.

Denuncia Canciller impunidad de terrorismo contra Cuba

#1MAYO

#CUBAVIVEYTRABAJA

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, denunció hoy la impudidad en que permanece el acto terrorista contra la embajada de la isla en Washington perpetrado hace dos años.

En su cuenta de Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores señaló que trascurrió todo este tiempo sin que el ataque armado contra la sede diplomática sea reconocido como acto terrorista por el gobierno de Estados Unidos.

El 30 de abril del 2020 en horas de la madrugada, el ciudadano de origen cubano Alexander Alazo disparó 32 proyectiles de un fusil semiautomático contra la sede diplomática, poniendo en peligro las vidas de 10 funcionarios que se encontraban en el edificio, aunque no hubo víctimas pero sí daños materiales.

Aunque el autor del hecho fue detenido, el proceso judicial se ha dilatado sin que se prevea su resolución próximamente.

Rodríguez Parrilla añadió que “mientras, el pueblo de Cuba sigue sufriendo duras consecuencias de la absurda e injusta inclusión en lista espuria de Estados patrocinadores del terrorismo”.

Esa medida, aplicada nuevamente durante la administración de Donald Trump –había sido eliminada por su predecesor Barack Obama- y mantenida por el actual mandatario, dificulta aún más las posibilidades de Cuba en su lucha contra el bloqueo económico, comercial y financiero implantado hace más de 62 años.

Precisamente, el lunes último el ministro actualizó la cifras de los daños ocasionados a Cuba por esa política, que ascienden a un billón 326 mil 432 millones de dólares al tener en cuenta la depreciación del dólar, lo que impacta duramente en las familias y es una de las causas de la emigración desde la isla.

Mil veces mentira…(Video)

Verónica Medina Padrón, actriz cubana linchada en las redes sociales de la Contrarrevolución por profesionales del odio como el actor de ultraderecha Roberto San Martín. ¿Realmente se «quedó» en Italia la citada actriz cubana? En el programa Con Filo, nos dicen: «Entre tantas acusaciones que nos hacen, está la de que mentimos, manipulamos e, incluso, divulgamos fake news. Claro, es difícil poner ejemplos concretos».