#Biden, quien mejor se asoCIA a la suCIA #CIA

#EEUU #Trump

Dice la documentación oficial de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) que no responde a gobierno alguno y sí a lo que mejor conviene al pueblo norteamericano, pero nada de ello es cierto, y en este contexto “sacó chaqueta” con el anterior presidente, Donald Trump, quien la dejó hecha toda una olla de grillos, pero recobró su postura con el actual, Joe Biden, quien bien la utilizó cuando era el vicepresidente de Barack Obama.

A los cuatro días de haber tomado posesión, Biden ya había nombrado al subdirector de la entidad de espionaje, y a los nueve, a su director, William Burns, dándole una profundidad de trabajo en el problema ucraniano, como poco antes lo hizo en el afgano.

Ahora, a bombo y platillos, el mandatario elogió el trabajo de la CIA en el asesoramiento a militares ucranianos y mercenarios, muchos de ellos neonazis, que son entrenados en países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte; la defensa y acciones ofensivas contra las tropas y la aviación rusas que participan en la operación militar especial, y la protección personal al presidente ucraniano, Vladimir Zelenski.

Así, destaca el papel de la entidad en los recientes acontecimientos bélicos en Ucrania, acerca de los cuales el analista militar estadounidense Scott Ritter, desde Consortium News, desenreda lo que ha pasado en estos últimos días, resumiendo que Rusia ha perdido, sin mayor castigo, un territorio en Jarkov que no le interesaba estratégicamente y Ucrania lo ha ganado con un alto costo en material y tropas.

Ello forma parte del engranaje para culpar a Rusia de todo lo malo y legitimar las violaciones y la masacre del gobierno de Ucrania en forma reiterada y que por varios años ha mantenido en contra de civiles en la zona del Donbass.

ANTECEDENTES

Ya la CIA, con Biden en la vicepresidencia, estaba involucrada en el origen directo del conflicto, que se remonta al inicio de las protestas del Euromaidán en noviembre del 2013, cuando miles de manifestantes salieron a protestar en Kiev, debido a la negativa del gobierno ucraniano a firmar el Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la Unión Europea.  

En febrero del 2014, fue destituido el presidente Víktor Yanukóvich, pero en el este del país, región fronteriza con Rusia, manifestantes tomaron sedes de gobiernos, proclamando la independencia de ciertas localidades, lo que causó fuertes enfrentamientos armados entre europeístas, al frente de los cuales estaban elementos neonazis que perseguían y hasta quemaban vivos a sus oponentes.

A mediados de marzo del 2014, se da la adhesión de Crimea a Rusia, y el 7 de abril, miles de manifestantes proclamaron la independencia de Donetsk. El 13 de abril, las autoridades de Kiev pusieron en marcha una operación especial en el este del país con la participación de las Fuerzas Armadas. El 17 del mismo mes, se celebró una reunión en Ginebra, Suiza, entre los jefes de la diplomacia de Ucrania, la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia, siendo aprobado un documento con medidas para poner fin al conflicto. También se acordaron revisiones a la Constitución de Ucrania.

La República Popular de Lugansk fue proclamada el 28 de abril, tras lo cual se unió a Donetsk en su lucha contra el gobierno de Kiev, que reconoció en su momento y públicamente que la situación en ambos lugares escapaba a su control, tras lo cual envió sus tropas a Sloviansk.

Ello no impidió que dos días después se llevaran a cabo los referendos sobre el estatus político de Donetsk y Lugansk, en los que el 89% de los electores de la primera región votó a favor de la independencia y el 96% de la segunda optó por separarse de Ucrania.

IRRESPETO

Ese gesto de autodeterminación la Unión Europea y Estados Unidos no lo respetaron y apoyaron al gobierno de Ucrania, alegando que Rusia era el único responsable de las tensiones separatistas.

Por su parte, el gobierno de Rusia ha condenado reiteradas veces las acciones del gobierno ucraniano, refiriéndose a sus integrantes como “criminales” y calificando los sucesos en Ucrania de genocidio. Por su parte, la OTAN desplegó sus tropas en países cercanos a las fronteras rusas y ucranianas: Polonia, Rumania y los países bálticos.

Antes de la intervención de Rusia en el Donbass el 24 de febrero, ya las tropas ucranianas habían causado en ocho años más de 14 000 víctimas mortales.

La guerra se ha extendido e intensificado, con el envío por el gobierno de Biden de más de 14 000 millones de dólares en armas a Ucrania, miles de mercenarios y la ya comentada acción de la CIA, que ha facilitado la asistencia de un gran número de asesores militares y trata de lograr sus objetivos de desacreditar, debilitar y dividir a Rusia.

Con anterioridad, la agencia había tenido un importante papel en la retirada de Estados Unidos de Afganistán, tratada por Trump y puesta en práctica por Biden que, desastrosa o no, cumplía el plan establecido por la administración y orquestado y recomendado por la agencia de espionaje.

En este contexto se gestaba y se realizó la entrada del Talibán y la confección de una política para desprestigiar a la organización combatiente triunfante, aprovechando la limitación talibana en cuestiones referentes a los derechos humanos, principalmente en la no inclusión femenina y otras cuestiones referentes a la religiosidad.

O sea, eran, son, cuestiones previstas por la Agencia, que llegaba a mover a gobiernos y organizaciones de todo tipo en la recriminación al enemigo en el poder mediante una política de descrédito al Talibán, combinándola con el apoyo a una entidad creada por el imperialismo, el Estado Islámico, que intensificó su práctica de atentados criminales, principalmente suicidas, contra civiles indefensos en mercados, hospitales e iglesias.

MÁS CERCA

Ahora, en nuestro continente, aunque utilizando métodos menos irascibles que los de Trump, Biden sigue irrespetando los derechos humanos y la voluntad popular, aunque públicamente diga lo contario.

Así, utiliza a la CIA para penetrar organizaciones que luchan contra la desigualdad, controlar aún más a los medios de comunicación, torpedear por diversas vías a los gobiernos con diferentes grados y matices progresistas, como los de Argentina, Chile, Perú, Honduras, El Salvador, México, Venezuela y Nicaragua, a los que se ha sumado ahora Colombia; y mantener e intensificar el brutal y criminal bloqueo a Cuba, luego de incumplir su promesa de eliminar las restricciones impuestas por Trump, lo cual mencionó tres veces en su campaña presidencial. 

Además, sigue utilizando a la CIA en la persecución a quienes quieren evitar la extradición de Gran Bretaña a Estados Unidos de Julian Assange, injustamente encarcelado por revelar los comprobados crímenes de guerra norteamericanos.

#Biden, quien mejor se asoCIA a la suCIA #CIA

Biden elogió el trabajo de la CIA en el asesoramiento a militares ucranianos y mercenarios, muchos de ellos neonazis, que son entrenados en países de la #OTAN

Dice la documentación oficial de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) que no responde a gobierno alguno y sí a lo que mejor conviene al pueblo norteamericano, pero nada de ello es cierto, y en este contexto “sacó chaqueta” con el anterior presidente, Donald Trump, quien la dejó hecha toda una olla de grillos, pero recobró su postura con el actual, Joe Biden, quien bien la utilizó cuando era el vicepresidente de Barack Obama.

A los cuatro días de haber tomado posesión, Biden ya había nombrado al subdirector de la entidad de espionaje, y a los nueve, a su director, William Burns, dándole una profundidad de trabajo en el problema ucraniano, como poco antes lo hizo en el afgano.

Ahora, a bombo y platillos, el mandatario elogió el trabajo de la CIA en el asesoramiento a militares ucranianos y mercenarios, muchos de ellos neonazis, que son entrenados en países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte; la defensa y acciones ofensivas contra las tropas y la aviación rusas que participan en la operación militar especial, y la protección personal al presidente ucraniano, Vladimir Zelenski.

Así, destaca el papel de la entidad en los recientes acontecimientos bélicos en Ucrania, acerca de los cuales el analista militar estadounidense Scott Ritter, desde Consortium News, desenreda lo que ha pasado en estos últimos días, resumiendo que Rusia ha perdido, sin mayor castigo, un territorio en Jarkov que no le interesaba estratégicamente y Ucrania lo ha ganado con un alto costo en material y tropas.

Ello forma parte del engranaje para culpar a Rusia de todo lo malo y legitimar las violaciones y la masacre del gobierno de Ucrania en forma reiterada y que por varios años ha mantenido en contra de civiles en la zona del Donbass.

ANTECEDENTES

Ya la CIA, con Biden en la vicepresidencia, estaba involucrada en el origen directo del conflicto, que se remonta al inicio de las protestas del Euromaidán en noviembre del 2013, cuando miles de manifestantes salieron a protestar en Kiev, debido a la negativa del gobierno ucraniano a firmar el Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la Unión Europea.  

En febrero del 2014, fue destituido el presidente Víktor Yanukóvich, pero en el este del país, región fronteriza con Rusia, manifestantes tomaron sedes de gobiernos, proclamando la independencia de ciertas localidades, lo que causó fuertes enfrentamientos armados entre europeístas, al frente de los cuales estaban elementos neonazis que perseguían y hasta quemaban vivos a sus oponentes.

A mediados de marzo del 2014, se da la adhesión de Crimea a Rusia, y el 7 de abril, miles de manifestantes proclamaron la independencia de Donetsk. El 13 de abril, las autoridades de Kiev pusieron en marcha una operación especial en el este del país con la participación de las Fuerzas Armadas. El 17 del mismo mes, se celebró una reunión en Ginebra, Suiza, entre los jefes de la diplomacia de Ucrania, la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia, siendo aprobado un documento con medidas para poner fin al conflicto. También se acordaron revisiones a la Constitución de Ucrania.

La República Popular de Lugansk fue proclamada el 28 de abril, tras lo cual se unió a Donetsk en su lucha contra el gobierno de Kiev, que reconoció en su momento y públicamente que la situación en ambos lugares escapaba a su control, tras lo cual envió sus tropas a Sloviansk.

Ello no impidió que dos días después se llevaran a cabo los referendos sobre el estatus político de Donetsk y Lugansk, en los que el 89% de los electores de la primera región votó a favor de la independencia y el 96% de la segunda optó por separarse de Ucrania.

IRRESPETO

Ese gesto de autodeterminación la Unión Europea y Estados Unidos no lo respetaron y apoyaron al gobierno de Ucrania, alegando que Rusia era el único responsable de las tensiones separatistas.

Por su parte, el gobierno de Rusia ha condenado reiteradas veces las acciones del gobierno ucraniano, refiriéndose a sus integrantes como “criminales” y calificando los sucesos en Ucrania de genocidio. Por su parte, la OTAN desplegó sus tropas en países cercanos a las fronteras rusas y ucranianas: Polonia, Rumania y los países bálticos.

Antes de la intervención de Rusia en el Donbass el 24 de febrero, ya las tropas ucranianas habían causado en ocho años más de 14 000 víctimas mortales.

La guerra se ha extendido e intensificado, con el envío por el gobierno de Biden de más de 14 000 millones de dólares en armas a Ucrania, miles de mercenarios y la ya comentada acción de la CIA, que ha facilitado la asistencia de un gran número de asesores militares y trata de lograr sus objetivos de desacreditar, debilitar y dividir a Rusia.

Con anterioridad, la agencia había tenido un importante papel en la retirada de Estados Unidos de Afganistán, tratada por Trump y puesta en práctica por Biden que, desastrosa o no, cumplía el plan establecido por la administración y orquestado y recomendado por la agencia de espionaje.

En este contexto se gestaba y se realizó la entrada del Talibán y la confección de una política para desprestigiar a la organización combatiente triunfante, aprovechando la limitación talibana en cuestiones referentes a los derechos humanos, principalmente en la no inclusión femenina y otras cuestiones referentes a la religiosidad.

O sea, eran, son, cuestiones previstas por la Agencia, que llegaba a mover a gobiernos y organizaciones de todo tipo en la recriminación al enemigo en el poder mediante una política de descrédito al Talibán, combinándola con el apoyo a una entidad creada por el imperialismo, el Estado Islámico, que intensificó su práctica de atentados criminales, principalmente suicidas, contra civiles indefensos en mercados, hospitales e iglesias.

MÁS CERCA

Ahora, en nuestro continente, aunque utilizando métodos menos irascibles que los de Trump, Biden sigue irrespetando los derechos humanos y la voluntad popular, aunque públicamente diga lo contario.

Así, utiliza a la CIA para penetrar organizaciones que luchan contra la desigualdad, controlar aún más a los medios de comunicación, torpedear por diversas vías a los gobiernos con diferentes grados y matices progresistas, como los de Argentina, Chile, Perú, Honduras, El Salvador, México, Venezuela y Nicaragua, a los que se ha sumado ahora Colombia; y mantener e intensificar el brutal y criminal bloqueo a Cuba, luego de incumplir su promesa de eliminar las restricciones impuestas por Trump, lo cual mencionó tres veces en su campaña presidencial. 

Además, sigue utilizando a la CIA en la persecución a quienes quieren evitar la extradición de Gran Bretaña a Estados Unidos de Julian Assange, injustamente encarcelado por revelar los comprobados crímenes de guerra norteamericanos.

Exoficial de #EEUU revela “historia falsa” que #EEUU contó sobre 11-S

Edificio demolido del complejo del World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001.

Crece cada vez más el número de estadounidenses quienes consideran que la historia oficial de los ataques del 11 de septiembre de 2001 es falsa, revela un experto.

El Dr. Paul Craig Roberts, quien fue subsecretario del Tesoro de EE.UU. en la Administración del expresidente Ronald Reagan y editor asociado del diario Wall Street Journal, subrayó en un artículo publicado el domingo que nunca ha habido una investigación oficial del Gobierno estadounidense sobre lo ocurrido con las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.

Las autoridades estadounidenses dicen que los ataques fueron llevados a cabo por 19 terroristas de Al-Qaeda, 15 de ellos ciudadanos saudíes. Sin embargo, muchos expertos e investigadores independientes plantean dudas sobre esta versión y creen que elementos deshonestos, como el ex vicepresidente Dick Cheney, orquestaron o al menos alentaron los ataques para acelerar la maquinaria de guerra de EE.UU. y promover la agenda sionista.

Durante 21 años, yo he informado sobre las investigaciones independientes y los hallazgos de científicos, académicos, ingenieros y arquitectos que concluyeron, sobre la base de pruebas sólidas, que la narrativa del Gobierno era una versión falsa”, escribió el Dr. Roberts en una nota editorial publicada la misma jornada en que EE.UU. conmemora el vigésimo primer aniversario de la tragedia que dejó casi 3000 muertos.

En este contexto, ha señalado que, inicialmente, los distinguidos científicos, arquitectos e ingenieros que rechazaron la narrativa oficial eran catalogados de ‘teóricos de la conspiración’, pero, con el paso del tiempo, los esfuerzos del colectivo ‘Arquitectos e Ingenieros para la Verdad del 9/11’ convencieron a más y más estadounidenses de que la historia oficial era falsa.

Entonces, agrega Craig Roberts, en los últimos años, las encuestas han demostrado que la mitad de los estadounidenses ya no cree en la versión del Gobierno.

Me resultó obvio desde el principio que el 11-S fue un trabajo interno, un evento de bandera falsa atribuido a los musulmanes para justificar dos décadas de una ‘guerra contra el terror’, cuyo propósito era destruir a los oponentes de Israel en Asia Occidental”, adujo.

Roberts denuncia que lo que hizo el Gobierno estadounidense en lugar de una investigación fue destruir rápidamente todas las pruebas. Al respecto, sostiene que las enormes vigas de acero de las torres, claramente cortadas en ángulo por explosivos de alta temperatura, fueron rápidamente recolectadas a pesar de las objeciones de los jefes de bomberos, y enviadas fuera del país para deshacerse de la evidencia y vendidas como chatarra en Asia.

Después de los ataques del 11 de septiembre, Estados Unidos, bajo la presidencia del republicano George W. Bush, invadió y ocupó Afganistán, a pesar de que ningún afgano estuvo involucrado en los ataques. La ocupación continuó durante 20 años y dejó cientos de miles de afganos muertos, además de causar sin número de calamidades para la nación centroasiática.

El general estadounidense Wesley Clark, ex comandante supremo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), dijo en 2007 en una famosa entrevista que el propósito del ataque del 11-S era acabar en cinco años con los gobiernos de estos siete países: Irak, Siria, Somalia, Libia, Sudán, Yemen e Irán, países que han sido directa o indirectamente objeto de la agresión estadounidense.

AUTO-ATENTADO: El «avión» que se estrelló en el pentágono.

#EEUU – AUTOATENTADO

🔹¿Aviones sin combustible?

🔹¿Ve usted un aparato del tamaño de un avión?

🔹¿Ve usted combustible quemarse lentamente, como se quema el combustible?

🔹¿Porqué nunca se ha encontrado ni un cuerpo, ni restos del avión?

🔹¿Dónde están las marcas de las alas del «avión» del vuelo 77 de American Airlines?

Denuncian campaña financiada por #USAID para atacar la cooperación médica cubana en #México

#Cuba

Julen Rementeria, senador de la República y Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, partido de la derecha de México. Foto: @julenrementeria.

La USAID y legisladores panistas se han confabulado para articular una profusa campaña contra la presencia de médicos cubanos en México, según señala una investigación del analista político Katu Arkonada, compartida en su cuenta de Twitter.

Arkonada señala que el coordinador de la bancada del PAN en el Legislativo Julen Rementeria encabeza la cruzada anticubana, que tiene dos líneas de ataque:  Una primera que señala que es innecesaria su presencia en México y una segunda impulsada desde Miami, anunciando que los médicos serán enviados a zonas de conflicto.

Rementeria tiene estrechos vínculos con el terrorista de origen cubano Orlando Gutiérrez Boronat, líder de la organización Directorio Democrático, que incitó la violencia en Cuba el 11 de julio de 2021, y voz de la campaña #SOSCuba contra el sistema de salud en la isla.

El senador mexicano está vinculado además a la «Fundación para los DDHH en Cuba», pionera en articular acciones contra las brigadas médicas cubanas en América Latina.

Para ello, utiliza financiamiento de USAID (extendido con nuevos fondos en octubre 2021 y septiembre 2022).

Margarita Guerra, Directora de Programas de la oficina para América Latina y el Caribe de la USAID, es la principal coordinadora y financista de la campaña que pretende boicotear la presencia de los médicos cubanos en México.

Vean el hilo de la denuncia de Arkonada:

El Departamento de Defensa de #EEUU financia y controla 336

#YanquisFascistasHP

Si los laboratorios pertenecen al pentágono, pueden estar seguros que no es para hacer aspirinas. Recordemos que el hijo de #Biden también esta vinculado a estos centros de bioterrorismo.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos financia y controla 336 laboratorios biológicos en una treintena países y más de 50 se encuentran en la cercanía inmediata de las fronteras rusas, afirmó el jefe de las Tropas de Defensa Radiológica, Química y Biológica de las Fuerzas Armadas de Rusia, Ígor Kiríllov.
“Sus actividades van acompañadas de un empeoramiento de la situación epidémica con infecciones especialmente peligrosas y económicamente importantes, así como de la aparición de enfermedades infecciosas atípicas para una región concreta”, señaló el alto cargo militar en una sesión informativa.

Rusia ha registrado desde 2010 un aumento de la incidencia de brucelosis, de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, de la fiebre del Nilo Occidental y de la peste porcina africana en los territorios fronterizos con Ucrania(…)

Los estudios y experimentos realizados en territorio ucraniano y financiados por EEUU, exceden un valor de 250 millones de dólares(..)

Antony Fauci trabajó en experimentos sobre la #COVID-19 en #China y #Ucrania

Antony Fauci, epidemiólogo estadounidense admite haber supervisado el trabajo sobre el virus en laboratorios de China y Ucrania

#YanquisFascistasHP

Antony Fauci, epidemíologo estadounidense admite haber supervisado el trabajo sobre el virus en laboratorios de China y Ucrania.

Antony Fauci, asesor médico principal del presidente Joe Biden admitió haber supervisado el trabajo del estudio del virus de la COVID-19 en Wuhan, China, y en varios laboratorios de Ucrania, según informa Fox News.

Fauci,la cara visible de la lucha contra la pandemia en EE.UU. acaba de renunciar a sus cargos y hace algunas revelaciones luego de dejar sus cargo, entre estas que un grupo de científicos estadounidenses trabajó también con el virus de la COVID-19 en Wuhan, convertido eventualmente en el epicentro de la epidemia mundial de coronavirus y en varios laboratorios en Ucrania.

Al ser interrogado sobre el propósito de abrir tantos laboratorios especiales en Ucrania, el jefe de los epidemiólogos de EE.UU.

respondió:

«Se realizaron experimentos muy necesarios en interés de la seguridad nacional de los Estados Unidos. Son extremadamente peligrosos y su realización en territorio estadounidense está prohibido por ley. Pagamos buen dinero a los ucranianos, estaban felices. No fue nada difícil convencer a Kiev. Los ucranianos no tenían idea de la mayoría de nuestros experimentos., También logramos abrir varios laboratorios en China, en Wuhan, en particular».

Durante sus 38 años de servicio estuvo al frente del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. Asesoró a siete presidentes de Estados Unidos, desde Ronald Reagan en el periodo de 1981 a 1989, hasta el expresidente Donald Trump de 2017 a 2021. Deja el cargo en el mandato de Joe Biden. También ha estado al frente de los estudios de diversas enfermedades como el VIH/Sida y epidemias como la gripe aviar y el coronavirus.

#Cuba reafirma voluntad de resistir bloqueo de #EEUU

#ElBloqueoEsReal

#CubaVsBloqueo

#UnBlockCuba

#YanquisFascistasHP

El presidente Miguel Díaz-Canel reafirmó hoy la voluntad de resistencia de Cuba frente al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra la Isla desde hace más de seis décadas.
 
Biden no se atrevió a quitarnos el «pretexto» y firmó por la continuidad del #Bloqueo. El crimen ha durado demasiado, pero la #RevoluciónCubana lo sobrevivirá, plasmó mandatario cubano en su perfil en Twitter:

El presidente de estadounidense, Joe Biden, rubricó la víspera la extensión de esta ley que prorroga por un año más el cerco contra Cuba, convirtiéndose así en el duodécimo mandatario de ese país en ratificar el marco que sostiene la política de abuso contra la isla y su pueblo.

Así lo expresó el canciller Bruno Rodríguez en esa red social, donde recordó que tal política es rechazada por casi todos los países miembros de la comunidad internacional.

Un memorando divulgado por la Casa Blanca y destinado a las oficinas del secretario de Estado, Antony Blinken, y a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, señaló que el dictamen “es de interés nacional” para los EE.UU. y agregó que la prórroga será válida hasta el 14 de septiembre de 2023.

En 1962, John F. Kennedy recurrió a la llamada Ley de comercio con el enemigo, de 1917, para implementar el bloqueo económico contra Cuba, tras varias decisiones ejecutivas que venían aplicándose desde 1959 por su antecesor, Dwight Eisenhower.

Esta norma, que suscita un amplio rechazo de la comunidad internacional, ha sido renovada desde entonces, anualmente, por las sucesivas administraciones estadounidenses.

La legislación autoriza al mandatario a imponer y mantener restricciones económicas a Estados considerados hostiles.

Esta política se recrudeció con más de 240 medidas en el contexto de la pandemia de la Covid-19, con el propósito de doblegar la resistencia de Cuba.

Razones de #Cuba : Emergen nuevas figuras anticubanas desde las redes sociales en #EEUU

Desde las Redes Sociales como principal escenario emergen nuevas figuras anticubanas, que usan estas plataformas digitales para verter su odio, a la vez que promueven actos terroristas para destruir a la Revolución en Cuba y perturbar la tranquilidad ciudadana. Hoy  compartimos este material de RazonesDeCuba, evidencia que desenmascara los verdaderos propósitos de estos personajes.