Mil veces mentira…(Video)

Verónica Medina Padrón, actriz cubana linchada en las redes sociales de la Contrarrevolución por profesionales del odio como el actor de ultraderecha Roberto San Martín. ¿Realmente se «quedó» en Italia la citada actriz cubana? En el programa Con Filo, nos dicen: «Entre tantas acusaciones que nos hacen, está la de que mentimos, manipulamos e, incluso, divulgamos fake news. Claro, es difícil poner ejemplos concretos».

Jóvenes influencers utilizan redes sociales para revertir campañas de información contra #Cuba (video)

 Dos jóvenes latinoamericanos asistieron al Coloquio por los 130 años del periódico Patria y manifestaron a teleSUR la importancia de utilizar las redes sociales para revertir las campañas de información contra Cuba.

#Rusia prohíbe #Instagram y #Facebook en su territorio

Un tribunal de Moscú reconoció este lunes las actividades de las redes sociales Instagram y Facebook, propiedad de la compañía Meta Platforms, como extremistas y prohibió su uso en el territorio ruso.

La jueza anunció que las peticiones de la Fiscalía General de Rusia de «prohibir las actividades» de la empresa se dan por satisfechas y el veredicto entra en vigor de inmediato.

La prohibición no se extiende a WhatsApp, también propiedad de Meta, ni ciudadanos u organizaciones serán acusados de extremismo por usar Facebook e Instagram. «El uso de los productos de Meta por parte de personas físicas y jurídicas no debe considerarse como participación en actividades extremistas», declaró un portavoz de la Fiscalía, subrayando que los usuarios no serán penalizados «por usar los servicios de Meta».

Más comida para #ConFilo

El programa Con Filo desmintió la más reciente fake new orquestada contra su presentadora Ana Álvarez Guerrero. Se trata de un montaje tramado desde Miami, que circuló en las redes y medios opositores desde el pasado domingo, y solo busca generar confusión y odio entre los cubanos.

#CHINA DETECTÓ #VIRUS ESPÍA DESARROLLADO POR #EE. UU.

China detectó un virus diseñado por la Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU. para realizar actividades de espionaje y acceder a información sensible en las computadoras de sus víctimas. Una institución china descubrió al troyano que se denomina Nopen, y se trata de una herramienta operada por control remoto y que ataca principalmente a las máquinas con los sistemas operativos Unix/Linux. Es capaz de controlar el tráfico de internet en los equipos, robar gran cantidad de información del usuario y monitorear sus actividades. 

#OTAN-#Rusia: La invasión de la mentira

Ya es sabido. La primera víctima en una guerra es la verdad y así lo demuestra la andanada de #FakeNews que inunda las redes sociales a propósito de la operación militar que Rusia lleva a cabo en Ucrania.

Videos y fotos de víctimas de conflictos ocurridos hace años, protagonizados, en los más oscuros rincones del planeta, por quienes hoy acusan a Rusia de ser una fuerza invasora se presentan ahora como prueba de los horrores cometidos por el ejército ruso.

Al crimen de la verdad se han sumado además algunos gigantes de internet que hasta ayer se autoproclamaban como los grandes defensores de la libertad de prensa y expresión.

Google anunció este martes a través de un comunicado que ha bloqueado de forma inmediata los canales de RT y de Sputnik en YouTube en toda Europa.

«Debido a la guerra en marcha en Ucrania, estamos bloqueando inmediatamente los canales de YouTube afiliados a RT y a Sputnik en toda Europa», y para ello la compañía informa que sus equipos «siguen vigilando la situación las 24 horas al día para tomar medidas rápidas».

Otro tanto hizo pocas horas antes la compañía Meta (entre cuyas subsidiarias se encuentran Facebook, Instagram y WhatsApp), la que para acallar la versión rusa de los hechos igualmente restringió a los medios de comunicación rusos Russia Today y Sputnik en el territorio de la Unión Europea.

Según declaró a través de Twitter el vicepresidente de esa empresa, Nick Cregg: «Hemos recibido peticiones de varios gobiernos y de la UE para que tomemos nuevas medidas en relación con los medios de comunicación controlados por el Estado ruso». 

Y agregó: «Dado el carácter excepcional de la situación actual, en este momento, restringiremos el acceso a RT y Sputnik en toda la UE». 

El bloqueo de la verdad en los países de la Unión Europea forma parte de las sanciones tomadas por los países afiliados a la OTAN en relación con la operación militar especial que Rusia lleva a cabo en territorio ucraniano, según afirmó el pasado domingo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

De acuerdo con las declaraciones de la alta funcionaria los canales de información rusos RT, Sputnik y sus filiales forman parte de la «maquinaria mediática del Kremlin en la UE». 

Si fuera así, cabría preguntarse: ¿A la maquinaria de cuáles gobiernos pertenecen las obedientes compañías «privadas» Google y Meta?
 

El odio en las redes

Ha sido necesario censurar cuentas dedicadas a atacar a deportistas, posteando insultos, falsos rumores, mensajes denigrantes, y hasta videos oprobiosos, rechazados por Douyin, la versión local de Tik Tok, crítica de las conductas agresivas de los que pretenden empañar el disfrute de los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing-2022

China, primer país en organizar Juegos Olímpicos de Verano ...

Miren esta afirmación de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. Es un no, pero a regañadientes un sí: «El equipo de Estados Unidos tiene el total apoyo de la administración, pero esta no contribuirá a la fanfarria de los Juegos». El ataque es contra China, no al movimiento deportivo estadounidense, porque se plantó firme en su justo derecho a competir.

A sus palabras sobre el boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing-2022, Psaki le puso un toque de incitación al odio y al pragmatismo estadounidense, para el que todo es un business, y, por tanto, «la representación diplomática de Estados Unidos trataría estos Juegos como si fueran negocios habituales… porque China no puede hacer las cosas como siempre», dijo, según la CNN.

¿Qué significa la frase como siempre? Seguramente, porque sabe del éxito, igual que en Beijing-2008, de esta cita. Ya en plena competencia, hay quienes no ven las hazañas de los atletas, sus éxitos y la solidaridad generada. En lugar de centrarse en la belleza de la cita, comentan que los Juegos se desarrollan en un ambiente circundante urbano, donde en la sede Big Air Shougang existe la torre de una antigua acería que dejó de funcionar hace 15 años, intentando sugerir una falla en el tema ambiental. Pero lo más denigrante es la atmósfera de odio que han insistido en crear en las redes sociales contra la nobleza y calidad del evento, la cual se ha tomado como punta de lanza para indisponer a los atletas.

Ha sido necesario censurar cuentas dedicadas a atacar a deportistas, posteando insultos, falsos rumores, mensajes denigrantes, y hasta videos oprobiosos, rechazados por Douyin, la versión local de Tik Tok, crítica de las conductas agresivas de los que pretenden empañar el disfrute de estos Juegos.

Los preocupados por molestar ¿tuvieron tiempo para ver el video de la patinadora rusa de 15 años, Kamila Valieva, y sus dos saltos cuádruples que, aún pasados unos días, halagan los amantes del deporte?, ¿lo comentan?

Los Papeles de Facebook y la subversión en #Cuba

Mientras el mundo se espanta con las revelaciones hechas por los llamados Papeles de Facebook, algunos se preocupan por defender la capacidad de esa red social para exportar el odio.

La publicación de los denominados «papeles de Facebook», un compendio de documentos publicados por un consorcio de diecisiete medios, entre los que se encuentran la CNN, el New York Times y el Washington Post, pone otra vez el dedo en la llaga sobre el papel de máquina expendedora de odio en que se ha convertido la popular red social.

Las nuevas revelaciones aportaron detalles a las filtraciones de la exempleada de la compañía Frances Haugen publicadas hace semanas en The Wall Street Journal y repetidas en sendas sesiones ante el Congreso de EE.UU. y el parlamento británico.

Ahora se sabe que la política de la compañía de anteponer sus ganancias a la desinformación, la falta de control y la ausencia de medidas de precaución internas influyeron en la violencia de las hordas trumpistas que asaltaron el Capitolio de Washington el 6 de enero de 2020.

Según los documentos, tras las elecciones presidenciales en EE.UU. de noviembre pasado, la empresa cayó en la desidia y desactivó las medidas de precaución que se habían tomado para evitar el caos en la jornada electoral. Muchos de los trabajadores que durante los meses previos a los comicios habían formado parte del equipo de prevención contra noticias falsas y contenidos de odio, se tomaron excedencias o cambiaron de cargo, y se dio marcha atrás a decenas de normas adoptadas.

Las nuevas revelaciones dejaron al descubierto que la red social apenas dedica recursos a combatir la información falsa fuera de Estados Unidos, y su efectividad es casi nula en países en vías de desarrollo como India, en este momento el país con más usuarios de Facebook del mundo.

Un informe elaborado por la propia compañía da cuenta de que en 2020 el 84% de las actuaciones contra información falsa en Facebook e Instagram (de su propiedad) ocurrieron en EE.UU., pese a que la gran mayoría de sus usuarios se encuentran fuera de ese país.

Entre otras informaciones, los «papeles» ofrecen más detalles sobre la falta de recursos destinados por parte de la empresa a eliminar discursos de odio, e indican que hace dos años Facebook redujo el tiempo que los moderadores humanos dedican a revisar las quejas de los usuarios por este motivo.

Pero nada, por lo menos hasta ahora, se ha dicho en los nuevos documentos sobre la utilización de Facebook como arma mediática contra aquellas naciones que no resultan del agrado del gobierno de Estados Unidos.

La denuncia de tal conducta empresarial ya la hizo hace unos años otro exempleado de la compañía, Jaron Lanier, en su libro Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato. En el capítulo titulado «La Primavera Árabe» el autor apunta:

«La Primavera Árabe fue una ocasión propicia para que Silicon Valley se felicitase de forma entusiasta a sí mismo. Nos la arrogamos como mérito propio: la “revolución de Facebook” y la “revolución de Twitter” eran expresiones habituales en aquella época. Nos reuníamos frente a grandes pantallas para ver a los chavales de la plaza Tahrir de El Cairo enfrentarse a un gobierno despótico, y nos enamoramos. Celebrábamos que ciudadanos normales y corrientes usasen las redes sociales para informar a las fuerzas

de la OTAN sobre cuáles debían ser los objetivos de sus ataques aéreos. Las redes sociales pusieron un ejército moderno al alcance de los usuarios normales de las redes sociales».

Aunque han pasado diez años de la Primavera Árabe, la política de Facebook en ese sentido no ha variado mucho, por lo menos, en lo que respecta a Cuba.

Así lo corrobora alguien que parece estar de acuerdo con el uso de Facebook como instrumento de incitación al odio y al terrorismo: la bloguera cubana Yoani Sánchez.

Según la experta en el tema, un personaje inventado durante la administración Bush para que sirviera como megáfono de la propaganda anticubana en las redes sociales: «Cuando en Cuba se iniciaron las protestas el pasado 11 de julio, fueron las cuentas de Facebook y su capacidad de transmitir en vivo las manifestaciones los elementos

fundamentales para que una población amordazada por más de un siglo encontrara su voz. La confluencia que se había creado en el ciberespacio, en un país donde el derecho de asociación está gravemente limitado, rompió la barrera de la desconfianza y del miedo que había paralizado hasta ese momento a los ciudadanos».

Y en su comentario publicado por la cadena alemana Deutsche Welle, como para que nadie dude del papel subversivo que la máquina del odio de Facebook juega contra Cuba, agrega:

«Las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea han seguido siendo el escenario fundamental de la rebeldía. La plataforma Archipiélago, principal organizadora de la marcha cívica convocada para el próximo 15 de noviembre, se ha valido del potencial del grupo digital para unir a más de 30 000 miembros. Para ellos Facebook ha sido la única posibilidad de encontrarse y debatir».

La «marcha cívica» a la que hace alusión la también «periodista independiente» pretende ser una reedición de la «rebeldía», o sea, de las acciones violentas ocurridas el pasado 11 de julio en Cuba convocadas vía internet por la «voz» del amo imperial con el fin, de manera oportunista y cobarde en medio de una pandemia mundial, de aumentar y justificar el bloqueo que desde hace más de sesenta años mantiene ese país contra Cuba. Otro intento de implementar, alguna vez con éxito, una Primavera Árabe en la Isla.

Su fe en la capacidad de los algoritmos de Facebook para hackear las mentes con la mercancía del odio es compartida por la anexionista mafia anticubana de Miami, que tras los sucesos del 11 de julio no ha cesado de pedirle al presidente Biden, además de una intervención militar en la Isla, que implemente un plan para ofrecerle internet gratis a los cubanos para, supuestamente, combatir la «censura» del «régimen» de La Habana.

En realidad, desde los días de la Ola Verde iraní, la bloguera y sus amigosde Miami —con la ayuda de la «imparcial» voracidad de ganancias de Facebook y demás redes sociales— sueñan con instaurar en la Isla el «cambio de régimen» y la prosperidad de las «pacíficas democracias» que hoy imperan en países como Libia y Siria.