¡Alerta! Ex asesor de Obama acusa a #Biden de engañar a los cubanos (Video)

#BloqueoaCuba #NoalBloqueo #Cuba #Contrarrevolución #PuentesdeAmor

¡Alerta! El ex asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, acusa a Biden de engañar a los cubanos. Mientras tanto, la administración de Biden sigue implementando una política de sanciones, dolor y muerte contra el pueblo de Cuba.

Legislativo se plegó a #Lasso : Aumenta represión en #Ecuador

Aunque la Asamblea Nacional tiene mayoría que se dice de oposición, rechazó la proposición de los diputados del correísmo de destituir al presidente Guillermo Lasso por su responsabilidad en la crisis política y grave conmoción interna, al negarse a dialogar con el movimiento de los habitantes autóctonos representado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), que realiza este jueves 30 de junio su jornada 19 de paro, y resiste la extensión e intensificación de la represión ordenada por el mandatario, quien utiliza elementos gansteriles para justificar la respuesta violenta del ejército y la policía. 

Mientras los mayoritarios medios de la oligarquía siguen tapando los entuertos provocados por el presidente-banquero, apenas entes independientes dieron a conocer que los manifestantes capturaron a dos oficiales camuflados que portaban una bomba.

Lo ocurrido en las últimas horas en Quito, en la parroquia de Calderón, en San Miguel Común, es una muestra del caos que se vive en el país. Hay varios niños en estado delicado por asfixia producto de las bombas lacrimógenas, además de heridos y adultos mayores en situación crítica.

A esto se suma los cinco manifestantes que han fallecido, ocho personas desaparecidas, 11 hechos de represión, 145 heridos y 127 detenciones, según reportó la periodista Alexandra Tapia. 

Lasso se siente fuerte, ha rechazado varias veces la posibilidad de dialogo que pide el movimiento indígena, que asevera que no pretende su destitución, sino que el mandatario los atienda y comience a cumplir las promesas que hizo antes de las elecciones, lo cual hizo que, mal guiados, el pueblo aborigen le entregara el simbólico Bastón de Mando y votara masivamente por él en la segunda vuelta, derrotando al correísmo, triunfador en la primera.

En sus intervenciones no ha dado una solución concreta al paro nacional. Se ha evidenciado claramente el autoritarismo, falta de voluntad, contradicciones y desaciertos en materia política:
No ha dado respuesta a los 10 pedidos realizados por la CONAIE.

Aseguró que reducirá los precios de la gasolina y el diésel en diez centavos de dólar el galón.

Ofreció sacar un aceite popular, tomando en cuenta que esa no es la discusión central de la protesta.

No asistió a los diálogos de la CONAIE y demás organizaciones populares y obreras con representantes del Estado.

Desconoció al máximo líder del movimiento indígena Leónidas Iza, tachándolo de oportunista con pretensiones golpistas.

Rompió el dialogo con Iza, quien salió ileso de un atentado a tiros realizado por miembros del ejército contra el vehículo donde viajaba, al mismo tiempo que maniobraba para desgastar y desestabilizar al movimiento indígena, al tiempo de construir un enemigo político no solo para el gobierno, sino para Ecuador, acusándolo de violento y golpista, tomando en cuenta lo ya mencionado que en las protestas se encontraron infiltrados que causaron desmanes y actos violentos.

RECUENTO INCOMPLETO

Ha pasado un año desde que el banquero Lasso asumió la presidencia y cinco desde que su plan de gobierno se aplica, pues en el 2017 el traidor a su partido y compañeros Lenin Moreno, electo gracias al apoyo popular a la Revolución Ciudadana, adoptó el plan de gobierno contrario, dejando paso a la retoma del poder por la derecha con el consiguiente giro neoliberal. Como resultado, el país sangra, están los muertos y heridos de estos días, a manos de unas “fuerzas del orden” eficaces para reprimir, pero incapaces de controlar los recintos carcelarios donde han sucedido espeluznantes masacres el último año, o la seguridad en las calles, donde la población padece una escalada delincuencial sin precedentes, con la presencia de bandas armadas y el sicariato.

Alcanzan también esa connotación de herida las dificultades para trabajar y vivir que afrontan la mayoría de las familias, en un escenario agravado por la pandemia y las políticas de austeridad fiscal.

En el 2020 el Producto Interna Bruto cayó en casi un 8% y no se prevé aún una recuperación a niveles previos, el desempleo y el subempleo se han disparado junto con una tendencia inflacionaria sin precedentes.
La protección social se ha reducido a mínimos con unos servicios públicos de salud y educación sometidos a recortes y precarización.

La saga neoliberal reincide en acciones que en el pasado llevaron a una crisis extrema (en el cambio de siglo), marcada por la quiebra del sistema bancario, la dolarización y la migración masiva de la población. 

Retornan actores y agendas de entonces, como una suerte de muertos vivientes. Si el propio Lasso es un banquero “venido a más”, en ese contexto de fraudes especulativos, en su equipo de gobierno ha rescatado figuras desfasadas en muchos sentidos de las realidades y urgencias actuales del país. 

La distancia entre las necesidades del país y las orientaciones del gobierno es palpable y percibida por la gente, pues los hechos no pueden ser más elocuentes. 

Por ejemplo, el mismo día de mayo en que se produjo una nueva masacre de 40 personas privadas de la libertad en una cárcel (sumando 356 solo en lo que va de año), Lasso estaba en Israel -como primer presidente ecuatoriano en visitar ese estado- con preocupante agenda de seguridad y negocios. En esa visita, salió a relucir el dato de que el banco de su propiedad ha incrementado sus utilidades en 123% el último año.

Hay que hacer constar que Lasso es el segundo presidente con más dinero en Latinoamérica, con activos de 39 702 106 dólares (hasta mayo del 2021).

Las fuerzas retrógradas aún lo mantienen en el poder, tratando de criminalizar las actuales protestas indígenas, a las que se han sumado diversos sectores del país que tiene sumido en la pobreza al 27% de los 18 millones de ecuatorianos.

Una posible solución para recuperar a Ecuador, como señaló el ex presidente Rafael Correa, requiere una Asamblea Nacional Constituyente.

Más de 400 muertos en las cárceles de #Ecuador desde 2020: ¿qué hay detrás de la crisis penitenciaria?

Estos son los ejemplos de democracia que ni #EEUU ni la #UE condenan

La madrugada del lunes 9 de mayo se registró un nuevo motín carcelario en Ecuador. La situación tuvo lugar en el Centro de Rehabilitación Social de Santo Domingo de los Tsáchilas y dejó un saldo de 44 reos muertos.

Con ello, ya son 64 los privados de libertad que han perdido la vida este año en el país suramericano en medio de motines, luego que a principios de abril otros 20 murieran en enfrentamientos ocurridos en el Centro de Rehabilitación Social Turi (CRS), ubicado en la ciudad ecuatoriana de Cuenca, en la provincia de Azuay.

En poco más de dos años, la cifra ya se eleva a más de 400 presos asesinados en este tipo de hechos. En 2020, en medio de la etapa más fuerte de la pandemia del coronavirus, fueron 46 y en 2021 fueron 316 —un incremento del 587 % respecto al año anterior—, según un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Solo durante la administración del actual presidente, Guillermo Lasso, quien cumplirá el próximo 24 de mayo un año en el Gobierno, se han registrado al menos cinco matanzas dentro de las cárceles. El 28 de septiembre de 2021 ocurrió la peor masacre carcelaria del país; los hechos tuvieron lugar en el Centro de Privación de Libertad (CPL) Guayas No. 1, también conocido como Penitenciaría del Litoral o ‘La Peni’, ocasionando la muerte de 122 personas.

Causas del último motín

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) informó que el motín del lunes ocurrió en el pabellón de máxima seguridad de la prisión de Santo Domingo de los Tsáchilas, donde, tras los operativos de las fuerzas de seguridad, encontraron cuatro armas de fuego tipo fusil, tres pistolas, un revólver, cuatro granadas, 1.800 cartuchos calibre 2.23 y tres alimentadoras.

De acuerdo con el Gobierno, al igual que en la masacres anteriores, este amotinamiento fue la acción de una banda que busca el control del centro penitenciario, que se disputa con otro grupo.

El ministro del Interior, Patricio Carillo, detalló que este hecho que «fue una crueldad de una banda criminal que perpetuó los mismos hechos hace un mes en Azuay».

En concreto, según el ministro, presos de Los Lobos ajusticiaron con armas blancas a los del grupo R7. El objetivo era Marcelo Anchundia, cabecilla de la banda.

Anchundia había sido trasladado recientemente a la prisión de Santo Domingo, gracias a un habeas corpus que le fue otorgado por un juez de Guayaquil. Según Fausto Salinas, comandante de la Policía Nacional, su presencia en el recinto carcelario provocó la matanza.

Antes, Anchundia estuvo recluido en la cárcel del Turi; pero tras el enfrentamiento entre Los Lobos y R7 en esa prisión en abril, él y otros cabecillas fueron llevados a La Roca, en Guayas. Ahí solicitó la medida para que lo llevaran a Santo Domingo.

Más bandas

En la masacre que se registró en febrero de 2021, cuando hubo amotinamientos simultáneos en los CPL de Azuay No. 1, Cotopaxi No. 1 y Guayas No. 1, así como en el Centro de Rehabilitación Social Guayas No. 4. que dejó 78 reos muertos, el entonces Gobierno de Lenín Moreno alegó que se había tratado de enfrentamientos entre bandas por el control de las prisiones, indicando que se produjeron después del asesinato de Jorge Luis Zambrano, alias ‘Rasquiña’, quien era el líder de la organización criminal ‘Los Choneros’.

Autoridades reportan 356 damnificados por #sismo en #Ecuador

Quito, 28 mar (Prensa Latina) Reportes actualizados hoy sobre el sismo de magnitud 6,0 reportado en Esmeraldas, provincia costera de Ecuador, revelaron que dejó 356 damnificados.

El informe emitido por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencia señala que las consecuencias del temblor incluyeron una persona fallecida por paro cardíaco.

Asimismo, los perjuicios materiales comprenden dos viviendas destruidas y 87 con afectaciones, así como cinco inmuebles públicos, dos centros de salud, seis locales educativos y un puente, según la nueva evaluación realizada luego de varias réplicas registradas la víspera.

Según mensajes e imágenes en las redes sociales, turistas que se encontraban en playas de Esmeraldas permanecieron largo tiempo en los exteriores de los hoteles y varias fiestas de graduación quedaron suspendidas debido a los remezones.

El sismo ocurrió a las 23:28, hora local, del sábado a una profundidad de 10 kilómetros y a 11,79 kilómetros de la ciudad de Esmeraldas.

El movimiento telúrico se sintió en más de 60 ciudades de 11 de las 24 provincias de este país andino.

De acuerdo con informaciones oficiales, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y el gobierno provincial mantienen activo el monitoreo.

Alertan sobre cercanía al mar de lava de volcán Wolf en #Ecuador

Las autoridades locales han afirmado que las especies más emblemáticas de la isla no se han visto afectadas.

A pesar de que continúa la erupción, la cantidad de gases expulsados, y las alertas termales se han reducido. 

El Instituto Geofísico de Escuela Politécnica Nacional de Ecuador emitió un informe este martes sobre la situación del volcán Wolf ubicado en las ecuatorianas Islas Galápagos donde se alertaba de la cercanía de la lava al mar por la zona este de la isla.

En el texto se manejó incluso la posibilidad de que la lava pueda haber ingresado al agua debido a su velocidad de desplazamiento y la cercanía que evidenciaba al momento de emitirse el informe sobre el desarrollo del volcán.

Que la lava toque el mar a una temperatura cercana a los 1.000 grados Celsius puede ocasionar el choque entre varios gases al contacto. y con este, explosiones y la emisión de gases nocivos para seres vivos, ricos en ácidos y que pueden causar dificultades para respirar, e irritación en la piel u otros daños asociados con la inhalación o exposición a estos.

De igual forma, el ente que monitorea el volcán Wolf ha detallado que el sistema satelital reportaron dos alertas termales extremas y una alta, con las que sumaron las últimas 24 horas cientos de señalamientos de este tipo. Sin embargo, el reporte arrojó que el número de alertas termales se ha reducido.

Respecto a las emisiones de gases estas continúan en dirección al suroeste, así como la cantidad emitida se ha reducido respecto a la jornada anterior.

A pesar de que el volcán continúe en fase eruptiva, el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador ha subrayado que las especies que habitan la isla no se encuentran en peligro, incluyendo a la endémica iguana rosada, las tortugas, y aves.

En tal sentido, el director del Parque Nacional Galápagos, Danny Rueda ha asegurado que en la zona afectada por la erupción no existen muchas de las especies emblemáticas y que estas han evolucionado con estos procesos que forman parte de la dinámica de su ecosistema.   

Gremios de #Ecuador protestarán contra Gobierno de Lasso

En la Asamblea Nacional los gremios ecuatorianos coincidieron en luchar por el bienestar de la clase trabajadora.

El Gobierno dictó varias medidas económicas como aumento de precios de combustibles y privatización que perjudican a la clase obrera.

Liderados por el Frente Popular (FP), diversas organizaciones gremiales de Ecuador ratificaron este sábado su voluntad de manifestarse contra las políticas económicas establecidas por el Gobierno del presidente Guillermo Lasso.

Como parte de la Asamblea Nacional del FP, la cual se desarrolló en la Unión Nacional de Educadores de Quito, delegados de 14 organizaciones gremiales manifestaron su respaldo a la jornada de protestas contra los elevados precios de los combustibles; el incremento en las tarifas del transporte público; y la creciente tendencia a la privatización.

El presidente de FP, Nelson Erazo, señaló en tal sentido que “este año será de unidad, resistencia y lucha social frente a las políticas neoliberales del Gobierno».

A lo que añadió que “lo principal es la lucha por la vida” y soslayó que ante el alza de contagios de Covid 19 en el país, evaluarán diariamente la situación epidemiológica; además de instar a todos los trabajadores y miembros de sindicatos a vacunarse.

«Es evidente que eso es parte de proteger nuestras vidas, pero eso no quiere decir, en cambio, que no nos predispongamos a pelear en defensa de los derechos de los pueblos», remarcó Erazo.

Trascendió también en medios locales que el próximo día 12 el FP y el Frente Unitario de Trabajadores sostendrán un encuentro en aras de definir el plan de acción para la fecha de movilizaciones; a la cual se sumará presumiblemente la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la cual además iniciará una serie de medidas en protesta contra las políticas neoliberales de Lasso.

Ese propio día, a tenor de información brindada por el propio Erazo, se desarrollará una manifestación para defender los recursos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), entre otras problemáticas que afectan a la clase trabajadora ecuatoriana, siempre respetando protocolos de bioseguridad, e intentando implementar nuevos mecanismos de protesta.

Mientras este clima de descontento reina en los gremios obreros de la nación, el mandatario Lasso expresó en su cuenta en la plataforma Twitter que el país evidenció una reactivación en el consumo, la inversión y la actividad industrial, expresados en el aumento del 40 por ciento de las importaciones, tanto de materias primas con 48 puntos porcentuales, como de bienes de consumo (26), y capital con un 20 por ciento.

Eso sin mencionar que el país cerró el 2021 con su inflación más alta de los últimos seis años, evidenciada en un 1.94 por ciento.

#Ecuador :¿Otro estallido?

Además de continuar con el paro nacional iniciado el martes 26 de octubre, los movimientos populares, indígenas, campesinos, de trabajadores y estudiantiles ratificaron continuar la movilización contra las políticas neoliberales impuestas por el gobierno, exigieron la inmediata libertad de los 37 detenidos, y la reparación integral de los atacados y heridos por la represión policial y militar.

Las principales demandas fueron el rechazo al aumento de los combustibles  y a la reforma laboral y tributaria que impulsa el banquero y ahora mandatario neoliberal Guillermo Lasso, en especial a la cuestionada a la llamada Ley de Creación de Oportunidades,  que de acuerdo a centrales sindicales implica una precarización del trabajo

En cuanto al tema de los combustibles, el alza progresiva de los precios que fue generando un enorme malestar en vastos sectores de la población, porque indirectamente generaron un aumento de los productos básicos, motivó que sobre el final de la semana pasada el neoliberal Lasso decidiera congelar las tarifas. Pero los manifestantes consideran el gesto como insuficiente. 

En el marco del estado de excepción que rige en Ecuador desde el 18 de octubre, impuesto por el Ejecutivo con el argumento de combatir el aumento del narcotráfico y de la violencia que esta actividad genera, las movilizaciones de este martes no fueron prohibidas por el gobierno de Lasso —quien de acuerdo a la Constitución tenía en esta situación el derecho a vetarla— aunque sí se fue inflexible con los cortes de ruta que se dispusieron en varios puntos del país.

¿Otro estallido?.

El poderoso movimiento indígena de Ecuador que participó en el derrocamiento de tres presidentes entre 1997 y 2005 (Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez), encabezó la protesta contra las políticas económicas de gobierno neoliberal de Guillermo Lasso, tras los incrementos en los precios de los combustibles y en abierto desafío al estado de excepción por la violencia del narcotráfico.

Al llamamiento de los indígenas se sumaron la Federación de Estudiantes Universitarios y la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Negras e Indígenas, quienes exigieron que el gobierno congele el precio del diésel en 1.50 dólares  y la gasolina extra en 2.10 dólares, precio que se fijó el pasado 12 de junio.

.Las movilizaciones hacen recordar las protestas de octubre de 2019, cuando cientos de indígenas protagonizaron por casi dos semanas violentas marchas en rechazo al aumento del precio de la gasolina, que saldaron con 11 muertos, saqueos, destrucción de parques, ataques al edificio del Legislativo y el incendio del edificio de la Contraloría. El entonces mandatario Lenín Moreno dio marcha atrás con la medida neoloiberal.

Al descontento social se suma el despliegue de militares que hizo el presidente-banquero Guillermo Lasso en supuesto apoyo al combate del narcotráfico y las investigaciones por su relación con cuentas en paraísos fiscales reveladas por la investigación Papeles de Pandora. La actual protesta se suma al repunte de homicidios y masacres carcelarias, que este año han dejado más de dos mil muertos. 

El vocero presidencial Carlos Jijón aseguró que las protestas son de baja intensidad; la prensa local reportó la detención de 37 personas, mientras dos militares fueron retenidos por manifestantes al noreste de Quito y cinco policías resultaron heridos. También se produjeron roces entre manifestantes y agentes en los bloqueos a las carreteras.

El pueblo está diciendo: no podemos cargar únicamente nosotros con el precio de los combustibles, señaló Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie). Ante la represión aseguró: no venimos a desestabilizar, sino a exigir al gobierno en materia económica.

Rodeado de miles de indígenas en el sector de Panzaleo, en el centro del país, Iza expresó que una de sus exigencias es la congelación del precio de los combustibles en 1.50 para el diésel y 2 dólares para la gasolina. Otro reclamo es la reducción de precios en beneficio de los indígenas, que representan 7.4 por ciento de los 17.7 millones de habitantes.

José Villavicencio, presidente de la Unión General de los Trabajadores, aseveró que “se demuestra el descontento del país frente a la política neoliberal. El presidente Lasso en lugar de congelar lo que ha hecho es incrementar los precios, en los hechos ha sido un paquetazo contra el pueblo ecuatoriano”.

Di no al paro, replicó Lasso en un tuit, quien  anunció el sábado la congelación del precio de la gasolina extra en 2.55 dólares el galón, y del diésel en 1.90.

En casi tres años, el galón de gasolina corriente, de la más utilizada, subió de 1.48 a 2.50 dólares, y los incrementos no cedieron pese a la crisis económica desatada por la pandemia de Covid-19. Iza lanzó la advertencia de una protesta escalonada e indefinida hasta que Lasso muestre voluntad de atender las demandas.

 “No podemos sacar dinero de la gente más pobre, sino ir a una discusión más integral. Los sectores pudientes deberían ser quienes paguen combustibles sin subsidios y no salir a insultar a los manifestantes”, dijo luego en una concentración en Quito, donde miles de trabajadores, integrantes de organizaciones sociales, indígenas y otros colectivos marcharon de manera pacífica, en rechazo a las políticas del gobierno.

La policía acordonó desde la mañana el Palacio de Carondelet y otros edificios del gobierno, y por la tarde se reportaron choques entre manifestantes y uniformados. Decenas de personas arrojaron piedras a los policías, que respondieron con gas lacrimógeno.

Hubo, además, informes de incidentes aislados en las provincias de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Guayas, Pastaza, Los Ríos y Azuay, donde la vía Panamericana fue bloqueada con troncos y otros objetos, mientras Iza ratificó el estado de excepción en los territorios indígenas, al rechazar la presencia de los militares y policías que están ingresando a sus territorios y comunidades.

. * Analista e investigador ecuatoriano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Fuente: https://estrategia.la/2021/10/27/siguen-las-protestas-populares-tras-la-represion-ordenada-por-lasso-otro-estallido/

#Ecuador: Presidente Lasso decreta estado de excepción y militarización del país

Democracia apoyada por #EEUU y la #UE , Militarizando el país ante las crecientes denuncias por corrupción contra su presidente

18.10.21 – El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, decretó el estado de excepción en todo el país, como una medida para enfrentar el incremento de la delincuencia en varias ciudades del país andino.

El argumento para esta medida fue el aumento de la inseguridad en diversas ciudades, según informó durante una comparecencia en cadena nacional en la cual llamó a todos los sectores de la sociedad, más allá de las diferencias puntuales, a trabajar en unidad contra la delincuencia y el narcotráfico.

«De inmediato nuestras Fuerzas Armadas y Policiales se sentirán con fuerza en las calles porque estamos decretando el estado de excepción en todo el territorio nacional, con especial énfasis en aquellas provincias donde los indicadores de violencia lo justifican», dijo Lasso en un mensaje difundido por la Secretaría de Comunicación a través de varios medios.

“En los últimos años, Ecuador pasó de ser un país de tráfico de droga a uno que también consume drogas”, aseguró el jefe de estado y agregó que ese problema se ve además en la cantidad de delitos relacionados de manera directa e indirecta con la venta de estupefacientes.

El presidente añadió que durante el estado de excepción se realizarán controles de armas, inspecciones, patrullajes las 24 horas del día y requisas de droga, entre otras acciones.

Asimismo, los uniformados contarán con el apoyo necesario, por lo que el ejecutivo decidió crear la Unidad de Defensa de la Fuerza Pública, con la finalidad de tener una instancia a cargo de la protección y defensa de los efectivos demandados por cumplir su deber.

Sobre ese mismo tema, el dignatario señaló que el gobierno indultará a los agentes del orden injustamente condenados.

En ese contexto, adelantó que en los próximos días presentarán un nuevo proyecto legal de respaldo exclusivo a esas instituciones, denominado Ley de defensa del deber de la fuerza pública.

Lasso afirmó que Ecuador dejó de ser un país de tránsito de drogas para ser también un país de consumo, lo que se refleja en la cantidad de crímenes, que tienen relación directa o indirecta, con ese delito, así como con actos de sicariato y diversas formas de violencia.

«Más del 70% de las muertes violentas que hoy ocurren en Guayas están relacionadas con el tráfico de drogas», aseguró el mandatario.

La violencia que viven varias ciudades ecuatorianas también se siente en las cárceles ecuatorianas, entre las que enfrentamientos de diversas bandas delincuenciales dejan en lo que va del año más de 230 muertes y decenas de heridos.

Esta militarización de la nación meridional se suscita en medio de crecientes protestas contra su Gobierno donde se realizan demandas de carácter social y se denuncia la corrupción que empaña al Mandatario tras conocerse su participación en los “Pandora Papers”.