Protestas en #Chile se saldan con dos muertos y 400 detenidos

Chile , democracia del agrado de los #EEUU y la #UE

Un manifestante levanta una bandera mapuche durante las protestas conmemorativas de los dos años del estallido social en Chile, el 18 de octubre de 2021 en Santiago

Se conmemoraba el aniversario del estallido social que dio inicio al proceso constituyente en curso en el país austral.

La conmemoración por parte de organizaciones y movimientos sociales chilenos del segundo aniversario del estallido social iniciado el 18 de octubre de 2019, terminó en episodios de violencia, los cuales se saldaron con dos personas fallecidas y unos 450 detenidos, que el oficialismo utilizó para culpar a los candidatos de izquierda a la Presidencia.

Dos personas perdieron la vida en barrios de la periferia de Santiago, la capital, una por el disparo de arma de fuego en un intento de saqueo en un local comercial y otro cuando iba circulando en motocicleta y se enredó con un cable de acero.

La concentración más masiva del lunes tuvo lugar en la céntrica Plaza Italia, rebautizada como Plaza Dignidad, de Santiago de Chile, con cerca de 10.000 personas, según las cifras ofrecidas por las autoridades policiales, que en su gran mayoría se manifestó de forma pacífica, con cánticos y música.

Submarino de #EEUU choca en mar de #China Meridional; hay 11 heridos

Eso es por estar provocando en aguas tan lejanas de su país.

El submarino de misiles balísticos clase Ohio USS Tennessee de la Armada de Estados Unidos. (Foto: Reuters)

Al menos 11 marineros resultaron heridos al chocar un submarino de EE.UU. contra un objeto desconocido en aguas internacionales en la región del Indo-Pacífico.

Según un comunicado de la Flota del Pacífico de la Armada de EE.UU., un submarino de propulsión nuclear golpeó un objeto, aun no especificado, en aguas internacionales en el mar de la China Meridional.

“El submarino permanece en una condición segura y estable. La planta de propulsión nuclear y los espacios del USS Connecticut no se vieron afectados y permanecen en pleno funcionamiento”, detalla la nota emitida este jueves.

La Flota del Pacífico de la Armada de EE.UU. ha agregado que el barco navegará hacia la isla estadounidense de Guam. Informa también que la colisión del barco nuclear está bajo investigación.

Gran escándalo de negocios ilícitos, evasión fiscal y corrupción de políticos de la derecha latinoamericana. Así es la democracia q ellos proclaman.

#Delincuentes :

Los Pandora Papers o Papeles de Pandora han supuesto una de las mayores filtraciones de cuentas offshore. Con 11,9 millones de documentos y 2,94 teras de información han dejado al descubierto algunas de las cuentas de los más de 300 políticos o altos cargos del mundo y 35 de jefes o exjefes de Estado de 91 países.

Como no podía ser de otro modo, entre los más de 29.000 titulares de cuentas offshore figuran algunos de los miembros del think tank ultraliberal más poderoso del mundo, Atlas Network.

En este primer artículo sobre la investigación del ‘Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación’ -ICIJ- trataremos de recopilar a los principales implicados de la red Atlas Network en América Latina; comenzando por Roberto Salinas León, su director para América Latina.

¿Canciller de #Chile enseñándole #democracia y #derechoshumanos a #Cuba? (+ Video)

Tomado de: Cubadebte

Andrés Allamand, canciller de Chile. Foto: Europa Press.

El canciller de Chile, Andrés Allamand, dijo que en Cuba hubo “represión” luego de las protestas del pasado 11 de julio en la Isla, catalogadas de “pacíficas” por el ministro chileno. Allamand llamó a las autoridades cubanas “a no eliminar las legítimas expresiones ciudadanas”.

No es en Cuba donde las fuerzas del orden dispersan con gases lacrimógenos y utilizan camiones lanza aguas contra las personas. No es a Cuba a quien la ONU acusa de violaciones de los derechos humanos. Y no es en Cuba donde la policía lanza balines a los ojos de quienes se manifiestan. Cuba no es Chile.

Esto no es #Cuba es #Chile

#Chile pendiente de inicio hoy de Convención Constitucional

Chile está pendiente hoy de que los 155 integrantes de la Convención que redactará la nueva constitución puedan comenzar sus trabajos luego de una fallida jornada del lunes, suspendida por problemas organizativos.

La víspera, la mesa directiva debió posponer para hoy la sesión luego de que en el ex Congreso Nacional, en esta capital, no estuvieran creadas las condiciones mínimas para el trabajo por falta de comunicaciones, cámaras y otros elementos necesarios para la labor de los constituyentes.

Para este martes está previsto ver importantes asuntos organizativos con el fin de echar a andar ese órgano, así como analizar una posible declaración sobre las personas que siguen presas desde el estallido social sin un adecuado proceso.

Este tema genera roces al interior de la Convención Constitucional por el rechazo de los representantes de la derecha, pero cuenta con el apoyo de muchos constituyentes y de la mesa directiva.

Sin embargo, existen expectativas ante la posibilidad de que aun no estén creadas las condiciones en los salones del ex Congreso Nacional a pesar de que el Gobierno dispuso de casi un año para ponerlos a punto.

Precisamente, lo que muchos califican de negligencia y otros hasta de boicot, provocó un profundo malestar entre los constituyentes.

Incluso los representantes de los partidos Socialista, Comunista y del Frente Amplio, en una declaración pidieron la renuncia de Juan José Ossa, ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), organismo directamente encargado del aseguramiento material de la Convención.

Constituyentes de derecha intentaron responsabilizar del traspié inicial a la mesa directiva presidida por la académica mapuche Elisa Loncón, pero la mayoría de sus colegas apuntaron al gobierno como el responsable.

También exigieron la salida del jefe de la Secretaría Administrativa de la Convención, Francisco Encinas, funcionario de la Segpres, quien desde hace semanas es centro de numerosas críticas y ahora lo señalan como incompetente.

Al respecto el escritor Jorge Baradit, constituyente por el Partido Socialista, apuntó que resulta notoria la incapacidad de un funcionario al cual el gobierno le paga cada mes más de siete millones de pesos (casi 10 mil dólares al cambio actual).

A pesar de los fuertes señalamientos al Ejecutivo, desde La Moneda hasta anoche no se había hecho comentario alguno sobre las imputaciones.

Mientras, en redes sociales proliferaron comentarios señalando que el oficialismo y la derecha no tienen interés alguno en el éxito de la Convención Constitucional, sino todo lo contrario, toda vez que en esos sectores prevalecen quienes quieren mantener la actual constitución, impuesta en 1980.

Con manifestaciones, represión y dos suspensiones se inaugura Convención Constituyente en #Chile

Diversas marchas, manifestaciones dentro y fuera del ex Congreso en Chile, lugar donde se inaugura de la Convención Constituyente, además de la suspensión en varias ocasiones que darían inicio al acto de apertura, debido a la represión de los manifestantes que se encontraban en las afueras del edificio, han marcado la jornada de este 4 de julio.

Un día considerado histórico para el país sudamericano, porque a partir de hoy comienza la redacción de una nueva Constitución para Chile, que reemplazaría a la actual Carta Fundamenta heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y refrendada por los gobiernos posteriores, que dieron pie a uno de las consignas más simbólicas de la revuelta de octubre de 2019, “No son 30 pesos son 30 años”.

Las marchas y manifestaciones fueron convocados temprano, por distintas colectivos y agrupaciones sociales y políticas, para acompañar la ceremonia de inauguración de la Convención. “No están todos faltan los presos”, fue el grito que más se escuchó en Plaza Dignidad uno de los puntos de encuentro de los manifestantes.
La libertad de los presos políticos de la revuelta, junto con los mapuches y los anteriores al 18 de octubre, es uno de los temas más presentes en la discusión de los constituyentes, así lo manifestó a Sputnik María Rivera, al momento de llegar al ex Congreso.

“Nosotros creemos que si nos declaramos soberanos debiéramos, en primer lugar, decretar la amnistía total para todos los presos políticos en Chile, de antes y después del 18 de octubre. No podemos pensar en organizar, en discutir un Chile democrático con presos políticos, donde tenemos un presidente de la república que está querellado por crímenes de lesa humanidad”, señala.

La represión policial comenzó cuando varios centenares de personas atravesaron los cercos de resguardo que impedían que los manifestantes llegaran al ex Congreso, ubicado en el centro de Santiago, y donde fueron utilizados carros lanza aguas y gases lacrimógenos.

Las protestas y el actual de la policía obligó a la suspensión de la ceremonia prevista para las 10:00 de la mañana. Recién pasado el mediodía y luego que varios constituyentes fueran a las calles a ver lo que sucedía, se dio inicio del acto de instauración de la primera Convención Constituyente paritaria del mundo, y que será presidida por una mujer mapuche Elisa Loncón, quien inició su presidencia hablando en mapudungun. Una Convención para muchos de quienes hoy formarán parte de ella debe trabajar en forma totalmente soberana.

“La necesidad de que primero, esta Convección Constitucional se declare soberana, que no respete ese Acuerdo por la paz que es espurio, que no le dijeron al pueblo chileno cuando votó rechazo o apruebo, nadie le dijo que esa convención constitucional iba a estar regida por una ley dictada por un parlamento que no tiene legitimidad y que además nos impide discutir el centro de los tratados internacionales que son la columna vertebral del modelo neoliberal”, detalla Rivera.
155 constituyentes, conformados por 78 hombres y 77 mujeres entre ellos 17 representantes de los pueblos originarios, fueron elegidos por la ciudadanía en las elecciones del 15 y 16 de mayo, para elaborar la nueva Constitución, una de las demandas más reiteradas por los chilenos durante el estallido social de octubre de 2019.

Fuerzas Armadas de #Chile: Historia criminal contra su pueblo

Los fascistas protegidos de los #EEUU

Ya Daniel Jadue había causado cierta polémica en grupos privilegiados por solicitar un estatuto de garantías a las Fuerzas Armadas y al Partido Demócrata Cristiano en el caso de que él resulte electo Presidente de la república. No obstante que los círculos derechistas y financieros del país pusieron el grito en el cielo con aquella declaración, es menester efectuar una sucinta revisión histórica para refrendar y apoyar el requerimiento del edil de Recoleta, ya que en la historia republicana de Chile los cuerpos armados mercenarios, revestidos de legalidad por el patriciado mercantil triunfante, han sido el brazo ejecutor, literalmente, de las directrices implantadas por la clase alta en detrimento del pueblo llano.

En Chile, de acuerdo al historiador Gabriel Salazar, no hemos construido ni un Estado desarrollista ni un Estado democrático-participativo. En tres oportunidades: 1829 (por los mercaderes de Diego Portales), 1925 (por los políticos liberales liderados por Arturo Alessandri Palma) y 1973 (por los economistas neoliberales amparados primero por la dictadura de Pinochet y luego por las coaliciones políticas post-dictatoriales), el Estado nacional ha sido construido a partir de golpes militares (dos de ellos extremadamente sangrientos), con usurpación de la soberanía ciudadana y para implementar el mismo paradigma liberal anglosajón. La ciudadanía no ha ejercido nunca, por tanto, su soberanía, y ha sido reducida una y otra vez al uso degradante del derecho a petición, como también a la periódica elección individualista de los candidatos designados y controlados mayoritariamente por la clase política liberal. Con el agravante de que 2/3 de esa ciudadanía vive de un empleo precario e inserta en una economía informal, en la que predomina el tráfico de diferentes especies y servicios. Es decir, no hemos construido ni un Estado verdaderamente democrático, ni ciudadanos soberanos, ni verdadero mercado interno.

Las guerras civiles de 1829 y 1891 y los golpes de Estado de 1924-1925 y 1973 se produjeron después de avisos más o menos prolongados que anunciaban la crisis política. Se pudo ver el avance de los sectores más recalcitrantes y conservadores que promovían el quiebre antes que las posibilidades del acuerdo, la ruptura frente a una última oportunidad de arreglo.

Durante el siglo XIX el ejército era oligárquico-mercenario, fue creado en 1829 con la intención de destruir al Estado y al ejército constitucional aplastando, de esta manera, al pipiolaje civil y militar en la batalla de Lircay (1830), hecho que puso fin a la guerra civil.

En 1891 el patriciado mercantil, principalmente inglés, financió a un ejército y marina sediciosos para: derrotar al ejército constitucional y para establecer una función protectora para acumular el tesoro mercantil a través de la especulación financiera y bancaria que estaba siendo desmantelada por la política  desarrollista e industrial de José Manuel Balmaceda.

En 1924, casi finalizando el mandato de Alessandri Palma, el Comité Militar prefirió seguir funcionando y le pidió a éste que disolviera el Congreso Nacional. Tras este hecho, Alessandri, sumergido en una situación que ya no podía manejar, vio su poder en jaque y prefirió renunciar, autoexiliándose en la Embajada de Estados Unidos. Sin embargo, no fue aceptada su renuncia y en cambio se le dio licencia por seis meses para ausentarse del país. El general Altamirano asumió la vicepresidencia y enseguida se formó una Junta de Gobierno integrada por él, el almirante Francisco Nef y el general Juan Pablo Bennet, la que procedió a disolver el Congreso y aceptar finalmente la renuncia de Alessandri. Termina de este modo el régimen parlamentario, quebrándose el régimen constitucional. Posteriormente, ocurrió el golpe de Estado del 23 de enero de 1925 liderado por oficiales de rango medio de las Fuerzas Armadas, entre ellos Carlos Ibáñez del Campo que derrocó a la junta de gobierno presidida por Luis Altamirano Talavera.

La dictadura cívico-militar, encabezada por Augusto Pinochet, defenestró al gobierno constitucional y popular de Salvador Allende, en connivencia con la derecha política y con los auspicios de la Casa Blanca, a punta de balas y tortura sistemática, trajo como secuelas que cerca de 35 mil personas fueron víctimas de violaciones a sus derechos fundamentales; de ellas, 28 mil fueron torturadas, 2.279 ejecutadas y 1.248 permanecen en situación de detenidos y detenidas desaparecidos (as).

Desde que las tropas mercenarias de Diego Portales, José Joaquín Prieto y Manuel Bulnes (ejercito oligárquico) aniquilasen al ejército de ciudadanos en la Batalla de Lircay, lo que se ha instalado en nuestro país son cuerpos armados diseñados estructuralmente para defender las prerrogativas, los intereses y el orden de las clases dominantes.

Las Fuerzas Armadas, y en especial el ejército, han tenido un rol fundamental en la construcción, consolidación y defensa de un Estado autoritario, centralista, oligárquico, favorable a una minoría privilegiada residente en Santiago. Fueron estos cuerpos armados los que sometieron a las provincias a la hegemonía capitalina tras diversas Guerras Civiles (1829, 1851 y 1859, por ejemplo), las que sometieron a Chiloé, anexaron las tierras de Magallanes (permitiendo el exterminio de la población originaria), las que invadieron y usurparon territorio mapuche y el norte sojuzgando a aymaras, quechuas, collas y likanantay, los que colonizaron Rapa Nui y la Antártica. Invasiones, despojo, matanzas, represión, fueron las herramientas con las cuales el ejército y la armada construyeron el territorio chileno.

Ya en 1871 El Mercurio de Valparaíso, en una especie de radiografía epocal, reafirmaba sin ambages la postura clasista y desdeñosa de la élite socioeconómica hacia las clases bajas:

Chile es república en el nombre pero no en el hecho, aquí hay clases superiores, hay distinciones profundas, hay privilegios, hay inmunidades de toda especie. Aquí lo que se denomina aristocracia es todo; pero lo que se llama pueblo es nada… A las clases trabajadoras se las desprecia”.

El historiador Gabriel Salazar nos recuerda, en su Del poder constituyente de asalariados e intelectuales, que durante el gobierno de Salvador Allende existía una ostensible ingenuidad acerca del apego irrestricto de las Fuerzas Armadas hacia el orden constitucional; sin embargo, ellas y el ejército, en particular, habían intervenido 22 veces en la historia política nacional y todas ellas contra los movimientos democrático-populares, transitando desde el asesinato de Manuel Rodríguez hasta la matanza de Pampa Irogoin y el golpe de Estado de 1973. En definitiva, el ejército ha sido fraccionalista más que nacionalista.

Las Fuerzas Armadas convenientemente no recuerdan a los mapuche exterminados en la denominada “Pacificación”, el derrocamiento de Balmaceda, a los más de 2.000 muertos en Santa María de Iquique, las acciones del Regimiento Esmeralda en la salitrera de San Gregorio, los 500 muertos de la Masacre de Marusia, los 2.000 asesinados en La Coruña, los más de 400 acribillados en Ránquil, los ataques de la Aviación en la población José María Caro, entre otras “gloriosas” acciones que precedieron al infame genocidio iniciado el 11 de septiembre de 1973.

No obstante, debemos recordar a los que sí le trataron de dar algo de gloria y compromiso popular a las Fuerzas Armadas. Debemos reconocer el valor de los soldados y marinos que se mantuvieron leales al Presidente Balmaceda; de los marinos sublevados en 1931 en cuyo manifiesto indicaban que “no apuntarían sus armas en contra de sus hermanos de pueblo”; de Marmaduke Grove alzándose con la Fuerza Área y participando en la República Socialista; de los 74 estudiantes de la Escuela de Ingeniería Naval que realizaron una huelga en 1961 por la mala alimentación y los malos tratos; de los cientos de marinos que en 1973 se levantaron para oponerse al golpe de Estado, siendo torturados por sus propios camaradas de armas; de los cientos de conscriptos, soldados, cabos, oficiales y generales que se negaron a participar de la masacre contra su propio pueblo el 11 de septiembre de 1973.

En fin, esa es la verdadera historia del ejército de Chile y las Fuerzas Armadas, cancerberos de la aristocracia y el capital, verdugos históricos del progreso social y de la clase popular.

Chilena que perdió la vista por represión policial en protestas, exige justicia

Las fuerzas del orden de #Chile son además de protegidas, alumnas aventajadas de #EEUU

3 de Julio – Fabiola Campillai, una mujer de 36 años que perdió la vista por el estallido de una bomba lacrimógena en su rostro en medio de la represión policial de las protestas que siguieron a un estallido social en octubre de 2019, acudió el viernes a la sede la policía a pedir justicia, pero afirma que no encontró nada.

La represión policial dejó unas 460 víctimas con traumas, lesiones y estallidos de globos oculares. Campillai es una de las dos personas que perdió la vista en ambos ojos.

“Lo que nosotros queremos es justicia. Aquí no hay apoyo, no hay nada”, declaró Campillai luego de reunirse con director nacional de la policía, Ricardo Yáñez, en el edificio institucional. “Él (Yáñez) no dijo nada… Solamente que empatizaba. No nos pidió perdón y no hay un perdón de parte de nadie”, agregó. La mujer acudió al encuentro acompañada de su esposo, de su abogada Alejandra Arriaza y de un diputado.

“Disculpen por no poder hablar, pero hay cosas que a uno le dan mucha pena y que no haya justicia para nosotros es terrible, pero sin duda vamos a seguir luchando”, añadió.

Campillai, madre de tres hijos, es una mujer menuda de cabello negro que al anochecer del 26 de noviembre de 2019 recibió el impacto de la bomba lacrimógena en la frente cuando se dirigía a su trabajo. Además de perder ambos ojos, sufrió fracturas en el rostro y una lesión cerebral.

En la barriada donde se ubica su casa, al sur de la ciudad, más temprano hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías. El policía que le disparó, el excapitán Patricio Maturana, fue detenido a fines de agosto de 2020, aunque un mes después la Corte de Apelaciones cambió la medida por arresto domiciliario.

El juez que lleva el caso amplió hasta septiembre la investigación por solicitud de la defensa del policía, hecho repudiado por Campillai, quien en declaraciones a radio Universidad de Chile señaló que “entendemos que él está cumpliendo un arresto domiciliario y los años de pena que le den se le van a descontar todos estos años que ha estado en su casa tranquilamente, recibiendo su sueldo de carabinero porque él fue sólo apartado de la institución”.

La otra persona que perdió ambos ojos es el estudiante de Psicología Gustavo Gatica, un aficionado a la fotografía que el 8 de noviembre de 2019 fue impactado en la cara por perdigones disparados por la policía en las cercanías de la Plaza Italia, en el centro de la ciudad, que por meses fue el escenario principal de las protestas de los chilenos contra la desigualdad social.

Cuatro informes internacionales —de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos— coincidieron en que en Chile se violaron ampliamente los derechos humanos tras el estallido de 2019.

La represión policial continuó hasta marzo de 2020, cuando las protestas en el país sudamericano fueron acalladas por la pandemia desatada por el nuevo coronavirus.

Sectores alternativos logran mayoría en gobernaciones en #Chile

Los ganadores de los comicios iniciarán sus funciones el próximo 14 de julio, al igual que los ganadores -en primera vuelta-.

En el Área Metropolitana triunfó Claudio Orrego, quien años atrás trabajó con el expresidente Lagos.

El Servicio Electoral de Chile ofreció este domingo los resultados de las elecciones de las gobernaciones, donde los sectores de dereha sufrieron otra estrepitosa derrota.

Los sectores independientes lograron cinco gobernaciones, donde figuran Ricardo Días en Antofagasta, Krist Naranjo en Coquimbo, Miguel Vargas en Atacama, Rodrigo Díaz en Bío Bío , mientras que Luciano Rivas triunfa en La Araucanía.

Mientras que en el Área Metropolitana triunfó el candidato por el sector de los Constituyentes, Claudio Orrego, quien años atrás trabajó en la administración del expresidente Lagos.

La elección se desarrolló en 13 de las 16 regiones chilenas, dado que las tres restantes (Aysén, Magallanes y Valparaíso) ya elegieron a su gobernador en la primera vuelta, los pasados 15 y 16 de mayo, al obtener uno de los candidatos más del 40 por ciento de los votos.

Los ganadores de los comicios iniciarán sus funciones el próximo 14 de julio, al igual que los ganadores -en primera vuelta-, de las regiones de Valparaíso, Aysén y Magallanes,  y convergerá con el delegado presidencial, que será nombrado por el presidente Sebastián Piñera.