La III Convención #Cuba #Salud 2018 y el reconocimiento mundial

Publicado por Alma

 

Por Wilkie Delgado Correa/Rebelión

Se impone que la cooperación internacional refleje esa necesaria hermandad entre las naciones y entre los profesionales de la salud y las personas para que sean atendidas con espíritu generoso, ya sean unas o millones.

La III Convención Cuba Salud 2018, celebrada desde el 23 al 27 de abril, ha concluido sus sesiones en las que participaron más de 2 800 delegados de más de 90 países, y 190 firmas de 32 naciones en la Feria Comercias.

Hay que confesar que estamos acostumbrados a las buenas noticias sobre el desarrollo de la medicina cubana en el país y en el mundo. Esta vez en voz del director general de la OMS y de la directora de la OPS se valoró y enalteció el modelo de salud desarrollado por Cuba para satisfacer las necesidades propias y la contribución que ha realizado al mundo, pues “Cuba, además, está siempre presta a cooperar con otros países en la arena internacional. Tiene mucho que brindarle al mundo, y, sin exagerar puedo decir que es el mejor modelo y ejemplo para mostrar lo que ha hecho en el terreno de salud para todos.”

Las intervenciones respectivas de esos altos funcionarios de la organización mundial (OMS) y regional (OPS), así como aquellas diversas en las voces de los representantes de las delegaciones de los países presentes, con rangos de ministros, viceministros, directores, otros funcionarios de los diferentes niveles y delegados simples, reflejaron la unanimidad en la admiración por las metas alcanzadas por Cuba y el agradecimiento por la cooperación brindada a través de brigadas y contingentes de profesores, médicos, estomatólogos, enfermeros y tecnólogos de la salud, favoreciendo la atención de millones de personas en esos países, y trabajando en las condiciones más difíciles y en los sitios más inhóspitos, para atender, generalmente, a las poblaciones más pobres y desvalidas.

Sigue leyendo

Anuncios

#Elecciones en #Cuba: la #Revolución continúa

Publicado por Alma

Por Anahi Rubin

El 11 de marzo, el pueblo cubano salió masivamente a los centros de votación. No era una elección más, por primera vez se eligió un nuevo presidente. Ni Fidel ni Raúl ocuparían ya la presidencia del país en la isla caribeña.

La Asamblea Nacional del Poder Popular eligió por 603 votos de los 604 posibles, el equivalente al 99,83 por ciento, a Miguel Díaz Canel Bermúdez como presidente. Aunque era uno de los candidatos que sonaban con más fuerza, hubo que esperar a que los delegados del pueblo decidieran. Díaz Canel no es un desconocido ni recién llegado a la política cubana: militante y dirigente de la Unión de Juventudes Comunistas en Villa Clara, repitió la misma función en el Partido Comunista de su provincia natal y además en Holguín. Fue Ministro de Educación Superior en el 2009 y en 2012 vicepresidente del Consejo de Ministros. Desde allí su camino político siguió ascendiendo a cargos con mayores responsabilidades hasta llevarlo a la vicepresidencia primero y desde el último jueves 19 a la presidencia del país.

La prensa de la mayoría de los países occidentales mencionaba esta elección como trascendental y definitoria en la vida de la mayor de las Antillas. Palabras como “transición”, frases como  “se terminó la era de los hermanos Castro”, se escuchaban en casi todo los medios, reflejando más que una posibilidad real, una expresión de profundos y oscuros deseos: que el pueblo cubano “despertara”, descubriera las bondades del capitalismo y empezara un borramiento político y cultural de la revolución.

Sin embargo, a pesar de problemas económicos que nadie oculta, ya lo expresó en su discurso el líder máximo de la revolución, Raúl Castro, el pueblo sigue defendiendo los derechos establecidos y logrados por el socialismo.

Sigue leyendo

¿Por qué marcharemos? #PorCuba

Publicado por Alma

Por  | jesus@granma.cu

Este Primero de Mayo protagonizaremos una movilización masiva, colorida, entusiasta y consciente, que servirá para ratificar al mundo la unidad y el compromiso de nuestros trabajadores con la nueva dirección del Gobierno, con Raúl y el Partido.

Así lo afirmó Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), y agregó que «para hablar de la impronta de la Revolución Cubana, hay que hablar, necesariamente, de su movimiento obrero».

Sigue leyendo

Doce presidentes estadounidenses después, ¡#Cuba sigue enhiesta y altiva!

Publicado por Alma

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein, Resumen Latinoamericano

Han hecho todo lo posible, legal e ilegalmente, han quemado cañaverales, han introducido plagas a los animales, las plantas y las personas, organizaron, armaron y financiaron una invasión militar que el pueblo cubano derrotó en menos de 72 horas un día como hoy hace 57 años, han promovido deserciones y riesgosas migraciones ilegales, han robado cerebros, han intentado asesinar a sus dirigentes centenares de veces , han mantenido un bloqueo ilegal e inhumano por casi 60 años, se sostienen de manera ilegítima en la base naval de Guantánamo contra la voluntad del pueblo cubano, han gastado miles de millones de dólares en la subversión, el sabotaje y el terrorismo, pero no lograron su objetivo: no sacaron ni a Fidel ni a Raúl del poder, ellos se fueron por voluntad propia y por decisión del pueblo cubano.

Hoy Raúl se retira de su cargo de presidente de Cuba y lo hace por la puerta ancha de la historia, reconocido, admirado y querido por su pueblo, igual como lo hizo Fidel. Doce presidentes desde Eisenhower hasta Trump, fracasaron en el intento: los Castro hicieron revolución, hicieron patria, hicieron socialismo, hicieron internacionalismo y triunfaron.

La pequeña Cuba, aislada durante décadas por sus pares latinoamericanos, bloqueada hasta hoy por la obsesión imperial, tuvo fuerzas para salir adelante y todavía le quedaron restos para transmitir amor, solidaridad, educación, cultura y salud por los infinitos rincones del planeta, donde por cierto regaron con la sangre de sus mejores hijos los campos, las ciudades, las montañas y los desiertos de África, el Medio Oriente, el Caribe y América Latina y vale preguntarse ¿qué riqueza se trajeron de vuelta?. Ninguna, absolutamente nada material, solo el honor de saldar su propia deuda con la humanidad como dijera Fidel en algún momento.

Sigue leyendo

#RaúlCastro: El Partido Comunista apoyará y respaldará resueltamente al nuevo Presidente (+ Video)

Publicado por Alma

Por  | internet@granma.cu

Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en la clausura de la Sesión Constitutiva de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 19 de abril de 2018, “Año 60 de la Revolución”

(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Compañeras y compañeros:

Deseo, en primer lugar, agradecer el encargo de que pronuncie las palabras finales de esta emotiva Sesión Constitutiva de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que se efectúa precisamente hoy, cuando se cumple el aniversario 57 de la victoria alcanzada en Playa Girón, bajo el mando del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, sobre la invasión mercenaria organizada, financiada y desembarcada por el gobierno de los Estados Unidos.

Este hecho histórico reviste mayor relevancia por ser la primera vez que los combatientes del Ejército Rebelde, policías y milicianos lucharon defendiendo las banderas del socialismo, proclamado por Fidel el 16 de abril de 1961 en la despedida del duelo de las víctimas de los bombardeos a las bases aéreas.

Sigue leyendo

Enseñarnos a sucederle con dignidad es el mayor legado de #Fidel

Publicado por Alma

Foto: Vicente Brito

Por  | internet@granma.cu

El Comandante nos enseñó a caminar

«Ellos están esperando un fenómeno natural y absolutamente lógico, que es el fallecimiento de alguien. En este caso me han hecho el considerable honor de pensar en mí. Será una confesión de lo que no han podido hacer durante mucho tiempo. Si yo fuera un vanidoso, podía estar orgulloso de que aquellos tipejos digan que tienen que esperar a que yo muera, y ese es el momento».

Así alertaba Fidel, aquel 17 de noviembre del 2005, en el histórico discurso pronunciado en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, con motivo del aniversario 60 de su primer encuentro con el Alma Mater. Muchas veces había dirigido sus palabras a la juventud, pero quizá nunca antes abordó con detenimiento dos realidades que de forma inevitable tocaron el corazón de todo el pueblo. La primera: que por ley irrevocable de la vida algún día dejaría de existir físicamente; la segunda: «Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra».

Tal vez, en los momentos históricos que vivimos hoy, y después de haber enfrentado el golpe irreversible de su partida, sea más comprensible el mensaje que en ese entonces nos legaba el Comandante. Sin embargo, en ese momento nos confrontó con una realidad que, afirmo sin temor a equívocos, llamó a la reflexión a todos los revolucionarios, incluso a los que, como yo, teníamos unos escasos 15 años. Fidel, indiscutiblemente, nos llamaba a la «continuidad».

Sigue leyendo