¿Cómo #Cuba recupera gradualmente su producción de #oxígeno? (+Fotos)

Jornada de trabajo en Gases Industriales de Cuba. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Cada día, más de medio millón de personas en el mundo necesitan oxígeno medicinal. En la India, la demanda llegó a alcanzar los 11,8 millones de metros cúbicos cuando vivieron su peor rebrote de covid-19. En Brasil hicieron falta hasta tres millones a principios de marzo. Los pedidos crecen y los enfermos esperan.

A nivel global solo tres fabricantes concentran el 69% del mercado de gas industrial (el cual incluye el oxígeno médico) y en tiempos de pandemia un cilindro de oxígeno ha llegado a costar entre  330 y 2 500 dólares, dependiendo del continente y la situación del país.

Hace poco más de 100 días la planta de gases industriales que concentra el 95% de la producción de oxígeno líquido de Cuba sufrió una avería. El 26 de mayo OxiCuba S.A. detuvo sus producciones y comenzó a distribuir a partir de inventarios y una pequeña planta que quedó funcionando.

“Los primeros meses había altos niveles de inventario en el país, por tanto, no se sintió. No obstante, con el alza de los casos de covid-19, el último mes de la avería fue muy duro para este país”, cuenta su gerente general, José Manuel Gámez Álvarez, desde el centro de control de la planta que desde el 4 de septiembre ya se encuentra “en el ajuste, puesta en marcha y logrando producciones importantes”. 

OxiCuba es capaz de producir 70 000 metros cúbicos de oxígeno líquido diariamente, por encima de la demanda del sistema de salud que actualmente es de 40 000. Dice José Tamayo Cardet, uno de los hombres que no ha vuelto a casa y no ha dormido prácticamente en su cama en las últimas semanas, trasladando y coordinando todo el llenado de los cilindros, que “ya lo dijo el Comandante: ´los gases deben ir por delante del desarrollo del país, sino lo frenan´. Hoy está demostrado así. Si no tenemos gases no hay nada”.

En abril de 2021 la Organización Mundial de la Salud nombró al oxígeno medicinal como “un medicamento esencial” para el tratamiento de la covid-19 y recomendó a los países aumentar su inversión en estas infraestructuras si querían fortalecer sus sistemas sanitarios. Cuando un paciente entra en estado grave, las células no tienen suficiente oxígeno para realizar su función normal dentro del cuerpo, y este requiere una inyección extra de oxígeno para estabilizarse.

Según Gámez Álvarez, “Cuba trabajó desde 1997 y 1998 en crear sus propias capacidades productoras de oxígeno”. OxiCuba y una planta en Santiago de Cuba que produce el 5% de la producción del país, “han logrado en más de 20 años satisfacer las demandas”.

Cuando arrancó…

OxiCuba. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

El 15 de agosto el ministro de Salud Pública informó que, debido a una avería en la principal planta productora de oxígeno del país, se estaban presentando limitaciones para la cobertura con el líquido para la atención a los pacientes. Mientras lo hacía, el gobierno ponía en funcionamiento un Puesto de Dirección nacional que velaría 24 horas para intentar mitigar la escasa cobertura.

Leer Más…

Se ajustan las piezas que darán más oxígeno medicinal a #Cuba

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, visitaron en la tarde de este miércoles la planta de gases industriales Oxicuba S.A, donde se ultiman detalles para reemprender la producción de oxígeno medicinal en niveles óptimos

Autor: Alina Perera Robbio 

Diaz-Canel
Foto: Estudios Revolución

«¿Hasta ahora todo ha ido bien?», preguntó en la tarde de este miércoles el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al pie de la maquinaria en la cual técnicos cubanos y de otras latitudes andan enfrascados en el ajuste de las piezas nuevas que harán posible dejar atrás una importante avería, y reemprender la producción de oxígeno medicinal en niveles óptimos para Cuba.

Fue en la planta de gases industriales Oxicuba S.A., enclavada en el municipio capitalino del Cotorro, donde el Jefe de Estado –acompañado del primer ministro, Manuel Marrero Cruz, del ministro de Industrias, Eloy Álvarez Martínez, y de otros directivos– se interesó por detalles técnicos, en una visita que da seguimiento a las acciones de reparación, y que tuvo como antecedente la realizada por el dignatario, al mismo lugar, el pasado 27 de agosto.

«¿Qué día estaríamos produciendo?», indagó Díaz-Canel con el ingeniero Termoenergético, Guillermo Méndez Pedraza. En medio de los ruidos que producían otros trabajadores de la planta mientras ajustaban las piezas a la maquinaria que garantizará la producción, Méndez le comentó al Presidente que a la altura del viernes, o de las primeras horas del sábado próximo todo echará a andar. Las entregas se harían paulatinas, luego de tantos días en pausa.

El mandatario quiso saber sobre ajustes de las maquinarias, sobre acoples de sistemas. Más de una vez quiso conocer si todo marcha bien. Y Guillermo Méndez expresó: «Estamos bastante tranquilos». Razonó que los pasos dados hasta ahora están «saliendo bien; es lo importante. Lo más complejo es armar la máquina y lograr todos los ajustes que lleva».

Díaz-Canel, quien en algún momento hizo alusión a la tranquilidad que entraña poder aliviar las tensiones vividas por el país en las últimas semanas con la disponibilidad del oxígeno medicinal, quiso saber si los técnicos cubanos se han estado entendiendo bien con sus homólogos extranjeros. Entonces Méndez, desde una serenidad que pudo recordar a cualquiera la creatividad  y la capacidad del cubano para encarar grandes desafíos, habló de idiomas, y fue más allá: «la técnica es una, tiene un lenguaje parejo».

Poco antes de ese diálogo el gerente general de la Empresa OxiCuba, S.A., José Manuel Gámez Álvarez, le comentó a los periodistas que poner en condiciones óptimas ese lugar que produce oxígeno, nitrógeno y argón para la mayor parte del país, ha sido complejo: «Hoy estamos en un momento de solución de la avería que tuvimos hace un tiempo atrás, (…) estamos, en este minuto, terminando los pasos del montaje de las (nuevas) piezas».

¿Qué significaría que la planta ahora en reparación eche a andar en condiciones óptimas?, quisieron saber los periodistas; a lo cual Gámez Álvarez afirmó que cuando ingrese a producir la planta grande, se elimina la diferencia entre la oferta y la demanda, se cubre toda la demanda, e incluso más. El Gerente General dijo que «desde el domingo estamos en el proceso de montaje de las piezas».

Para ilustrar sobre el beneficio que hay en la actual reparación, habló con los periodistas Marena Alemán Oramas, presidenta del Grupo Empresarial de la Industria Química, entidad a la cual pertenece OxiCuba s.a. Esta planta, apuntó, produce más del 95 % del oxígeno que necesita el país, el nitrógeno, y el 100 % del argón. Tiene un impacto, más allá del sensible ámbito de la Salud, en toda la economía.

Foto: Estudios Revolución
Foto: Estudios Revolución
Foto: Estudios Revolución
Foto: Estudios Revolución

Vuelos urgentes para oxigenar la vida (+Video)

Estos vuelos no tienen antecedentes en el archipiélago, pues llevar en la barriga de la aeronave una carga como esta, que traslada cilindros de oxígeno, es muy peligroso, pero es un imperativo cuando se trata de enfrentar y vencer la muerte

Autor: Freddy Pérez Cabrera 

En el avión AN-26 se ha trasladado oxígeno a varias provincias.
En el avión AN-26 se ha trasladado oxígeno a varias provincias. Foto: Vicente Brito

En el hospital provincial Arnaldo Milián, de Villa Clara, se han vivido jornadas tensas debido a la limitada disponibilidad del oxígeno medicinal necesario para preservar la vida de los pacientes ingresados allí a causa de la pandemia.

El esfuerzo del personal de Salud resulta descomunal para extender todo lo posible las escasas reservas, y mientras en las salas del hospital médicos, enfermeros y trabajadores de apoyo generan alternativas para que no falte a los enfermos, por aire ha llegado a Santa Clara el paliativo urgente a la carencia de oxígeno, mediante los vuelos que a esa ciudad, y otras del país, ha realizado el avión de carga AN-26, comandado por otros protagonistas de la batalla que en Cuba se libra contra la enfermedad.

Estos vuelos no tienen antecedentes en el archipiélago, pues llevar en la barriga de la aeronave una carga como esta, que traslada cilindros de oxígeno, es muy peligroso, pero es un imperativo cuando se trata de enfrentar y vencer la muerte.

Hay algo de nerviosismo en la operación, pero también serenidad ante la urgencia, y la coordinación de acciones, sin perder un minuto. Al momento del aterrizaje, ya están el transporte de traslado, y los combatientes de las FAR y del Minint, para descargarlos y llevarlos al centro hospitalario.

La notica del arribo siempre se expande como pólvora en el hospital, y genera un alivio notable en los rostros de enfermos, familiares, médicos, enfermeras, técnicos y trabajadores de la institución, que agradecen la movilización y el altruismo.

Consumada la misión, siempre hay tiempo para conocer a los héroes de verde olivo, que en días tan decisivos también dan su aporte por la vida.

El teniente coronel José Luis Díaz Vidal, piloto de la nave, junto al navegante Jose Rafael Vidal Jiménez; el copiloto Yonger Rivas Moreno, y el ingeniero de vuelo Juan Martínez Vázquez, confesaron que nunca antes, en sus muchos años de experiencia, habían realizado una operación de tal magnitud.

«Es una maniobra muy peligrosa, pero hay que ejecutarla y lo hacemos. Y no solo eso, por la vida de los cubanos estamos dispuestos a asumir cualquier riesgo», expresó el piloto, quien se mostró orgulloso por el éxito de la encomienda, que también ha tocado a varias tripulaciones de helicópteros.

Ese día, por ejemplo, el avión voló primero desde La Habana hasta Holguín, donde descargó 60 balones; siguió hacia Santiago de Cuba, y de allí trajo otros 60 cilindros, 30 para Sancti Spíritus e igual cantidad para Santa Clara.

Grande es este país que moviliza todo por la salud de su gente, sin importar quién padece. La COVID-19 nos ha dado guerra, y junto al personal sanitario, los héroes de primera línea, nuestros soldados se suman a la defensa de la vida.