Rechazo a la #OEA toma fuerza en #América Latina y el Caribe

Luis Almagro, secretario general de la OEA. Foto: Archivo.

Aumentan las voces que coinciden en la necesidad urgente de reemplazar la Organización de Estados Americanos (OEA) por organismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), entre otros. Esto permitiría un enfoque distinto en la integración regional latinocaribeña.

Uno de los detonantes ha sido el papel del secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien ha sido patrocinado firmemente por Estados Unidos en su injerencia en los asuntos internos de diferentes países de la región.

Bolivia: Almagro debe irse

El pasado 9 de agosto, Almagro ratificó un informe presentado en 2019 que supuestamente detectó irregularidades en el proceso electoral de ese año y un “fraude” en favor del entonces presidente y candidato, Evo Morales.

En una reunión virtual extraordinaria del Consejo Permanente del organismo, celebrada el pasado miércoles 25, los ministros bolivianos de Justicia, Iván Lima, y de Asuntos Exteriores, Rogelio Mayta, además del embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce Zaconeta, condenaron el comunicado acusando a Almagro de excederse en sus funciones y agredir la soberanía de Bolivia al tiempo que viola las normas de esa organización y de los principios internacionales de no intervención.

Lima señaló en marzo pasado la posibilidad de tomar acciones legales en contra de Almagro por sus afirmaciones en torno al supuesto fraude electoral de las elecciones presidenciales de 2019 en Bolivia y su apoyo al golpe de Estado.

A comienzos de agosto, Mayta afirmó que «Almagro tiene que darse cuenta de que lo mejor que podría hacer es irse de la OEA porque, si no se va ahora voluntariamente, está haciendo tan mal las cosas que puede resultar siendo echado de su cargo».

Morales, por su parte, le acusó de crímenes de lesa humanidad agregando que nunca se pronunció por los 36 asesinatos, los más de 800 heridos, los mil 500 detenidos ilegalmente y el centenar de perseguidos por el gobierno dictatorial de Jeanine Áñez.

Iniciativa que se extiende

La postura de La Paz durante la mencionada reunión fue respaldada por México y Nicaragua, que denunciaron la injerencia en el proceso electoral y su apoyo al gobierno de facto de Jeanine Áñez.

El embajador nicaragüense, Luis Alvarado, consideró “ilegal y falaz” el informe presentado y reiteró la “firme e indeclinable solidaridad y respaldo al pueblo y Gobierno de Bolivia, que sigue haciéndole frente a la agresión golpista perpetrada desde la Secretaría General de la OEA”.

La embajadora mexicana, Luz Elena Baños, criticó a Almagro por “extralimitarse en sus funciones” y “profundizar la polarización” en el hemisferio. El canciller de este país, Marcelo Ebrard, manifestó el domingo pasado que “Alguien le tiene que mandar un oficio, o algo, a Almagro, pero la OEA no puede seguir siendo un instrumento de intervención”. Advirtió que, en la cumbre de la Celac del próximo 18 de septiembre, se tiene fijada esa meta y que “México pueda, con el excelente diálogo que tiene el presidente López Obrador con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la vicepresidenta, Kamala Harris, ser quien pueda facilitar que se llegue a este acuerdo”.

El pasado 24 de julio, en un discurso en homenaje al Libertador Simón Bolívar, el presidente mexicano pidió la sustitución del organismo regional por otro que no sea “lacayo de nadie”, algo parecido a la Unión Europea (UE).

Por qué es importante: La iniciativa, que desde hace más de una década planteó el Comandante Hugo Chávez durante su gestión de gobierno, parece tomar forma en la región, debido a que su estabilidad e integración ha sido perjudicada por un ente que carga con el peso histórico de estar bajo el control de EE.UU., organiza golpes de Estado como el de Bolivia, propicia intervenciones militares en Venezuela y apoyar intentos de aislamiento de Cuba, entre otras vergonzosas gestas.

(Tomado de Misión Verdad)

La OEA se hunde en su desprestigio (+Video)

Durante la toma de posesión del nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, el mandatario de Argentina, Alberto Fernández, subrayó que «la OEA ha dejado de ser un organismo que funcione y sirva a América Latina»

Autor: Elson Concepción Pérez

oea caricatura.
Foto: Cristian Domínguez

Cada día se suman voces de mandatarios y otros altos funcionarios latinoamericanos que cuestionan la existencia misma de la Organización de Estados Americanos (OEA), y advierten sobre su descrédito.

Durante la toma de posesión del nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, el mandatario de Argentina, Alberto Fernández, subrayó que «la OEA ha dejado de ser un organismo que funcione y sirva a América Latina», por lo que resulta necesario «recrear un nuevo ámbito que exprese mejor» a la región.

Coincidió el planteamiento con lo expresado, hace solo unos días, por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y por otros dignatarios como el venezolano Nicolás Maduro y el nicaragüense Daniel Ortega.

«Todos los días no paramos de asombrarnos por las cosas que pasan en la OEA, durante la gestión de Luis Almagro», sostuvo el presidente argentino en declaraciones al canal C5N.

Tales consideraciones suman criterios al desprestigio creciente del ente multinacional, cuya pretensión injerencista más reciente recibió la negativa de la mayoría de los gobiernos del continente, cuando Almagro los convocó para una reunión del Consejo Permanente, a fin de «analizar la situación en Cuba». El lacayo, empoderado por Washington, tuvo que suspenderla.

A pesar de los sonados fracasos de las últimas maniobras de titiritero que ha ensayado con la OEA, el Gobierno de Estados Unidos no ceja en sus planes macabros de intentar aislar a Cuba.

El miércoles, los miembros del Comité de Exteriores del Senado (impulsados –vaya sorpresa– por Bob Menéndez y Marco Rubio), aprobaron una resolución «de condena», debido a la respuesta popular a las provocaciones violentas en el archipiélago.

Por su parte, el secretario de Estado, Antony Blinken, confió este jueves, en su primer contacto telefónico con el nuevo ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, «en reforzar la coordinación con España respecto a acciones contra Cuba, como parte de la política estadounidense hacia la Isla».

Canciller Rodríguez da por derrotada maniobra en #OEA contra #Cuba

Tomado de: PL

Bruno-Rdguez-Parrilla

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, remarcó hoy la derrota de la maniobra instigada por Estados Unidos contra la nación caribeña que buscaba imponer una reunión de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
Según señaló en su cuenta oficial en Twitter el ministro de Relaciones Exteriores, el rechazo de la mayoría de Estados miembros obligó a la suspensión del Consejo Permanente de ese foro regional.

‘Presidente pro tempore del Consejo (embajador Washington Abdala, de Uruguay) admitió derrota mediante carta patética que ofende a Cuba’, subrayó.

De igual forma, Rodríguez transmitió el agradecimiento a los países que defendieron la dignidad latinoamericana y caribeña.

También en un tuit, el director general para América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores, Eugenio Martínez, ratificó que dicha instancia fue obligada ‘a suspender esta acción de la maniobra anticubana’ al enfrentar la decencia de la mayoría en la región; ‘dignidad contra ignominia’, subrayó.

De acuerdo con reportes de prensa, el órgano ejecutivo de la OEA anunció una sesión virtual prevista para esta jornada, con el supuesto fin de dialogar sobre la situación en Cuba después de los disturbios acontecidos en varios puntos de la isla el pasado 11 de julio, instigados desde Estados Unidos.

La víspera, el presidente de la nación caribeña, Miguel Díaz-Canel, calificó de vergonzoso el paso anunciado en la campaña de Estados Unidos contra Cuba, a partir de la movilización para ese encuentro de la OEA.

Al respecto, el mandatario cubano escribió: ‘el desprestigiado ministerio de colonias yanqui es llamado a jugar su triste papel de lacayo’, en un ‘macabro plan’ dirigido a la nación caribeña.

Recientemente, el canciller reafirmó que en la nación no hubo un acto de represión contra el pueblo, como tampoco existió un estallido social el pasado 11 de julio, y rechazó las calumnias difundidas en medios de prensa internacionales al respecto, así como las tergiversaciones en las redes digitales.

MAS alerta de un “segundo golpe” contra la democracia en #Bolivia

hispantv

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia denuncia que un “segundo golpe” a la democracia está en curso, a ocho días de las elecciones presidenciales.

La portavoz del MAS, Marianela Paco, en una rueda de prensa realizada el lunes, denunció que está en marcha un “segundo golpe” en Bolivia por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE), la Organización de Estados Americanos (OEA), y los militares y policías que participaron en el golpe de Estado de 2019 contra el depuesto presidente boliviano, Evo Morales.

En esta misma línea, Paco cuestionó la falta transparencia en el conteo rápido de votos por el TSE, el retorno de los mismos observadores de la OEA y la custodia de las actas por parte de los militares de Bolivia de cara a los comicios del 18 de octubre.

A la fecha [el TSE] no le ha mostrado al pueblo boliviano si el sistema de conteo rápido tiene certificación internacional, como la que tenía el sistema de conteo del año pasado; no ha mostrado cuáles son las diferencias que han mejorado este sistema de conteo a diferencia del año pasado (…), no nos han demostrado cómo va a funcionar ese sistema. Por tanto, ahí no hay transparencia”, subrayó.

Asimismo, cuestionó que quienes “le han dado el golpe a la democracia, hoy en día quieren custodiar las actas”, en referencia al acuerdo interinstitucional que firmó el presidente del TSE, Salvador Romero, con las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional de Bolivia, manteniendo los detalles en reserva.

Morales presentó su renuncia el 10 de noviembre de 2019 con el objetivo de que reinara la calma en el país tras el golpe de Estado dado en su contra por la oposición, que había desconocido su reelección en los comicios presidenciales del 20 de octubre de ese mismo año.

Bolivia tiene previsto celebrar comicios generales el próximo 18 de octubre, tras ser retrasados en dos ocasiones por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El candidato del MAS para la Presidencia de Bolivia, Luis Arce, es blanco de una serie de investigaciones a las que ha dado curso el gobierno de facto de Jeanine Áñez por presunto desvío de activos durante su paso por varias instituciones públicas mientras Morales era presidente, para impedir que se presente a las elecciones.

Pese a todos los obstáculos a los que hace frente el MAS, todas las encuestas señalan a Arce como ganador en la primera vuelta.