#BrunoRodríguez: #EstadosUnidos alega preocupación por impacto de la #covid-19 en el mundo, mientras incrementa su #bloqueo contra #Cuba

En este artículo: Bruno Rodríguez ParrillaCoronavirusCOVID-19CubaEstados UnidosJoe BidenOrganización de las Naciones Unidas (ONU)PolíticaSaludSARS-CoV-2Virus21 septiembre 2021 | 6Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsAppCompartir en Telegram

Bruno Rodriguez, canciller cubano. Foto: Pool AP Photo/Ismael Francisco/Archivo

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció este martes que el gobierno de Estados Unidos alega preocupación por el impacto de la covid-19 en el mundo, mientras incrementa su bloqueo contra la isla.

El canciller cubano recordó en Twitter que la administración republicana de Donald Trump (2017-2021) identificó a la pandemia como aliada del despiadado cerco estadounidense, el cual incrementó con 60 nuevas sanciones durante la crisis sanitaria.

Asombra que el presidente Biden, que continúa la aplicación de esas medidas, alegue preocupación por el impacto de la covid-19 para todos los pueblos, apuntó al comentar el discurso pronunciado por el mandatario norteamericano este martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

El canciller cubano alegó que el “gobierno del presidente Biden comete un grave error, con consecuencias para todos, en su empeño por dividir al mundo entre quienes se le someten y quienes defienden con dignidad su derecho soberano a la autodeterminación”.

“La aplicación disimulada de la política exterior errada y peligrosa de Trump por parte del presidente Biden compromete al actual gobierno de EE.UU. con la misma responsabilidad por el daño a la paz y la estabilidad internacional, y sus graves consecuencias”.

“El presidente Biden -escribió Rodríguez- conoce bien que la mayor amenaza para EE.UU., en su ´traspatio´, es la de la polarizacion política y el extremismo que se expanden dentro de su propio territorio. Y que, para la región, es la imperialista Doctrina Monroe”.

Desde 2017, Estados Unidos recrudeció su bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba con la imposición de más de 240 medidas dirigidas a asfixiar la economía de esta nación antillana y provocar un cambio de régimen.

Simultáneamente, incrementó su hostilidad a través de la promoción de campañas de desestabilización interna aprovechando la compleja situación económica y social generada por la pandemia.

El pasado 23 de junio, la abrumadora mayoría de los estados miembros de ONU expresaron, por vigésimo novena ocasión desde 1992, su repudio al cerco estadounidense contra la isla.

(Con información de Prensa Latina)