#Fidel es #Cuba, Cuba es Fidel

Publicado por Alma

Ahí está el heroico pueblo de Cuba, resistiendo, luchando, creando y venciendo, mientras esa continuidad creativa y renovadora esté presente, ahí estará por siempre Fidel. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Por Elier Ramírez Cañedo

Quiso el destino, como para alertarnos que solo se trataba de un nuevo viaje hacia otros horizontes de lucha y épica revolucionaria, dotar de gran simbolismo la fecha del fallecimiento del Comandante, ocurrida el 25 de noviembre de 2016, precisamente a 60 años de que el líder de la Revolución Cubana, desafiando todos los imposibles se lanzara al mar desde Tuxpan en el yate Granma junto a sus compañeros, decididos a liberar o entregar sus vidas a la patria.

Desde que comenzó sus luchas en la Universidad de La Habana hasta su último suspiro, Fidel se caracterizó por decir lo que pensaba y hacer lo que decía. El 8 de enero de 1959, el Comandante había señalado en su histórico discurso pronunciado en el campamento de Columbia:

“Sé, además, que nunca más en nuestras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante, excepto en otra ocasión —en que estoy seguro de que se van a volver a reunir las muchedumbres—, y es el día en que muramos, porque nosotros, cuando nos tengan que llevar a la tumba, ese día, se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos a nuestro pueblo!”.

Sigue leyendo

La Doctrina #Monroe: columna vertebral del imperialismo norteamericano (Parte II y Final)

Publicado por Alma

Por Miguel Ángel García Alzugaray

Desde finales del siglo XVIII fueron expresadas las intenciones del poderoso vecino norteamericano acerca de la isla de Cuba en voz de sus principales figuras políticas.

Así, desde 1805, Jefferson expresó sus intenciones de adueñarse de Cuba por razones estratégicas. En 1823, el Secretario de Estado de EE.UU., John Quincy Adams, enuncia su teoría de «la fruta madura»: “(…) Cuba, separada de España, caerá necesariamente en el regazo de EE.UU…”.

En diciembre del mismo año se enuncia la Doctrina Monroe, atribuida al Presidente James Monroe, «América para los americanos»: EE.UU. prefiere que la Isla siga siendo colonia de España antes de que caiga en manos de los ingleses o conquiste su independencia.

Como hemos visto, la Doctrina Monroe pretendía dejar claro a los competidores europeos que América era para los “americanos”, al manifestar su oposición a que el continente fuese objeto de futura colonización por las potencias del otro lado del Atlántico.

Desde ese entonces, con respecto a Cuba, la actitud norteamericana se concretó a esperar el momento oportuno para apoderarse de la isla: la “política de la fruta madura”.

Sigue leyendo