#Cuba pone a disposición de la #OMS todo su potencial médico

Publicado por Alma

Morales Ojeda describió el desarrollo del sistema de salud cubano y mencionó indicadores relevantes como la mortalidad en el menor de un año de 4,0 por cada mil nacidos vivos. Foto: Vicente Brito

Por  | internet@granma.cu

Cuba ofreció a la Organización Mundial de Salud (OMS) sus experiencias, recursos humanos especializados, universidades médicas y los productos de la industria farmacéutica y biotecnológica para lograr la anhelada meta de la salud para todos.

Durante la primera sesión de la LXXI Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra, Suiza, el doctor Roberto Morales Ojeda, vicepresidente del Consejo de Estado y titular de Salud de la Isla, apuntó que Cuba sigue trabajando bajo el precepto de lo expresado por el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, de compartir lo que se tiene y no lo que sobra.

Cuando el compromiso de la cobertura sanitaria universal constituye un asunto pendiente para muchos, 407 000 profesionales cubanos han estado presentes en 164 países de todos los continentes, comentó, y hoy suman más de 11 000 jóvenes, de 126 naciones, los que han cursado estudios médicos en la Mayor de las Antillas.

Sigue leyendo

Anuncios

Doce presidentes estadounidenses después, ¡#Cuba sigue enhiesta y altiva!

Publicado por Alma

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein, Resumen Latinoamericano

Han hecho todo lo posible, legal e ilegalmente, han quemado cañaverales, han introducido plagas a los animales, las plantas y las personas, organizaron, armaron y financiaron una invasión militar que el pueblo cubano derrotó en menos de 72 horas un día como hoy hace 57 años, han promovido deserciones y riesgosas migraciones ilegales, han robado cerebros, han intentado asesinar a sus dirigentes centenares de veces , han mantenido un bloqueo ilegal e inhumano por casi 60 años, se sostienen de manera ilegítima en la base naval de Guantánamo contra la voluntad del pueblo cubano, han gastado miles de millones de dólares en la subversión, el sabotaje y el terrorismo, pero no lograron su objetivo: no sacaron ni a Fidel ni a Raúl del poder, ellos se fueron por voluntad propia y por decisión del pueblo cubano.

Hoy Raúl se retira de su cargo de presidente de Cuba y lo hace por la puerta ancha de la historia, reconocido, admirado y querido por su pueblo, igual como lo hizo Fidel. Doce presidentes desde Eisenhower hasta Trump, fracasaron en el intento: los Castro hicieron revolución, hicieron patria, hicieron socialismo, hicieron internacionalismo y triunfaron.

La pequeña Cuba, aislada durante décadas por sus pares latinoamericanos, bloqueada hasta hoy por la obsesión imperial, tuvo fuerzas para salir adelante y todavía le quedaron restos para transmitir amor, solidaridad, educación, cultura y salud por los infinitos rincones del planeta, donde por cierto regaron con la sangre de sus mejores hijos los campos, las ciudades, las montañas y los desiertos de África, el Medio Oriente, el Caribe y América Latina y vale preguntarse ¿qué riqueza se trajeron de vuelta?. Ninguna, absolutamente nada material, solo el honor de saldar su propia deuda con la humanidad como dijera Fidel en algún momento.

Sigue leyendo

La silla

Publicado por Alma

La coherente continuidad que la inmensa mayoría del pueblo cubano eligió con su voto, es la victoria de aquel que ocupó físicamente esa silla en la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su fundación: Fidel. Foto: Juvenal Balán

Por  | marta@granma.cu

Solo en apariencia estaba sin ocupar la silla a la diestra de Díaz-Canel, desde ayer presidente del Consejo de Estado y de Ministros, como lo estuvo mientras Raúl ocupó ese puesto. La coherente continuidad que la inmensa mayoría del pueblo cubano eligió con su voto, es la victoria de aquel que ocupó físicamente esa silla en la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su fundación: Fidel.

De él, de Fidel, es la victoria de la continuidad generacional pacífica y seguramente creativa y victoriosa que Cuba acaba de estrenar, en la cual, como la concibió e hizo realidad José Martí, se fundieron al igual que entonces, los próceres de la Guerra de los Diez Años con los Pinos Nuevos, con la divisa inclaudicable de la independencia y soberanía absolutas de un pueblo libre, culto, justo y solidario.

Nunca será ocioso recordar que esos fueron los postulados básicos del joven abogado Fidel Castro, en el año del centenario del Apóstol, en 1953.

Todo el discurso de Miguel Díaz-Canel es coherente con esas ideas –sin excluir la dialéctica– de la cual hizo galas aquel joven, hasta el fin de sus días, y continuó Raúl, cuya fidelidad a las ideas del programa de su hermano no tiene parangón. Es válido recordar que en las horas inciertas sobre la vida de Fidel, tras el fallido asalto al Moncada, cuando podía suponerse que este estaría vivo o habría muerto, Raúl, hecho prisionero cerca de Santiago de Cuba y trasladado al Vivac municipal, asumió toda la responsabilidad del asalto, pensando de forma optimista que tal vez Fidel estuviera solidariamente protegido, a salvo. Aquel fue, aunque poco divulgado, uno de los actos más valientes en circunstancias semejantes, cuando la vida de cualquier supuesto protagonista de las acciones del 26 de Julio valía muy poco.

Sigue leyendo

Teaching us to succeed him with dignity is #Fidel’s greatest legacy

Published by Alma

By  | informacion@granma.cu

“They are awaiting a natural and absolutely logical event, the death of someone. In this case, they have honored me by thinking of me. It might be a confession of what they have not been able to do in a long time. If I were a vain man, I could be proud of the fact that those guys admit that they are waiting for me to die, and this is the time.”

Thus Fidel warned on November 17, 2005, in his historic speech delivered in the University of Havana’s Aula Magna, on the occasion of the 60th anniversary of his admission to the educational institution.He had directed his words to youth many times, but perhaps never before addressed so purposefully two realities that inevitably touched the hearts of all. The first: due to the irrevocable law of life, he would one day cease to physically exist. The second: “This country can self-destruct; this Revolution can destroy itself, but they can never destroy us; we can destroy ourselves, and it would be our fault.”

Perhaps, during the historic moments that we experience today, and after having faced the irreversible blow of his departure, the message that the Comandante bequeathed to us is more understandable. However, at that moment he confronted us with a reality that, I insist without fear of being mistaken, called for reflection on the part of all revolutionaries, even those who, like me, were just 15 years old. Fidel was, unquestionably, calling us to provide “continuity.”

Sigue leyendo

Enseñarnos a sucederle con dignidad es el mayor legado de #Fidel

Publicado por Alma

Foto: Vicente Brito

Por  | internet@granma.cu

El Comandante nos enseñó a caminar

«Ellos están esperando un fenómeno natural y absolutamente lógico, que es el fallecimiento de alguien. En este caso me han hecho el considerable honor de pensar en mí. Será una confesión de lo que no han podido hacer durante mucho tiempo. Si yo fuera un vanidoso, podía estar orgulloso de que aquellos tipejos digan que tienen que esperar a que yo muera, y ese es el momento».

Así alertaba Fidel, aquel 17 de noviembre del 2005, en el histórico discurso pronunciado en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, con motivo del aniversario 60 de su primer encuentro con el Alma Mater. Muchas veces había dirigido sus palabras a la juventud, pero quizá nunca antes abordó con detenimiento dos realidades que de forma inevitable tocaron el corazón de todo el pueblo. La primera: que por ley irrevocable de la vida algún día dejaría de existir físicamente; la segunda: «Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra».

Tal vez, en los momentos históricos que vivimos hoy, y después de haber enfrentado el golpe irreversible de su partida, sea más comprensible el mensaje que en ese entonces nos legaba el Comandante. Sin embargo, en ese momento nos confrontó con una realidad que, afirmo sin temor a equívocos, llamó a la reflexión a todos los revolucionarios, incluso a los que, como yo, teníamos unos escasos 15 años. Fidel, indiscutiblemente, nos llamaba a la «continuidad».

Sigue leyendo

#Cuba: hay #Fidel para rato (I)

Publicado por Alma

Fidel Castro posa con La Habana al fondo, en 1994. jerad rancinan

Por  Ángel Guerra Cabrera

Aunque esperada, la elección de Miguel Díaz-Canel Bermúdez a la presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba es un hecho trascendental. A 57 años exactamente de la victoria del pueblo cubano en Playa Girón, Cuba experimenta un notable jalón en una transición generacional programada, ordenada e iniciada hace tiempo. Es inevitable recordar hoy aquellos días vertiginosos de lucha incesante, con Fidel en la primera línea, cuando el pueblo armado de la pequeña isla le infligió a Estados Unidos su primera gran derrota militar en América.

Bajo ese signo llega Díaz Canel a la mayor responsabilidad gubernamental de Cuba, un ingeniero electrónico de 57 años nacido y formado después del triunfo revolucionario. Concluidos sus estudios, permaneció tres años en las Fuerzas Armadas Revolucionarias, luego profesor universitario, dirigente provincial y nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y cooperante internacionalista en la Nicaragua Sandinista. Querido por el pueblo en las provincias donde encabezó la organización partidista, era frecuente verlo en bicicleta o en una cola, consumado lector con afición por la buena música y, claro, por los Beatles. Hombre afable, llano y sencillo, de evidente avidez intelectual.

Sigue leyendo