#EstadosUnidos: negros e hispanos reciben menos pruebas de detección y vacunas contra la #COVID-19

Datos institucionales muestran que las personas negras e hispanas tienen el doble de probabilidades de morir de COVID-19 que los blancos en Estados Unidos

Tomado de: Juventud Revelde

Las personas de raza negra e hispanas en Estados Unidos tienen más probabilidades de contraer la COVID-19 y es más probable que sean hospitalizadas o incluso mueran a causa del coronavirus.

Para ambos grupos aún no están haciéndose suficientes pruebas y no se han vacunado suficientemente en muchos estados, según los nuevos datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins y compartidos con la CNN.

Los datos de los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) muestran que las personas negras e hispanas tienen al menos el doble de probabilidades de morir de COVID-19 que las personas blancas no hispanas y casi tres veces más probabilidades de ser hospitalizadas.

Tanto las personas negras como las hispanas también tienen más probabilidades que las blancas de infectarse con el virus SARS-CoV-2. Los hispanos y los negros, con excepciones en algunos estados, están más representados entre los que murieron a causa de la enfermedad.

Sin los datos, las autoridades no pueden saber qué deben hacer para corregir las disparidades que pueden ayudar a que el virus se propague y se prolongue la pandemia. Con los datos, las áreas problemáticas se aclaran, indica la CNN.

De los 37 estados que rastrean los casos y las vacunas por origen étnico, los hispanos representan una proporción menor de vacunas que los casos en todos los estados excepto en cuatro.

Volver a #Fidel en #Durban

«El racismo, la discriminación racial y la xenofobia constituyen un fenómeno social, cultural y político, no un instinto natural de los seres humanos; son hijos directos de las guerras, las conquistas militares, la esclavización y la explotación individual o colectiva de los más débiles por los más poderosos a lo largo de la historia de las sociedades humanas», sentenció Fidel

Autor: Pedro de la Hoz 

Obra de Lebogang Mashile.

A las puertas de la sesión conmemorativa del vigésimo aniversario de la adopción de la Declaración y el Programa de Durban contra el Racismo y la Discriminación Racial, que reunirá a líderes de la comunidad internacional el próximo 22 de septiembre en la sede de las Naciones Unidas, sería muy conveniente volver a las palabras pronunciadas por Fidel en la ciudad sudafricana.

El primer día de septiembre de 2001, el líder de la Revolución cubana habló, como era de esperar, claro y fuerte, como portavoz no solo de sus convicciones sino de la moral de un país comprometido con la erradicación de todo vestigio y práctica discriminatoria y de las aspiraciones de millones de seres humanos urgidos de reparación, equidad, justicia e inclusión.

«El racismo, la discriminación racial y la xenofobia constituyen un fenómeno social, cultural y político, no un instinto natural de los seres humanos; son hijos directos de las guerras, las conquistas militares, la esclavización y la explotación individual o colectiva de los más débiles por los más poderosos a lo largo de la historia de las sociedades humanas», sentenció Fidel entonces para siempre.

Estados Unidos e Israel boicotearon la conferencia de Durban, soberbiamente irritados por las voces que allí se solidarizaron con la causa palestina y condenaron la represión, ocupación de tierras y desplazamientos a la fuerza del régimen sionista en la Franja de Gaza y Cisjordania, situación que no ha variado, incluso ha empeorado, en las dos últimas décadas.

Acusar de antisemitas y racistas a quienes en aquel momento abogaron por los derechos del pueblo palestino y apostaron por la convivencia pacífica, respetuosa y en pie de igual de dos estados, Palestina e Israel, fue un avieso acto de prestidigitación política, compartido por las cúpulas de Washington y Tel Aviv, al que ahora, ante la conmemoración de la cita de Durban, ha arrastrado a países bajo la esfera de influencia imperial.

El antisemitismo es tan perverso como lo fue el apartheid en Sudáfrica o las teorías y prácticas supremacistas en Estados Unidos o el rechazo antinmigrante en Europa o la violencia que sufren las comunidades afrocolombianas o la marginación a los pobladores originarios en varios países latinoamericanos.

De Durban salió un programa que instó a los Estados a elaborar,  planes nacionales e integrales de acción para erradicar el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, llamó a procurar el fortalecimiento de las instituciones nacionales y hacer recomendaciones concretas en materia de legislación nacional y la administración de la justicia, promovió medidas para abordar la discriminación en materia de empleo, salud, políticas y educación, exhortó la implementación de políticas encaminadas a combatir la incitación al odio racial en los medios de información, y sugirió tomar en cuenta instrumentos estadísticos desglosados y estimular proyectos de investigación que sustenten las acciones específicas.

En Cuba, no sin dificultades en un campo donde la subjetividad pesa y la herencia de una nación donde el colonialismo explotó la esclavitud africana y la república neocolonial reprodujo y acentuó patrones racistas, la letra y el espíritu de Durban han tomado cuerpo.

El paso más contundente y de reciente data fue dado en noviembre de 2019 cuando, por acuerdo del Consejo de Ministros, quedó instituido el Programa Nacional contra el Racismo y la Discriminación Racial, al que tributan 18 organismos de la administración central del Estado e igual número de organizaciones, asociaciones y fundaciones de la sociedad civil. Programa en plena construcción, complejo, integral, científicamente fundamentado, socialmente motivado y en el que se refleja el pensamiento antirracista de Fidel, en sus proyectos y acciones intervienen ministros y directivos del gobierno, académicos, escritores, artistas, activistas sociales y promotores culturales de todo el país.

Fidel lanzó en Durban tres interrogantes de absoluta vigencia a los líderes políticos del mundo: «¿Serán capaces de comprender la gravedad de los problemas del mundo actual, regido en su desarrollo incoherente y desigual por leyes ciegas, el poder colosal y los intereses de las empresas transnacionales, cada vez más grandes, más incontrolables y más independientes? ¿Comprenderán el caos y la rebelión universal que se avecinan? ¿Podrán, aunque lo desearan, poner fin al racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas, que son precisamente todas las demás?».

Centenares de millones de seres humanos esperan aún respuestas.

A escala planetaria, el abismo entre enunciación y realización permanece y crece.

Los “pacíficos” fascistas que se preocupan por #Cuba

Por: Justo Cruz

Me llama mucho la atención que a casi nadie le llame la atención el hecho de que los que más se preocupan por la situación de los derechos humanos en Cuba sean los políticos de derecha , extrema derecha y cuasifascistas especialmente en el continente europeo.

Me alarma con qué simpleza los SOS Cuba publican y comparten imágenes de “luchadores“ cubanos codeándose con políticos de extrema derecha, especialmente racistas españoles altamente conocidos por sus políticas contra los derechos humanos de los extranjeros, los derechos de la mujer, del movimiento LGTBI, etc.

Me pregunto cómo a los “Patria y Vida“ no les da pena codearse con connotados racistas de VOX y Ciudadanos. ¿Cómo se puede ser tan ignorante y compartir en su propio muro de Facebook un discurso de un político de VOX solo porque dice las cosas malas que uno quiere escuchar contra su propio país?

¿En serio crees que a esos racistas españoles les interesa la suerte del pueblo cubano? Si no quieren o no saben leer para documentarse y cultivarse, al menos pregúntale a un amigo español sobre los partidos VOX y Ciudadanos, pregúntale y se les caerá la cara de vergüenza.

Lo mismo sucede en Alemania. Recuerdo cuando hace algunos años la canciller alemana Angela Merkel decidió acoger a parte de los refugiados sirios obligados a abandonar su país huyéndole a las bombas del ISIS y de la OTAN, en aquella oportunidad algunos de los cubanos  “Patria y Vidas“ de hoy criticaban a la Merkel con el mismo afán que los racistas del AfD (Alternativa para Alemania, partido de extrema derecha), como si ellos mismos no fueran extranjeros. Muchos alemanes se quedaban boquiabiertos ante tanta ignorancia.

En Alemania hay una organización de dudoso activismo político con el patético nombre de Sociedad Internacional por los Derechos Humanos (IGFM, por sus siglas en alemán), cuyo presidente de honor fue asesor de Augusto Pinochet y entre otras barbaridades se pronunciaron con todas las fuerzas de sus corazones contra la liberación de Nelson Mandela.

Pues esta organización desde hace años está muy pero muy preocupada por “los derechos“ del pueblo cubano.

Ahora resulta que en este «gran concurso“ buscando quién publica las Fake news más estúpidas sobre el acontecer diario en Cuba, la IGFM no quiere quedarse atrás y para demostrar violencia policial en Cuba publica una nota de prensa sobre los “muertos“ del Gobierno cubano y la acompaña con una imagen de la policía brasileña “Forca Tatica“, nada más y nada menos que “en La Habana” maltratando al pueblo cubano.

Como sé que nadie me creerá esta historia, aquí les dejo la imagen, pero ojo, no para que se burlen, no quiero burla, todo lo contrario, para que lloren de rabia, para que se indignen los unos y se les caiga la cara de vergüenza a los otros, porque lo que está pasando con Cuba en las redes sociales es el colmo de la falacia y la ignominia. Ya dan pena y lo peor de todo es que al parecer no hay quien los pare.

(Tomado de La pupila insomne)

¿Canciller de #Chile enseñándole #democracia y #derechoshumanos a #Cuba? (+ Video)

Tomado de: Cubadebte

Andrés Allamand, canciller de Chile. Foto: Europa Press.

El canciller de Chile, Andrés Allamand, dijo que en Cuba hubo “represión” luego de las protestas del pasado 11 de julio en la Isla, catalogadas de “pacíficas” por el ministro chileno. Allamand llamó a las autoridades cubanas “a no eliminar las legítimas expresiones ciudadanas”.

No es en Cuba donde las fuerzas del orden dispersan con gases lacrimógenos y utilizan camiones lanza aguas contra las personas. No es a Cuba a quien la ONU acusa de violaciones de los derechos humanos. Y no es en Cuba donde la policía lanza balines a los ojos de quienes se manifiestan. Cuba no es Chile.