Reflexiones sobre la actualidad #cubana

Foto: Jorge Luis Sánchez Rivera/ Cubadebate.

Sin lugar a dudas, la explosión social ocurrida en nuestro país el 11 de julio del año en curso, nos sorprendió a todos y no por falta de evidencias e indicios. Las redes sociales, en maratón olímpico, propagaban a los “cuatro vientos” consignas, orientaciones, noticias falsas, fotos trucadas, etcétera, dirigidas a manipular, confundir, engañar a la opinión pública nacional e internacional sobre la situación sociopolítica cubana.

El objetivo era claro, aprovechar las dramáticas circunstancias de penurias y necesidades producidas por la asfixia del bloqueo multilateral decretado por Estados Unidos, sumado a eventos circunstanciales, tales como el incremento exponencial de la pandemia de COVID-19 y la rotura de la principal fábrica de electricidad (Guiteras, de Matanzas), que no solo afecto la energía sino también el abasto de agua.

A ello habría añadir las dificultades en el abastecimiento de alimentos y medicamentos con las consabidas largas colas, una “mafia” de “mercado negro” nacida a consecuencia de ello, y a los errores cometidos en la tardía implementación de medidas económicas aprobadas desde hace ya algunos años, entre ellas la producción de alimentos.

leer más

#Solidaridad con #Cuba solidaria

Foto: Karina Martínez.

Cuba precisa hoy, una vez más y quizás más que nunca, la solidaridad de cuantos conocemos su realidad y la historia que la ha configurado y condiciona. Se trata de juntarnos en la defensa de la Cuba realmente existente, en el reconocimiento a su insoslayable derecho a preservar la soberanía alcanzada y a su legítimo deber de no claudicar en la defensa de las conquistas revolucionarias. La complejidad de las situaciones y los acontecimientos no se agota en los análisis y las propuestas, mas todo ello sabemos que ahora mismo ocupa la atención del Estado cubano y de las instituciones y organizaciones de muy diversa índole que actúan en la sociedad cubana.

La Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano que, gracias a la solidaridad de Cuba, surgió en aras de alcanzar los anhelos de los hombres y mujeres del cine y el audiovisual de América Latina y el Caribe, es testigo excepcional de la vida cotidiana de cubanas y cubanos, incluidos trabajadores de la sede y de su Escuela Internacional de Cine y Televisión, surgida y sostenida en San Antonio de los Baños como fruto de esa peculiar vocación cubana, que conocíamos del ICAIC.

Juntos hemos padecido y encarado los efectos del injusto bloqueo mantenido durante décadas por los Estados Unidos sobre Cuba que, arreciado en plena pandemia, eleva su carácter criminal y su cruel tributo al deterioro de las condiciones de vida de sus pobladores. Juntos también hemos disfrutado de su seguridad y sus logros, como el que ahora celebramos de las dos primeras vacunas anti-COVID-19.

Consecuentes con nuestros orígenes y comprometidos con nuestro legado, bien podemos aquilatar lo que en Cuba está en juego, y también apreciar los complejos asuntos que solo corresponderá a sus ciudadanos dilucidar y resolver, sin injerencias extranjeras ni intromisiones oportunistas, en un clima de paz y libertad, de dignidad y justicia, de trabajo y creación, inclusivo y participativo, al que todas las personas honestas y lúcidas hemos de estar prestos a contribuir con respeto y compromiso con el futuro, del que todos somos responsables, incluidos quienes desde la cultura y las ideas, el cine y el audiovisual, la belleza y el amor, creamos y creemos que un mundo mejor es posible para todos, también para Cuba.

(Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano)

No convocamos al #odio, sino al #amor

La resistencia ante las acciones de desestabilización maniobradas por el Gobierno de los Estados Unidos ha sido la respuesta más firme a quienes pretenden crear el caos

Autor: Laura Mercedes Giráldez

Autor: Madeleine Sautié

bandera cubana
Foto: Tomada de Internet

La defensa de la Revolución ha sido una de las convicciones que ha guiado a los cubanos durante más de seis décadas. La resistencia ante las acciones de desestabilización maniobradas por el Gobierno de los Estados Unidos ha sido la respuesta más firme a quienes pretenden crear el caos entre los nacidos en la Mayor de las Antillas. Al respecto, nuestros artistas e intelectuales han manifestado su posición.  

Pablo Menéndez, director del grupo Mezcla, dijo a Granma: «Hemos visto con asombro y tristeza escenas de odio y de vandalismo que me hicieron recordar la violencia contrarrevolucionaria como la de los fascistas chilenos, rompiéndole las manos al trovador Víctor Jara antes de asesinarlo. Cuba, lugar donde he vivido por más de cincuenta años, siempre ha sido para el mundo, un país de paz y entendimiento, libre de violencia. Yo continuaré luchando por una Cuba cada vez mejor, por la paz, por el amor y por el respeto a la vida».

El poeta y promotor cultural Karel Alexei Leyva sostiene que: «La bandera cubana, que no ha sido jamás mercenaria como no lo han sido los hijos dignos de esta patria mambisa, ondea hoy convocando a la defensa de la soberanía de la isla revolucionaria, en medio de una guerra asimétrica incrementada en la redes y medios de comunicación mundial. Seguimos edificando nuestra propuesta social. No convocamos al odio, sino al amor, sabiendo que morir por la patria es vivir. Los escritores y artistas cubanos continuaremos poniendo todo nuestro empeño para erigir un mejor país. Somos y seguiremos siendo un faro para el mundo, porque nos asiste la razón y la verdad».

En una publicación en la UNEAC, el investigador Froilán González calificó los hechos ocurridos el 11 de julio pasado, «a 60 años de la invasión mercenaria por Playa Girón», como «la moderna embestida llena de mentiras y calumnias, derrotada en menos de 24 horas».

«La agresión disfrazada de pacífica mostró su rostro con actos de violencia (…), vulgaridades y anexionismos. Los traidores, mercenarios y confundidos, salieron a las calles, a la misma hora, con las mismas consignas dictadas desde Miami por los organizadores de la agresión, entre ellos los senadores estadounidenses Marcos Rubio, María Elvira Salazar y los hermanos Díaz Balar (…) Para ese tipo de persona, es más importante el odio, las mentiras y la incapacidad de hacer cálculos sin medir las consecuencias, lo único claro es que están logrando que el actual presidente de Estados Unidos, actúe como un subordinado y que los asesores de Donald Trump, ahora son los que mandan en las cuestiones de Cuba». Además, recalcó que esos mismos patrocinadores de los disturbios no calcularon «que producto de esta agresión la Revolución Cubana amante del amor y la tranquilidad salió fortalecida, el sentido de Patria creció y la unidad en torno a sus actuales dirigentes sigue siendo invencible».

Al mismo tiempo, Modesto Caballero, vicepresidente de Ala Décima manifestó en su perfil de Facebook que el objetivo y los promotores de las maniobras injerencistas y de golpe blando contra Cuba desde 1959 en adelante «siguen siendo los mismos: destruir la tranquilidad social que disfruta nuestro pueblo y que tanto mortifica al enemigo de todos los tiempos: el denunciado desde el Siglo XIX por Bolívar y Martí, el imperialismo yanqui», e insistió en que quien agreda a la Patria «tiene que saber que siempre encontrará la firmeza de la mayoría de los cubanos, vivan dentro o fuera del país».

Desde el arte los creadores cubanos han expresado también su sentir en estos momentos de Revolución. Tal es el caso del poeta y periodista Víctor Casaus:

No resisto al cambiacasaca/ al figurín al trepa trepa / No resisto el basural de la esquina / ni la furnia en el asfalto / ni al burócrata esquinado y sonriente / No resisto al señor de los dobleces / ni a la vieja (o joven) dama indigna / No resisto al sinuoso al oportuno al complaciente / No resisto / Pero resisto / Todo lo que tengo / y lo que no tengo / lo tengo / y no lo tengo / de pie.

De igual forma, el escritor mayabequense Omar F. Mauri, recalcó: «La lección ha sido clara: se pone junto al enemigo quien atiza odio y violencia entre hermanos. La barbarie tuvo por guía el anexionismo, y ha merecido el rechazo unánime del pueblo. Nadie ignora las aviesas intenciones del imperio yanqui. Ni lluvia de supermercados ni humanidad: antes nos deparan destrucción y muerte. La Patria se une como un puño para defenderse, porque es de quienes la aman y construyen».

El artista de la plástica José Antonio Rodríguez, Fuster, «totalmente de acuerdo con todo lo que ha hecho nuestro gobierno para defender la Revolución», enfatizó en su conversación con periodistas del Granma: «Lo primero es que soy patriota, soy de Fidel, de Raúl y de Díaz Canel y de todo lo que sea Revolución. Ha sido un acto bochornoso de los yanquis de los cuales no se puede esperar nada bueno, han querido confundir a muchas personas. Ahora hay que luchar, hay que rescatar a los jóvenes. Estoy convencido de que el Gobierno estadounidense no tiene para nosotros ningún proyecto que no sea el de hacernos pedazos, desbaratarnos para volver a dominarnos. Con sabiduría vamos a vencer».

Israel Rojas: Mi corazón para los que construyen la paz y el entendimiento entre cubanos

A la par, el escritor Nelson Simón, presidente del Comité Provincial de la Uneac en Pinar del Río, advirtió en un encuentro entre artistas y personal médico de Vueltabajo, que «Cuba continúa siendo la posibilidad real de una utopía, de que otro orden es posible, de ahí que muchos se empeñan en hacernos desaparecer. Cuba no es un proyecto conveniente para aquellos que promueven un mundo desigual basado en el poder del dinero y que piensan desde el egoísmo. Cuba es una luz para esas mayorías desprotegidas y nuestros enemigos no cejarán en esfuerzos para apagarla.

«La Patria es lo primero, debe ser nuestro grito (…) La Patria se hace desde aquí, desde su suelo, día a día (…) para hacer la Patria no se puede poner por delante el dolor personal o el beneficio, la Patria es una construcción de cinco siglos de resistencia y de lucha (…) Habrá que saber separar el grano estéril del fecundo, habrá que oír a ese pueblo, empoderarlo para que no se deje confundir o arrebatar aquello que le pertenece. Son tiempos de unir, con fibras muy finas todas las partes sanas de este paño, frondoso y diverso que conforma Cuba. No podemos cansarnos. Las palabras siempre sanarán más que los puños».

A las continuas presiones económicas del Gobierno de los Estados Unidos se suma la compleja situación epidemiológica que vive la Mayor de las Antillas, al respecto, en declaraciones a este diario, el dramaturgo Alberto Curbelo señaló: «El enfrentamiento a la COVID-19 nos trajo pérdidas irreparables, lágrimas, sufrimientos hasta hoy no conocidos en el seno de las familias cubanas. También aunó voluntades políticas y científicas. Las vacunas, cuyos nombres son igualmente una reafirmación identitaria, además de la ansiada cura, tienden puentes de amor entre el personal de la salud, el pueblo y sus líderes. El prolongado aislamiento y las carencias, tanto materiales como anímicas, nos dejó ver, además, fortalezas y hasta flaquezas en nuestro tejido social: hay una sangre indómita, que enardece el corazón, y otra que se empantana en el resentimiento y en el extravío. Pero Cuba ha vivido, y vive, de su honra, imperecedera e irreductible. Honra que integra a todos, aun a los descomedidos y odiadores, porque siempre prevalecerán las ideas, los caminos del entendimiento».

Flotilla de solo cuatro botes salió de #EEUU hacia #Cuba

Solamente cuatro embarcaciones, de las 100 previstas, salieron hoy desde Florida, al sur de Estados Unidos, hacia el límite de las aguas internacionales cerca de Cuba, cuyo gobierno denunció esa acción como una provocación.
Organizaciones anticubanas de Miami, con apoyo y aliento de autoridades gubernamentales de ese estado, prepararon la travesía que busca posicionar esos botes a 15 millas (24 kilómetros aproximadamente) de las costas cubanas.

Los participantes en el periplo manifestaron a canales locales su inconformidad porque pocos barcos se sumaron a la iniciativa llevada a cabo a pesar de las advertencias de las autoridades.

Este jueves el servicio de guardacostas estadounidense emitió un aviso de navegación en el cual alertó que entrar a aguas territoriales cubanas, sin el permiso requerido, puede estar sujeto a la incautación de la embarcación y sanciones civiles y penales.

Pese a esa notificación, el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, apuntó la víspera que el gobierno de Estados Unidos debería impedir la presencia de medios navales en el límite de las aguas internacionales para evitar hechos ‘que no convienen a nadie’.

(Tomado de Prensa Latina)

Una maquinaria para Cuba sin combustible

«No tengan miedo a gritar su alegría de vivir en Cuba, no se avergüencen de mostrar lo feliz o tranquilo que se sienten en su país. Aunque a algunos les importe un carajo el comunismo y la política no teman lucir la bandera de Cuba en un Pulover, no sientan pudor de mostrar al Che, no se callen, no regalen su silencio, no se dejen vencer… ¡los cubanos nunca fuimos cobardes!» Arnaldo Rodríguez Romero, músico cubano.

Aline Pérez Neri, corresponsal de Cubainformación en México.- En los últimos tiempos se han intensificado las agresiones, particularmente en las redes sociales, contra escritores, artistas, periodistas, y todo aquel que reivindique su condición de revolucionario cubano.

blob:https://www.facebook.com/5e932e62-8487-41fb-9923-22724bfe4099

Desde el triunfo de la Revolución Cubana el imperio ha elaborado múltiples estrategias y financiado acciones dirigidas hacia los artistas cubanos para que, a cambio de “éxito y progreso” al estilo capitalista, separarlos de los principios éticos que los formaron para atacar al proceso revolucionario cubano y a todo el que la defiende. Los años pasan y las muy pocas metamorfosis logradas de artistas en contrarrevolucionarios ha hecho que el odio sea más grande y los ataques mucho más agresivos.

¿Cómo funciona la maquinaria de manipulación? ¿Quiénes son los autores intelectuales?  ¿Quiénes están detrás?

En esta ocasión, el Jefe de la Redacción de Internacionales del Periódico Granma, Raúl Capote Fernández nos lo explica. Al parecer las verdades de sus transmisiones desde su página Las memorias de Daniel causan cierta incomodidad, ya que extrañamente su transmisión fue cortada, de ahí que compartamos dos enlaces.

Uno de los objetivos fundamentales del Proyecto Génesis era lograr que los artistas cubanos se separaran de las instituciones. El proyecto comenzó como una especie de Agencia Literaria que posteriormente se amplió al resto de los artistas. Buscaba, bajo el discurso de querer ayudar a los artistas con intercambios, apoyarlos para una independencia económica, presentándose la CIA como “institución benéfica”.

De esta manera, al separarse de las instituciones cubanas, se subordinarían y volverían dependientes de la maquinaria de la industria del entretenimiento en Estados Unidos, fundamentalmente en Miami, maquinaria controlada por la mafia de Miami, serían manipulables.

El fracasado plan, buscaba artistas dóciles a la mafia de Miami. Muy pocos cayeron en la trampa, la inmensa mayoría están junto a su pueblo y actúan con dignidad.

El Centro de Actividades Especiales (Special Activities Center; SAC) es una división de la CIAresponsable de llevar a cabo misiones encubiertas y operaciones paramilitares.

Dentro del SAC existen dos grupos por separado: el SpecialOperationsGroup (SOG) o Grupo de Operaciones Especiales para las operaciones paramilitares tácticas y el PoliticalActionGroup (PAG) o Grupo de Acción Política para las operaciones políticas encubiertas.

El SpecialOperationsGroup, es el departamento responsable de las operaciones clandestinas o encubiertas en las cuales el gobierno de Estados Unidos no quiere estar públicamente involucrado. Los miembros de esta unidad, llamados Agentes de Operaciones Paramilitares y Agentes de Habilidades Especialesno suelen utilizar uniforme. En caso de verse comprometidos durante una misión, el gobierno de Estados Unidos puede negar todo conocimiento sobre ellos.

El PoliticalActionGroup es responsable de las actividades encubiertas relacionadas con la influencia política, las operaciones sicológicas y la guerra económica. Con el rápido desarrollo de las nuevas tecnologías se ha incluidodentro de sus misiones la guerra cibernética y la guerra en las redes sociales.

La División de Actividades Especiales (SAC) ofrece sus servicios al Presidente de Estados Unidos como una opción cuando los planes de acción militar y diplomáticos no son viables o factibles políticamente.La división suele estar directamente encomendada por el presidente estadounidense o el Consejo de Seguridad Nacional bajo la dirección del presidente.

El Grupo de Acción Política dentro de la División de Actividades Especiales lleva a cabo impugnables operaciones psicológicas, también conocidas como propaganda negra, así como «Influencia Encubierta» para lograr un cambio político como parte importante en la política exterior de cualquiera de las administraciones estadounidenses. La intervención encubierta en una elección extranjera es la forma más importante proveniente de la acción política.

Esto podría incluir el apoyo financiero a favor de los candidatos «apropiados» para Estados Unidos,recursos para influir en el voto, participación en la organización política, asesoría legal, campañas de publicidad y lo que ellos llaman «otros medios de acción directa».

Pueden emplear, incluso, a oficiales de la CIApara trabajar como periodistas, recurrir a agentes con influencia, operar las plataformas de los medios de comunicación, plantar historias e información en lugares donde se espera que salgan a la luz pública «de forma natural», o tratar de negar y/o desacreditar la información que es de conocimiento público.

Al Grupo de Acción Política(GAP) se subordinan los grupos y fuerzas de tarea, como la fuerza de tarea que actúa contra Cuba, la Fuerza de Tarea en Internet para Cuba también conocida como Grupo Operativo de Internet para la subversión en Cuba, programa creado por el gobierno de Estados Unidos para subvertir el orden interno, siguiendo las directrices planteadas por el gobierno de Donald Trump en su memorándum del 16 de junio del 2017.

En el caso de Cuba realizan análisis basados en el Big Data: procesan perfiles de los sujetos de interés y elaboran planes de acción que son enviados al Grupo Operativo de Internet para la subversión en Cuba.

El GAPy las instituciones que integran esa fuerza cuentan con especialistas altamente calificados que, a partir de modelos elaborados previamente dirigen mensajes sectorizados a los cubanos.

Según los análisis de la CIA, la naturaleza viral de internet dispone de potencial para afectar e incluso cambiar el carácter de una persona en cuestión de segundos, y también su futuro a largo plazo, independientemente de quién sea o de su experiencia vital.

Cuando múltiples hostigadores participan del acto del ciberacoso, la acción se llama mobbing y forma parte de la estrategia contra los usuarios cubanos de internet, sobre todo, de las figuras públicas. Cientos de trolls, de sicarios digitales, de cibermercenarios, entrenados y pagados por la CIA, participan en los ataques, que son perfectamente planeados y que cuentan con guiones preelaborados en los laboratorios de guerra sicológica estadounidenses.

El enemigo no descansa, pero se va quedado sin pretextos y sin armas para intentar cambiar el sistema político en Cuba. Hay que tener siempre presente que, detrás de estas acciones, está la mano de los servicios especiales yanquis, los cuales cuentan con todo el dinero necesario y la tecnología más moderna.

Cubanos residentes en Europa realizarán foro para apoyar a su patria

Por Waldo Mendiluza

París, 29 sep (Prensa Latina) Cubanos residentes en diversos países de Europa realizarán en octubre un encuentro virtual para apoyar a la isla, en medio de una escalada de hostilidad de Estados Unidos y la contrarrevolución, adelantaron hoy organizadores del foro.

En declaraciones a Prensa Latina, el presidente de la Asociación de Cubanos Residentes en Alemania, José Conde, precisó que el 10 de octubre se lanzará el evento, previsto dos semanas después con la participación de organizaciones y personas diseminadas por todo el viejo continente.

Escogimos esta fecha patria para el lanzamiento porque no queremos que pase por alto y porque será un grito de independencia de los cubanos en Europa para rechazar a los contrarrevolucionarios y a quienes solo utilizan las redes sociales para agredir a Cuba, explicó por vía telefónica.

De acuerdo con Conde, el llamamiento al encuentro virtual del 24 de octubre tendrá lugar mediante una velada patriótica-cultural, cuyas características aún son objeto de discusión.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la mayor de las Antillas desde hace seis décadas y su recrudecimiento por la actual administración, la labor de las asociaciones de cubanos residentes e iniciativas como el apoyo a la petición de otorgar el premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas Henry Reeve, sobresalen en la agenda.

A propósito del bloqueo, Conde señaló que no merece otro calificativo que el de genocidio el fortalecimiento del mismo en momentos en los que la isla y el mundo enfrentan la pandemia de la Covid-19.

Es un genocidio contra Cuba y contra cualquier país al que hagan algo así en medio de una pandemia, ignorando los llamados del papa Francisco, de la ONU y de la comunidad internacional a que no se apliquen estas políticas, subrayó.

De acuerdo con el presidente de la Asociación de Cubanos Residentes en Alemania, los sistemáticos intentos de asfixiar al país caribeño fracasarán, como lo hicieron antes.

Conde resaltó la oportunidad que ofrece el encuentro virtual del mes próximo para la participación de todos, ‘ya que no todo el mundo puede pagar un pasaje o un hotel para acudir a las reuniones físicas’.

Otras asociaciones de cubanos residentes en naciones europeas confirmaron a Prensa Latina su participación en el foro y su compromiso con la batalla en las redes sociales para repudiar las mentiras y la manipulación.

«Por la familia cubana»: se realizó marcha contra el bloqueo a Cuba en la ciudad de Miami

Carlos Diéguez – Radio Miami.- No son Uno, no son Dos, somos Miles contra el Bloqueo a Cuba. Deben andar orgullosos y satisfechos los líderes de las históricas organizaciones que desde Miami, han luchado siempre en los últimos 60 años contra el bloqueo a Cuba.

En estas imágenes queda claro que los jóvenes saben ocupar sus puestos en el momento que sea. No sólo como organizadores de caravanas, también, periodistas, reporteros, editores y guardianes de las redes sociales. En algún momento he dicho que en Miami hay decenas de Alianzas Martianas, cuidando la patria de día y de noche, haya plagas, pandemías o no.

Queda claro que no hay que pensarlo dos veces para denunciar el cerco cruel que significa el mal llamado «embargo» a Cuba. La afectación total del bloqueo de los EE.UU. a la esfera del comercio exterior de Cuba entre abril de 2018 y marzo de 2019 fue de 2 mil 896 millones 581 mil 555 dólares, con el consiguiente aumento de las incidencias negativas que dificultan y distorsionan el desempeño de la actividad comercial externa.

Muchos de los rostros de mujeres que ustedes ven en este vide son los nuevos líderes que se ha creciendo desde las familias que en Miami viven y han sufrido de cerca las limitaciones de no poder viajar a Cuba, de reducción de remesas, de permanecer, el costo de las llamadas telefónica a cuba y las libras de que se envían en astronómicos precios.

Son miles las razones que tienen, estos jóvenes y no tan jóvenes para montarse en una bicicleta y en automóviles y exigir que termine ya el criminal bloqueo a Cuba, nuestra querida patria. Para los participantes en esta jornada constituyó un especial estimulo el apoyo y la solidaridad Carlos Lazo, quien envió un saludo especial a los participantes de la Caravana en Miami por la familia cubana y por el levantamiento del bloqueo a Cuba. con sus palabras claves #PuentesDeAmor con la familia cubana.

Washington, salta porque le pica.

#Cubasalva

Publicado por editormiradas

Hedelberto López Blanch El régimen de Estados Unidos encabezado por Donald Trump y las fuerzas más retrógradas de la derecha nacional han hecho lo indecible por tratar de eliminar la ayuda humanitaria y solidaria que han ofrecido los médicos cubanos a decenas de países del mundo.

Washington con un constante devenir de extorsiones a las que llama eufemísticamente “sanciones” ha tratado de impedir que la solidaridad de la salud pública cubana, representada en miles de profesionales, llegue a las poblaciones que urgen de esos servicios.

Desde hace varios años y para recrudecer el bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene desde hace seis décadas contra La Habana, Estados Unidos ha tratado de interrumpir las misiones cubanas que han laborado en muchos lugares del orbe en aras de aliviar los desastres ocasionados por terremotos, inundaciones, huracanes, epidemias o coronavirus como ha ocurrido recientes.

El presidente Trump, funcionarios y las fuerzas ultraderechistas de esa nación, con el apoyo de regímenes fascistas como el del brasileño Jair Bolsonaro han lanzado una pertinaz campaña difamatoria contra los hombres y mujeres de batas blancas que llevan salud y vida, en vez de bloqueos económicos, guerra y muerte como hace Washington por todo el orbe.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla durante la 74 sesión de la Asamblea General de la ONU refutó esa campaña al calificarla de mendaz y calumniosa. Hay acusaciones verdaderamente ridículas sobre esclavitud moderna, de trata de personas, de falta de profesionalidad contra la cooperación médica cubana que beneficia a más de 70 países en este momento, sentenció.

Resulta muy difícil y contraproducente negar que Cuba tenga una historia de solidaridad internacional que nadie puede empañar, basada en el principio de compartir lo que tiene y no lo que le sobra.

Con enorme hidalguía, profesionalidad y altruismo, más de 400 mil colaboradores cubanos han cumplido misiones en 164 países, donde han atendido, operado y salvado la vida a miles de personas. Además, y como parte del espíritu humanista de la Revolución, en Cuba se han formado de manera gratuita más de 35 700 profesionales de la salud de 138 países.

Datos oficiales del Ministerio de Salud indican que en casi seis décadas de labor ininterrumpida, los colaboradores han realizado 1 900 millones de atenciones médicas, con un promedio mensual de cinco millones de personas. Han realizado 14 millones de intervenciones quirúrgicas, cuatro millones de partos y 8.3 millones de vidas salvadas.

Actualmente, Cuba tiene 29 455 colaboradores en 65 naciones. Tras la pandemia de coronavirus, 18 países donde ya existía la colaboración médica, solicitaron el incremento de esos recursos humanos y otras seis naciones las pidieron y se les enviaron por primera ocasión.

La última agresión para detener el desempeño de la humanitaria obra de los médicos cubanos ha sido un proyecto de ley para sancionar a los países que contraten misiones médicas de Cuba, bajo el manido pretexto de considerarlos cómplices de trata de personas.

Los auspiciadores de ese deleznable plan son los senadores republicanos Rick Scott, Marco Rubio y Ted Cruz, todos enmarcados en la ultraderecha más reaccionaria, enemigos ancestrales de la revolución cubana y que han recibido miles de dólares de la Asociación Nacional del Rifle, causante de numerosos asesinatos masivos en el territorio estadounidense.

Este imperio en decadencia que intenta continuar imponiendo órdenes al mundo, se ha lanzado en una arbitraria y desafortunada carrera para contener la humanitaria obra de salud que esparcen esos profesionales por el planeta.

Muchos países ya han manifestado su desacuerdo contra el infame proyecto y al final Estados Unidos sufrirá otra derrota como la que tuvo en la última sesión de la Asamblea General de la ONU en la que 189 naciones votaron a favor de eliminar el bloqueo contra la Isla.

En Cuba existe un refrán muy popular referido a que cuando a un individuo le molesta algo que realiza otra persona se dice que “salta porque le pica”, y exactamente esto le ha ocurrido a los personeros del régimen estadounidense con el devenir de las brigadas médicas que han desarrollado acciones encomiables en ayuda de numerosos habitantes de África, Asia, Medio Oriente, Europa y América Latina.

Cuba la obsesión de Trump

Frustrado por no poder doblegar al pueblo cubano a pesar del recrudecimiento de la guerra económica, comercial y financiera, Donald Trump y sus más cercanos colaboradores, insisten en su errática política obsesiva de destruir a la Revolución cubana, herencia dejada por las diez administraciones que le precedieron, que tampoco pudieron alcanzarlo.

Considerado como el peor presidente de Estados Unidos, Trump, vuelve con su método favorito de las sanciones, y por eso el pasado 2 de junio del 2020 firmó una nueva Orden Ejecutiva, donde le exige al Departamento de Estado tomar medidas represivas específicas, contra las naciones que ellos consideran “violadoras” de las libertades religiosas.

Por supuesto que Cuba encabeza el listado, junto a Irán, China y algunas más, que no se someten a los dictados de Washington y por tanto, deben ser estigmatizadas para continuar el cerco subversivo, con la esperanza de arrodillarlos.

Para materializar las nuevas medidas contempladas en esa Orden, titulada “Avance de la libertad religiosa internacional”, instruyó al Departamento de Estado y a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, a que “financien programas que promuevan y protejan las libertades religiosas en el extranjero”, e indicó que los diplomáticos yanquis deben aumentar los esfuerzos para presionar a los países aliados, a fin de sumarlos a la condena.

Dicha Orden está respaldada por un presupuesto de 50 millones de dólares, para ejecutar acciones subversivas en el interior de los países condenados, algo que Cuba conoce perfectamente pues en los últimos 25 años Estados Unidos logró introducir en la Isla, más de cien nuevos movimientos religiosos para su labor subversiva, los que disponen de un fuerte financiamiento.

Así nacieron las llamadas casas culto de religiones no reconocidas, en barrios de las ciudades y en zonas montañosas del país, las cuales fueron abastecidas con medios materiales atractivos para atraer a los creyentes, restándole feligreses a iglesias tradicionales como la católica y protestantes, de larga data entre la población cubana.

El hecho de que sea la USAID la llamada a trabajar en la supuesta libertad religiosa, marca sin discusión la mano de la CIA, porque es alto conocido como se escudan tras esa agencia para llevar a cabo programas de subversión política.

Tanto el Vaticano, como el Consejo Mundial de Iglesias, conocen perfectamente que en Cuba hay libertad religiosa y nunca se cerró una orden o un templo.

La verdad innegable es que en la Isla están presentes católicos, protestantes, ortodoxos de ritos ruso y griego, el judaísmo, islamismo, budismo, espiritismo, religiones cubanas de origen africano, yorubas, abacuás y bantú, más Fe baha’is y los yogas.

Todas trabajan con total libertad y autonomía de culto. Reciben de sus iglesias madres recursos para su actividad, entre ellos literatura bíblica. Acogen anualmente a múltiples delegaciones e invitados extranjeros y organizan eventos nacionales, regionales y mundiales.

Las instituciones religiosas son propietarias de sus templos y bienes. Un grupo importante de instituciones religiosas evangélicas cubanas poseen centros propios para la formación de su personal consagrado y jóvenes cubanos terminan sus estudios religiosos en otros países sin impedimento alguno.

La Iglesia Católica cuenta con varios seminarios, donde cursan estudios los novicios para la formación de su clero.

Las diferentes religiones editan y distribuyen en el país cerca de 60 publicaciones y, coordinado por el Consejo de Iglesias de Cuba, mensualmente transmiten un programa mensual por emisoras de radio.

Los obispos de la Iglesia Católica acceden a los medios radiales y televisivos provinciales y nacionales durante las principales celebraciones litúrgicas, como la Semana Santa, Día de la Caridad y la Navidad, incluidas las celebradas por el Papa.

Desde que la pandemia de la Covid-19, obligó al cese de las actividades masivas, la Tv y la radio transmiten todos los domingos las misas celebradas en la Iglesia del Cobre, donde está la imagen de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba, y las ejecutadas por los obispos en las capitales provinciales.

Hogares de ancianos y atención a enfermos en hospitales, es parte de la labor que llevan a cabo las iglesias, en total libertad.

Igualmente, se efectúa un sin número de actividades religiosas y culturales, incluso fuera de sus locales, como son misas, cultos, procesiones, peregrinaciones, rituales, conciertos, toques de tambor, talleres, seminarios y congresos, lo que prueba fehacientemente que en Cuba existe plena libertad religiosa.

Cuba han recibido visitas de los principales líderes mundiales y dirigentes de organizaciones de diferentes religiones, entre ellos los tres últimos Papas, algo que la distingue de otros países de la región que, a pesar de tener más feligreses, nunca han recibido a ninguno.

Juan Pablo II, Benedicto XI y Francisco, celebraron misas públicas y masivas en grandes plazas del país, comprobando la total libertad que tienen los cubanos y la ausencia de represión, como las presenció Juan Pablo II en otras ciudades del mundo.

Las mentiras construidas por una organización “no gubernamental”, financiada por Estados Unidos en su práctica subversiva contra la Revolución cubana, señala que había “documentado 260 casos de violaciones a la libertad religiosa o de creencia en Cuba en el 2019, incluyendo acosos, arrestos y restricciones de viaje”.

Se sabe que esa falacia en fabricada por elementos contrarrevolucionarios, pagados con parte los 30 millones de dólares aprobados por Estados Unidos, para su accionar contra Cuba.

Ni el Vaticano, el Consejo Mundial de Iglesias e incluso ninguna de las cinco sinagogas judías que radican en la Isla, avalan dicha mentira.

El pueblo de Estados Unidos debería pedirle cuentas al presidente Donald Trump, por destinar 50 millones de dólares para esa actividad subversiva e injerencista, en medio de la terrible pandemia que sufre debido al mal manejo de su sistema de salud, causante de 1,8 millones de personas contagiadas y 107 mil 715 muertos, en el país que presume de ser el más rico y poderoso del mundo.

Trump debería informar a su país por destina esos millones para su actuar contra los países que no son de su agrado, en vez de distribuirlos entre los millones de ciudadanos hoy desempleados.

Como preámbulo de la actual Orden Ejecutiva, el pasado mes de abril, la “Comisión de Libertad Religiosa Internacional”, ONG financiada y dirigida por Estados Unidos para manipular sus acusaciones contra los gobiernos que no son de su agrado, publicó su informe anual donde incluyó a Cuba, Nicaragua, Sudán, Uzbekistán, Afganistán, Argelia, Azerbaiyán, Bahrein, República Centroafricana, Egipto, Indonesia, Irak, Kazajstán, Malasia y Turquía, en la llamada “Lista de Vigilancia Especial”, dándole el pretexto a Trump para sus acusaciones.

Esas imputaciones yanquis no tienen basamento real alguno y sus propios informes aseguran que “recabar información sobre las condiciones de la libertad religiosa en Cuba continúa siendo un reto”, hecho que corrobora sus mentiras, pues en la Isla radica un Nuncio Apostólico, la Comisión de Obispos Católicos de Cuba, más el Consejo de Iglesias de Cuba, que agrupa las principales denominaciones protestantes y recibe anualmente decenas de delegaciones extranjeras, entre ellas las procedentes de Estados Unidos.

Genial fue José Martí cuando afirmó:

“Caerá lo podrido y perdurará lo virtuoso”.

Tomado de El Heraldo Cubano.