El circo colaboracionista de los perseguidos

#AbajoelBloqueo #MejorSinBloqueo #Cuba #EEUU

Los migrantes económicos de Cuba, si inventan una persecución y unas torturas que jamás han sufrido, quizá el gobierno que impone el bloqueo económico a su país y, mediante carencias y privaciones, les obliga a emigrar, les acoja como lo que no son: perseguidos políticos.

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- Cerrado el turismo y gran parte de sus exportaciones, debido a la pandemia, las 200 medidas añadidas de asfixia impuestas a Cuba por el gobierno de Donald Trump y aplicadas por el de Joe Biden, supusieron, durante más dos años, el cierre de las únicas vías respiratorias para la economía de la Isla (1). Bloqueo financiero absoluto, destrucción de los ingresos del país (por servicios médicos, remesas, cruceros…), persecución de los buques petroleros, paralización de inversiones mediante la aplicación íntegra de la Ley Helms-Burton (2), etc.

La consiguiente crisis de desabastecimiento provocó, lógicamente, un aumento considerable de las cifras de emigración (3). Sin embargo, el Gobierno de EEUU ha conseguido imponer, en la prensa occidental, una narrativa que desliga ambos fenómenos, y en la que el agravamiento del bloqueo a la Isla sería una más, entre muchas otras razones, del aumento de la emigración cubana.

Un reportaje de BBC Mundo enumeraba las “4 razones que explican el histórico éxodo desde la isla a EEUU”. La primera sería “la escasez y la falta de oportunidades” (4). Correcto. Pero ¿a quién invitaba para explicar sus causas? A la socióloga contrarrevolucionaria Elaine Acosta, de la Universidad Internacional de Florida, que acusaba ¿al bloqueo de EEUU, a las 200 últimas sanciones? No. Al “agotamiento de un modelo político y socioeconómico que no ofrece alternativas viables para sostener la vida en la isla». El rosario de calamidades -“las largas colas para adquirir cualquier tipo de producto”, el aumento de «la pobreza y las desigualdades”- nada tienen que ver, por tanto, con que ingresos, créditos e inversiones hayan sido demolidos por el aparato represivo del Departamento del Tesoro de EEUU. La culpa sería de la “fallida reforma monetaria y salarial” aplicada por La Habana. Eso sí, al final del final del análisis de la única “experta” consultada, BBC citaba también, “entre otros factores”, “el endurecimiento del embargo de EEUU”.

BBC repetía este y tantos otros tópicos de la narrativa proyanki. Por ejemplo, que la decisión del Gobierno de Nicaragua de permitir la entrada sin visa a la población cubana, fue realmente “una maniobra intencional del gobierno cubano”, en alianza con el nicaragüense, “para proporcionar una válvula de escape (…) y aliviar presiones internas” (5). Pero que el Gobierno de EEUU haya estado cuatro años sin otorgar visas en Cuba, ¿no ha sido una “maniobra intencional” para que esas “presiones internas”, producto de la aplicación previa de sus sanciones, desembocaran en un estallido social o en una crisis de balseros en Cuba (6)?

BBC mencionaba también la “falta de libertad” como factor clave de la emigración, todo con datos ¿de quién? De Cubalex, una ONG financiada por el Gobierno de EEUU y vinculada a la ultraderecha de Miami (7).

Y aseguraba que “la inmensa mayoría de los cubanos que están emigrando a EEUU (…) lo hacen de forma ilegal”. Aclaremos esto. La inmensa mayoría, al contrario de lo que insinúa el reportaje, no lo hacen de manera ilegal y en una balsa, sino en un avión, con destino a Nicaragua (8). Es después, al pasar por Honduras, Guatemala y México, cuando su situación migratoria se convierte en “irregular”.

BBC aseguraba, además, que “el pasaporte cubano es uno de los más restringidos del mundo y solo da acceso a un reducido número de países de forma libre”. Otra falacia mediática. “Restrictivo” no es el pasaporte cubano, no es el Gobierno de la Isla el que “da acceso” a los países. Son estos países receptores los que permiten o restringen la entrada, mediante sus leyes de extranjería y su política de visados (9).

Muy al final del reportaje, BBC reconocía que sí, que existen algunos privilegios migratorios en EEUU para la población cubana. Siempre –aclaremos- que esta se someta a su circo político. Un ejemplo lo leíamos, a finales de diciembre, en otros medios de prensa. Por un error burocrático, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de EEUU hizo públicos en Internet los nombres de un grupo de inmigrantes retenidos, que aseguraron “ser víctimas de tortura y persecución en sus países de origen”, entre ellos 46 cubanos y cubanas que “no habían podido demostrar (…) que eran perseguidos políticos” (10). La congresista republicana y halcón de ultraderecha, María Elvira Salazar, exigió a la Casa Blanca detener su deportación a la Isla porque, siendo EEUU “un faro de libertad”, no puede poner “en riesgo a quienes huyen de la persecución y la violencia” del “régimen” cubano (11). Dicho y hecho: eran puestos en libertad y, con la Ley de Ajuste Cubano en la mano, pronto obtendrán el asilo político. Todo porque –leemos- “temían por su vida en caso de que fueran devueltos a la Isla”, con la “posibilidad de terminar presos y sin derecho a juicio” (12).

En resumen: los migrantes económicos de Cuba, si inventan una persecución y unas torturas que jamás han sufrido, quizá el gobierno que impone el bloqueo económico a su país y, mediante carencias y privaciones, les obliga a emigrar, les acoja como lo que no son (perseguidos políticos). Por una filtración accidental, en Cuba descubren sus mentiras, las que sirven para que EEUU justifique más y más sanciones contra su pueblo. La posibilidad de que, si son deportados, se les abra juicio por su indecente colaboracionismo, se convierte entonces en la prueba del “miedo creíble” a “represalias” por haber “solicitado protección” (13).

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s