El dinero tiene la última palabra

#EEUU #Elecciones #CampañaElectoral

Los actuales comicios están considerados los más costosos de la historia. El gasto de campaña superó los 16 700 millones de dólares entre los candidatos federales y estatales

foto

Entre las frustraciones de los votantes, especulaciones sobre los ganadores, ataques verbales, cambios normativos de última hora, amenazas de bomba –una mesa electoral en Luisiana tuvo que ser transferida de una escuela a otra, en el mismo distrito, debido a un aviso de explosivos–, transcurrieron ayer las elecciones de medio término en EE. UU.

También se supo que los votantes en el condado de Mercer, Nueva Jersey, tuvieron que ejercer el voto manual, debido a un problema con las máquinas de votación.

Por otra parte, un juez federal prohibió a los trabajadores electorales de un centro electoral en Beaumont, Texas, realizar conductas consideradas intimidatorias por los votantes negros.

La actual situación económica se estima que tiene un peso importante en la decisión de los electores, lo que se traduce en mayor apoyo a los republicanos.

La encuesta en línea de Reuters e Ipsos, llevada a cabo entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre, mostró que un 29 % de los votantes cree que la inflación es el problema más difícil que EE. UU. enfrenta; mientras que otro 15 % expresa preocupación por los empleos y la economía en general.

Otro elemento a favor de los republicanos es la lucha contra la delincuencia. Las promesas realizadas por el Grand Old Party parecen haber calado en una sociedad marcada por la violencia.

Las primeras noticias relevantes podrían llegar desde Georgia, donde las urnas cerraban a medianoche.

Un dato interesante es que ya se habían emitido más de 45 millones de votos antes de los comicios en los 47 estados en los que hay cifras disponibles, según datos de los funcionarios electorales, Edison Research y Catalyst, refirió CNN.

Uno de los elementos para tener en cuenta es que creció el número de votantes demócratas en las elecciones anticipadas en estados clave, proceso que viene ocurriendo desde 2018.

En tanto, los operadores de Wall Street apuestan a que los republicanos tomarán el control de al menos una cámara de comercio, lo que llevará a un Gobierno dividido.

Eso significa que los republicanos no pueden promulgar recortes de impuestos no financiados, y los demócratas no pueden impulsar programas de gastos no financiados, lo que empeoraría la inflación y elevaría los tipos de interés, según CNN.

Los actuales comicios están considerados los más costosos de la historia. El gasto de campaña superó los 16 700 millones de dólares entre los candidatos federales y estatales, 2 000 millones más que las elecciones de mitad de mandato de 2018, de acuerdo con datos de OpenSecrets.

El dinero, como siempre, parece que dirá la última palabra en las elecciones del país de los ricos, por los ricos y para los ricos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s