«Bombas sucias» para complicar el ambiente

#OTAN #Rusia #EEUU #Ucrania #Guerra #ConflictoMilitar

Denunciado por Rusia y subestimado por Occidente, el posible uso de las llamadas «bombas sucias», podrían ser el detonador de un desenlace fatal en la actual confrontación, en la cual también están involucradas, de manera muy peligrosa, la OTAN y fuerzas militares de países europeos y de Estados Unidos

Denunciado por Rusia y subestimado por Occidente, el posible uso de las llamadas «bombas sucias», podrían ser el detonador de un desenlace fatal en la actual confrontación, en la cual también están involucradas, de manera muy peligrosa, la OTAN y fuerzas militares de países europeos y de Estados Unidos.

Pueden añadirse al riesgo las reiteradas ocasiones en que se han bombardeado zonas aledañas a la planta nuclear de Zaporiyia, en territorio ucraniano, que es la mayor de Europa.

En todo caso, acercar la mecha al barril de pólvora de la guerra nuclear es, cuando menos, una derrota para toda la humanidad.

Ahora bien, ¿qué son las bombas sucias? La literatura militar y la propia Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) define una «bomba sucia» como un dispositivo de dispersión radiológica, compuesto por un explosivo convencional, como la dinamita, con un material radioactivo de uso civil y relativamente fácil de hallar, como el cesio-137, utilizado en todo el mundo en medicina y otras aplicaciones.

Las propias fuentes refieren que, al estallar el material radioactivo, que puede ser en forma de polvo o de pequeños trozos llamados pellets, se dispersa en los espacios aledaños, contaminándolos.

Los lugares afectados por dichas radiaciones no podrían ser usados –como vivienda ni como campo para producir alimentos–, hasta tanto sean eliminados todos los elementos nocivos esparcidos por la explosión.

Tampoco olvidemos que estamos en presencia de una confrontación militar, en la cual el poder mediático, con las cada vez más presentes fake news, tienen viciado el ambiente internacional.

Por ejemplo, sobre el tema de las «bombas sucias», el empeño occidental es mantener la matriz informativa de que Rusia es la culpable.

La víspera, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, en conversaciones con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, acusó a Moscú de una «campaña de desinformación como pretexto para una operación de falsa bandera», cuando en realidad este montaje mediático de Occidente es para encubrir sus verdaderas intenciones contra Rusia.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s