Copa de #Paracaidismo en #Baracoa homenajeó a #Fidel: participan rescastistas del #Saratoga y de #Matanzas (+Fotos) +(Video)

…..¡Este nieto que lleva tu nombre y tu sangre no te va a dejar morir nunca!

#UnSaltoporFidel

En el 511 aniversario de la ciudad de Baracoa, y en el marco de la copa 13 de Agosto, se celebró el “Salto por Fidel”, en esta su quinta edición.

Allí estaba el héroe René González, Fidel Castro Smirnov, y rescastistas del último incendio en Matanzas, participando y haciendo honores al comandante y a su pueblo.

A ellos se les entregó una réplica del escudo de la ciudad y del logo del 511 aniversario de la villa.

René sintetizó muy bien la esencia en pocas palabras: “Un homenaje al espíritu que Fidel nos inculcó de vencer las dificultades”.

Palabras, Salto Por Fidel, Baracoa 2022

Dr.C. Fidel Antonio Castro Smirnov

Querido pueblo de Baracoa.

Querido René, héroe, hombre y amigo, Pdte del CAC. Estimadas autoridades del territorio y de la provincia.

Queridos bomberos y rescatistas héroes que nos acompañan en este tributo: queridos Mayor Valdoquín, Capitán Rojas, Sub Oficial  Mayor Chamizo, y técnico en salvamento Yoamel.

Cuando la Isla entera se ha estremecido y abrazado en duelo, ni se imaginan lo que significa para todos nosotros contar con su presencia en este acto. Para sus hermanos caídos en el cumplimiento del deber, nuestras primeras palabras. Hay algo muy sublime e impagable cuando, tras un nombre y sus apellidos, se añade «caído en el cumplimiento del deber»; porque ese deber es el precio de la sobrevida, de la gloria eterna. Sirvan también para reiterar nuestras condolencias a familiares y amigos.

La “Copa de Paracaidismo 13 de agosto” nació justo dedicada a Fidel, y hoy, en el marco de las actividades por el aniversario 96 del natalicio del Comandante en Jefe, del aniversario 511 de Baracoa, la Ciudad Primada de Cuba, constituye nuevamente un honor para los paracaidistas cubanos rendirle especial tributo al líder histórico de la Revolución Cubana.

Con emoción muy profunda, saltamos hoy hombres y mujeres que queremos a Fidel, sobre la tierra inexpugnable que vio llegar a Maceo, Martí, Gómez y otros próceres de nuestra independencia. Mujeres y hombres agradecidos de todo el país saltamos otra vez por uno de los padres de la Revolución, por el más universal de todos los cubanos de los siglos XX y XXI, por el guerrillero, el entrañable amigo, el educador, el científico, el creador, el compañero, por el hermano, padre, por el abuelo, por el eterno rebelde, por el invicto Fidel, quien vive hoy en su tropa del aire, y en el pueblo baracoense que es protagonista del quinto Salto por Fidel.

Más allá de las intensas sensaciones que brindan un deporte extremo, se nos aceleran la respiración, la mente y el corazón. Y en este salto: ¡Pensamos, recordamos, respiramos y latimos por Fidel y para Fidel! ¡Y qué manera más digna tiene Fidel de vivir, de respirar, soñar, luchar y vencer… de agigantarse cada día que pasa en millones de personas decididas a empuñar sus banderas, seguir su ejemplo y multiplicar sus ideas al precio de cualquier sacrificio!

Muchas gracias a las autoridades del municipio y de la provincia, al Club de Aviación de Cuba (CAC), a la Federación Cubana de Paracaidismo Deportivo (FCPD),  al Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Rrecreación (INDER), a varias Universidades como las de Guantánamo, la de Oriente, de la Habana, la de las Ciencias Informáticas, y a las Cátedras Honoríficas para el estudio del pensamiento y la obra de Fidel. Especial reconocimiento para la dirección de la Federación Provincial de Paracaidismo Deportivo en Guantánamo. Gracias a todo este esfuerzo colectivo, se vuelve a hacer realidad “Un Salto Por Fidel”.

Esta iniciativa se materializó por primera vez en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) en 2016, cuando 26 paracaidistas celebramos  – por todo lo alto – el 90 cumpleaños de nuestro líder histórico. El segundo fue realizado en el marco de los homenajes por el primer aniversario de la entrada a la inmortalidad del Comandante en Jefe en 2017, en el Centro Internacional de Paracaidismo en la provincia de Matanzas. El tercero y el cuarto fueron realizados en Pinar del Río en 2018, en la Plaza de la Revolución y en la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca, respectivamente.

Un paracaidista transmite sentimientos y emociones a través de su arte. El salto por Fidel trasciende una demostración deportiva. Constituye un acto de amor, de evocación, de recuento, de reflexión y unidad. Es una expresión de espíritu patriótico, en el que quienes nos conmovemos ante Fidel y su historia, desafiamos la gravedad y las alturas con banderas que llevan su imagen, para transmitir un mensaje de cariño, respeto, lealtad y admiración hacia quien nos inspira y nos motiva.

El día de hoy y en esta ciudad simbólica, nos complace realizar por primera vez Un Salto por Fidel rodeados de montañas en el oriente de nuestro país. Durante la visita del Comandante en Jefe a Baracoa en junio de 1959 expresó: “Esta zona de Baracoa tiene que ser una de las fortalezas más inexpugnables de la Revolución (…) Porque yo entiendo que estas montañas son inexpugnables y que, naturalmente, lo que garantiza la Revolución, lo que hace que la Revolución se sienta segura, es la convicción de que el pueblo de Cuba es un pueblo invencible. Lo que nos da la seguridad de que la Revolución no será jamás vencida es la conciencia que tenemos de que a nuestros campesinos en estas montañas no hay quien los derrote”.

Para Un Salto por Fidel se exige valor, destreza, conocimientos, habilidades, concentración, trabajo en equipo y una gran motivación. El salto por Fidel es arte, ciencia, cultura, conciencia, deporte, historia y magisterio. El Salto por Fidel es una expresión cultural, educativa y formadora de valores.

En este salto de homenaje, las ideas de Fidel constituyen nuestra brújula. Cada salto por Fidel es una nueva victoria de sus ideas. En esta lucha de tipo ideológico que permanentemente libramos, las armas fundamentales son las ideas de Fidel, el arsenal de municiones más importante es también el de las ideas de Fidel.

«Las ideas justas son invencibles. Y Martí dijo de ellas: Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras’; y una causa justa desde el fondo de una cueva puede más que un ejército.’»

Retomando nuevamente algunas ideas expresadas en el Acto Provincial por el V Aniversario del Paso a la Eternidad del Comandante en Jefe en la Universidad de Oriente el pasado 25 de noviembre de 2021, permítanme citar ahora un fragmento de una comparecencia del presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, cuando aseguró que “la patria es lo que nuestros padres nos dejaron como herencia, y esa no es una herencia material, no es una herencia de riquezas; es una herencia sobre todo de compromiso, es una herencia que nos obliga a juntos escalar montañas”. Que, parafraseando a Villena en su mensaje lírico civil, es la patria que nos ganaron nuestros padres de pie, y que nunca mendigaremos de rodillas. Sirva también este acto para transmitirle un mensaje de aliento y de apoyo a nuestro Presidente, con el mensaje de que puede contar con la tropa Fidelista del aire y con este pueblo de Baracoa.

La palabra salto tiene 5 letras. Como hemos mencionado, estamos celebrando la quinta edición del Salto por Fidel, y cabe recordar aquí algunas otras curiosas coincidencias de la vida de Fidel relacionadas con el número 5. Posterior al ataque al cuartel Moncada, tras un largo recorrido durante cinco años, cinco meses y cinco días por prisiones, exilio y lucha en las montañas, la tiranía fue derrocada. Tras el desembarco, vino Alegría de Pío un 5 de diciembre, y después el encuentro en Cinco Palmas, donde Raúl tenía cinco fusiles; como también son cinco hombres referentes de la historia cuyos nombres tienen cinco letras: Martí, Maceo, Gómez, Mella y Frank; cinco letras tienen también la gran victoria de Girón y el regreso de Elián; cinco son los héroes prisioneros del Imperio que volvieron; cinco franjas y una estrella de cinco puntas tiene nuestra bandera.

Hay cinco letras que en Cuba significan mucho más que un nombre: Fidel. Y dentro de menos de cinco años llegará su centenario. Nos tocará ese privilegio histórico. Muy pronto seremos la generación del centenario de Fidel, responsables de no dejarlo morir.

Parecía que el Apóstol iba a morir en el año de su centenario, que su memoria se extinguiría para siempre, ¡tanta era la afrenta! Pero vive, no ha muerto, su pueblo es rebelde, su pueblo es digno, su pueblo es fiel a su recuerdo; hay cubanos que han caído defendiendo sus doctrinas, hay jóvenes que en magnífico desagravio vinieron a morir junto a su tumba, a darle su sangre y su vida para que él siga viviendo en el alma de la patria. ¡Cuba, qué sería de ti si hubieras dejado morir a tu Apóstol!

Fidel y sus compañeros no dejaron morir a Martí. Los que compartimos el tiempo de Fidel, los agradecidos, los que llevamos sus esperanzas y sueños de justicia como ADN, no podemos dejar morir a la Revolución. Y en esa batalla, sin duda alguna, la historia nos absolverá. Las enseñanzas de Fidel están en cada acto heroico y solidario de este pueblo que sabe de libertades y de resistencia, y hoy se afana por hacer avanzar aún más su gran obra: la Revolución martiana y fidelista.

Fidel nos guió ayer con su aguda percepción de lo esencial. Hoy, ante los retos de los tiempos nuevos, tenemos que construir esa percepción entre todos. “Porque se ha ido una voz por un momento; ¡pero ahí está él y estará!”. Y, como honrar honra, qué orgullo contar con quien nos sigue guiando con el pie en el estribo, en los umbrales del centenario de su jefe y hermano. Sirva nuevamente este acto para transmitirle un fuerte abrazo, y nuestro cariño al General de Ejército, el más Fidelista de todos los cubanos. Este salto es también por usted, querido Raúl.

Permítanme por favor unos instantes para transmitir además un mensaje familiar.

Querido abuelo, recibe toda mi veneración y respeto tiernísimo, junto a mis besos, abrazos y felicitaciones en tu 96 cumpleaños. Ha sido un largo viaje hacia oriente, desafiando dificultades, pero guiado por la fuerza del amor, de la sangre y de las ideas, o sea, por ti y para ti, y como siempre, contigo, porque vas conmigo a donde quiera que voy. ¡Este nieto que lleva tu nombre y tu sangre no te va a dejar morir nunca! Vivo con el orgullo de que mi padre, quien también es Fidel, naciendo te salvó la vida. Y eso fue lo primero que yo aprendí antes de nacer, ¡a nunca dejarte morir!

Cada homenaje a Fidel y a Raúl, constituyen también para mí un homenaje a mi padre. En menos de dos semanas celebraré su cumpleaños, y en pocos meses conmemoraré el V Aniversario de su partida. Recuerdo hoy en Baracoa al primero que me enseñó a querer al Comandante en Jefe y al General de Ejército. Fue el primero que le hizo entender a un niño quién es su gigante abuelo Fidel, sus cariñosos tíos abuelos Ramón y Raúl, su tía Vilma, y sus tíos Ramiro, Almeida y Guillermo. Y finalmente, por qué ese niño se llama Fidel Antonio: por su abuelo y por Antonio Maceo.

Tomando nuevamente como brújula los pasos de mi padre por los caminos de la ciencia y de la vida, hago mío este preclaro fragmento de una carta que le envió a mi abuelo en el Aniversario XXV de la Revolución: “Lo que realmente vale es el mensaje y tu enseñanza de que los revolucionarios debemos ser audaces para soñar con el futuro, y tenaces para construirlo”.

¡Que nunca nos quiten nuestra capacidad de luchar y de construir!

En esta entrañable ciudad, en este Salto por nuestro pueblo, por Baracoa, Guantánamo, por la juventud, por los niños, en este salto por Raúl y por Vilma, en este salto por la generación histórica, por nuestros héroes de ayer y de hoy, en este salto por el amor, por la dignidad, por los principios, por el decoro, por la valentía, por la resistencia, por la perseverancia, por la victoria, por la Revolución, unimos cielo y tierra para exclamar como el Che:

¡Hasta la Victoria Siempre querido Fidel!

¡Patria o Muerte!

 ¡Venceremos!

Dr.C. Fidel Antonio Castro Smirnov

Profesor Titular e Investigador Titular, Universidad de las Ciencias Informáticas.

Asesor de la Cátedra Honorífica para el Estudio del Pensamiento y la Obra de Fidel, Universidad de Oriente.

Miembro de la Federación Cubana de Paracaidismo Deportivo.

Organizador de “Un Salto por Fidel”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s