Marco Rubio y los Puentes del Odio contra Cuba

#EEUU #ContraRevolucion #Miami

El jefe de los odiadores de la mafia anticubana de Miami, el senador Marco Rubio, envió una carta formal al director del FBI, Christopher Wray, pidiéndole que investigue los posibles vínculos de los miembros de la organización Puentes de Amor con el régimen cubano.

Según sitios de la contrarrevolución cubana en internet, la misiva enviada este martes tiene como detonante una manifestación realizada por este grupo el pasado 31 de julio en Coral Gables, Florida, la cual, según el senador, forma parte «de un esfuerzo coordinado del régimen cubano para sembrar división, incitar al conflicto e influir en la política exterior de Estados Unidos».

De acuerdo con la opinión del jefe de los odiadores de Miami, los miembros de Puentes de Amor clasifican como «agentes extranjeros no registrados de la dictadura cubana en violación de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA)», entre otras culpas imperdonables, por enarbolar durante la manifestación en Coral Gables «banderas del movimiento 26 de Julio de Castro, en abierto apoyo a la Revolución Cubana que finalmente condujo a la dictadura comunista que sigue vigente en la actualidad».

«Puentes de Amor —afirma el mafioso Rubio en su misiva— tiene asociaciones bien conocidas con el régimen cubano, y tan reciente como el mes pasado, sus líderes se reunieron con el régimen de Díaz-Canel en Cuba, por lo que el FBI debería reconocer al grupo y a sus miembros como lo que son —actores extranjeros malignos dentro de los Estados Unidos— y llevar a cabo investigaciones de individuos que puedan estar actuando como agentes extranjeros del régimen cubano».

El líder del movimiento antibloqueo a Cuba Puentes de Amor, Carlos Lazo, rechazó en un comunicado las descabelladas acusaciones del republicano preguntándose cuál era el delito del que se le acusaba: «¿Llevar leche en polvo para los hospitales pediátricos? ¿Llevar jeringuillas para la vacunación contra la pandemia? ¿Llevar Custodiol para operaciones de trasplante hepático a niños cubanos que lo requieren? Esto es lo que hacemos y hacen otras muchísimas organizaciones».

Las ridículas amenazas del senador —reconocido por sus reiteradas mentiras sobre Cuba— buscan, sobre todo, acallar la poca libertad de expresión y de manifestación que todavía queda en Miami. Y dejan claro, una vez más, quiénes son los que, a través de la imposición del odio, se empeñan en romper los lazos familiares entre las dos orillas del Estrecho de la Florida, y quiénes, bloqueo mediante, intentan sumir al pueblo cubano en un baño de sangre.

Esperemos a ver si el FBI cumple los desatinados deseos de Marco Rubio y, de paso, investiga también a Barack Obama por participar, hace algunos años, en un juego de dominó en un programa humorístico de la Televisión Cubana. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s