Extremistas siguen reclutando y “haciendo metástasis” en #EEUU

Seguidores del expresidente, Donald Trump, asaltan el Capitolio de EE.UU., 6 de enero de 2021. (Foto: Reuters)

Grupos extremistas siguen activos en EE.UU. y se han adaptado a los cambios políticos de su país tras la derrota de Donald Trump en las elecciones de 2020.

Muchos grupos radicales han logrado un progreso preocupante tras haber cambiado su estrategia aprovechando de las plataformas alternativas en línea para participar en nuevas actividades políticas, sobre todo en los temas de salud pública y educación a nivel local, revela una nueva investigación realizada por the Atlantic Council’s Digital Forensic Research Lab en el marco del aniversario del asalto al congreso de Estados Unidos en Washington.

El 6 de enero de 2021, los seguidores de Trump llevaron a cabo un asalto mortal en el Capitolio de Estados Unidos, cuando se celebraba una sesión conjunta de ambas cámaras para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios presidenciales de noviembre anterior.

Según el estudio, tales grupos extremistas nacionales han empezado a “hacer metástasis” y reclutar más miembros y difundir sus mensajes por medio de debates culturales con temas actuales como la vacunación, racismo y educación.

“El extremismo es dinámico y fluido”, revela la investigación enfatizando que los grupos extremistas se han adaptado a la nueva situación, aunque las empresas de tecnologías han logrado eliminar muchas plataformas de estos grupos obligándolos a continuar con sus actividades en sitios más pequeños y oscuros de Internet corriendo un riesgo más alto de ser hackeados.

“Aunque la mayoría de las herramientas en línea adoptadas por los extremistas les permiten llegar a audiencias más pequeñas que las posibles en las redes sociales convencionales, pueden ser más efectivas para intensificar la radicalización de las personas que ya están comprometidas con ellos”, expresa el estudio.

De acuerdo con los datos del Departamento de Justicia de EE.UU. publicados después del asalto del pasado 6 de enero, más de 700 manifestantes han sido acusados con cargos que van desde planear un ataque para impedir la confirmación oficial de la victoria electoral de Biden, hasta agredir a la policía. Además, hasta ahora, 165 personas se han declarado culpables —cuatro de ellos se arriesgan a una condena de 20 o más años de cárcel— y 71 han sido condenados con penas que alcanzan los cinco años de prisión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s