En #Cuba se han aplicado más de siete millones de dosis de los candidatos vacunales a la población

El Ministro de Salud Pública hizo alusión a la identificación de nuevas variantes genéticas y patrones mutacionales, reconocidos internacionalmente como cepas altamente contagiosas

El ministro de Salud Pública de Cuba, doctor José Angel Portal Miranda, al intervenir en la comparecencia especial en el Palacio de la Revolución este lunes, expresó que lo importante es cómo tenemos que enfrentar lo que está pasando en el país con la pandemia y ratificó la responsabilidad de todos para ganar esta batalla.

Llevamos 486 días de enfrentamiento a la pandemia, dijo, y alertó que en estos momentos se manifiesta la mayor intensidad en la transmisión de la COVID-19, lo cual ha generado sobrecarga en el sistema de Salud, que inevitablemente ha provocado fallas en su funcionamiento en algunos territorios del archipiélago en la última etapa, a partir del número de casos que se ha tenido que atender.

Recordó que en la primera semana de diciembre de 2020 comenzó una tendencia al incremento de los infectados, que mantiene un comportamiento de aumento progresivo, mes tras mes.

Junio terminó con 50 622 casos confirmados y solo en los primeros diez días del mes actual la cifra de contagios asciende a 44 546.

Con excepción del Municipio Especial Isla de la Juventud –dijo–, el resto del territorio nacional refleja una alta transmisión actualmente, concentrándose los mayores niveles por día como promedio en Matanzas (1 665), La Habana (554), Camagüey (361), Santiago de Cuba (233), Sancti Spíritus (202) y Guantánamo (201).

Estas provincias concentran el 72 % (31 929) de los casos diagnosticados en el país durante lo que va de julio, informó.

Igualmente, alertó el titular del Minsap que el número de casos activos ha ido creciendo considerablemente, cerrando el 10 de julio con 32 088, un 58,6 % superior al número de la semana anterior.

Lamentó Portal Miranda que las cifras de contagio en los menores de edad, en los últimos meses, se superan negativamente día por día. Sobre ello indicó que «no se trata de criticar a las familias o de culparlas ante un enemigo tan contagioso como el virus, pero sí llamamos una vez más a la responsabilidad de los miembros de la familia».

Advirtió que los niños no están incluidos en la estrategia de vacunación, lo cual los convierte en un grupo más vulnerable, por lo que debemos hacer más para protegerlos.

El Ministro de Salud Pública también habló sobre el incremento de los fallecidos a causa de la COVID-19 que se ha experimentado en las tres últimas semanas, pasando de un promedio de diez decesos por día a 27 durante los últimos siete días.

Cuba presenta un índice de letalidad de 0,64 %. Aunque es baja por el número de casos reportados, «el número de fallecidos duele, sobre todo cuando se concentra en un territorio y cuando se mueren personas jóvenes, aunque nos duele cualquier persona que fallezca en la familia», lamentó Portal Miranda.

Al referirse a fallas en el enfrentamiento a la COVID-19, el titular del Minsap explicó que, si bien las cepas que han estado circulando generan un mayor grupo de contagios, se han cometido violaciones de los protocolos y de las medidas higiénico-sanitarias aprobadas para esta etapa por parte de los organismos, entidades y territorios.

Agregó que ha existido poca efectividad en las medidas de restricción de movimiento y otras encaminadas a disminuir el número de personas en centros de trabajo y de servicios, lo cual favorece el contagio de persona a persona.

También reconoció las ineficiencias en la detección oportuna de casos con síntomas sugestivos de la enfermedad, lo cual ha provocado, en muchas ocasiones, la pérdida de oportunidad del ingreso por la llegada tardía de pacientes a los servicios de salud y la violación de las medidas en centros laborales, que generan brotes institucionales a partir de no respetar lo establecido para los lugares cerrados.

Alertó el Ministro sobre la disminución de la percepción de riesgo de la población, a partir del tiempo de evolución de la pandemia y el inicio de la intervención con nuestros candidatos vacunales.

Asimismo, Portal Miranda señaló que el personal de la Salud ha estado enfrascado durante todos estos meses en la batalla contra la pandemia, sin prácticamente descanso, por lo que también sufre de los efectos del agotamiento que genera su enfrentamiento por más de un año, y que en la última etapa ha tenido un marcado incremento.

El Ministro de Salud Pública hizo alusión a la identificación de nuevas variantes genéticas y de patrones mutacionales, reconocidos internacionalmente como cepas altamente contagiosas y asociadas al incremento de la transmisión de la enfermedad, así como a la mortalidad.

Al respecto subrayó que es importante que nuestro pueblo conozca que a partir de la circulación de las cepas Alfa (identificada en Reino Unido) y Beta (identificada en Sudáfrica), se ha incrementado en los últimos meses la velocidad de transmisión de la enfermedad.

«A ello se ha unido la identificación y una mayor circulación de la cepa Delta (identificada en la India), durante el mes de junio, causando también un incremento, en la velocidad de transmisión del virus, superior a la que teníamos», acotó.

Indicó que estudios internacionales y algunos medios de prensa que toman como referencia declaraciones de reconocidos científicos en el mundo, sugieren que la cepa Delta se asocia a una mayor transmisión (64 %) comparada con la Alfa, así como con una mayor frecuencia de hospitalización y menor respuesta de los anticuerpos adquiridos por la infección natural o la vacunación.

Con la variante 614g, que fue la que predominó durante toda la primera etapa de la epidemia en el país, por una persona infectada se enfermaban como promedio otras dos.

Cuando se introdujeron a principios de este año 2021 las variantes Alfa y Beta, por cada persona contagiada se enferman otras cuatro personas.

Con la cepa Delta –apuntó Portal Miranda–, por cada persona enferma se pueden contagiar más de seis personas. «Por ello vemos que, si antes enfermaba un solo miembro de la familia o nadie, hoy un enfermo prácticamente puede enfermar a todos los miembros del hogar. Hemos tenido familias que han perdido más de un miembro a causa de la COVID-19, por lo que es vital que comprendamos el riesgo y la necesidad no solo de la protección en la calle y centros laborales, sino al interior de los hogares, pues sigue siendo una enfermedad con un alto por ciento de asintomáticos, que se transmite con facilidad en espacios cerrados».

En cuanto a la cepa Delta, precisó que, aunque se ha reportado en varias provincias, su mayor circulación se ha identificado en Matanzas y Ciego de Ávila.

«Evitar el contagio es la mayor inversión que podemos hacer todos en el país, y para ello es vital la participación de todas las personas; es la única manera de evitar que las personas se enfermen, lleguen a la gravedad o fallezcan», aseveró el Ministro al afirmar que las medidas no cambian, pero el crecimiento de la transmisión que generan estas nuevas cepas obliga al sistema de Salud a tomar medidas para incrementar los servicios.

Sobre la estrategia de inmunización que se lleva a cabo en el país, José Angel Portal Miranda destacó que en Cuba se han aplicado más de siete millones de dosis de los candidatos vacunales a la población, lo que ha permitido vacunar al 27,2 % de los cubanos con al menos una dosis, al 22,9 % con dos dosis y al 16,7 % con las tres dosis.

«Es importante destacar que avanzar en la vacunación no frena por sí solo la transmisión de la enfermedad; es cierto que las personas tienen menos posibilidad de enfermar y morir, pero el riesgo de contagiar a quienes le rodean es muy elevado. En la intervención sanitaria tenemos cinco municipios que han concluido en el país, 25 municipios que se encuentran en estos momentos ejecutando su vacunación y otros ocho que comenzarán en los próximos días la intervención sanitaria», apuntó.

Acerca del caso particular de Matanzas, provincia que hoy refleja la más compleja situación epidemiológica de la Isla, Portal Miranda resaltó la presencia allí, al igual que viene sucediendo en otros territorios, de un equipo gubernamental presidido por un miembro del Secretariado del Comité Central y un vice primer ministro, además de cuadros principales de los organismos con mayor participación en el plan de enfrentamiento a la COVID-19.

Recalcó que en esa provincia se ha estado trabajando en un número importante de medidas para lograr conducir las acciones junto a las autoridades del territorio, que contribuyan a controlar la compleja situación epidemiológica allí existente.

«Independientemente del esfuerzo integral que se ha realizado en esta provincia, no todo está resuelto y todavía no se logra disponer de todas las capacidades para el ingreso. También persisten fallas en el sistema de atención, que hacen que existan personas confirmadas en el hogar sin el adecuado seguimiento y que provocan la llegada tardía de pacientes a centros asistenciales», reconoció.

No obstante –ratificó el titular del Minsap–, se sigue trabajando aceleradamente en todos esos elementos para disminuir las brechas. «Aunque Matanzas tiene una tasa de letalidad por debajo de la del país, un solo fallecido nos duele», afirmó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s