Tokio: para ver paisajes bonitos hay que subir montañas muy altas

La delegación cubana, compuesta por 33 mujeres y 36 hombres, cargará a un país en sus brazos, en 15 deportes con 64 posibilidades de medallas

Ismael Borrero, por volver a tocar la gloria olímpica.
Ismael Borrero, por volver a tocar la gloria olímpica. Foto: Roberto Morejón

Este sábado quedará oficialmente inscrita la delegación cubana a los XXXII Juegos Olímpicos, pactados para comenzar el próximo 23 de julio en Tokio, y en el cual la Mayor de las Antillas estará representada por 69 atletas, de acuerdo con una información que José Antonio Miranda, director del Deporte de Alto Rendimiento del Inder, le tributó a Jit, desde la sede de la cita estival.

Esa cifra hace a la comitiva cubana la tercera más pequeña en la historia de sus participaciones, desde Roma-1960 hasta hoy, y en la primera que no llega a los cien competidores, desde México-1968. También convierte en más retador el propósito de ubicarse entre los primeros 20 del medallero final por países.

«Para ver paisajes bonitos hay que subir montañas muy altas», me dijo una vez Andre Kolechkine, el hombre que introdujo el judo en Cuba, allá por 1952. Ante esas cimas, estarán las 33 mujeres y 36 hombres que cargarán a un país en sus brazos, en 15 deportes con 64 posibilidades de medallas, de las más de 300 que se disputarán en la justa de Tokio.

Sin embargo, la nómina sigue teniendo las potencialidades para honrar la empinada cota de la veintena vanguardista, pues de esas 69, un total de 49, el 71 %, se reúnen en los deportes de más posibilidades: atletismo (18), lucha (12), boxeo (7), judo (6), canotaje (5) y taekwondo (1).

Por demás, cuatro de esas disciplinas, el pugilismo, el campo y pista, la que reúne a los gladiadores, y la de los judocas, son las que más medallas han aportado al país bajo lo cinco aros. Entre ellas, se acumulan 63 preseas doradas, 62 de plata y 40 de bronce, para una suma de 165 podios. Si se mira el botín cubano en estas lides (78-68-80), el peso de ese cuarteto es altamente significativo, pues tiene el 81 % de los metales áureos y el 73 % de las presencias en las ceremonias de premiaciones.

Miranda había compartido con Granma, en ocasión del homenaje de la Central de Trabajadores de Cuba a la delegación olímpica, que existen las fuerzas necesarias para cumplir con la ubicación en ese selecto sector del medallero. «A partir de la identificación de los exponentes necesarios de cara a ese reto, esa posibilidad es real, pues se encuentran entre los primeros del mundo en sus especialidades. Es cierto que la competencia es la que dice la última palabra, pero llegar a ella con ese aval es una parte importante; de lo contrario, no podríamos trazarnos un objetivo de tanta envergadura».

Cuba vuelve a estar frente a la demanda de otra hazaña, y tiene con qué escribir esa nueva página en Japón, que, si bien está al otro lado del mundo, palpitará en esta tierra de campeones cada madrugada, con el esfuerzo de sus hijos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s