Ordenan prisión de colaborador de exministro de facto boliviano

El Ggobierno de facto de Bolivia (2019-2020) tiene pendientes varios casos de corrupción entre algunos de sus personeros, incluyendo la gobernante de facto, Jeanine Áñez.

Un juez boliviano dictó la detención preventiva para cuñado y exedecán de Arturo Murillo en el caso «Gases lacrimógenos».

El caso «Gases lacrimógenos» en Bolivia continúa su saga de detenciones y este viernes, un juez determinó la detención preventiva por cinco meses en una cárcel de Cochabamba para Daniel Leonardo Aliss Paredes, quien es el cuñado del exministro (de facto) de Gobierno, Arturo Murillo.

Aliss Paredes estaría involucrado en una investigación por una legitimación de ganancias ilícitas vinculada con el caso de compra de materiales de represión bajo el Gobierno de facto de Jeanine Áñez entre 2019 y 2020.

De igual forma, el juez resolvió la aplicación de cuatro meses de detención preventiva para el caso del exedecán de Murillo y capitán de policía, Daniel Bellot, quien deberá cumplirla en otra cárcel.

La fiscal asignada al caso, Magaly Bustamante, explicó que la resolución se tomó en una audiencia de medidas cautelares donde el Ministerio Público acreditó que los riesgos de obstaculización y fuga están presentes en el caso del imputado. De hecho, el propio Murillo se encuentra prófugo en Estados Unidos.

El viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, César Siles, destacó que la reciente acción judicial demuestra que la justicia «está avanzando» y está investigando los hechos registrados en el caso «Gases lacrimógenos» los cuales, según dijo «afectaron la economía del Estado y la buena fe de los bolivianos».

En ese sentido, apuntó: «Entendemos que en los próximos días también se va a definir la situación procesal de otras personas que están siendo investigadas».

Recordó que el Ministerio Público presentó en las últimas horas el pedido de extradición de Murillo a la juez del control jurisdiccional del caso, que es un primer paso que debe pasar por un análisis de requisitos formales y de fondo para su presentación a la Cancillería y posterior remisión a Estados Unidos.

El cuñado de Murillo fue detenido luego de que, entre el lunes y el martes, había retirado dinero y objetos de valor de una caja de seguridad de una entidad financiera de la ciudad de Cochabamba y que estaba a nombre de Murillo.

Los dos están imputados por una investigación contra Murillo por la compra irregular de material antimotín en 2019, durante el Gobierno de facto de Jeanine Áñez, puesto que se pagó el equivalente de 5.600.000 de dólares y se calcula que hubo un sobreprecio de por 2.300.000 de dólares que benefició a Murillo y a una organización criminal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s