El ejemplo de Vilma es hoy más necesario que nunca

El Comandante en Jefe Fidel Castro dijo en su Reflexión del 20 de junio de 2007 sobre Vilma Espín: “Consagró toda su vida a luchar por la mujer, cuando en Cuba la mayoría de ellas era discriminada como ser humano al igual que en el resto del mundo, con honrosas excepciones revolucionarias”.

Tras el triunfo revolucionario de 1959, y ya con una historia fraguada entre la clandestinidad y la guerrilla, Vilma se convirtió en la guía de las acciones del nuevo Estado para instituir la igualdad y el empoderamiento de las mujeres cubanas en la sociedad y las leyes.

Presidió la Federación de Mujeres Cubanas hasta su fallecimiento. Su trabajo fue fundamental en la creación de los círculos infantiles, en el establecimiento del Código de la Niñez y la Juventud y el Código de Familia; en la Asamblea Nacional, el Consejo de Estado, y en las delegaciones que representaron a Cuba en foros internacionales relacionados con la lucha por los derechos de las mujeres.

En el aniversario 91 de su natalicio, la vida y obra de Vilma Espín Guillois sigue siendo un ejemplo cercano de activismo, abnegación y empoderamiento en un contexto mundial donde continúan las luchas de las mujeres por el derecho a decidir sobre su cuerpo, a vivir sin violencias ni maltratos, a ser independientes y a tener más participación en la vida política y económica de sus sociedades.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s