¿Hasta dónde llegará #Cuba cuando derrotemos el #Bloqueo?

Publicado por Alma

Por Aline Pérez Neri – Cubainformación / Blog El Joven Cubano

La principal violación de los derechos humanos en Cuba ha sido, desde hace más de medio siglo, el Bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la isla. Es también, el principal obstáculo para su desarrollo, ha causado daños económicos que en 2018 superaban los 134 mil millones de dólares a precios corrientes, medida criminal que sigue causando sufrimiento al pueblo cubano, afecta también al propio pueblo estadounidense cada vez más.

Constituye también, un acto de genocidio según la Convención de Ginebra de 1948.

Esta potencia moral, esta “herejía cubana”, como la llamaba el Maestro Fernando Martínez Heredia, apelando al derecho de todos los pueblos a la autodeterminación, ha decidido mantenerse como una nación soberana e independiente. Esta Revolución humana, democrática, justa, que ha logrado derrotar al imperialismo, que reafirma su identidad nacional y sus raíces profundamente latinoamericanas, que conserva y difunde su patrimonio cultural, ha sido castigada con saña. Sus niños, lo más protegido de su sociedad (aunque no existe ningún sector vulnerable), son privados de medicamentos, tratamientos, insumos y equipos, por la cerrazón de los gobiernos estadounidenses.

¿Por qué Estados Unidos siente la necesidad de acabar con la Revolución Cubana? ¿Qué tiene Cuba que los yanquis quieren eliminar?

Quizá el mayor logro de la Revolución Cubana sea mantener la unidad del pueblo, pues sólo con la unidad revolucionaria ha logrado sobrevivir a la más dura y más larga guerra económica, garantizando la alimentación, la salud, y la educación de todos. Pero no sólo eso:

  • Cuba es el único país de América Latina y el Tercer Mundo, que aparece dentro de las 10 naciones con el mejor índice de los Objetivos de Desarrollo Humano sobre los tres criterios “esperanza de vida, educación y nivel de vida”.
  • Tiene erradicada completamente la desnutrición infantil. Según la UNICEF, “Cuba es un ejemplo en la protección de la infancia”.
  • Cuenta con más de 7,7 médicos por cada mil habitantes, porcentaje superior incluso al de las naciones más desarrolladas.
  • Mantiene un sistema de salud universal y gratuito para toda la población.
  • Cuenta con la tasa de mortalidad infantil más baja de América (4,0 por cada mil nacidos vivos), y una mortalidad neonatal (menores de 28 días de vida) de 2,1 por cada mil nacidos vivos.
  • Su mortalidad materna directa se encuentra en 21,7 por cada 100 000 nacimientos.
  • Es el primer país en eliminar la transmisión de madre a hijo del VIH y la Sífilis, y cuenta con un Programa de Vacunación Universal gratuito contra 13 enfermedades. Se aplican 12 vacunas (ocho de ellas producidas en Cuba).
  • Tiene una esperanza de vida de 78 años, la más alta de la región.
  • Protege a sus adultos mayores, con más de 30 mil Círculos de Abuelos, más de 293 Casas de Abuelos y más de 155 Hogares de Ancianos.
  • Ha desarrollado medicamentos 100% cubanos únicos en el mundo que cuentan con gran prestigio internacional: Heberprot-P (para el tratamiento de la úlcera de pie diabético), Vacuna CIMAvax-EGF (para el tratamiento del cáncer de pulmón), POLICOSANOL (producto natural para reducir el colesterol), VA-MENGOC-BC (vacuna contra el Meningococos), NeuroEpo (retrasa la progresión del Alzheimer), Heberferon (para el tratamiento del cáncer de piel), HEBERPROVAC (vacuna terapéutica contra el cáncer de próstata avanzado), CIGB-210 (inhibidor del virus de inmunodeficiencia humana), HEBERNASVAC (antígeno recombinante para el tratamiento de la Hepatitis B crónica), CIGB-300 (inhibidor de las células tumorales), CIGB-247 (efectivo en la vascularización de la retina), CIGB-552 (para el tratamiento del cáncer, con efecto antimetastásico en el cáncer de pulmón, y eficaz en los tumores de mama, páncreas, linfomas y otros), CIGB-814 (para el tratamiento de la artritis reumatoide), Nimotuzumab (anticuerpo monoclonal en el tratamiento de tumores de cabeza y cuello)
  • Es uno de los países más seguros del mundo. Los más del millón de turistas internacionales que la han visitado en lo que va del 2019, y los casi 5 millones que recibió en 2018 (entre ellos más de 500 mil estadounidenses), lo declaran. En Cuba no existe la violencia que sufrimos en el resto del mundo.
  • Las mujeres cada día están más empoderadas, y no sufren violencia de género ni discriminación por su condición de mujeres. Todo lo contrario, como ejemplo tenemos que 8 de cada 10 fiscales son mujeres, al igual que el 75 % de los cuadros de dirección de la Fiscalía General de la República, y constituyen el 53,22 % de los 605 diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, siendo el segundo Parlamento del mundo con mayor participación femenina.
  • Con la firme consigna de trabajar por el bienestar de su niñez, ninguno de los más de 2 millones de niñas y niños entre 0 y 17 años vive en la calle, y es catalogado como “un paraíso de la infancia en América Latina” por la UNICEF.
  • El ingreso a la enseñanza primaria supera el 98% y la escolarización el 99% de la población entre 6 y 11 años de edad.
  • Las Escuelas Especiales cuentan con una matrícula de más de 30, 000 niños con capacidades diferentes, para que además de valerse por sí mismos se incorporen a la vida en sociedad.
  • Siguiendo el ideario martiano “Ser culto es el único modo de ser libre”, la primera medida fue los cuarteles militares en escuelas al triunfo de la Revolución, ha logrado convertirse en el país latinoamericano con mayor índice de desarrollo en educación, el único país del continente que cumple las metas y Objetivos de Desarrollo del Milenio en educación, y el único en cumplir los objetivos globales de la Educación para Todos.
  • Aún con limitaciones constantes para el intercambio académico, la prohibición del acceso a sitios web, la negación sistemática de visas a profesores, entre algunas de las afectaciones del Bloqueo, Cuba mantiene la calidad de la enseñanza y defiende la universalidad de la educación.
  • Cuba mantiene la tasa más alta de alfabetización, destina el 23% del presupuesto público al sistema educativo, un 6% del Producto Interno Bruto del país. Más de dos tercios del presupuesto del Estado se destinan a educación, salud, seguridad social, cultura, deporte e investigación científica.

Esta Revolución profundamente internacionalista y antimperialista, ha regado amor por el mundo, devolviéndole la salud a miles de personas, sobre todo a los pobres de la tierra:

  • Más de 407 419 profesionales de la salud han brindado su ayuda en más de 160 países durante 55 años de cooperación en la salud.
  • La Escuela Latinoamericana de Medicina, que ha graduado a más de 28 mil 500 médicos de alrededor de 100 países desde el 2005.
  • Desde 1963, con la primera misión internacionalista en Argelia, los trabajadores de la salud han prestado servicios voluntariamente en más de 100 países. Actualmente, los colaboradores médicos, ofrecen sus servicios en 66 naciones del Tercer Mundo. Por ejemplo, la Operación Milagro, programa social que opera gratuitamente en 28 países, le ha devuelto la vista a más de 2,5 millones de personas que nunca hubieran contado con los recursos económicos para sufragar los gastos de una intervención quirúrgica de ese nivel.
  • El Programa de Alfabetización Yo sí Puedo, lanzado en 2003, ha enseñado a leer y escribir a 9.7 millones de personas en más de 35 países de los cinco continentes, de ellos más de 700,000 mexicanos.

Contrario al Derecho Internacional, el más cínico de los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido activar el Título III de la Ley Helms-Burton (Título que todos los presidentes anteriores habían suspendido). Tercera parte de una ley que insiste en desestimular la inversión extranjera, con el objetivo de seguir dañando la economía cubana.

En el Título I “Fortalecimiento de las sanciones internacionales contra el gobierno de Castro”, Estados Unidos exige al mundo que aplique el Bloqueo de manera extraterritorial.

El Título II “Ayuda a una Cuba libre e independiente” (quizá el más soñador), explica descaradamente lo que siempre hemos sabido: las pretensiones del imperio respecto a lo que Cuba sería en manos del imperialismo una vez que lograran derrocar a la Revolución, cómo establecerían un gobierno de transición que garantizaría, por supuesto, las devoluciones o pagos por todas las propiedades nacionalizadas.

El Título III “Protección de los derechos de propiedad de nacionales de los Estados Unidos”, empeñado en no respetar la soberanía cubana, otorga a los antiguos reclamantes el derecho de Ir ante un tribunal de Estados Unidos y poner una demanda, a quienes ellos consideran “trafican” con la propiedad nacionalizada (alguna de las 206 que tienen en su lista negra), por la cantidad de 3 veces el valor de la propiedad. Confiere derecho a los tribunales estadounidenses, que evidentemente no tienen jurisdicción alguna en Cuba, para que dictaminen, juzguen y sentencien sobre hechos y bienes extraterritoriales, es decir, fuera de Estados Unidos, con una propiedad EN CUBA, con una PROPIEDAD CUBANA, de un dueño que NO ERA CUBANO al momento de la nacionalización… y ¡¡¡después de 60 AÑOS!!!

El Título IV “Exclusión de determinados extranjeros”, último de esta aberrante ley, sanciona con la prohibición de la entrada a Estados Unidos de todo aquel que “trafique con propiedades nacionalizadas.

Es importante tener claro que nacionalización (expropiaciones legales, compensadas conforme a la ley para todo lo nacionalizado, nacional y extranjero) no es confiscación.  La Organización de las Naciones Unidas reconoce el derecho de los países subdesarrollados a nacionalizar en función de un bien público con la correspondiente compensación económica, resultado del acuerdo entre ambos gobiernos (el que nacionaliza y el propietario), y de no llegar a acuerdo, la ley que imperará es la del país que nacionaliza. Cuba llegó a acuerdo con países como Canadá, España, Alemania y Francia, entre otros países, y fueron compensados, pero Estados Unidos se negó siempre a cualquier tipo de compensación, ya que pensaron que la Revolución Cubana no iba a durar, ni mucho menos a lograr la solidez que ha alcanzado.

Esta falta total de respeto a la soberanía de los países y al derecho internacional, ha hecho que México, Canadá y la Unión Europea hayan creado “leyes antídoto”, incluso la OEA tiene pronunciamientos de rechazo en contra del Bloqueo. Más aislado no puede estar el imperio.

Extraña manera de actuar de un hombre de negocios, de un empresario: activar una ley que no sólo afecta a Cuba, sino que afecta también sus propios negocios con otros países, y peor aún, afecta a los propios ciudadanos norteamericanos. Pero el capricho es grande, y la afrenta de Cuba de haber hecho una Revolución socialista en la cara del imperio no la quiere dejar pasar. Y es que todas las conquistas de la Revolución únicamente se alcanzan en la construcción de un proyecto socialista. No son posibles la justicia social, ni el cambio de conciencia, ni la unidad para resistir a una brutal y constante agresión, ni la toma del poder por parte del pueblo, en el capitalismo. La Revolución Cubana, completamente anticapitalista, ha decidido su propio camino, y tiene claro que, para defender sus logros y alcanzar muchos más, no puede permitir que el capitalismo retorne nunca más.

Por esto y más, Estados Unidos no quiere que este germen que lucha “por el decoro y la felicidad de todos los hombres”, se esparza por el mundo.

¿Hasta dónde llegará Cuba cuando derrotemos el Bloqueo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s