#Fidel y la integración (+fotos, infografías)

Publicado por Alma

Fidel y Chávez fueron impulsores de la integración latinoamericana. Foto: Granma

Fidel y Chávez fueron impulsores de la integración latinoamericana. Foto: Granma

Por  | rivery@granma.cu

Poco antes del Bogotazo y del asesinato de Eliécer Gaitán en 1948, el estudiante Fidel Castro suscribió una proclama que se repartió en una reunión que celebraba la Organización de Estados Americanos (OEA) en la capital colombiana.

Tan temprano como en esa época, cuando ya Estados Unidos se lanzaba voraz sobre las tierras de América, el documento proclama:

«… la lucha por la democracia en Santo Domingo, la lucha por la independencia de Puerto Rico, el Canal de Panamá, la desaparición de las colonias en América Latina, la devolución de las Malvinas a Argentina y la lucha por la democracia».

Era la idea martiana: «Ya no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire, con la copa cargada de flor, restallando o zumbando, según la acaricie el capricho de la luz, o la tundan y talen las tempestades; ¡los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas!».

Es muy llamativo que tantos años antes del triunfo de la Revolución, ya el líder máximo cubano estuviese presentándose como exponente de la unidad en un congreso estudiantil trunco por la violencia y exponiendo esas ideas en el mismo instante en que nacía el instrumento que Estados Unidos utilizaría para intervenir en América Latina, apoyar dictaduras y facilitar el dominio de sus grandes empresas.

Ya Fidel tenía impreso en sus neuronas, ante la injerencia de Washington en los asuntos cubanos, de lo que habría de ser su lucha, tomada del ideario martiano, donde el apóstol subrayaba exactamente lo que luego se propondría el líder cubano y que expresó ante una multitud frente al entonces palacio presidencial al expresar que no tenía «…que rendirle cuenta a ningún congresista de los Estados Unidos (…) ni a …ningún gobierno extranjero (…) Yo le rindo cuenta a los pueblos, en primer lugar a mi pueblo, el pueblo cubano, y en segundo lugar, a todos los pueblos de América».

Los pueblos, su unidad, su integración, es la constante en el más grande estadista y volcaría toda su energía en los años siguientes en defender al país, primero, y al resto del continente después.

El imperio no pudo aislar a la Revolución por mucho que lo intentó, no pudo destruirla, mientras la diplomacia cubana, dirigida por Fidel, se movía con inteligencia y sabiduría por todas partes, nuevos gobiernos no sometidos aparecían en el mapa político del continente y la prédica sabia del Comandante, al que se unió el bolivariano Hugo Chávez desde 1998, hicieron de la integración y la unidad el objetivo de América Latina y el Caribe.

Imagen: Telesur

Imagen: Telesur

El 14 de diciembre de 2004 el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, firmaron en La Habana la Declaración Conjunta para la creación de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y su acuerdo de aplicación. El ALBA es una herramienta revolucionaria creada como contrapartida al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) impulsada por Estados Unidos.

El ALBA, cuyo nombre cambió para el de Alianza Bolivariana de los pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos, pero manteniendo las mismas siglas, devino espacio de integración para un grupo de países de América Latina y el Caribe con el fin de luchar contra la pobreza y la exclusión social mediante el desarrollo de bases de cooperación mutua y complementación política, social y económica para las naciones de esta región.

Era un no al mercado de competencia capitalista neoliberal y la bienvenida a la complementariedad solidaria, con Banco del ALBA y moneda electrónica para facilitar operaciones financieras y proteger las reservas de divisas de estados sin muchos recursos.

En cinco años de ALBA se habían logrado éxitos notables con las misiones enviadas a lugares intrincados para detectar enfermedades genéticas, tratamiento a discapacitados, la increíble Operación Milagro que ha devuelto gratuitamente la visión a millones de personas de bajos ingresos o indigentes y el acuerdo entre Cuba y Venezuela para preparar en diez años a 40 000 médicos latinoamericanos.

En 2005 el presidente boliviano, Evo Morales, unió su país al ALBA y luego continuaron sumándose países caribeños, sudamericanos y centroamericanos. El éxito del ALBA estaba asegurado, y la escalada de unidad continuó bajo la influencia de Fidel y Chávez, pues en 2005 surgió Petrocaribe por iniciativa venezolana, en 2007 vio la luz la Unión de Naciones Suramericanas y, finalmente, en 2011, fue puesta en funcionamiento la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Junto a estas nuevas organizaciones se promovió la creación de un Banco del Sur y el proyecto de redes de gasoductos y de telecomunicaciones, sin concretar debido a los pugnaces intentos estadounidenses de retomar el terreno que viene perdiendo desde que las ideas de integración y unidad de Fidel comenzaron a ganar fuerza y adeptos.

Uno de los logros más destacados del ALBA ha sido la eliminación del analfabetismo en Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador mediante el método Yo sí puedo, elaborado en Cuba.

A Washington no le gusta la creación de empresas gran-nacionales en contraposición a las transnacionales, pero ya existen en sectores como la pesca (Transalba), minería, transporte, telecomunicaciones (Albatel) y agricultura, a la vez que están los Puertos del ALBA, SA para la construcción de instalaciones portuarias en Cuba y Venezuela. Albanisa es un proyecto mixto de Venezuela y Nicaragua para refinación del petróleo.

Respecto a la moneda electrónica, se creó el Sucre, cuyo empleo comenzó en 2010, que será válida para los países miembros.

Uno de los países más pobres del área, Haití, se ha beneficiado con tres plantas generadoras de electricidad. También el ALBA, convertida en germen de integración y unidad, ha contribuido a disminuir el déficit eléctrico en Nicaragua con la construcción de plantas eléctricas.

José Luis Merino, miembro de la Comisión Política del FMLN de El Salvador, subrayaba que «el ALBA es una herramienta que ha permitido, sin saquear, sin robar las riquezas de los países, levantar el bienestar, mejorar los niveles de vida prácticamente de toda Latinoamérica e incluso de los propios norteamericanos en el corazón del imperio». Aclaró que hay barrios de ciudades norteamericanas que tienen calefacción por la ayuda que ha quedado establecida desde Venezuela.

El árbol ha crecido y tiene ramas fuertes. El Imperio trata de cortarlas e impedir que sus raíces se profundicen, pero los pueblos latinoamericanos están con impulso de lucha y puede haber algún revés, mas es difícil que con represión y neoliberalismo se detenga la marcha de Latinoamérica, porque los árboles (los pueblos) se están poniendo en fila. Las ideas que Fidel lanzaba ya en 1948 en Colombia sobre integración y unidad son completamente indetenibles.

Anuncios

Un pensamiento en “#Fidel y la integración (+fotos, infografías)

  1. Pingback: #Fidel y la integración (+fotos, infografías) | Golpeando el Yunque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s