¡Yo soy #Fidel!

Publicado por Alma

Por Eric Valdés/Rebelión

Fidel fue el hombre que nunca abandonó a nadie a su suerte y siempre tendió su mano generosa a quien más lo necesitaba

Fue el grito al unísono de más de 1.5 millones de heridas gargantas habaneras, en una ciudad que solo tiene 2.3 millones de habitantes. Después, el cortejo fúnebre fue acompañado por 6 millones de quebrantados cubanos, en un trayecto por trece provincias del país, desde La Habana hasta Santiago de Cuba. La caravana no transitó por Pinar del Rio, Artemisa, Guantánamo y el Municipio Especial de Isla de la Juventud. La noche del 3 de diciembre, fueron más de 500 mil santiagueros (de 750 mil), quienes se congregaron en el último acto público de adiós al Comandante en Jefe de todos los cubanos. Cuba tiene en total algo más de 11 millones de habitantes.

¿Por qué tantos cubanos quieren así a Fidel y tan profundamente sienten su partida física?

La pregunta puede tener mil respuestas, pero me limitaré a señalar solo algunas, de forma muy sucinta, que lo explicaran fácilmente.

Educación

Al triunfo de su revolución, Cuba tenía algo más de seis millones de habitantes y casi un millón de analfabetos. En un solo año eliminó ese flagelo. La educación es absolutamente gratuita desde la primaria hasta los más altos niveles de enseñanza. Hay más de un millón de graduados universitarios, decenas de miles de Master y miles de Doctores en Ciencia. Muchos de ellos son hijos de obreros y campesinos. Para alcanzar a esos conocimientos, no hay que ser hijo de un millonario.

Cultura

“Salvar la cultura es lo primero”, nos dijo Fidel cuando se iniciaba el Período Especial en 1990, y es porque la Revolución misma es el hecho cultural más importante de Cuba. Pero qué decir de los anuales Premios Casa de las Américas, del Nuevo Cine Latinoamericano, de las Ferias del Libro, de las orquestas sinfónicas, de los miles de jóvenes graduados de distintas artes, de las agrupaciones danzarías –comenzando por el prestigioso Ballet Nacional de Cuba–, de la existencia de centenares orquestas populares, de diversos formatos e instrumentos, de las decenas de agrupaciones teatrales, de las bienales de artes plásticas, de los centenares museos, cines, casas de la cultura y centros expositores. La izquierda en el mundo conoce al dedillo a Silvio Rodríguez, la Nueva Trova y a Carlos Puebla. Es un buen comienzo, pero los cubanos también cuentan con otros muchos prestigiosos artistas.

Ciencias

Vacunas contra la meningitis, terapias por técnicas de biotecnología monoclonal para combatir el cáncer en pulmones y próstata, medicamentos para evitar la amputación de pies diabéticos, centenares trasplantes de órganos –incluyendo de corazón–, creación de kits diagnósticos para la detección de enfermedades, avances sustanciales en las neurociencias y en la rehabilitación neurológica, son algunos de los logros cubanos. A pesar del bloqueo de EE.UU., Cuba produce el 75% de las medicinas que consume y la industria farmacéutica y de ingeniería biotecnológica es hoy su tercer renglón de exportación. Fidel lo sentenció en 1960 al decir: “el futuro de Cuba es de hombres de ciencia”.

Deportes

Doscientas siete medallas olímpicas desde 1964 al 2016 parecería una proeza, si ellas no fueran acompañadas de infinidad de campeones mundiales de incontables disciplinas, centenares de récords mundiales, olímpicos, panamericanos y centroamericanos. En Cuba, “el deporte es un derecho del pueblo”, nos legó Fidel.

Salud

En 1959 la mortalidad infantil era de 42 por cada mil nacidos. Hoy de 4 por cada mil (inferior a EE.UU. Canadá). En 1959 Cuba contaba con 6 mil médicos y la mitad (profesionales pequeños burgueses y mercaderes del dolor ajeno) abandonaron el país. Hoy Cuba cuenta con 130 mil médicos, garantizando 1 médico por cada 130 personas, que es el mayor índice de médicos per cápita del mundo. Cuba posee la mayor Facultad de Medicina del Mundo, graduando 1500 médicos extranjeros por año, con 25.000 médicos graduados de 84 naciones. Más de 30 mil médicos cubanos colaboran en 68 países. La Operación Milagro no es un sueño, es una realidad que ha permitido recobrar la visión a millones de seres humanos. Cuba ha sido el único país que ha logrado erradicar la transmisión madre-hijo del VIH. Hoy los hombres cubanos tienen una esperanza de vida de 79.6 años y las mujeres 80.3.

Niñas y niños

Fidel puso en práctica las máximas martianas que rezan: “los niños nacen para ser felices”, “no hay nada más importante que en niño”, “los niños son los que saben querer” y “los niños son la esperanza del mundo”. En Cuba no hay un solo niño durmiendo en las calles, ni con desnutrición, sin acceso a la salud y la enseñanza, sin derecho al deporte y la cultura. El 100% de ellos está integrado a alguno de los sistemas de la educación nacional que alcanza, además, a todos los ciegos y de baja visión, sordos, con retrasos neurológicos o de locomoción. Con orgullo, antes de ingresar a sus clases, ellos diariamente dicen: “somos felices aquí”.

Defensa, seguridad y tranquilidad ciudadana

Como dijera Camilo Cienfuegos: “las fuerzas armadas de Cuba son el pueblo uniformado” y Fidel ha sido y será el Comandante en Jefe de ese pueblo. Eso explica que se hayan podido neutralizar y cortar 634 planes para atentar contra su vida, que 350 mil cubanos, durante 15 años, combatieran bajo su dirección personal para garantizar la estabilidad a Angola, liberar Namibia y acabar con el oprobioso régimen de apartheid en Suráfrica. En Cuba no hay pandillas juveniles y es el único país latinoamericano sin problemas de drogas. La mitad de la población cubana vive cerca de sus costas y nadie pierde el sueño temiendo ataques piratas provenientes del “norte”.

Economía nacional

¿Qué país del mundo habría podido resistir solo seis meses el férreo bloqueo económico, comercial y financiero que EE.UU. impuso a Cuba hace 57 años? Los cubanos lo han logrado sortear en parte gracias a Fidel, quien supo invertir en el intelecto humano, que es lo único que los gringos nunca podrán bloquear. Sin embargo, Cuba también ha invertido en represas, puertos, carreteras, viviendas, agricultura, industrias, aeropuertos, infraestructura para el turismo, por no mencionar la gigantesca siembra de escuelas y hospitales que existen a todo lo largo y ancho de la isla rebelde.

Dignidad

Con el triunfo de la Revolución Cubana Fidel Castro le dio a su pueblo el sentido exacto de las palabras soberanía, independencia y libertad. Eso explica porqué 11 presidentes norteamericanos intentaron derrocarlo infructuosamente. Cómo los cubanos han sabido resistir y vencer agresiones armadas, terrorismo, guerras económicas, bacteriológicas, químicas, subversivas, radiales y un largo etc. Muchas han sido las agresiones, necesidades y penurias que han sufrido y resistido los cubanos. Hasta amenaza de ataque nuclear, pero ningún golpe del enemigo nos ha podido amedrentar. ¡Patria o Muerte, Venceremos! fue la consigna que lanzó Fidel el 4 de marzo de 1960 y es la que hoy sigue vigente en el ADN de los 11 millones de cubanos.

Derechos Humanos

Desde el 1 de enero de 1959 en Cuba no se ha reportado un solo caso de desaparecido, ni una muerte extrajudicial, ni un solo caso de tortura. Jamás ha existido ni un solo “escuadrón de la muerte”. Los revolucionarios cubanos sí tuvimos que soportar el asesinato de 10 niños-maestros en plena campaña de alfabetización en 1961 (Manuel Ascunce solo tenía 16 años y Conrado Benítez 18). Sus asesinos fueron bandidos pagados y entrenados por la CIA, como lo fueron los 1.234 mercenarios capturados en Girón y que solo cumplieron 22 meses de prisión para luego ser canjeados –al comienzo del bloqueo– por alimentos para niños y medicamentos de primera necesidad. Donde único se violan los derechos humanos en Cuba es en el centro de tortura de Guantánamo, que los gringos ocupan ilegalmente en contra de la voluntad de los cubanos. El bloqueo de EE.UU. contra Cuba es la mayor violación de los derechos humanos que sufren los cubanos desde hace 57 años. Como dijera Fidel: “en esta materia no tenemos nada que ocultar y sí mucho que exhibir”.

La prensa de derecha, hábil en tergiversar, confundir e inocular su veneno, llama “líderes de derechos humanos” al grupito de mercenarios pagados por EE.UU. que residen en Cuba y cuya única aspiración es que la isla se convierta en colonia de Imperio. Esa misma prensa ha llegado al colmo de calificar de “activista anticastrista” a Luis Posada Carriles, quien realmente es un terrorista, y tiene a su haber, entre otros actos de terror, el sabotaje al avión de Cubana de Aviación en el que fueron asesinados 73 seres humanos, el 6 de octubre de 1976. A pesar de sus múltiples crímenes, Posada Carriles vive placenteramente en Miami, lisonjeado por la prensa de esa ciudad.

Personalidad de Fidel Castro

Los cubanos sabemos que ya Fidel no nos pertenece, porque es universal. Su obra fue hecha en Cuba y en el mundo. Con gusto lo compartimos. Su mayor legado son sus pueblos revolucionarios y sus sueños de que un mundo mejor es posible.

Fidel, esas cinco letras que al mencionarlas unidas llenan de pavor a los imperialistas, nos deja muchos y muy buenos ejemplos: entrega, altruismo, desinterés, modestia. Siempre con su uniforme verde olivo y sin sus merecidas medallas, ampliamente ganadas; sin apego a la vanidad y enemigo a cualquier manifestación de culto a la personalidad; conversador, persuasivo y convincente, que hizo reflexionar con una sola charla hasta a quienes no compartían sus ideas; generoso y humano con el enemigo derrotado y temerariamente fiero con los enemigos de sus pueblos. Honesto y sincero, que no tuvo paz ni cuartel para denunciar injusticias en cualquier escenario, cometido en cualquier parte del mundo. El valiente, que siempre fue el primero en los frentes de batalla y no temió la muerte cuando se defienden causas justas. El hombre, lúcido, culto y amante de todas las artes, con la sensibilidad de apreciar cualquier manifestación por lejana o extraña que resulte.

Fidel fue el hombre que nunca abandonó a nadie a su suerte y siempre tendió su mano generosa a quien más lo necesitaba. Para los cubanos fue quien más se sacrificó y trabajó por los pobres de esta Tierra. Por eso hizo tanto aportes a la educación, la salud, el trabajo digno, el techo, el pan y el bienestar, humanamente bien distribuido, sin lujos ni opulencias. Su confianza infinita en la capacidad del hombre y su convencimiento de alcanzar siempre la unidad, sin hacer dejación de los principios.

El Imperio, en el empeño de enterrar su legado, levanta cuanta calumnia se le ocurre en sus empobrecidas mentes. Es como si se miraran en un espejo. Que Fidel fue un millonario, como si contaran los corazones del mundo que laten por él y no del dinero que siempre despreció. Que no fue valiente, honesto, sacrificado, culto y modesto. No vale la pena, ni es menester rebajarse a contestarles. Nuestra unidad, militante y comprometidamente antiimperialista, se ocupará de demostrar porqué en Cuba y en el mundo todos gritamos ¡YO SOY FIDEL!

Eric Valdés, Consejero Político de la Embajada de Cuba en el Estado Plurinacional de Bolivia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s